ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Zona residencial.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Blues
Jefe de Raza
avatar

Edad : 36
Mensajes : 734

MensajeTema: Zona residencial.    Sáb Jun 30, 2012 9:10 pm


Alejada de las callejuelas, cerca de donde se colocan los puestos del mercado, se encuentra una zona frondosa donde están situadas la mayoría de las viviendas de los habitantes del pueblo. Salvo que tengas algún familiar, no hay mucho que que hacer (o ver) aquí, aunque puede que alguien se encuentre alguna sorpresa visitando este lugar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerald

avatar

Edad : 28
Mensajes : 1317

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Lun Sep 23, 2013 8:42 pm

Después de acabar de pasar el resto de la tarde con Cerces -que muy amablemente me fue enseñando más el pueblo mientras charlábamos- la acompaño a su casa como compensación. A fin de cuentas no tengo ninguna prisa.

Llegamos a una zona un tanto apartada del bullicio donde se concentran unas cuantas casas rodeadas de árboles. Tras caminar a lo largo de algunas de ellas llegamos a una pequeña choza con una vieja verja rodeando un pequeño jardín mal cuidado. Sin duda Cerces era una mujer de vida humilde. Entro en el jardín y me detengo en la puerta de la casa con las manos en los bolsillos.

En fin, ha sido un gran paseo. Gracias por alegrarme el día— Comento, amable y divertido. Ella entra un momento y se gira al escucharme. Entonces se acerca.

Puedes pasar y tomar algo —Comenta muy amable y tiernamente. Es unos años mayor que yo, pero no deja de parecerme de lo más jovial.

No, no creo que sea buena idea —Comento, franco y divertido —Debería volver a Palacio, no me mantienen para pasearme por el pueblo. Además no quiero que tu marido o tu padre me malinterpreten —Comento sin perder el mismo tono entretenido. He estado muy cómodo conociendo y pasando el día con ella y siendo una mujer agradable y adulta le tengo un respeto que estaría bien tratar de mantener. Ella sonríe divertida.

Creo que por ellos no tienes que preocuparte. Hace tiempo que soy independiente y viuda —Su comentario me hace alzar las cejas. Si no fuese tan gentil pensaría que realmente me está invitando demasiado. —Sé cómo sois los guerreros, no pretendo meterte en ningún compromiso. No pensé que fuese buena idea acercarme a hablarle a un guapo desconocido, pero ahora parece que te conozco desde hace tiempo —La escucho con atención. La verdad es que estoy gratamente sorprendido. Es cierto que yo he tenido la misma sensación, pero de ahí a esto... —Supongo que no te daré una impresión muy buena, pero nunca he sido una mujer de cuento. Si quieres pasar, podríamos tener una bonita despedida.

Su voz suave, su forma de hablar y sus palabras propiamente me absorben por un momento. Su sinceridad no resulta para nada burda o decadente a pesar de su propuesta, más bien suena muy natural, momentáneo. Me acerco a ella, pasando ligeramente el umbral de la puerta, y llevo una mano a su mejilla.

Estaría encantado de pasar a la casa de toda una mujer como tú —Le susurro, notando un hormigueo por la espalda y acercándome para besarla. Entonces Cerces da unos pasos atrás sin separarse de mí y cierra la puerta tras nosotros.

No me fijo demasiado en la casa, ahora mismo estoy encendido y, para ser sinceros, necesitado. La rodeo por la cintura sin dejar de besarla, cada vez con más prisa mientras ella me desabrocha los botones de la camisa. Poco a poco, tratando de no chocarnos con demasiadas cosas, llegamos tras la tela que separa la cama del resto de la casa.

La agarro por el muslo para acercar su cadera a mí y me arrodillo sobre la cama hasta que ambos quedamos tumbados en ella. Con más ansiedad que prisa me acabo de sacar la camisa mientras ella se desabrocha el corsé y me lanzo a besarle el cuello mientras noto como me acaricia la espalda. Rápidamente abro su vestido para encontrar sus pechos, de un tamaño moderado pero turgentes, con unos pezones dignos de una mujer que ha dado a luz. No tardo en devorarlos con avaricia, sin pararme a pensar si ese supuesto crío vendrá o estará muerto como su padre. Sinceramente, me da igual.

Mientras repaso su cuerpo me desabrocho los pantalones y luego paso a agarrar sus caderas para volver a dejarla. Rápidamente llevo las manos bajo la falda de su vestido y le saco la ropa interior al tiempo que ella me abraza con las piernas. Noto cómo me repasa el cuerpo con las manos y, cuando me acerco a ella, cómo me sujeta para llevarme al lugar indicado. Una vez me noto dentro de ella suelto un suspiro de placer, mirándola a la cara, y comienzo a moverme lento al principio y cada vez más deprisa. Ella, en lugar de quedarse quieta cerca de mí, mueve también las caderas y me agarra del cuello. Sin duda es una mujer impresionante.

Le dedico el tiempo que ambos necesitamos, moviéndonos como animales desesperados por llegar a un fin común. Escucho sus gemidos, moderados pero eróticos y me muevo soltando los míos propios, más graves y contenidos.
Cuando llevamos un tiempo dándonos calor mutuo siento como me acerco a mi desahogo y se lo hago saber agarrándola con más fuerza y mejorando mis embestidas. En cuanto noto un fuerte escalofrío por el cuerpo pronto siento cómo el placer me estalla en la nuca al tiempo que lo hace dentro de ella y la escucho gritar con fuerza al tiempo que aprieta las piernas en torno a mí. Ambos suspiramos con fuerza y me dejo caer sobre su cuerpo moviendo el polvoriento colchón.

Ambos nos damos un tiempo en silencio. Dejo que me acaricia el pelo mientras yo reposo sobre su pecho, todavía danzante. Beso de nuevo uno de sus pechos hasta volver a rodear uno de sus pezones con la boca y finalmente vuelvo a suspirar con alivio.

En cuanto lo vemos conveniente nos separamos y vestimos. Sin duda ha sido un encuentro de lo más curioso y lo cierto es que no sé bien qué decir. Pocas veces me pasa.

Ten cuidado jugando a la guerra, Gerald —La escucho cuando ya me aproximo a la puerta. Me doy la vuelta y le dirijo una última sonrisa.

Entonces no sería la guerra —Comento, amigable. Luego me despido con un gesto antes de salir de la casa.

Camino por las calles cuando ya está oscureciendo. La verdad es que nunca pensé que venir a dar un paseo al pueblo llegase a ser tan productivo. Aunque esta vez ha sido más agradable que otras. Como si ninguno de los dos tuviera nada que perder.

*se va a palacio*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Mar 20, 2014 8:52 pm

La zona residencial tenía las casas más nuevas del pueblo, y por tanto las más resistentes, por lo que ninguna de ellas había caído. Sin embargo sí se habían desplomado partes de las fachadas, la decoración de las calles había sido arrasada y el pavimento, en muchas zonas, levantado. Las obras comenzarían pronto, y harían falta muchas manos para levantar el pueblo de nuevo. Los vecinos trabajarían con ahínco en ello, pero estando Brontë tan cerca la ayuda era esperada y deseada.

*El pueblo empezará las obras, cualquiera es libre de ir a ayudar*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Mar Mar 25, 2014 5:56 pm

Trabajar, después de tantos días, empezaba a notarse. Por supuesto, un fuerte guerrero como yo no flanqueaba solo por cargar kilos y kilos de rocas pesadas, aquello era una risa comparado con derrotar al mal, pero no podía dejar de pensar que quizás a mi espalda dolorida le viniese bien un noble masaje. ¡¡No por placer, Mithos!! Un masaje por el bien de mis cansados músculos.

Ritta y Amiel llegaron tarde, pero a cambio trajeron una deliciosa fiambrera con pollo y patatas. Quizás no recogiesen piedras y trozos de escumbros como otros, pero su ayuda era de agradecer como la de los que más. Un cuerpo sin comida no trabajaba bien, por noble que fuera.
Me estuvieron contando un poco de sus vidas mientras apartaba un tronco del medio de una de las calles. Estaban repitiendo todo el rato que no tenían novio, así que supuse que, seguramente, eran de aquellas damas solteras a las que les gustaba ser independientes. Me alegraba de que no todas buscasen un hombre para ser felices.

Había llegado poco después del alba, y estaba agotado, pero todavía tenía que arreglar un poco las termas con la joven damita, como le había dicho el día anterior, de modo que cuando se acercaba la media tarde empecé a recoger mis cosas.

-¿Ya te vas? -preguntó Ritta con una mueca, colgándose de mi brazo.

-Hoy he prometido que ayudaría a reparar las termas en palacio -respondí, con una sonrisa-. Pero mañana regresaré, temprano, como siempre -aseguré.

Seguí recogiendo mis cosas, echándome un poco de agua en la cabeza para limpiarme el sudor y la mogre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerald

avatar

Edad : 28
Mensajes : 1317

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Mar Mar 25, 2014 6:39 pm

Por hoy he dejado las tareas en Brontë y me he acercado al pueblo con el pretexto de ayudar, pero realmente tengo algo en mente desde hace ya un tiempo. Recuerdo que aquella casa era poco más que una caja de cerillas y me pregunto si habrá sufrido muchos daños.

Camino por la zona residencial mirando bien a mi alrededor, ya que no recuerdo bien en qué lugar se encontraba. Lo cierto es que no pensé volver por aquí más veces.

Tras caminar un rato, doy con el único lugar que me resulta familiar y me detengo frente a él. El jardín está algo peor que la última vez y los restos de la verja o han desaparecido o adornan el suelo removido. Alzo la vista a la casa y veo que una de las paredes y parte del techo están cubiertos con una sábana. Miro un poco más a la izquierda, donde un ondular blanco que deslumbra con el sol a pesar de la tela gastada llama mi atención.

Cerces tiende la ropa, tranquila, como siempre. Ni el tiempo ni el estado de su casa parecen preocuparla lo más mínimo ni apurar sus movimientos más de lo necesarios. Me quedo esperando, mirando la escena hasta que ella da cuenta de que un hombre setá parado frente a su casa y se gira para verlo.

No tarda en sonreír, es una mujer muy amable. Y al poco se acerca con la misma calma, hasta quedar frente a mí, separada por las cuatro estacas destartaldas que marcan el margen de su casa.

Ha vuelto el bravo guerrero. Hace días que se dejan ver algunos por aquí, pero no pensé que lo harías tú —Su tono sigue siendo tan dulce y calmado como siempre.

Hay mucho que hacer en el palacio como para que todos vengamos hasta aquí. Pero me acordé de una vieja amiga —Explico con un tono amable y una media sonrisa respetuosa.

Sigues siendo encantador. Me alegro de ver que no has perdido batallas todavía —Se pasa un mechón tras la oreja con una mano sutil, áspera y gastada de trabajar, pero no por ello menos perfecta en ella.

Al fondo, un hombre de barba descuidada abre la puerta con ropa de labor.

¡Cerces! ¿Qué haces? Ya he quitado los escombros que quedaban en el cuarto del fondo. ¿Quién es ése? —No puedo evitar dirigirle una amplia sonrisa al hombre que grita.

¡Vengo a hacerme cargo de eso, señor! ¡De Brontë! —Aclaro, ameno. Cerces se limita a girarse de nuevo hacia a mí, sin camiar el gesto apacible mientras el hombre dice algo más y vuelve a entrar.

He vuelto a casarme. Hace unos meses. He tenido suerte. Es lo más adecuado para la mujer de un excombatiente que se ha quedado sin nada. Al contrario que vosotros, una mujer no puede ganar todas las batallas sola —Aclara y yo no dejo de dedicarle una sonrisa muy distinta a la del hombre.

Eres una gran superviviente. Al final el único que gana es el que sobrevive —Le aclaro. Ya no hay cabida para mucho más, ahora que se ha cerrado ya el largo tunel que nos separaba.

Pocas palabras después me pongo al trabajo junto con el hombre, que no es ni malo ni bueno. Simplemente no lo juzgo, porque no tengo que hacerlo. Pongo empeño en ayudar a reconstruir el muro. El techo tendrá que ser en otra ocasión.

Pues resultáis bastante útiles al final. Y parecía que no. Mañana hay que acabar el tejado. Vamos a tener que cambiar una de las bigas de madera porque está hecha polvo... —Bebo del cubo del agua mientras tomo aire tras el trabajo.

Estos chicos hacen turnos, cariño. Mañana ya le explicarás eso al que venga —Cerces aparece de forma silenciosa, siempre tan sutil. Su comentario me hace mirarla por un momento, pero no demasiado.

En cuanto recojo mis cosas y me despido del hombre, vuelvo a recorrer el jardín dando la espalda a la casa.

Ten cuidado jugando a la guerra, Gerald —Su voz me hace girarme de nuevo, con un amago de sonrisa.

Claro —Respondo resuelto, con un deje en la voz a seguramente sabrá descifrar.

Entonces cruzo por última vez la destartalada verja para marchar por la zona residencial con las manos en los bolsillos, escuchando poco más alante el sonido tintineando de las risillas tontas de las jovencitas que se creen mujeres.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Mar Mar 25, 2014 6:55 pm

Ya con todo recogido, me despedí de las chicas, que se acercaron a abrazarme. Al tenerlas cerca me fue imposible no sentir su olor, dulce y fresco, muy adecuado para ellas, que eran jóvenes, aunque no quisieron revelar su edad. Me sentí un poco mal, pues el mío era fuerte, a sudor, y quizás las hubiese manchado de barro.

Emprendí mi viaje de vuelta a Brontë. Apenas había cruzado un par de calles cuando me crucé con Gerald. Parecía estar siguiéndome, obsesionado con mi nobleza y mi poder, pues no dejaba de encontrármelo allí donde iba. Le dediqué una mirada y ni un gesto siquiera, ni uno rudo, y seguí caminando.

Las últimas calles en las que estaba eran de casas más pequeñas, y estaban más vacías. Iba con la vista clavada en el suelo, pensativo, cansado, desanimado de alguna forma. Sentí, sin darme cuenta, que mi hombro chocaba contra alguien, y al alzar la vista vi a una mujer de aspecto calmado que me miraba con una sutil sonrisa, extraña, que hizo que me envolviese una sensación hormigueante.

-Disculpe -dije, enseguida-. Iba distraído.

Me excusó con un tono que me invadió de forma extraña, y luego entró en una de las casas cercanas. No pude evitar quedarme mirándola unos segundos, como si de ella surgiese un halo extraño. En un momento me di cuenta de que hacía amiago de volverse de nuevo, y decidí seguir caminando para no ser irrespetuoso.

Diría que incluso parecía triste.

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerald

avatar

Edad : 28
Mensajes : 1317

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Mar Mar 25, 2014 7:16 pm

Al poco de caminar me topo con el lumbreras de Dehnel, al que miro al pasar sin hacer ningún gesto, sino manteniendo su mirada hasta que ambos pasamos en dirección contraria. No estoy de humor para tenerle en cuenta.

Paso por un par de casa más que están reparándose, echando alguna mano donde me piden alguna cosa más. Aprovechando que estoy aquí, tampoco me molesta.

Después de ayudar un poco más, sin matarme demasiado, me largo a echar un rato en la taberna. Todavía no tengo ganas de volver.

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frikka

avatar

Edad : 22
Mensajes : 1354

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Sáb Abr 12, 2014 12:10 am

Me he acercado hoy por aquí, harta de rondar el palacio. En el pueblo también necesitan que se arrime el hombro, por supuesto. Aunque está todo bastante mejor que la última ver que vine (como para no). Sin embargo, un par de caras se alegran de verme y pronto me pongo manos a la obra. Así puedo distraerme de Gerry, al que prometí volver a visitar. Y quiero. Pero sigo sintiendo como esa incomodidad que me hace difícil bajar sin más. Terminaré usando otra cerveza como excusa. No se me olvida que se acabará yendo, y no quiero no haber vuelto a verlo para entonces...
En el fondo soy una blanda, Mithos...

-¡Pásame ese martillo! -grito a uno, haciéndole un gesto, señalando la herramienta-. Y un par de clavos también, eh -añado, suavizando un poco el tono.

La noche será larga, pero hoy me he despertado tarde y estoy bastante fresca. Aún puedo mover el culo un poco más por hoy. Bastante más.

*se queda currando hasta las 5/6*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lea

avatar

Edad : 26
Mensajes : 1228

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 1:46 am

Al final nos hemos retrasado con respecto a lo que habíamos establecido. De todas formas, hace ya horas que dejé a Vilo en los establos y vine al pueblo con Rick y, incluso contando con el retraso, hemos aprovechado bien el tiempo. No es exactamente lo que esperaba de él como salida al pueblo, pero agradezco el recato. La cena ha sido sencilla y agradable, y tras un rato de sobremesa, decidimos dar un paseo nocturno.

La mayoría de las luces de las casas ya están apagadas, y hay muy poco jaleo por la zona. Hemos escogido calles más o menos anchas, de forma que podamos pasear cómodamente, y la ausencia de ruidos nos permite conversar cómodamente, sin necesidad de alzar la voz. La luz es escasa, pero suficiente como para ver un poco más allá.

Aumento ligeramente el paso cuando veo, en la distancia, una pequeña zona arbolada, libre de construcciones. Me llama más que la calle, la verdad.

-Vamos por allí -sugiero, tomando la iniciativa antes de que responda.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 2:03 am

Los nervios del día, la falta de sueño, la intranquilidad... Y, de algún modo mágico, sin embargo, allí estaba. Entero. De una pieza. Menos aterrado de lo que había esperado, con aquel cosquilleo que me hacía estar activo, pero de buen humor y no tembloroso como otras veces, como si fuese la primera mujer que veía.
Por supuesto, la cena no fue la que mis progenitores hubiesen esperado por mi nombre, pero ni en el pueblo de paso existían realmente los lugares que ellos frecuentarían ni Lea parecía una mujer que se dedicase a aquellas cosas. Aunque no había olvidado el invitarla, discretamente, sin alarderizar de nada, simplemente haciéndolo.

Aprovechaba el paseo para contemplar lo que podía del pueblo. Recordaba aún haber ido a repararlo, pero en aquel momento parecía que nunca hubiese sufrido daño alguno.
Volví el rostro hacia Lea cuando habló, asintiendo a su comentario con una sonrisa, siguiéndola sin inconveniente.

-Esta es una buena zona -comenté, risueño-. En general, diría que por aquí parece que no haya tantos problemas, en general. En el pueblo -expliqué-. Estando tan cerca de Brontë, parecen lugares muy distintos... -. Callé un instante, pensativo, pero volví a mirarla-. Estuve viviendo aquí un tiempo, pero no es una historia muy buena que contar -. Hice una leve mueca, pero no perdí la sonrisa-. Pero soy, más bien, un hombre de acción -terminé, frunciendo el ceño un instante, haciendo como si cortase el aire con una espada invisible un par de veces- ..., o algo así.

Con mi habitual marcha animada, me había adelantado unos metros, por lo que me forcé enseguida a detenerme, volviéndome hacia ella para esperarla. Maleducado malandrín...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lea

avatar

Edad : 26
Mensajes : 1228

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 2:17 am

Me encojo de hombros, avanzando con paso firme pero calmo, echando un nuevo vistazo al entorno. Parece tranquilo, agradable. Pero no viviría aquí. Supongo que, pese a todo, tengo metida en la cabeza la idea de volver un día a Ignis y asentarme definitivamente. El clima de Fulmen no era desagradable, pero prefiero uno un poco más cálido y seco. Y, de alguna forma, siento que el continente de fuego siempre va a resultarme más cómodo.

-Sí que es agradable -respondo, de todas formas-. Supongo que, por cerca que esté del palacio, no pierde el aire de aldea. Es más mi estilo, pero no viviría aquí.

Apresuro algo más el paso cuando veo que se vuelve a esperarme. En el parque hace algo más de fresco, como era de esperar. Una fuente, un poco más allá, deja escapar el rumor del agua, y los árboles parecen paredes negras. Pese a todo, se está bien.

-¿Vivías en esta zona en concreto? -pregunto, algo extrañada. No veo por qué iba a vivir aquí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 2:30 am

La miré, curioso, ladeando la cabeza, frotándome la barbilla un segundo con el dorso de los dedos; solo una pasada. Ensanché la sonrisa un poco.

-¿Cómo sería la zona en la que vivirías, pues? Llena de animales, sin duda... -comencé, como si fuese a hacer una gran enumeración, pero dejándolo en el aire.

Se me ocurrían algunas cosas que decir, pero me avergonzaba hacerlo. De aquel modo, callé. Y luego casi preferí no haberlo hecho, pues el tema se acercaba a puntos de los que era mejor no habar, Mithos...
Me volví de nuevo al tenerla al lado, adentrándome un poco más en la zona, examinándola gracias a la suave luz que había, sin ver tan bien como querría.

-Bueno... -comencé, con una sonrisa ligeramente incómoda-. No. No vivía aquí. Aunque... Oh, Mithos... Hablar de ello es lo peor que podría hacer -. Dejé ir una risa suave, algo tensa. Ya bastante se había molestado Inger por aquello, como para ir arrastrándolo más allá-. Digamos que fueron tiempos oscuros. El día que desee que pierdas todo el respeto que me tengas te lo contaré sin falta -terminé, con una mirada algo resignada, sin borrar el gesto risueño.

Negué un instante, para mí. En un momento dado alcé la vista al cielo, contemplando las estrellas un instante. Me vino a la mente la noche anterior, y me sentí incómodo un momento.

-Lea -. La miré-. No te gustan los cuentos, ¿verdad? -inquiricé, con gesto curioso, más serio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lea

avatar

Edad : 26
Mensajes : 1228

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 2:45 am

Asiento suavemente, concesiva.

-Hmm... -pronuncio, acompañando al asentimiento-. Viviría con gusto en una granja, aunque es mucho trabajo. En cualquier caso, en una zona no muy poblada, y tranquila. Aunque tampoco excesivamente aislada. Y, a ser posible, que lloviera menos e hiciera algo más de calor que en Brontë.

Alzo una ceja, algo escéptica. La verdad es que creo que no quiero saber qué considera que puede hacerme perderle el respeto. Se me ocurren demasiadas cosas como para decantarme por una. De todas formas, no me apetece ponerme insistente, y tampoco es que la curiosidad vaya a matarme.

-Vaya, qué misterioso -comento, con tono algo irónico-. Debió de ser la época en que formaste parte de una banda de contrabando. Sí, eso lo explicaría todo.

Frunzo el ceño a su repentina pregunta. ¿Y eso a qué viene ahora?

-Bueno, supongo que depende del cuento -respondo, algo perdida con el brusco cambio de tema-. No soy una gran aficionada, pero sí hay historias que me gusten. De hecho, conozco unas cuantas, pero bastante infantiloides, en su mayoría. De pequeña me encantaban los libros de cuentos, aunque con los años he ido perdiendo algo de interés.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 3:00 am

No pude evitar una leve risa. La verdad, no podía decírselo, pero cualquiera diría que hablaba de mi casa. No era exactamente aquello, claro, porque estaba bien situada con respecto a la población, pero la parte de los animales la tenía, aunque fuesen para ser comidos, y el clima, para tratarse de Ignis, era bastante bueno.

-Suena a lugar en el que vivirías, sin duda -comenté, asintiendo convencido.

En cuanto al tema complicado, no insistió demasiado. De todos modos, hablarle de Cassandra, de Inger y de cosas como aquella no iban a ser temas que me dejasen en buen lugar, por lo que ni la gracia que podría haber llegado a tener aquello, que no la tenía tampoco por haberse tratado de algo tan innoble, hubiese hecho que soltase prenda.

-No "formé parte" de algo como eso -expliqué, mirándola, deteniéndome, muy serio de pronto-. Yo era el líder, por supuesto, confieso. Pero eso son cosas del pasado; ahora soy un hombre nuevo -aclaré, sacando algo de pecho, con orgullo, terminando por sonreír.

¿No era acaso aquello cierto? Creía, incluso yo, haber cambiado desde entonces, desde mi llegada incluso, poco a poco.

Me sorprendió un poco que la respuesta a mi última pregunta no fuese un no rotundo. Había pensado que El Mago tendría poco interés para ella, pero quizás había estado equivocado. Y aún así me costaba imaginarla leyendo un libro de cuentos en aquel momento.

-¿Cuáles te gustan? -inquiricé, curioso.

Aquello le daba unos puntos de damisela encantadora con los que no había contado. Miré de nuevo al cielo, enfocando al Mago. Quizás acabase teniendo una oportunidad.
Me detuve, entonces, al llegar junto a la fuente, inclinándome un poco sobre ella para mirarme. Apenas me veía en la oscuridad, pero estaba reflejado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lea

avatar

Edad : 26
Mensajes : 1228

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 3:18 am

Asiento, convencida.

-Por supuesto, eso es mucho más propio de ti -afirmo, sin cambiar el deje mordaz de mi tono-. No creas que voy a confiarme tan fácilmente; es muy sencillo volver a caer.

Me lo va a decir a mí, que llevo toda la vida tropezándome con la misma piedra. Una piedra de nombre Io. Pero ese no es un tema que tenga el menor interés en sacar, así que no voy a hacerlo en ninguno de los casos.

Y, aunque el de los cuentos tampoco me apasiona, decido centrarme en él. Resoplo a su pregunta.

-Pues no lo sé... Así en frío... -respondo, con cierta pereza, tratando de recordar historias-. Solían gustarme las leyendas del desierto -acabo por aportar-. Ya sabes: espíritus en la arena, espejismos y ciudades fantasma, tesoros mágicos escondidos en el corazón de las dunas... Y, por supuesto, sin finales trágicos. La clase de historias que encandilan a una niña. Tampoco es que tuviera un gusto para los cuentos muy fuera de lo común.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 3:30 am

Me crucé de brazos, ensanchando la sonrisa un momento, asintiendo.

-Por supuesto. Comprendo que desconfíes -comenté, sin darle mucha más importancia al tema.

Llegaba, pues, el otro, que me liberaba de las tensiones de mis malos recuerdos como mendigo. Y, aunque en un primer momento la escuchaba perfectamente tranquilo, acabé por esbozar una sonrisa, divertido. No pude evitarlo. ¡Aunque, por supuesto, no pretendía burlarme innoblemente de ella! Por supuesto que no...

-¿Te encandilaban con esas historias? -. Me acerqué un poco a ella, con gesto desafiante, entretenido-. Cualquiera diría lo contrario. Me esperaría incluso una mueca, ahora, si los amantes viven felices tras encontrar el tesoro de la cueva de los ladrones -. Alcé las cejas-. Qué faceta tan encantadora.

Desde luego, había sido una niña como todas. Aquello hasta me resultaba curioso. Aunque al saber de sus mascotas ya había podido olerme algo.
¿Por qué una encantadora niña había llegado a ser...? Bueno, era una encantadora joven de todos modos, pero se entendía el pancepto...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lea

avatar

Edad : 26
Mensajes : 1228

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 3:44 am

Suelto una carcajada sarcástica. Me gustaría poder negarlo, pero la verdad es que no se aleja mucho de la realidad. Me encojo de hombros, aceptándolo a regañadientes. Si no quería aquellos comentarios, bien podía haberme evitado el hablar del tema.

-Bueno, algo así, supongo -acepto, poco convencida-. Tampoco te creas que tenía predilección por las historias de amor. Es decir, me gustaban, supongo, tampoco voy a negarlo. Pero mis favoritas eran de aventuras. Y bueno, como podrás imaginar, solían inspirarme más interés cuando los protagonistas eran animales. Lo aceptaba todo, pero me gustaba más el audaz toloco que la jovencita suspirando por su enamorado, la verdad.

Es un punto que me gusta remarcar. No tengo especial interés en ocultar que de niña era una absoluta mojigata. Mal que me pese, agradezco el cambio. Bueno, a veces. Ser tonta también tiene muchas ventajas como para rechazarlo a la primera de cambio. Ayuda a ser más feliz, desde luego.

En el paseo, voy acercándome a la fuente.

-También me gustaban los fenómenos imposibles -añado-. Cualquier componente que resultaría imposible para nosotros hacía que la historia me pareciera mucho más interesante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 4:09 am

Reí, negando un poco. Tan parecida y tan diferente a la vez. No se podía decir que se tratase de otra persona, pero tampoco lo contrario. Al final seguía siendo ella, solo que tratando de parecer más dura de lo que era en su interior, por supuesto.

-Supongo que mis gustos de niño no serán ningún misterio -comenté a cambio, rascándome la mejilla con un dedo, como si pensase-. No creo haber cambiado demasiado a ese respecto. Un libro abierto, dicen algunos... Aunque, claro, ninguna historia habida en el mundo superaba a cualquiera de las que mi abuelo quisiese contar, tratasen sobre lo que tratasen. Aquellas sí eran buenas historias -añadí, casi para mí, con algo de nostalgia.

La seguí, acercándome de nuevo a la fuente con ella, mirándola mientras hablaba. No me sentía, como otras veces, desesperado por alcanzarla, buscando cualquier excusa para acercarme, pero al mismo tiempo sí lo deseaba. Simplemente me sentía más calmo y relajado.

-¿Y ahora qué te gusta? -pregunté, esbozando una sonrisa de lado, curioso.

De haber extendido un poco la mano, habría podido rozarla. No, aquello no era tan difícil como antes. Yo lo decidía, al fin de cuentas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lea

avatar

Edad : 26
Mensajes : 1228

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 4:18 am

Asiento, segura. Caballeros de poderosa espada viviendo épicas aventuras, todas ellas dedicadas a una delicada dama que espera su regreso bordando tapices que describen las batallas. Sí, puedo ver todos los detalles sin necesidad de preguntar. Me falta saber el color del poderoso corcel para tener la historia completa.

-Sí que eres fácil de leer -confirmo, segura-. Que llegaras a sorprenderme sería en sí mismo una sorpresa.

Me detengo ante la fuente, observando el agua. ¿Habrá peces? Está demasiado oscuro para verlo. Y, en cualquier caso, no creo que estén por ahí nadando a estas horas. Tampoco es que quiera molestarlos.

Frunzo levemente el ceño ante su pregunta.

-No lo sé -declaro-. Ya te he dicho que he perdido bastante interés en el tema. Supongo que sigo quedándome con las de animales. Al final, no dejo de ser una persona monótona.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 4:36 am

No pude evitar fruncir el ceño un instante, casi ofendido, repentinamente. Aquello había ido a matar, desde luego... ¿Y qué respondía un noble caballero a aquello? "Oh, bella dama, te sorprenderé con mis hazañas, impresionándote".
Terminé por arrugar el ceño, esbozando una sonrisa reasignada, suspirando.

-Pues vaya hombre decepcionante estoy hecho -comenté, torciendo el gesto-. Aunque muy segura lo dices... Seguro que hay algo inesperado en este flamma, te aseguro -declaré, cruzándome de brazos.

Esperaba que no preguntase qué, porque no tenía claro qué responder a aquello. Pero era una mujer complicada. Me costaba no sorprenderme a veces con ella, desde luego.

A su lado, contemplé la fuente, como ella, buscando algo interesante que ver, pero solo veía negro y, de nuevo, siluetas mal dibujadas por la oscuridad. Y, a su respuesta, volví a contemplarla, sonriendo con nuevo gesto resignado, algo más cómico aquella vez.

-Me refería a en general -me expliqué, llevándome una mano a la nuca, casi como disculpa-. Pretendía ser intenso. Supongo que no lo he logrado muy bien...

Monótona... Decir aquello era casi cruel por su parte. Sobre todo sabiendo que...
Se hacía tarde.
Me acerqué un instante, en un impulso, y entonces, a medio camino, fui consciente de que lo había hecho. Entonces solo podía detenerme o continuar, y lo primero sería una vergüenza deshonrosa innoble a aquellas alturas. ¡¿Y a quién importaban la nobleza y la deshonra?! ¿Y a quién importaba Dehnel en aquel momento? Pensar en lo que diría un padre estando con una joven a solas en un parque era casi de hombres enfermos. Preocuparse por caballeros o damas cuando ella rehuía serlo. Y quizás aquello me gustaba, porque quizás nunca había tenido a una dama que rechazase serlo desde hacía mucho, y, aunque a primera vista era menos atractiva por aquello, realmente lo era más por lo mismo. Porque las damas no siempre lo eran fuera de las historias, solo lo aparentaban.

Así que, pese a lo difícil que siempre me resultaba, como lo deseaba y ya había comenzado, me acerqué para besarla, cerrando los ojos al acercarme para no revelar el miedo a la respuesta, o la inseguridad, sin tituberizar como otras veces.
¿Qué más daba ser todo un cabalero si nunca había un momento ideal, como en los libros?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lea

avatar

Edad : 26
Mensajes : 1228

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 5:08 am

Niego con suavidad.

-No lo llamaría exactamente decepcionante. Decepcionante es aquello que no cumple tus expectativas, no aquello que no te sorprende-. Me encojo de hombros-. Es posible que ocultes algo. Me extrañaría, pero puedo darte el beneficio de la duda, si tan importante es para ti.

Ladeo ligeramente la cabeza, con una ceja arqueada.

-No se me dan bien los sentimentalismos -replico, seria-. Supongo que, en ese aspecto, soy yo la que puede resultar decepcionante. Aunque intento no crear grandes expectativas al respecto.

Ya no responde. No de la misma forma, al menos. Supongo que un acercamiento era de esperar. Si pretende serlo, desde luego, no es tampoco ninguna sorpresa. Casi parece él menos convencido que yo de lo natural que pueda resultar. Me limito a esperar, en cualquier caso, a que se decida. Aunque, habiendo dejado ver sus intenciones, no tiene muchas salidas.

Correspondo con calma, a sabiendas de que tengo el poder de decisión, por más que él tome la iniciativa. Es una sensación extraña, aunque no desagradable.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 5:26 am

Aquello fue un consuelo, de alguna forma. No ser sorprendente, pero tampoco decepcionante... Aunque seguía buscando algo que rebatir, algo que demostrar, que sorprender... ¿Pero cómo hacerlo si ni yo mismo estaba seguro? Porque intentaba actuar siempre de la mejor manera posible, y por tanto una sorpresa quizás debiese buscar lo contrario a lo habitual, y no fuese tan buena, o...

Pero ya estaba, fuera como fuese. A veces incluso llegaba a pensar que solo hablaba para buscar que flaquease, y como nunca lo hacía, pues entonces al final me lanzaba sin mirar. Por el momento había ido bien, pero mi cobardía, por más que pretendía evitarla, siempre seguía allí hasta que llegaba a rozarla, momento en el que al fin me envalentaba.

El primer contacto me bastaba, a aquellas alturas, para ganar fuerza, por lo que el roce inicial  no tardó en volverse, por mi parte, en un beso que se volvía ligeramente más profundo e intenso a cada envite. No obstante, terminaba controlándome en función de su respuesta, incapaz de presionarla más allá de donde ella permitiese, por mucho que llegase a desear hacerlo. ¿Era acaso más de aquel código de caballeros que me obligaba a seguir o aquello era lo que me decía porque me acobardaba enormemente la idea de que repentinamente me apartase, molesta por mi insistencia? Aunque, verdaderamente, poco a poco, cuanto más conocía de ella, más deseaba que... Más la deseaba.

Bajé ligeramente la intensidad, deteniéndome al poco, apoderándome un instante de su labio, atrapándolo con los dientes, pero al ir a apartarme no me vi capaz, cayendo en ella de nuevo, inevitablemente. Había poco de noble en aquello.
No importaba, realmente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lea

avatar

Edad : 26
Mensajes : 1228

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 6:00 am

No puedo negar que su inconstancia resulta un poco desesperante, pero me permito el tolerarla. Después de todo, no da tantas vueltas como para llegar a crear desinterés. Y, al acercarse, parece tomar un poco más de arrojo. Demasiado, incluso, llegado el momento. Aunque es fácil de guiar, y se adapta pronto a lo que yo pida. Y, le guste o no, no siempre voy a ser violenta; estaba muy relajada hasta este momento, y no tengo motivos para cambiar mi actitud de golpe.

Dejo, pues, que profundice un poco, pero mantengo la calma. Correspondo, también, acercándome un poco para hacer mi postura más cómoda. Llego incluso a apoyar una mano junto a su cuello, al inicio del hombro, con lo que obtengo una mayor estabilidad.

Estoy a punto de retirarla cuando se separa, pero antes de que haya tenido tiempo de hacerlo vuelve a la carga. Aumento ligeramente el ritmo en ese segundo envite, tomando definitivamente el control para manejarlo a mi gusto. Recorro la parte frontal de su boca con la lengua, atrayéndolo un poco, dejándole luego libertad para tomar algo de espacio, si lo quiere, y acabo por ceder a sus gestos, limitándome a seguirlos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 6:23 am

Las sensaciones se mezclaban, y a mayor contacto, más contacto quería. Era como si de pronto el tiempo se parase y corriese más a la vez, y perdía la noción, luchando por no mostrarme desesperado por ella. Había ido, con la costumbre, logrando mantenerme como un buen caballero a su lado, pero aquel tipo de situaciones no era capaz de controlarlas tan bien como deseaba. Tampoco sería una sorpresa para ella descubrir aquello, como si se tratase de la primera vez, y tampoco tenía muchas vueltas que darle en aquel momento concreto.

Me mantuve en sus labios, dejándome recorrer o recorriéndola yo, invadido por una sensación mareante constante que me enturbiaba la mente, tomándola por la cintura con un brazo, ardiendo de pronto, a la primera chispa. En algún momento, sin embargo, logré abandonarla, aún con dificultad, quedándome a escasos centímetros de ella, tan cerca que el magnetismo todavía me atraía, y llegué a esbozar una sonrisa algo tensa, sumada a la contención.

-Me emocioné un poco -murmuré, bajo, rozando el tono de disculpa de alguna forma.

Mi pecho subía y bajaba más rápido de lo normal. O quizás no, teniendo en cuenta la situación. En aquel cuntexto, con ella, casi diría que lo extraño habría sido lo contrario. Notaba los labios húmedos, cálidos, y su sabor en ellos. Y aquello resultaba extraordinariamente estimulante. Quizás demasiado, teniendo en cuenta que cada vez parecía buscarla en lugares más transitalizables.

La mano izquierda rozó un instante su cabello, junto al hombro, con el dorso. Incluso aquello era como electrizante, de alguna forma.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lea

avatar

Edad : 26
Mensajes : 1228

MensajeTema: Re: Zona residencial.    Jue Ago 14, 2014 6:39 am

Al final, pese al ansia que parece invadirlo, acaba por separarse. En la medida justa. Sigue atrayéndome con la mano, y apenas se ha separado lo justo para hablar. Una vez más, arqueo una ceja, ladeando ligeramente la cabeza, con la vista fija en él. Aunque, a decir verdad, no veo gran cosa.

-Ya veo -murmuro, entre irónica y entretenida.

Llego a acercarme yo un momento, aunque no concedo más que un suave roce antes de separarme de nuevo. No sé muy bien por qué. Supongo que porque resulta satisfactorio ver cómo se tensa y enciende. Es como un halago, y bastante más interesante de lo que sería una frase rimbombante.

-Aunque no sé si este es el mejor lugar para que te emociones -remarco, y al hacerlo siento, con sorpresa, cierto tono de desafío en mi propia voz.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Zona residencial.    

Volver arriba Ir abajo
 
Zona residencial.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» ¿Zona de rol?
» tanteo para posible acampada de fin de semana zona norte
» Acceso para "Zona XXX" y "Temas Picantones"
» 12 TONELADAS DE ORO ENTERRADAS EN LAS TORRES GEMELAS "ZONA CERO"
» LIMPIANDO UNA ZONA DE ENERGIA NEGATIVA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Fulmen :: Pueblo de paso-
Cambiar a: