ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Sala de entrenamiento

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 21 ... 38, 39, 40
AutorMensaje
Massen Dew
Moderador
avatar

Edad : 19
Mensajes : 2708

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Sáb Ago 09, 2014 2:40 pm

Me acerqué a él como si quien no quiere la cosa, con una sonrisa significativa. Alcé las cejas, con la vista fija en él.

-¿Sabes qué más hay que añadir? -pregunté, ignorando sus tecnicismos-. Tu condición física. Y cuando sea una maestra insuperable tirando desde un punto fijo, y te aseguro que eso va a pasar muy pronto, tendrás que enseñarme a tirar en movimiento.

Negué con la cabeza, ampliando mi sonrisa y marcando una cierta distancia con las manos.

-Cuando sea una maestra insuperable -remarqué-. Por ahora vamos con lo básico.

Me dejé guiar por él, situándome exactamente como indicaba. Tras una mirada para comprobar que las cosas quedaban a mi cargo, me coloqué en lateral con respecto a la diana, con las piernas a la altura de los hombros. Saqué una flecha del carcaj y alcé el arco. Coloqué la flecha y apunté a la diana. A lo que más me costaba acostumbrarme era al peso del arco, que se me hacía cansado en seguida, impidiendo que apuntara bien, así que me aseguré de sujetarlo en condiciones. Tras apuntar un momento (no quería pasarme media hora ante la diana) disparé la flecha.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jun

avatar

Edad : 19
Mensajes : 1350

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Sáb Ago 09, 2014 2:51 pm

Asiento, con gesto burlón, varias veces, como si le estuviera dando largas. Mi condición física no será muy buena, pero si la comparo con la de hace un año no tiene pérdida. Si se queja es por vicio, y nada más.

Ahora vamos a lo que vamos. Me fijo en ella mientras se prepara, atento a sus movimientos, observador. Es importante para poder corregirla si hace algo mal, o para aprender yo mismo, y para algo que se me da bien... No tarda demasiado en disparar, demasiado poco, diría, y la flecha se clava en la diana, sí, pero muy lejos del centro.
Dejo ir una risa muda y me acerco a ella, empujando un poco su espalda hacia dentro, muy ligeramente, para que saque un poco de pecho, poniéndose más recta.

-Si no apuntas durante un par de segundos es más fácil que falles el tiro -hago llegar a su mente, con un matiz divertido en las palabras. Saco una flecha del carcaj y la coloco en el arco, retrocediendo un par de pasos desde donde está ella, apuntando-. Fijas el blanco y luego lo mantienes, estabilizando el brazo. Y también cuando sueltas -. Suelto la cuerda y la flecha vuela, clavándose a escasos milímetros del centro, arrancándome una mueca- mantienes el brazo un momento más para que el hecho de retirar el arco no modifique la trayectoria por hacerlo antes de tiempo.

Hago un gesto hacia ella, al terminar la explicación, invitándola a repetir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Massen Dew
Moderador
avatar

Edad : 19
Mensajes : 2708

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Sáb Ago 09, 2014 3:04 pm

No había sido un tiro muy bueno. Me daba rabia eso. Si Jun me daba las indicaciones, la flecha iba mucho mejor dirigida que si simplemente las llevaba yo a cabo. Era normal, y lo sabía, pero seguía siendo un tanto frustrante. Aunque, desde luego, no pretendía dar en el centro a las tres sesiones. Probablemente, aún había algo que tenía que hacer clic en mi cabeza antes de que pudiera lanzar flechas al centro con facilidad.

Bajando definitivamente el arco, eché hacia atrás los hombros, poniendo recta la espalda, cuando así me lo indicó. Y, aunque mi primera reacción fue mantener la postura mientras él hablaba, acabé por relajarla y girarme hacia él. Después de todo, mantenerme en tensión no iba a ayudarme a hacerlo mejor.

Observé su postura cuando él tiró, y luego giré la cabeza hacia la diana. Sonreí. Sí, aún tenía bastante que enseñarme. De nuevo, me volví hacia él.

-Vale. No me corrijas hasta que lo haya hecho, ¿eh?

Normalmente no lo hacía, pero aún así tendía a pedírselo para asegurarme. Una vez más, me volví hacia la diana. Coloqué los pies en la posición indicada, sacudí el brazo para relajarlo, tomé una nueva flecha, alcé el arco y la coloqué. Saqué pecho, asegurándome de mantener la espalda recta, tensé el arco y apunté. Contando los dos segundos. Después, solté la flecha, manteniendo la posición hasta que la vi en la diana.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jun

avatar

Edad : 19
Mensajes : 1350

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Sáb Ago 09, 2014 3:58 pm

Tras mi tiro, le toca de nuevo a ella. Asiento a su comentario, sin poner impedimentos. Tampoco es que me guste demasiado corregir a los demás, aunque supongo que ahora mismo es mi deber hacerlo, pero no tengo problema en hacerlo a posteriori. Casi me gusta más. Es una buena forma de que ella misma vea que lo que hace funciona de una determinada forma, y por qué mi consejo afecta al respecto.

De nuevo se prepara, esta vez algo mejor. La observo proceder paciente, risueño, y no sigo la trayectoria de la flecha cuando la suelta, sino que la mantengo en ella hasta que pasan dos o tres segundos. Entonces sí giro la cabeza para comprobar el resultado. Ha dado bastante mejor, más cerca. La verdad es que siempre me ha parecido que Massen tiene una capacidad muy buena para absorber la información que le doy y aprender. Quizás debería plantearme el probar con otro tipo de cosas. Quizás pueda hacer de ella una estudiosa...
No querría. Qué más da.

-Estás algo rígida -informo-. Es normal, hasta que te acostumbres a las posturas, pero si estás tensa es más fácil que te tiemble el pulso o que acabes con dolores, ¿no?

Voy hasta la diana y arranco las flechas, las tres, guardando la mía y volviendo junto a Massen a darle las suyas. Me encojo de hombros con bastante sencillez.

-La verdad es que por ahora poco puedo hacer más que esto. Tendrías que tirar mucho para ir habituando al cuerpo al arco y al funcionamiento de los proyectiles. Puedo corregirte la postura y darte consejos, pero la práctica es necesaria. Cuando vayas acertando mucho será tan fácil como aumentar la distancia o disminuir el objetivo, pero por ahora creo que simplemente es cuestión de que tires. No soy muy buen profesor, lo siento -me disculpo, frotándome un instante el pelo, casi avergonzado.

Regreso junto a las dianas para tomar otra, que sitúo unos seis metros a la derecha de la primera. Miro a Massen, ladeando la sonrisa.

-Podíamos practicar un poco juntos -propongo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Massen Dew
Moderador
avatar

Edad : 19
Mensajes : 2708

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Sáb Ago 09, 2014 4:30 pm

La segunda vez había ido un poco mejor, aunque tampoco di en el centro. Bueno, no era mi principal interés por el momento. Tenía que acostumbrarme bien a las posturas y los movimientos para coger soltura antes de acertar fácilmente en la diana.

Ante el comentario de Jun, sacudí un poco el cuerpo, tratando de relajarlo. Se hacía difícil no estar tensa cuando se te estaban exigiendo movimientos que parecían tan poco naturales.

-¿Es normal que me pese tanto el brazo? -pregunté.

Suponía que sí. Estaba en tensión y el arco pesaba más de lo que parecía a simple vista. Aunque, probablemente, seguía siendo más ligero que una espada.

Me encogí de hombros ante sus disculpas. Era habitual que se pusiera a hacer aquella clase de comentarios, y ya me había cansado de decirle que no hacían falta. Así que, simplemente, los ignoraba. Tomé las flechas que me daba y las guardé en el carcaj.

Acepté su propuesta.

-El carcaj entero -propuse-. Cuando cada uno acabe su carcaj, veremos los resultados. No seas abusón, ¿eh?

No sabía muy bien cómo podía no ser abusón en una práctica así, pero eso era lo de menos.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jun

avatar

Edad : 19
Mensajes : 1350

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Sáb Ago 09, 2014 4:40 pm

Me encojo de hombros, con una sonrisa escueta.

<<Un poco>>, compongo, veloz.

-Si no tensas demasiado el brazo la sensación de peso es menor, pero de todas formas... A mí también se me cansa si lo uso demasiado tiempo. Aunque no soy el mejor ejemplo a seguir...

Pronto me he colocado junto a ella, frente a mi diana. Su propuesta me arranca una sonrisa divertida. Roto el hombro derecho hacia atrás, levantando las cejas un instante, mirándola, como en una especie de reto.

-De acuerdo. Pero, para hacerlo más justo -comento, con un tono que podría considerarse altanero, mientras retrocedo poco a poco-, yo me voy a alejar más de la diana que tú. ¿Qué te parece?

Me detengo cuando me encuentro casi al doble de distancia que ella y la miro con una sonrisa expectante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Massen Dew
Moderador
avatar

Edad : 19
Mensajes : 2708

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Sáb Ago 09, 2014 4:54 pm

Asentí. Era la clase de respuesta que esperaba. La cosa era acostumbrarme, suponía. Todo a su tiempo.

Me mantuve seria cuando puso sus condiciones. En parte, me sentía algo humillada por semejante ventaja. Pero, por otra parte, tenía hasta sentido. Y, como había dicho antes, él era el maestro y él decidía. Aunque, incluso si tenía un buen resultado, no tendría mucho valor.

Me encogí de hombros y sonreí.

-Tú sabrás -indiqué-. ¿Yo estoy bien aquí?

Saqué una flecha del carcaj, dispuesta a prepararme.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jun

avatar

Edad : 19
Mensajes : 1350

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Sáb Ago 09, 2014 5:03 pm

Asiento, en respuesta a su pregunta. De todos modos, muevo las manos, para declarar que tiene toda la libertad del mundo, de todas formas.

<<Bueno, donde quieras, realmente>>, informo con una sonrisa y un breve encogimiento de hombros.

Si quiere ponerse a prueba no voy a ser yo el que se lo impida. También me preparo, por mi parte, poniéndome en posición y apuntando al centro de la diana, concentrándome.

-Cuando quieras -informo, apenas un par de segundos después, y libero la cuerda.

Mi carcaj lleva quince flechas, y el suyo debe de tener las mismas, más o menos, así que será cuestión de unos minutos terminarlas. No lo hago con excesiva prisa, y entre tiro y tiro le echo un ojo para ver cómo lo lleva. Una parte de mí siente la tentación de desviar un poco las flechas a propósito, como para consolarla, pero no creo que le agradase mucho, y estoy seguro de que se daría cuenta, así que me esfuerzo por hacerlo lo mejor posible. También a mí me viene bien hacer esto, ¿no?

Nunca he hecho nada así con Lluvia. Es una pena. Quizás se lo proponga la próxima vez que la vea para pasar una tarde. Seguro que ha mejorado desde la última vez, y podría ser divertido. Incluso en el bosque, si no llueve.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Massen Dew
Moderador
avatar

Edad : 19
Mensajes : 2708

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Sáb Ago 09, 2014 5:09 pm

Negué con la cabeza. Si lo que necesitaba era práctica, lo ideal era que me dejara de tonterías y me dedicara a eso, a practicar. Asentí a su invitación, sonriendo.

-Vamos allá -indiqué.

Me coloqué en la posición indicada, tratando de estar atenta a que todo estuviera en orden y, al mismo tiempo, a no ponerme tensa. Lancé una flecha tras otra, fijándome en el intervalo de sonido de las flechas de Jun al llegar a la diana para marcarme un ritmo más o menos correcto. Incluso traté de ir un poco más despacio que él, tratando de asegurar así que la velocidad fuera buena pero no excesiva.

Entre las primeras flechas, hubo un par de ellas que quedaron muy bien colocadas. Eso me animó a seguir como lo estaba haciendo, hasta que una se me fue un poco lejos. Fruncí el ceño entonces, consciente de que eso no me ayudaría a concentrarme. Pero lo importante no era el resultado, sino la práctica. O eso trataba de decirme.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jun

avatar

Edad : 19
Mensajes : 1350

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Sáb Ago 09, 2014 5:15 pm

El duelo no dura demasiado, y al acabar no hace falta mirar mucho para darse cuenta del resultado, creo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el objetivo de esto no era ganar o perder, sino hacerlo.
Doy una suave palmada en el hombro de Massen, con una sonrisa, y alzo el pulgar en señal de aprobación.

-¿Quieres hacerlo otra vez? -inquiero, caminando hacia las dianas para recuperar las flechas.

La verdad, no tiene nada que envidiarme. Tiene mucho más arrojo que yo, y no tarda en venir a ayudarme, aceptando la propuesta. Pronto estamos listos para intentarlo de nuevo. Tampoco es cuestión de agotarnos, pero es un buen plan de tarde en un día nublado como este.

*se quedan un rato y luego se van*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frikka

avatar

Edad : 23
Mensajes : 1354

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Lun Ago 11, 2014 2:32 am

Aunque desde la partida de Gerry mi horario, sobre todo el de entrenamiento, ha ido de nuevo en declive (y decaído por un tiempo) hacia el horario nocturno, es estos momentos lo mantengo más o menos estable. ¡No en vano me siento incluso más poderosa a estas horas! Y la frustración y preocupación del principio han ido viéndose eclipsadas por el aburrimiento, y cierta incertidumbre que me vuelve más activa, obligándome a hacer cosas todo el tiempo, aunque solo sea quejarme. Hubiese partido de misión sin dudarlo dos segundos, o, en su defecto, hecho cualquier otra cosa que requiriese pensar poco y moverse mucho.

Entro y la sala está vacía. Nada de flammas con cachorros a la vista. Entonces, ni corta ni perezosa, desenvaino mi katana y empiezo duro ya con calentamiento de hombros y brazos, haciendo cortes amplios y relajados. No me apetece ponerme a correr en círculos como una gilipollas. Pero Frikka tiene algo más en mente, hoy.

Me desgañito un buen rato con distintos ejercicios de espada, cortando de forma vertical y luego oblicua, repitiendo cada uno tantas veces como las necesarias antes de que empiece a rallarme con ello. Una vez termino, envaino la espada, y entonces paso a lo siguiente: me hago con una vara larga, más o menos del mismo largo que mi katana, y le ato varios pesos en la punta, de manera que pese más, obviamente. Aún tengo que probar varias veces hasta que consigo que se estén estables, que se escurren con nada, pero al final lo ato bien y puedo empezar con una nueva serie de ejercicios iguales, pero ahora con más peso. Me vendrá bien para fortalecerme un poco, que estoy hecha una floja.

Uno a uno, voy repitiendo los movimientos acostumbrados, sumando el desplazamiento del cuerpo, añadiendo con el tiempo un muñeco al que golpear para hacerlo todo menos aburrido. Sin embargo, al final me doy por vencida, jadeante, y estiro un poco.

Desde luego, la fuerza y yo no... no, eh.

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alehyss

avatar

Edad : 25
Mensajes : 3075

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Lun Ago 11, 2014 6:41 pm

Hoy me dedico a un calentamiento intenso, con trote ligero durante casi quince minutos, incluyendo obstáculos en la sala que debo saltar o sortear de diferentes zonas para hacer el circuito más interesante. El hecho de hacerlo así me da más ideas para un futuro, incluyendo más actividades, pero hoy será suficiente con algo como esto. Cuando termino, lo recojo todo, despejando la sala para pasar al siguiente ejercicio, no sin antes estirar y relajar los músculos ligeramente.
Desde que recuperé la kusarigama, he estado entrenando con ella para volver a manejarme, pero ahora me gustaría incorporar nuevos movimientos a los que usaba antes. No tardo, pues, en tomarla.

Comienzo con ejercicios simples. Los de siempre. Giros sencillos, cambios de dirección, lanzamientos y amagos de cortes. Todo resulta muy técnico. Repito cada movimiento unas veinte veces y luego paso a otro, subiendo suavemente la velocidad y la intensidad. Me concentro siempre en pulirlos para hacerlos más exactos, más mecánicos. Se supone que estos giros y fintas han de salirme a la perfección en un momento necesario del combate.

Lo siguiente es algo más complejo. Quiero ser capaz de proyectar la bola de la kusarigama a la garganta del enemigo en mitad de un salto, utilizando un giro de cuerpo para aumentar repentinamente la velocidad y la fuerza de modo que no sea fácilmente predecible. Resulta una maniobra difícil porque implica apuntar a un punto muy concreto en movimiento, girando sobre mí misma en medio de una acrobacia, aunque espero que, de conseguirlo, sea eficaz.
Dispongo uno de los muñecos de madera en una zona despejada para poder enredar la cadena alrededor de su "cuello" y saber así si funciona o no lo hace. Tener un punto al que apuntar resulta más fructuoso.

Los primeros intentos los realizo apuntando en carrera, buscando enredar la cadena precisamente antes de pasar de largo o comerme al oponente. Resulta difícil porque trato de no liberar demasiada cadena para evitar hacer una circunferencia de radio muy amplo. Eso haría una trayectoria previsible. Encuentro, de todos modos, más problemas de los esperados, y tras una media hora, jadeante, me desagrada admitir que esperaba mejores resultados. No obstante, estoy lo suficientemente satisfecha como para pasar al siguiente punto.
De nuevo, he de lanzarme contra el oponente, sin miedo, girando la cadena, pero, al llegar a una distancia adecuada, veloz, sin perder un segundo ni en la reacción ni en la realización del giro, he de impulsarme al mismo tiempo hacia adelante y hacia arriba, una medida concreta, y también hacia un lado, pero no para desplazarme, sino para rotar en un giro pequeño y rápido, sobre mí misma, y aprovechar la fuerza del final del mismo para lanzar la bola, variando así la velocidad, aprovechando la energía cinética de mi cuerpo, o de la propia bola, que aporta el giro.

Los primeros saltos me sirven para calibrar la distancia a la que debo lanzar el ataque: si es demasiado lejos, la bola no llegará a alcanzar su objetivo, si es demasiado cerca yo misma seré vulnerable, y la energía aportada será irrelevante, perdiéndose su efecto con la menor distancia.
Los primeros tiros no son acertados, pero van siendo más precisos poco a poco, aunque no termina de convencerme la potencia del salto: se me hace demasiado lento. Así pues, me esfuerzo por aumentar la velocidad y precisión del giro impulsándome con más fuerza. Y entonces, en uno de los saltos, no puedo evitarlo: piso mal.

Al apoyar el pie, sin quererlo, se me tuerce, y enseguida siento un dolor agudo. Ese traspiés hace que no pueda llevar bien el giro, y cuando me doy cuenta me estoy precipitando contra el suelo. Logro reaccionar a tiempo, acurrucándome de algún modo rodando, disminuyendo el impacto, y al detenerme me quedo inmóvil. No puedo evitar tener la respiración agitada. Los ojos, sin quererlo, muy abiertos. Me llevo las manos al tobillo izquierdo, apretando la mandíbula, y presiono un instante.

-Joder... -murmuro, dejando ir suavemente el aire entre los dientes.

Lo siguiente es un quejido alto, casi un grito que arrastra frustración y rabia.

Me incorporo, sentada, y apoyo el pie con la planta en el suelo, aún sin soltar el tobillo, con la mandíbuja tensa y una expresión evidentemente fusiosa. Lentamente lo suelto, y lo examino. Apenas han pasado segundos, pero parece estar ya inflamado. Trato de ponerme de pie. El dolor es agudo, pero lo consigo. Me acerco, cojeando un poco, a por mi arma, y me agacho a recogerla. Luego, caminando de la misma forma, voy hasta la puerta.

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lloyd

avatar

Edad : 26
Mensajes : 2032

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Lun Ago 11, 2014 9:46 pm

El chrysos llegó a la sala de entrenamiento, donde, tal y como había dicho Alehyss, había un muñeco en el centro. Suspiró. Aunque hubiese planeado entrenar por la tarde, ahora mismo no tenía ningunas ganas de ponerse a corretear por la sala, atacar muñecos y probar las diferentes armas de Palacio, así que simplemente se acercó al muñeco y lo cogió. Seguro que la chrysos había estado practicando con su recién recuperada kusarigama, acribillando sin piedad al muñeco, clavando el arma en todos los puntos.

Lyam llevó el muñeco al armario donde estaban el resto, lo colocó, y observó la sala, ahora limpia, vacía. Mañana volvería y entrenaría de verdad, se dijo. Ahora solo quería comer.

Antes de salir, pensó en lo estúpido que había sido el haberse acercado solo para recoger un estúpido muñeco que él ni siquiera había usado.

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Lun Ago 11, 2014 10:03 pm

Llevo un tiempo bastante apartado. Le he cogido el gusto a los largos paseos hasta el pueblo de paso donde pasear por el mercado me da la sensación de estar en casa así que las veces que me he cruzado con algún compañero no han resultado en nada en especial.

Como llevo bastante calma hoy me he tomado más en serio lo de entrenar para desoxidarme un poco. He estado trotando para calentar y haciendo un poco de pesas. Debería hacer más abdominales y flexiones así que, aunque me cuesten horrores, trato de hacer un poco de cada, sin forzar demasiado para evitar esionarme por mi falta de práctica y mi pérdida de músculo.

Al final paso a recuperar las tonfas. Al menos mis muñecas y brazos siguen bastante ligeras con ellas. Muevo los topes de cada una entre mis manos, haciéndolas girar sobre sí para acomodarlas en la posición de defensa y devolverlas a la posición de ataque con facilidad. Mis dedos vuelven a ser firmes al menos, no como los primeros días de mi regreso.

Me dirijo a uno de los muñecos para empezar a "pelear" un poco más en serio y lo ataco con golpes de las tonfas en el hueco del cuello o en el costado, lugares para aturdir e inmovilizar, pero que no suponen golpes letales. Cada tres o cuatro golpes utilizo la posición de la tonfa contra mi brazo para representar un posible bloqueo espontáneo. Me ayudo de las alas para dar saltos hacia atrás o los lados a modo de finta.

*se queda entrenando*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lloyd

avatar

Edad : 26
Mensajes : 2032

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Lun Ago 11, 2014 10:39 pm

El chrysos ya se había alejado bastante de la sala de entrenamiento cuando decidió dar media vuelta, como si acabase de recordar algo. Con pasos lentos, deshizo el camino que ya había andado y entró en la sala.

Se detuvo nada más abrir la puerta, y frunció el ceño, notando cómo todo el buen humor que había acumulado durante esos meses se desvanecía. En medio de la sala, entrenando, estaba Heylel, Heylel Tuldvin.

—Vaya, menuda sorpresa —dijo, adentrándose en la sala, torciendo una sonrisa—. Cuánto tiempo, ¿no?

De todas las personas que habían vuelto a Brontë, aquella era, sin duda, la que más le molestaba, por motivos que ni él mismo era capaz de explicar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Lun Ago 11, 2014 11:05 pm

Llevo ya rato entrenando en la sala y empiezo a notar cierto sudor sobre todo elrededor de las plumas que tocan con mi espalda. Seguramente mañana tenga el cuerpo cansado.

Escucho como alguien entra en la sala, pero no presto atención debido a la concentración en el ejercicio. Un instante después de que quisiera mirar de quién podía tratarse, Lyam me saluda con un tono bastante incómodo.

Me detengo un momento, respirando algo agitadamente, y me paso el dorso de la mano por la frente para apartarme el pelo y un ligero brillo de sudor. No dejo de mirarlo, primero de forma constante y luego a intervalos entre el muñeco que tengo en frente y él. Después de la respuesta que me dio cuando fui a despedirme no es una situación demasiado cómoda.

Hola, Lyam, te veo bastante bien —Comento con un intento de tono cortés pese a la incomodidad. Mientras, retomo un poco los golpes contra el muñeco que tengo en frente. —¿Qué tal durante este tiempo? — Evito mencionar que me sorprende que siga en Brontë o pensará que he vuelto porque pensaba que él no estaría o algo así.



-------

http://elmundodemithos.activoforo.com/viewtopic.forum?t=547
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   

Volver arriba Ir abajo
 
Sala de entrenamiento
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 40 de 40.Ir a la página : Precedente  1 ... 21 ... 38, 39, 40
 Temas similares
-
» Sala de entrenamiento
» ¿Como calculais la posicion de vustros altavoces en la sala?
» Relacion cajas/sala...pegada...
» AYUDA CON GRÁFICA DE MI SALA
» CAJAS POCO EXIGENTES CON LA SALA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Palacio de Brontë :: Interiores del Palacio-
Cambiar a: