ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Sala de baile

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 15 ... 26  Siguiente
AutorMensaje
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Sala de baile   Miér Feb 29, 2012 1:02 am

Me sorprendo un poco por la reacción tan abierta y amigable de Lyam, que me rodea con su brazo y me comenta algo de Silvanus. Pero sonrío contento y le doy unos toquecitos en la espalda. Entonces silvanus grita mi nombre contento y río, bastante agradecido y contento por la situación tan genial y agradable.

- Ah, bueno, vale, entonces me quedo por aquí ya que tanto me queréis -.Bromeo acercándome junto a Lyam a Silvanus para formar una especie de círculo. Miro a Silvanus con curiosidad debido a su petición y me suelto de Lyam.

-¿Un proposción? dime -.No sé de qué puede tratarse y, la verdad, no se me ocurre nada. Entonces dice que mañana es su cumpleaños y abro mucho los ojos con una amplia sonrisa. -¿¿En serio?? Ah, ¡muchas felicidades! -Me acerco a él y lo abrazo fuerte dándole también unos toques en la espalda. Más flogitos porque es más pequeñito. -¿Cuántos eran? Tenías 18, ¿no? ¿diecinueve ya? Jope, que bien. Pero, ¡oye! ¡habérmelo dicho antes, bobo! Anda que... -Comento, entusiasmado, sorprendido, contento... -¡Ah! Tu regalo, ¿ves? Tiempo, Silvanus, ¡tiempo! De verdad. Pues esto no puede quedarse así. Mañana tendrás tu regalo, ya lo verás. Ah, cierto, sí, claro que me apunto ¡Cómo no! -Vuelvo a abrazarle al tiempo que agito las alas y le doy un beso en la coronilla como me hacía mi padre, agarrándole los hombros -Ya lo verás, mañana serás todo un hombretón y tendrás tu merecido cumpleaños -. Le suelto y me separo un poco, estasiado e hiperactivo. Tengo energías para toda la noche ¡jajai!

-Bueno, bueno, me voy ya. Tengo muchas cosas que preparar. No me esperéis despiertos -no es que lo hagáis alguna vez, pero es un decir- mañana nos vemos. ¡Sin falta! Y disculpad mi brevedad. ¡¡Chao!! -Salgo pitando de la sala de baile directo a la puerta de salida para dirigirme a un lugar en el que seguramente pasaría la noche.

*se va*

FdR: ... ¿solo a mí me ha recordado al genio? LOL
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lloyd

avatar

Edad : 26
Mensajes : 2032

MensajeTema: Re: Sala de baile   Miér Feb 29, 2012 1:25 am

Alzó ambas cejas y rió entre dientes al ver la mirada que le dedicó el piscis. Cruzó los brazos, todavía sonriente, y escuchó el intercambio de palabras que el piscis y el aether intercambiaban. Alzó ambas cejas al ver la reacción de Heylel al escuchar la proposición del piscis, ensanchó el gesto. El aether parecía entusiasmado, emocionado. ¡Exaltado! Exclamaba las palabras y casi podía decirse que no podía pararse quieto. Era como si la noticia de que el piscis cumplía años lo hubiese elevado a un nivel de felicidad incalculable para todos menos para él.

El chrysos no pudo evitar echarse a reír. Y, cuando el aether se despidió, no pudo evitar responderle con el mismo entusiasmo que él había utilizado durante su breve estancia.

—¡Hasta mañana, Heylel! ¡Tampoco te pongas muy creativo, que algunos no tenemos dotes para preparar cosas caseras! — exclamó. Luego miró a Silvanus y esbozó una sonrisa socarrona—. Nos hemos quedado... Solos. — Alzó ambas cejas y ensanchó la sonrisa. Luego volvió a reír y negó con la cabeza —. Sobre lo que decías antes, invita a quién quieras. Eres tú el que cumple diecinueve años, no yo, así que... Como si invitas a un karnikarsh amaestrado para divertirte con él.

FdR. ê_________e ¿Karnikarsh amaestrado? REALLY?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: Sala de baile   Miér Feb 29, 2012 1:47 am

La respuesta de Heylel es excesiva y hace que me sonroje hasta la médula. Sus elogios y caricias son excesivos, tanto que, cuando me besa, me quedo paralizado de la impresión. Me ha besado. Vale, en la cabeza. Me da igual. Me ha besado. He tocado indirectamente sus labios. ¡¡Me ha dado un beso!! estoy tan rojo que retrocedo un paso hacia atrás. Está irreconocible.

Entonces suelta la bomba.


Un regalo.

-¿Que? ¿me vas a hacer un regalo? ¿a mi? ¿por mi cumple?- me quedo un poco volado y me muerdo el labio inferior. De mis ojos podría decirse que salían fuegos artificiales de la ilusión. Pero estaba tan nervioso por sus palabras que poco pude decir, además salió corriendo como alma que lleva el diablo, por lo que tampoco pude decirle mucho.

-Lyam! has oido eso? UN REGALO! me va a hacer un regalo!- digo señalando la puerta por donde acaba de desaparecer el aether.

-No, no no quiero invitar a nadie mas... total... a Rick nunca lo encuentro y desde que tiene esa novia repelente... casi no puedo estar con el... UN REGALO! ME VA A HACER UN REGALO!- digo abaneándolo por los hombros. - que contento estoy.

Cambio mi gesto a uno un poco mas serio y me llevo una mano a la barbilla.
-Tengo que buscar un sitio... y comida... claro. claro... comida... y un pastel... necesito un pastel, Lyam... mierda... ¿de donde lo saco? y lo más importante... ¿de que? porque dudo que en esta época del año tengan fresas...

Y hablando de pasteles, nos fuimos ambos de la sala, muy contentos.

*se van*

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Sala de baile   Lun Mar 05, 2012 1:36 pm

Entro con lentos y elegantes movimientos en la sala de baile. Es muy grande y bonita. Me recuerda a las fiestas a las que iba.

Me gustaría que alguien tocase un instrumento para mí, pero como no hay nadie, dibujo una amabilísima sonrisa lenta en mi cara y con pausados movimientos, me imagino que un príncipe alto, guapo, el prototipo de hombre, aparezca delante de mí. No es de carne y hueso, simplemente es mi mente despierta.

Con una mano cojo mi vestido y con la otra su mano y hago una pronunciada y lenta reverencia. Dejo que me agarre la cintura y yo pongo mi mano en su hombro. Le veo a la cara y me recorre un escalofrío. Creo que me lo he imaginado demasiado guapo.

Comienzo a tararear una canción que acompaña a los pasos de mi baile y me quedo cantando, en un susurro, en medio de la sala de baile, realizando elegantes pasos de baile completamente pausados, tranquilos y armónicos.

Al cabo de un rato, mi mente está cansada de imaginar al hombre, por lo que poco a poco este se va desvaneciendo. Cuando termina da desaparecer, tuerzo la cabeza y dejo brotar una sonrisa dulce y amable.

Y sin decir nada, me voy.

*se va*


Volver arriba Ir abajo
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Sala de baile   Vie Abr 06, 2012 10:37 pm

El líder caeruleus había destinado el día a asuntos propios. Después de largo tiempo dedicado a la investigación sobre un ciclo que, a su parecer, resultaba cerrado, había decidido dejar descansar el tema y pensar en otros asuntos durante el día pues, si no conseguía dar respuesta a sus cuestiones, significaba que no era el momento de concluirlas por lo que resultaba más sabio dejar reposar el asunto. Por otra parte, un descanso sobre el problema le otorgaría un cambio de perspectiva a la hora de abordarlo de nuevo.

Se había despertado temprano para alguien de su raza, sobre las nueve de la mañana ya que generalmente no solía poder dormir demasiado y había estado repasando un par de asuntos que todavía tenía pendiente.

Estaba sentado al piano, tocando con pereza y cierta desgana las notas que recordaba de algún tipo de melodía cualquiera. Posaba sus dedos con apenas fuerza y de la forma que le habían enseñado sin mayor sentimiento ya que no era el piano algo que hubiese aprendido por pasión o gusto sino una simple obligación de clase que no le iba ni le venía.

Aquella parvus y su relación con Alexander que Kettleburn le había confesado. Si alguien la había enviado a modo de amenaza era porque sabían que estaba allí y la forma de hacer llegar tal paquete. Por otra parte estaba aquel aether del bosque quien, tras el refuerzo de la seguridad en torno al palacio, no había vuelto a aparecer -aparentemente- por el lugar. La razón le decía que aquellos dos hechos tenían algún tipo de nexo debido a su proximidad en el tiempo aunque no podría asegurar tal deducción. ¿Casualidad? Lo cierto es que había demasiados individuos sospechosos en el palacio como para poder esclarecer aquello.

Dio un par de notas en picado y silenció un instante el instrumento con la mano en alto. La parvus sale a la luz gracias a la presencia de las bestias. Alguien está buscando al caeruleus. Un hombre apostado a una distancia prudente del palacio.

Retomó la melodía. Alexander solía salir a pasear en la noche, como la mayoría de los caeruleus. Haberlo dejado con vida habiendo podido adentrarse hasta tal punto en el bosque del palacio habría sido una estupidez. Quizá el día en que Silvanus lo había descubierto se disponía a ello. No habría sido tan estúpido de dejarse ver tan a la ligera, eso lo tomaba como cierto. Quizá sí si se tratase de un estúpido, pero no parecía tan cabeza hueca, sino seguro y organizado. Vigilancia o espera.

El líder caeruleus falló una nota y miró al teclado con cierta sorpresa, como si despertase de algún tipo de letargo, luego continuó. ¿quién decía que quisieran matar a Alexander? El sentido común, por supuesto. Una deuda millonaria con unos bandoleros. Obviamente querían el gaznate del muchacho. ¿El parche contaba como marca de maleante? El líder caeruleus rió levemente para sí. Observó el lomo del piano para marcar la vista en algún lado y, entonces, vio reflejado el techo en el reflejo oscuro, al inverso de su imagen real. Observó con curiosidad dejando nuevamente de tocar, pero sin separar los dedos del teclado.

Cambiar de perspectiva, dar la vuelta al tablero. Si no conseguía nada uniendo ambos hechos, entonces los separaría. Por un lado había un asesino en busca de Alexander, por el otro un espía aether. La situación se complicaba pero la mente del líder se había despejado un poco. Le faltaban piezas, datos. Alguien quería asediar Brontë ya fuese de forma brusca o secreta, por los secretos que se guardasen o por sus riquezas. No era demasiado sorprendente, pero sí preocupante ya que los guerreros todavía no estaban siquiera organizados.

Suspiró cerrando los ojos unos instantes y volvió a tocar. Los guerreros. ¿qué había traído hasta Brontë a cada uno de ellos? Pocos venían por deber, algunos por cobijo, otros... Quién sabe. Resultaba una situación insostenible a los ojos del líder. Cualquier patán entrando al palacio donde estaban estudiando algo de tal importancia, prácticamente daban la bienvenida a cualquier energúmeno deseoso de poder y acogían con brazos abiertos a enemigos interesados.

El líder se centró en las notas un instante y, en cuanto escuchó las más agudas, cambió el hilo de sus pensamientos. Aquel contacto del que no tenía más noción que lo poco que había querido aportarle Nagorr. Resultaba irritante. El líder Darvenwish daba vueltas a qué clase de información que ellos no supieran podría aportar un contacto de los bajos fondos. Otra ridiculez. Había días que no sabía por qué demonios continuaba participando de aquella forma en un proyecto tan descabellado sabiéndose a buen recaudo entre las tropas de su país. Por mucha energía, monstruo o mago que pudiese haber allí, el ejército de Caligo era insuperable, invencible.

Dejó de tocar y apoyó las manos sobre sus rodillas. Cada vez su boda estaba más cerca, cada día era una cuenta atrás hacia la unión con aquella cría. Inexperta en el mando, inexperta en la vida, carente de raciocinio, fácilmente manejable e influenciable, caprichosa, patéticamente soberbia y con una pantalla que mucho dejaba que desear. Suspiró. Ignis era una tierra amplia y, aunque algo repartida, la porción de los Ethrial no era nada deleznable. Con el paso al mando de la chiquilla, los ancianos no habían quedado muy satisfechos, como siempre y, aunque el líder caeruleus podía ser temido o recelado por algunos, nadie dudaba de su astucia para alcanzar la grandeza de sus tierras y eso interesaba a más de uno. Por otra parte, la raza y apariencia de la joven era ciertamente apetecible si se sabía apreciar la belleza de forma en que lo hacía el líder oscuro. Sabía que un cuerpo como el de su mujer sería seriamente deseado y admirado y había demasiados idiotas que accedían a tratos banales por el mero hecho de que el líder fuese acompañado por la joven a una celebración de estado. sería un hecho histórico, ambos serían reconocidos a lo largo de los continentes por aquel hecho lo que generaría cierta intranquilidad en las naciones no aliadas. Más poder y dominio. Y todo ello en su mano, dominado por su capacidad táctica a cambio de hacer gritar a la flamma por las noches, que tampoco era algo que le desagradase.

El heredero. Eso sí resultaba un asunto complejo. La peor parte de todo aquello era la sangre. La familia Darvenwish era puramente caeruleus, desde el principio de las guerras allá donde sus antepasados todavía adornaban sus cuerpos con miles de cicatrices debido a las batallas campales más burdas. Y ahora mezclaría con aquellos rasgos suaves y cálidos, aquellos que tan poco tenían que ver con ellos, una de las primeras razas. La idea le resultaba desagradable y todavía no sabía como solucionarlo. Pensó en su difunto hermano, en su mujer y en su sobrino. Continuó tocando. Obviamente la música tampoco conseguía interrumpir sus molestos cálculos.

*Se queda*

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 1:20 am

Caminaba por el pasillo, buscando algún lugar adecuado para leer el libro azul, cuando oí el sonido de un piano proveniente de una de las habitaciones. Al abrir la puerta, me encontré una enorme sala de baile, vacía a excepción de unas cuantas sillas, instrumentos al fondo y Aren, que tocaba el piano. Sonriente, e intentando ser silenciosa para darle una sorpresa, me fui aproximando hacia él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 1:51 am

Entre las insulsas notas, el líder caeruleus escuchó unos pasitos acercándose a él y giró la cara para ver de quiéns e trataba. En su rostro se mostró una sonrisa tranquila en cuanto vio que era la parvus que tanto amor le profesaba y acabó la corta melodía para luego dejar el instrumento de forma relajada y girar sus piernas hasta quedar de frente ante la chica.

-Buenas noches, mi querida An, ¿qué tal te va todo? - Preguntó con tono algo menos activo que de costumbre, pero sin perder su buen aspecto característico.

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 2:00 am

Por desgracia, mi presencia no pasó desapercibida, así que no pude sorprender a Aren. Sin embargo, eso no me fastidió lo más mínimo. Corrí la última distancia que nos separaba, con una enorme sonrisa en los labios y quedé frente a él, apoyando el libro en sus rodillas.

- Todo muy bien -contesté, animada-. Mira, te he traído un libro -le dije, tomando de su regazo el volumen azul en el que se leía "Historia y curiosidades de las piedras de Humus y leyendas relacionadas"-. No lo he leído, pero échale un vistazo. ¡Las leyendas de Humus son siempre geniales!

Me rasqué el costado. Aún llevaba las vendas, y me irritaban la piel. Además, rascarme me producía un dolor muy leve, que en cierto modo resultaba hasta agradable.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 2:10 am

En cuanto el líder caeruleus vio correr hacia él a la pequeña muchachita, amplió su sonrisa y se relajó un poco. Observó el libro chillón que depositaba en sus piernas. Por un momento pensó en el sufrimiento de la fina tela de su pantalón, pero se le pasó rápido.

-¿Me has traído un libro? Curioso... -Indicó, complacido e interesado el líder caeruleus observando el lomo que la chica alzaba. -Aah, las leyendas de Hummus, sí,son fantásticas. Recuerdo aquella que me había contado Nagorr sobre el hombre que va en busca de un diamante y acaba susteniendo la mina más robusta del mundo sobre sus hombros. La riqueza lo rodeaba y no era ni un ápice más rico -. Indicó el líder, divertido, dando con su índice en la punta de la nariz de Ayne. No quería decirle que ya había leído ese y otros libros similares ya que no le agradaría nada decepcionar aquel gesto. Agarró el libro con una mano enguantada. -Será un gran entretenimiento saber más sobre esas leyendas, aunque creo que tendré será complicado buscar una compensación por tu gesto -. Dijo, acariciando la cabeza de la chica de manera recatada. Le encantaría sugetarla y tenerla en su regazo para continuar una conversación de chimenea, pero suponía que la actividad de la jovencita impediría tal acción. Además, un hombre de su clase no podía permitirse tal gesto.

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 2:18 am

Ladeé la cabeza, con gesto sorprendido, al escuchar su respuesta. ¿Nagorr? ¿El señor Nagorr? ¿El líder al que había visto aquel día?

- ¿Has dicho Nagorr? -pregunté, parpadeando-. ¿Lo conoces? ¡Qué casualidad! Aunque supongo que es normal, yo también lo he visto por aquí... Me gustaría que me contara a mí alguna leyenda también. Aunque yo -me señalé, sonriente-. Soy una experta en leyendas de Humus. Son muy bonitas, así que me aprendí muchas.

Dijo que tendría que corresponder a mi gesto, y me negué. Nada de eso.

- ¿Compensación? ¡Nada de eso! -exclamé-. Sólo debes dar lo que tú quieres. Imagínate dar porque te han dado otros. ¡Menudo problema! Tendríamos que estar todo el día dando cosas, y lo que nos dan perdería su valor.

Me acerqué al piano, y pulsé con mis pequeños dedos cinco teclas al azar.

-Yo no sé tocar -dije, con un mohín de decepción.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 2:34 am

Cuando la parvus preguntó por uno de sus líderes más carismáticos, el líder caeruleus soltó una risa suave. Le gustaba escuchar la fama que su gran amigo tenía entre los suyos, le hacía sentir que estaba más cerca todo el tiempo. Quizás estaba siendo demasiado nostálgico.

-Bueno, espero que pueda contarte alguna un día de estos. Yo sé más sobre las de Caligo, pero no tienen punto de comparación -. Tuvo una pequeñísima punzada de celos ante el comentario de la chica sobre el deseo de escuchar a su viejo camarada. Pero era algo con lo que sabía que debía convivir ya que, a fin de cuentas, aquella era su hermosa raza. -Vaya, si sabes tantas entonces te pediré que me cuentes algunas en cuanto tengas un poco de tiempo -. Pidió el líder, cruzando una pierna sobre la otra para apoyar el libro y los brazos sobre ésta.

Rió ligeramente de nuevo en cuanto escuchó la respuesta de la parvus. -¿Nada de compensación? Entonces, si una persona recibe constantemente y nunca ofrece nada, ¿no será esa persona repudiada por los demás? o, incluso, ¿no perderá el interés por tener ausencia de algo que ofrecer? -Quizás estaba lléndose por las ramas, pero quería escuchar hablar a la pequeña sobre eso.

La vio acercarse a las teclas y confesar su falta de práctica con algo de fastidio. El líder posó una de sus manos sobre el teclado, volviendo a tomar la postura adecuada frente a este, e hizo descender sus dedos en orden desde el pulgar hasta el meñique. -Es un instrumento muy tonto. No hay que saber más que eso. Es aburrido -. Confesó con cierta picardía.

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 2:51 am

- ¡¡¡LESTER QUIERE VIOLARME!!!

Pasé por delante de la sala de baile con ella detrás. Estaba acortando distancias bastante rápido y empezaba a asustarme su putez asesna voraz.

La puerta estaba abierta y creí ver alguna silueta dentro, pero la ignoré y seguí corriendo mientras agitaba su ropa sobre mi cabeza.

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 2:52 am

Lo miré con expresión de sorpresa. Claro. Sobre Caligo. Porque era caeruleus. Seguro que el chiquillo también sabía muchas...

- De Caligo no sé nada... -dije-. Tendrás que enseñarme tú -Sonreí-. Puedo preparar una para ti si te gustan. Pero tendrás que darme tiempo para decidir cuál es la mejor.

Negué a sus preguntas. ¿Pero qué tenía aquel chico en la cabeza? Vaya manera más rara de pensar...

- Cualquiera quiere dar algo alguna vez. Dar cosas hace sentir bien a la gente -repuse-. Y, si no quieren, nadie tiene por qué reprochárselo. Peor es dar solo porque tienes la esperanza de recibir. Eso sí que es digno de repudio.

Mi amigo se volvió hacia el piano. A pesar de saber tocar, no parecía profesar mucho interés por el instrumento. Reí cuando dijo que era aburrido.

- No sabes, no sabes -canturreé. Lo miré muy fijamente, con una sonrisa retadora-. Las cosas son aburridas cuando no sabes divertirte con ellas. Pero nada es aburrido en sí mismo -aporreé el piano, sin saber qué notas tocaba, pero siguiendo un marchoso ritmo, mientras reía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alehyss

avatar

Edad : 25
Mensajes : 3075

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 2:55 am

Pasamos por delante de la sala de baile y se pone a gritar sandeces como hubiera hecho un mongol. Aunque, bien pensado, él es un mongol. ¡¡LO ES!!

Apuro el paso, notando más dolor en la planta de los pies. No sé si es más vejante estar semidesnuda por los pasillos o estar persiguiendo a Dehnel como si fuera una niña. Aunque, desde mi punto de vista, asesinarlo es algo necesario para el bien común.

Y cada vez noto su sangre más cerca de mis garras.

*se va tras Rick*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 3:11 am

El l´dier quedó algo embobado cuando la chica le pidió compartir leyendas de sus respectibas tierras para, luego, volver al mundo y responder.

-No te preocupes, cualquiera será magnífica -. Indicó con gesto amable y cariñoso. No sabía si en algún momento debería preocuparse por lo mucho que lo absorbía aquella parvus pero, por ahora, no le importaba.

Escuchó la respuesta a sus preguntas con gran interés para conocer la forma de pensar de la jovencita. Sonaba despreocupada, despegada de toda atadura mundana y bastante llana sin llegar a la patanería de lo mundano. Le parecía tan pequeñamente perfecta y angelical.

-Pero entonces lo que se busca es el propio bienestar, siempre vuelve a ser un intercambio -. Respondió el líder, queriendo comprender a la pequeña. A sus siguientes palabras, esbozó una sonrisa inapreciablemente triste, ese sentimiento que tan pocas visitas le hacía y que solo se dejaba ver en cuanto estaba sosegado y semiaturdido.

En caunto la muchacha reprochó su comentario, el líder soltó una risilla. -Debe ser que soy demasiado aburrido o que tengo muy poco interés ya -. Confesó mirando el intrumento para luego ver lo bien que se lo pasaba la chica toqueteándolo sin ritmo ni melodía.

entonces se puso alerta y se levantó rápidamente, quedando firme con la mirada hacia la puerta. Un sonido de carrera pesada lo había alertado y éste pronto se continuó con un grito que dejó en la cara del líder una mueca de incredulidad.

Vio pasar a Dehnel corriendo y agitando arapos sobre su cabeza, hecho que le irritó ligeramente debido a su comportamiento impensable dentro del palacio. seguidamente, Lester, en paños (muy) menores, pasó por el mismo lugar tras el flamma con algo más de discreción. El líder no dio crédito de semejante estupidez y se llevó una mano a la cara. Que se matasen y acabasen aquella paparruchada de una vez. Respiró y miró a la parvus como pidiend oconsejo. Claro que ella no sabía aun que él era el líder caeruleus y no le reportaría consejos de utilidad. Se lo tomaría con calma. Al estúpido flamma le vendrían bien un par de gritos y a la fresca de la chrysos hundir un poco su imagen. Volvió a tomar asiento con cierta resignación. Si llegaban a causar más molestias, ambos acabarían desnudos y atados frente a frente como se llamaba Aren Ferenc Darvenwish.

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 3:30 am

Cuando un chico pasó gritando por delante de la puerta, Aren se puso alerta. Pero cuando una chica, casi desnuda, pasó persiguiéndolo, la expresión del caeruleus se volvió indescriptible, una extraña e intensa mezcla de incredulidad y desesperación. Miré al pasillo, por donde se habían alejado. Tras un pequeño silencio que siguió a aquella escena, Aren me miró con una expresión que no pude entender. Correspondí con una mirada inocente.

- ¿Qué hacen? -pregunté.


Última edición por Ayne Stalon el Sáb Abr 07, 2012 3:53 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 3:41 am

-El estúpìdo -. Respondió el líder con ceño fruncido y la voz algo más oscura que la que dedicaba habitualmente a la parvus mientras continuaba mirando a la puerta unos segundos más. Luego suspiró.

-Pero hoy prefiero ignorarles o volverá mi dolor de cabeza -. Indicó, llevándose los dedos a las sienes para frotarlas. Aquel era el ejército de Brontë. Guerreros sin armas, niños, ancianos, cabezahuecas, flacuchos, desvergonzados, inútiles, zorras baratas... Al menos podía hablar con los parvus o vigilar a sus caeruleus.

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 3:48 am

Asentí a las palabras de Aren, sin entender muy bien lo que todo aquello significaba. Sin embargo, lo que dijo a continuación borró aquella última experiencia de mi mente y me volví hacia él, abrazándolo con expresión preocupada.

- ¿Estás bien? ¿Te duele la cabeza? -miré alrededor, como si de la nada fuera a surgir un antídoto milagroso-. Tenemos que curarte la cabeza... -murmuré, sin saber muy bien qué pretendía decir con eso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 3:54 am

El líder sintió con cierta sorpresa los bracitos de la parvus rodeándolo y abrió los ojos -momentáneamente cerrados debido a la molestia- para contemplar tal situación. Pareció encontrarme mucho mejorante aquel gesto al que correspondió rápidamente con la templanza adecuada. Aquella preocupación en su cara y aquel gesto de aprecio le daban vida. ¿No podía irse a Caligo con la pequeña y que se pudriese aquel palacio con todos sus integrantes? Bueno, quizá hubiese espacio para el piscis desorejado, pero dependiendo de su conducta. Nagorr, por supuesto, volvería a Hummus -porque él nunca quería faltar por faltar en su país- y podría verlo cuando gustase. Aunque le hubiese gustado llevarse a Nagorr también.

-Ah, esta cabeza ya no tiene arreglo y dudo que lo haya tenido nunca. Pero tú eres mi mejor terapia, ¿ves? Ya me siento mucho mejor -. Respondió separándose un poco de la parvus sin soltar aquellos pequeños hombros que sostenía con mimo.

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Abr 07, 2012 4:09 am

Lo miré, sintiéndome algo mejor. Le sonreí ampliamente.

- No quiero que te duela -dije. Me preguntaba si era posible que de verdad yo le hubiera curado. Probablemente solo fingía para no preocuparme, así que no bajé la guardia. No pude evitar, sin embargo, un enorme bostezo que surgió de mí de pronto. Demasiadas emociones juntas. Como si hubiera sido él el que hubiera bostezado, expuse:

- Estás muy cansado. Será mejor que vayas a dormir. Venga que yo te acompaño.

Y, tomándolo de la mano, tiré de él hacia la puerta.

*Se van*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nagore

avatar

Edad : 23
Mensajes : 270

MensajeTema: Re: Sala de baile   Mar Jul 24, 2012 11:44 pm

El mundo era cruel. Tan cruel como ponerle ojos a un mecña. Desde que he llegado al palacio nadie ha entablado una conversación conmigo, la gente está muy tensa, distante... como si un grave problema les ocupase la cabeza... y aún por encima, no he encontrado rastro de mi tito Naggy, ¿será posible? Es pequeño, pero no tanto como para no verlo, ¡jolin!
Cuando le diga que en este último año he crecido un centímetro y que le he superado, se va a auqedar todo chafado.
Tengo ganas de verle, ojalá le encuentre entre tanta gente en este palacio...

Y así, entre mis pensamientos, llego a una sala preparada para el canto, la práctica de instrumentos y el baile. Parece un sitio muy lujoso por lo que entro corriendo como una bala, enseñando mis colmillos en una sonrisa enorme de oreja a oreja.

- Por todo el circonio de Mithos! ¡que lugar tan genifantabuloso! - digo para mi dando vueltas sobre mi misma.

Me acerco corriendo a un tambor y empiezo a tocar con ansias, dando golpes en el enorme instrumento, marcando el ritmo de una canción que voy a cantar, mientras mi pequeño pie acompaña a los graves sonidos del tambor.

Habia una vez un claritas pequeñito
habia una vez un claritas pequeñito
que no sabiiiia que no sabiiiia que no sabia gobernaaaar
lo llamaron Svend, y su padre era reeey
lo llamraon Svend y su padre era reeey
pero el claritas pero el claritas tampoco aprendio a gobernaaar
El claritas creció y ahora es un principiiiito
El claritas creció y ahora es un principiiiito
y cuando se muera el rey, cuando se muera el reeey
Svend con Lumen se hundiraaaaaaaaaaaaaaa



-AAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAAJJAJAJA - me empecé a partir de risa con mi canción poniendo mas manos en la cintura, y me quedé cantándola un buen rato.

*se queda cantando*

Al cabo de un rato me aburrí y me fui, aun tarareando la canción

*se va*
FdR: os odio a todos, que lo sepais mucho e_e
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de baile   Sáb Sep 29, 2012 2:30 am

Llegué a la sala de baile movido por mis nuevos pasos de vagabundo. Aunque... ¿Qué hacía yo en tan noble lugar, si mis pies eran indignos de él? Recordaba a mis hermanos huérfanos. Todos ellos me mirarían con reparo si me vieran ahora, en aquel lugar, rodeado de lujos. Y también esos nobles que tanto nos detestaban a nosotros, los de baja cuna. Fuera lo que fuera que me había llevado allí, debía dejarlo atrás e irme cuanto antes. Sin embargo, antes de partir tomé una flauta de madera que había en un rincón, apartada de los lujosos instrumentos, de la misma forma que yo lo estaba de las personas. Aquella flauta era como yo.

Toqué un par de desafinadas notas. La agité.

- Ey, esto no funciona bien.

Mayor motivo para llevármela. Nadie la echaría en falta.

*se va*

FdR- Realmente no sabe tocar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Massen Dew
Moderador
avatar

Edad : 19
Mensajes : 2708

MensajeTema: Re: Sala de baile   Jue Oct 04, 2012 10:43 pm

Era ya noche cerrada cuando entré en la sala de baile, que como era habitual, estaba vacía. Un par de boros pululaban por el lugar, y me quedé un momento en la puerta, observándolos con una mezcla de repugnancia y fascinación. Nunca había visto un bicho de esos antes de llegar al Palacio, y lo cierto era que me habían llamado bastante la atención.

Después de un rato observándolos, me dirigí hacia el fondo de la sala, donde estaban todos los instrumentos, y me senté frente al piano. No pude evitar evocar uno de mis primeros encuentros con Alexander, y aquella exquisita demostración de piano que había hecho para mí. Pulsé un par de teclas al azar. Ojalá pudiera tocar como él...

Al pensar en Alexander, me di cuenta de que hacía meses que no lo veía por ninguna parte. ¿Seguiría en el Palacio? ¿Habría ido a alguna misión? ¿Dónde estaría...?

*Se queda jugando con el piano*

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inger

avatar

Edad : 24
Mensajes : 1308

MensajeTema: Re: Sala de baile   Jue Oct 04, 2012 11:21 pm

Caminaba por los pasillos, sin ningún rumbo concreto, cuando escuché un suave sonido procedente de la sala de baile. Paré en seco y observé el camino que llevaba a la estancia, tratando de identificar el instrumento del que procedía el bajo runrún que llegaba a mis oídos. No me llevó demasiado identificarlo como un piano y, movida por la curiosidad, comencé a recorrer el pasillo que llegaba a la sala de baile.

Al llegar, descubrí que el pianista era Massen Dew, una niña piscis con la que había jugado una vez hacía muchísimo. Sin traspasar el umbral de la puerta, escuché cómo tocaba el piano. Yo no era ninguna experta en lo que a la música se refería: no cantaba bien, no sabía tocar ningún instrumento y me costaba muchísimo identificar e imitar melodías. No tenía, en resumen, ninguna aptitud musical, pero parecía que Massen tampoco tenía mucha idea de cómo tocar un piano. O, si la tenía, al menos ahora no la estaba mostrando, pues se dedicaba a toquetear las teclas, como si estuviese jugando con ellas o algo así.

Di un par de pasos hacia delante y entré en la habitación.

—Buenas noches —murmuré.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Massen Dew
Moderador
avatar

Edad : 19
Mensajes : 2708

MensajeTema: Re: Sala de baile   Jue Oct 04, 2012 11:40 pm

El piano se calló de golpe cuando oí la voz de Inger, que me escuchaba desde la puerta. Sin moverme del sitio, la miré con una sonrisa tímida.

- Buenas noches -contesté en un murmullo. Bajé la vista al piano, sintiendo mis dedos torpes. Estiré las manos, acariciando las teclas sin llegar a pulsarlas. Levanté la vista de nuevo.

- Eh... No hace falta que te quedes en la puerta... Si no quieres... -comenté, por decir algo. Hacía mucho que no veía a aquella chica y no sabía muy bien cómo romper el hielo.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sala de baile   

Volver arriba Ir abajo
 
Sala de baile
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 5 de 26.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 15 ... 26  Siguiente
 Temas similares
-
» insonorización y acústica para una sala de clases de baile
» Sala de baile
» ¿Como calculais la posicion de vustros altavoces en la sala?
» baile nocturno
» Relacion cajas/sala...pegada...

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Palacio de Brontë :: Interiores del Palacio-
Cambiar a: