ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Prado.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 14 ... 25  Siguiente
AutorMensaje
Alehyss

avatar

Edad : 26
Mensajes : 3075

MensajeTema: Re: Prado.   Vie Mayo 17, 2013 4:26 am

Maldigo en voz baja. Estoy desarmada, la cabeza me va a estallar, me duele la cara, la boca me sabe a sangre y soy la única que hace el ridículo aquí. Tengo una gran zona de los brazos en carne viva por la caída y los hechizos y un dolor de cuello increíble por el puñetazo.
Mañana me acordaré de esto.

Localizo mi kusarigama en el suelo y me deslizo hacia ella lo más rápido que puedo, dado mi estado de embotamiento. Tengo dos posibilidades: el flamma o el parvus. Si bien el primero no me tienta nada, a raíz del kunai lanzado por el piscis parece cegado, tanto físicamente como por la ira.
Si está tan atento al piscis como parece, quizás tenga una oportunidad.

Me deslizo hacia él girando la cadena sobre mi cabeza y, cuando me encuentro a la distancia apropiada, la lanzo de nuevo, buscando enredarlo, pero esta vez apunto a su pie izquierdo.

Silvanus me lo dijo una vez, hace mucho. Da igual que sea fuerte si está en el suelo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Follow

avatar

Edad : 23
Mensajes : 611

MensajeTema: Re: Prado.   Vie Mayo 17, 2013 4:37 am

Mi tiro acierta en su ojo y no puedo evitar alegrarme por ello. Aunque un animal herido es un animal peligroso.

Su ira al venir ahora hacia a mí me lo confirma, pero yo no tengo nombre, la muerte no puede alcanzarme, con lo que no me asusta que venga directo hacia a mí.

Tiene un arma muy larga, con lo que debería dedicarme a esquivarlo durante un rato si se pusiera a intentar ensartarme y, con la hierba mojada, aumentan las posibilidades de que ponga un pie en falso y algo salga mal. No, tengo que hacer algo, ahora que está herido es el momento de atacar como un buen guerrero.

Corro hacia él al tiempo que él corre hacia a mí y conjuro dos aquaerum, uno en cada mano, para dar un salto y lanzárselos a la cara, que ahora tiene herida. Soy ágil, pero es una acción bastante arriesgada. Debería bastar para que los demás espabilasen y aprovechasen la oportunidad para acabar con él. Me llaman Follow, el buscador y lo que ahora busco es una buena oportunidad.


FdR: Como me tengo que ir forzosamente pido a narrador que lo lance y se de contra una piedra y se quede tonto o le de un mamporro o lo que vea necesario para que no sea una molestia. Lo siento >.<
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Massen Dew
Moderador
avatar

Edad : 19
Mensajes : 2708

MensajeTema: Re: Prado.   Vie Mayo 17, 2013 4:54 am

Poco a poco, parecía que cambiaban las tornas a nuestro favor. Lyam consiguió entretenerlo y yo lancé mis ataques, esbozando una sonrisa de cruel satisfacción al ver el efecto del segundo. Parecía que empezaba a hacer mella en el enemigo. Follow, por su parte, abandonó su lucha con el mago para dedicarse al guerrero. Un kunai voló hacia aquel hombre enorme, clavándose en su ojo y desgarrándolo. Mi sonrisa se amplió. Era un punto blando, y al parecer peligroso para el hombre que, enfurecido, cargó contra Follow. Alehyss, por su parte, pareció recuperarse un poco y quiso aprovechar la distracción que Follow había creado para atacarlo ella también. Lyam, por su parte, abandonó ese objetivo por el parvus.

Por mi parte, ahora que había hecho daño al grandote y que había encontrado en él un punto débil, me negué a abandonar ese objetivo. La situación de Follow, encarándolo tan directamente, no parecía recomendable dejarla estar. Así pues, me acerqué yo también un poco hacia ellos y lancé dos aquaerums hacia él, esta vez en dirección a su cara, que Follow había herido más fácilmente que yo.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Prado.   Vie Mayo 17, 2013 5:08 am

Lyam esquivó con facilidad el primer terra der. El segundo, sin embargo, apenas le dio tiempo a evitarlo, y al pasar le dio en el brazo izquierdo, desgarrando su ropa y haciéndole un surco a su piel, pero nada que el chrysos no pudiese soportar.
Decidido a acercarse al mago, Lyam comenzó su acercamiento, reduciendo distancias. El otro respondía con hechizos. Los primeros, dada la distancia, eran sencillos de evitar, pero cuanto más se acercaba más complicado era. Alguno llegó a rozar su rostro, sus piernas o sus brazos, pero el ágil joven no sufrió más que roces superficiales. Sin embargo, cuando casi estaba a su lado uno de ellos dio de lleno en el estómago del chrysos, haciendo que se doblase ligeramente y expulsase una bocanada de aire.
Lyam tosió, sintiendo el dolor de la poderosa magia de aquel hombre, pero para su satisfacción, descubrió que él otro tenía un aspecto cansado, seguramente debido a la intensa ráfaga que acababa de realizar.
Estaban cerca. Apenas los separaba un metro y medio. El parvus extendió un brazo y, apuntando a su rostro, pronunció de nuevo el conjuro.

Mientras tanto, los otros parecían haberse aliado para acabar con el grande.
Massen lanzó sus aquaerums al hombre, golpeándole dolorosamente en la cara y haciendo que entornase levemente el ojo sano, dejando de ver por unos instantes. En ese momento, Follow inició una estrategia muy arriesgada que hubiera salido mal de no ser por la intervención de la chrysos.
Cuando la cadena del arma de Alehyss se enredó alrededor del pie izquierdo del guerrero este no pudo mantener el equilibro y cayó al suelo, recibiendo en la cara los impactos de Follow durante la caída. Al encontrarse con el suelo exhaló un gruñido ronco, clara muestra del dolor que sentía esta vez.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alehyss

avatar

Edad : 26
Mensajes : 3075

MensajeTema: Re: Prado.   Vie Mayo 17, 2013 5:19 am

Me alivia ver que esta vez mi estrategia funciona y el flamma cae al suelo. Además, los cuatro aquaerums seguidos en la cara han tenido, como mínimo, que aturdirlo un poco.
Me acerco sibilina a él, tirado en el suelo, aún con mi kusarigama enredado en su pierna y me subo sobre su espalda. Sin darle tiempo a levantarse (aunque poco me importa ahora que estoy encaramada), secciono su garganda con mi arma. Es un corte limpio, frío y, en mi opinión, casi indoloro.
Los cortes limpios apenas duelen.

Salgo de encima de él y desenredo mi arma de su pierna. Me llevo una mano a la cara.
Lo miro de reojo. No me gusta haberle dado fin así, pero una parte de mí lo consideraba necesario.

Me vuelvo hacia el que queda y suspiro. Solo uno. Aunque quizás Lyam se baste solo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lloyd

avatar

Edad : 26
Mensajes : 2032

MensajeTema: Re: Prado.   Vie Mayo 17, 2013 5:30 am

Cuando el parvus alzó el brazo, dispuesto a lanzar un nuevo hechizo dirigido a su rostro, el chrysos aguardó unos instantes, esperando a que el bólido se conjurase y se acercase a él. Antes de que estuviese demasiado cerca como para poder esquivarlo, Lyam se agachó con rapidez, todavía con el arma en la mano, y, desde es nueva posición, arrojó velozmente el puñar, apuntando al vientre del parvus, intentando darle en una zona no mortal: no tenía intención de matar al parvus, y mucho menos sin haber obtenido antes algo de información.

Tras arrojar el puñal, el chrysos se abalanzó hacia el parvus, para impedir que huyese o para tumbarle en el suelo si no había servido con el golpe anterior.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Massen Dew
Moderador
avatar

Edad : 19
Mensajes : 2708

MensajeTema: Re: Prado.   Vie Mayo 17, 2013 5:37 am

Finalmente, la recuperación de Alehyss resultó útil, y combinada con nuestros hechizos, llevaron al hombre al suelo. Alehyss se encargó de terminar el trabajo con su arma. Miré el cadáver un momento, sin saber cómo sentirme. Algo, quizá la adrenalina, me impedía sentirme como me hubiera sentido en situaciones normales ante aquello. Tenía las emociones amortiguadas por la euforia, que me obligó a mantener la sonrisa. Tan solo quedaba, pues, uno, y aunque parecía que Lyam no tenía problemas con él, no me parecía conveniente dejarlo solo. Pasé junto a Follow mientras iba hacia él, y aproveché el breve instante a su lado para acariciarle el brazo, antes de echar a correr.

Por el camino, conjuré un buen aquaerum, que mantuve en mi mano mientras me acercaba. Si el parvus, por algún casual, conseguía atacarme, estaba preparada para defenderme. Si Lyam no podía con él, estaba preparada para apoyarle.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Prado.   Vie Mayo 17, 2013 5:50 am

Todo parecía haberse acabado.

Lyam logró reducir al parvus, que cayó al suelo y gimió cuando el puñal se clavó en su vientre. El muro que había conjurado también cayó con él, dejándole ver el cuerpo inerte de su compañero.
Por primera vez, el parvus pareció dolido.

-¡Lo habéis matado! -les escupió. Vio entonces la sangre en el arma de Alehyss y la miró con furia-. Hay sido tú, puta -le gruñó.

"No está muerto", repuso ella. "Todavía no. Le quedan aún algunos minutos. No le he rajado la aorta. Aunque, sinceramente, tanto me da que muera."

Aunque el hombre continuó mirándola rencoroso, de algún modo su mirada tenía un matiz esperanzado. Parecía que esa pareja se tenía cierto aprecio, al fin y al cabo.

Alehyss le dijo que si respondía a las preguntas del chrysos dejaría que tratase de socorrer a su compañero, si le era posible.
Lyam procedió.

Así, el hombre les explicó lo que querían saber. Ellos no eran más que una banda de mercenarios que trabajaban por dinero. A ellos los habían contratado, nada más, para que ayudasen a un tipo a trasladar a un niño al que habían secuestrado. Ellos no sabían quien era aquel niño, el hombre no les había contado demasiado, pero tenía que ser importante para que fuese un tipo como aquel (pues les explico que su jefe era terriblemente inhumano y poderoso) el que lo escoltase hasta su destino.
No sabía exactamente donde estaban ahora, les explicó, pero habían dicho que iban a buscar un lugar en el que resguardarse de la lluvia. Quizás algún sitio cubierto...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lloyd

avatar

Edad : 26
Mensajes : 2032

MensajeTema: Re: Prado.   Vie Mayo 17, 2013 6:05 am

El chrysos se agachó al lado del parvus (por si, en algún momento, se le planteaba la idea de atacar otra vez; en ese caso, al estar tan cerca, no dudaría en usar la magia que no era fuerte, pero serviría). Lo observó en silencio durante unos segundos y, cuando se dirigió a Alehyss, el chrysos frunció el ceño y, serio, le dio un puñetazo en la mejilla al parvus.

—Trata a la señorita como Mithos manda —gruñó. Luego escuchó a Alehyss, que le aseguró al parvus que, si respondía a sus preguntas, dejaría que socorriese a su compañero. Lyam se planteó, pese a que la chica había asegurado que no estaba muerto, si serviría de algo socorrerlo. No obstante, decidió no mencionar nada sobre el tema y centrarse en lo que le interesaba. Así pues, el chrysos le ordenó que hablase, que le contase quiénes era, qué hacían ahí, si trabajaban para alguien... En definitiva, cualquier dato interesante.

Con atención, escuchó todo lo que el parvus decía. Conforme hablaba, se iba haciendo nuevas preguntas.

Cuando el parvus terminó de hablar, el chrysos arrancó el puñal de su cuerpo y se puso en pie. Luego, tras dedicarle un último vistazo al mago, se dirigió hacia la chrysos. Por lo que había dicho, el chaval y su jefe estaban agazapados en un sitio cubierto. El chrysos hizo memoria, tratando de recordar todos los sitios que podían servir para resguardarse de la lluvia. Contó cuatro: el establo, el taller, la capilla y aquella extraña cueva con la que se había topado hacía unos días.

Chasqueó la lengua.

—Que yo sepa, sitios cubiertos en el exterior de Brontë no hay demasiados. Ahora mismo, sólo se me vienen a la mente los establos, el taller, la capilla y una cueva con la que me encontré el otro día. ¿Tú qué opinas? —Miró a la chrysos. Luego, tras unos segundos en silencio, añadió, casi susurrando—. ¿Estás... Bien...? ¿Te duele algo...?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alehyss

avatar

Edad : 26
Mensajes : 3075

MensajeTema: Re: Prado.   Vie Mayo 17, 2013 6:18 am

Escucho atentamente las palabras del parvus, preguntándome hasta qué punto creerlo. Luego Lyam opina, y tras repasar los lugares de los que habla expongo el que, a mi criterio, es más lógico.

-La cueva -digo-. Nadie iría a ocultarse cerca del palacio.

Ignoro la siguiente pregunta del chrysos. No es momento para preocuparse por cosas así. En lugar de eso, paso al tema que ahora mismo nos atañe.

-¿Puedes llevarnos?

Pese a todo, no podemos permitir que el mago parvus se quede aquí solo, ya que si nos ha mentido puede engañarnos y meternos en problemas. Pido al piscis (al parecer, se hace llamar Follow) que vigile a este tipo por si intenta hacer algo raro. En un principio no parece muy por la labor de quedarse, pero finalmente acepta: él es el que menos daños ha sufrido (y me da cierto reparo dejar sola a Massen, a la que veo, de algún modo, como mi protegida).

Así pues, dejamos a Follow vigilando a los mercenarios y nos vamos, guiadas por Lyam, hacia la cueva.

*se van*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nagorr
Jefe de Raza
avatar

Edad : 53
Mensajes : 408

MensajeTema: Re: Prado.   Vie Mayo 17, 2013 6:23 am

Llego al tercer escenario, donde la batalla parece más reciente. Aquí todavía queda un guerrero: Follow. El parvus que está con él no deja de mirar al otro hombre, inerte en el suelo, al que me acerco.
Le doy la vuelta. Apenas respira y está muy frío. Tiene un buen tajo en la garganta. Repaso la herida con un dedo, pronunciando unas palabras en bajo, y la herida cicatriza con una especie de costra rocosa. Luego interrogo al parvus, que parece más dispuesto a hablar. También pido al piscis que me cuente su versión de los hechos.

Pronto llegan unos guardias y un par de miembros del servicio para llevarse a los hombres. Pido a Follow que los acompañe y que descanse. Ha hecho un buen trabajo.

*se van*

_________________
~~Brum Brum Brum~~
~~Nagorr Brumm~~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fier

avatar

Edad : 26
Mensajes : 453

MensajeTema: Re: Prado.   Lun Jun 03, 2013 4:44 pm

Mi palabra es sagrada. Padre me enseñó que la posesión más valiosa de un guerrero es su palabra. Y le prometí a Lluvia que haríamos el marco para su dibujo. Con lo que estos últimos días me he ido tomando pequeños descansos para encontrar las herramientas adecuadas para la tarea. Un pequeño pero muy útil set de carpintería, que incluye martillo, sierra, un par de gubias para hacer algún que otro adorno, un par de limas, y una escuadra. Un lápiz detrás de una de mis orejas, clavos, barniz, y tres botecitos de pintura completan el lote. Y casi todo ello, salvo las pinturas y el lápiz, lo he conseguido preguntando a diferentes personas del servicio.

Hace un día genial. Esta mañana le he dejado una pequeña nota en su cama a Lluvia, pidiendo perdón por el poco tiempo con el que la aviso, y sugiriéndole de encontrarnos en el prado. Por mi parte, sé que llego pronto, aún no es la hora a la que la he citado, pero me gustaría encontrar un buen sitio. Echo una oteada, y finalmente acabo por decantarme a ir junto a un par de grandes rocas. Puede que nos sirvan como mesa de trabajo o asientos, nunca se sabe. He traído ocho tablones de madera de sesenta centímetros de alto por cuatro de ancho y dos de diagonal, por si acaso nos equivocásemos con alguno tener repuestos. Los apoyo suavemente contra la piedra, para luego estirar los brazos hacia arriba, sintiéndome elásticamente contenta dejando que el sol me bañe.

Respiro hondo, acomodándome el cinturón de las herramientas. Me está un poco apretado, pero es de un parvus, qué le voy a hacer. Mientras espero a Lluvia, comienzo a cavilar qué tipo de diseño le gustaría más, si es que desea alguno. Espero ser buena maestra, tanto como Padre lo fue para mí.


*Se queda*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lluvia

avatar

Edad : 21
Mensajes : 465

MensajeTema: Re: Prado.   Lun Jun 03, 2013 4:59 pm

Lluvia llegó al prado tras dar un par de vueltas por los alrededores, perdida en los terrenos del palacio. Pese a que ya llevaba un par de meses en Brontë, todavía no se orientaba del todo bien; le costaba encontrar algunos sitios, y había otros que ni tan siquiera conocía. El prado era uno de los últimos: hasta esa mañana, desconocía que existiese un lugar como aquel en Palacio.

La aether avanzó por el prado, observando, sonriente y curiosa, las flores que lo cubrían. Había muchas y de diferentes tipos, todas ellas muy bonitas, y durante unos segundos Lluvia se planteó coger algunas para hacer un ramo. No obstante, no lo hizo y se limitó a acercarse al lugar donde Fier estaba, un espacio donde había un par de grandes rocas y diferentes tablones de madera que, dedujo, había traído su compañera. Lluvia esbozó una sonrisa. Le ilusionaba que fuesen a hacer el marco.

—Buenas tardes —saludó—. Lamento la tardanza. ¿Lleva mucho tiempo esperando?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fier

avatar

Edad : 26
Mensajes : 453

MensajeTema: Re: Prado.   Lun Jun 03, 2013 5:14 pm

Mentalmente tengo ya un esquema de lo que habremos de hacer, y sé que sin prisa pero sin pausa hoy mismo lo podremos terminar. Un par de nubes cruzan el cielo, si no nos llueve, sería perfecto. Supongo que Lluvia no querrá arriesgarse a hacer un gran trabajo de talla, así que por mí estará bien. Tampoco quiero que salga herida, y de muy buena tinta sé que las gubias están afiladas como mismísimos demonios. Si quiere algo elaborado me encargaré yo mayormente. Aunque igual le gusta más lo sencillo. Es una muchachita de lo más educada, pero en el saber estar se le nota el gusto exquisito de quien ha sido criado con comodidades.

En esas diatribas me encuentro cuando escucho pasos a mi espalda. Sólo por jugar conmigo misma un poco, cierro los ojos y trato de adivinar de quién son. Ligeras, pequeña zancada, apenas susurros entre la hierba. Está claro que es una mujer joven, o alguien muy menudo y de poco peso. Es Lluvia, al girarme lo compruebo, y le correspondo la sonrisa con cierta alegría.


- Buenas tardes-. Respondo, añadiendo un pequeño gesto de bienvenida con la cabeza.- No, tranquila. ¿Qué tal has estado? ¿Vienes preparada para trabajar en esto?

Sé más o menos por dónde comenzar, por lo que me recojo las mangas para dejar al descubierto por completo los antebrazos, cogiendo el lápiz de mi oreja y ampliando la sonrisa. Siempre me siento bien trabajando físicamente. Es más, echo de menos ser camarera.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lluvia

avatar

Edad : 21
Mensajes : 465

MensajeTema: Re: Prado.   Lun Jun 03, 2013 5:22 pm

Lluvia frunció ligeramente el ceño, pensativa, y se miró las palmas de las manos. ¿Estaba preparada para trabajar en ello? ¿En qué sentido? Mentalmente, sí, lo estaba, pero no había traído nada especial: no había cogido guantes (porque no tenía) y llevaba puesto un vestido con el que no se imaginaba a ningún tallador trabajando. Tampoco llevaba consigo ningún tipo de material (ninguna escuadra, ningún martillo). En general, su aspecto distaba bastante del que tenía la aether.

Ladeó la cabeza. ¿Pasaría algo por no haber cogido nada especial?

—Pues... Lo cierto es que no he cogido ningún material ni nada especial —Miró a Fier y se encogió de hombros. Esbozó una tímida sonrisa—, pero mentalmente sí que lo estoy.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fier

avatar

Edad : 26
Mensajes : 453

MensajeTema: Re: Prado.   Lun Jun 03, 2013 5:42 pm

Mi pregunta no parece causar la sensación de optimismo y la reacción entusiasta que yo esperaba -y que por dentro siento-, es más al contrario. Se mira las manos con el ceño fruncido, y parece preguntárselo en su interior. Finalmente, ladea la cabeza y me mira, dando su sentencia al respecto. Con su vestidito lindo y esa sensación de que no la han hecho trabajar en toda su vida, casi me siento mal por estar tan preparada.

- ¡Pues eso es todo lo que hace falta!-. Comienzo, mentalizándome de que hoy hablaré mucho, entre animarla y enseñarle a trabajar un poco la madera-. Ya te dije que yo me encargaría de todos los materiales, y eso he hecho. Bueno, menos del cristal, ese corre a tu cuenta. Ya lo encargarás cuando terminemos el marco per se, así como la tabla de madera que tendrás que poner en el otro lado. Tendrás que dar los centímetros exactos de lo que mida el marco que haremos.

Saco la sierra y comienzo a montarle la hoja, asegurándome de que esté afilada en los dientes. No quiero romperla, ni mucho menos. Le cedo el lápiz a Lluvia, y señalo los tablones de madera.

- Manos a la obra. Escoge cuatro. Lo primero que hay que hacer es medir de cuánto por cuánto quieres el marco. Si lo quieres cuadrado, o rectangular, más grande o más pequeño. El dibujo era rectangular, de veintinueve con siete por veintiún centímetros. Tú escoges. Y, con el lápiz, marcas el tamaño que quieres. Hazlo más o menos a ojo, unos treinta centímetros son esto. Yo cortaré los dos primeros, y tú los dos segundos. Te enseñaré cómo se hace-. Sé que le he soltado muchos datos de golpe, pero he hablado lento y suavemente. Con la sierra comprobada en el cinturón de trabajo, abro mis manos unos treinta centímetros, milímetro arriba milímetro abajo. Sonrío, y espero.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lluvia

avatar

Edad : 21
Mensajes : 465

MensajeTema: Re: Prado.   Lun Jun 03, 2013 5:57 pm

Lluvia asintió con entusiasmo. Si lo único que necesitaba era predisposición, no había ningún problema: desde que habían hablado de construír el marco se había estado mentalizando para ello. Nunca había hecho nada por sí misma, pero no se arrepentía. Aquello podía resultar interesante. Y divertido. Al menos, el entusiasmo, la alegría, de Fier era lo que le transmitía.

Lluvia observó, curiosa, lo que Fier hacía y tomó el lápiz que la aether le tendió. Luego miró los tablones de madera. En silencio, escuchó lo que su compañera decía, intentando memorizarlo todo. Lo primero que tenía que hacer era escoger cuatro tablones (o al menos eso dedujo). Después, tenía que decidir qué tamaño quería para el marco, y señalar, en la madera, la medida deseada. De reojo, Lluvia miró la distancia que Fier marcaba con los dedos. Luego asintió, sonriente, y se acercó a las tablas.

Tras permanecer unos segundos quieta, meditando cuál de las tablas quería, finalmente se decidió y las marcó, intentando que la distancia dibujada fuese igual a la que había hecho Fier con sus dedos.

—Creo que ya está... —murmuró, mirando a la aether por encima del hombro. Le dedicó un rápido vistazo a la sierra que colgaba del cinturón de Fier. Por algún motivo, aquel instrumento la asustaba un poco.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fier

avatar

Edad : 26
Mensajes : 453

MensajeTema: Re: Prado.   Lun Jun 03, 2013 6:22 pm

Toma el lápiz, se fija en los tablones meditando un tanto, y escoge cuatro. Los marca, aproximadamente iguales, con lo que asumo que podemos ir empezando. Más adelante le indicaré a qué distancia cortar los que serían los lados más pequeños del rectángulo, suponiendo que lo que quiera sea eso. Espero a que ella me diga que ya está lista, y me acerco a ella. Tomo las cuatro que no han sido marcadas, y las dejo a un lado. Extiendo las otras cuatro, alineando las marcas, y cerciorándome de que el margen de error es muy pequeño. Asiento, satisfecha.

- Buen comienzo-. Tomo la sierra, escogiendo la primera tabla y dejando las otras tres no muy lejos, sobre la roca. Los aproximadamente treinta centímetros que aprovecharemos, los dejo en contacto con la superficie. Aseguro mi mano entorno a la madera a unos cinco centímetros de la marca, apoyando los dientes de la sierra a un poco menos de medio centímetro de la marca que ella ha hecho. Me giro para mirarla y explicarle.- Cortaremos más o menos a esta distancia de la marca. Como la sierra dejará estrías en la madera, luego lijaremos para dejar los extremos perfectamente lisos. Como ves, lo estoy haciendo en un ángulo aproximado de entre treinta y cinco y cuarenta grados, para hacer más fácil el ensamblaje. Fíjate en cómo muevo la sierra para que corte, y aprende.

Siempre se hace de la misma manera. Comienzo de manera lenta, puesto que hay que dejar una marca lo suficientemente honda para que la hoja no resbale cuando queramos cortar con más ritmo. Al avanzar con la sierra, es cuando se ha de presionar, y cuando se acerca de nuevo el mango al cuerpo, simplemente se deja que pase por el mismo camino, sin presionarla para que corte más. De esa manera es más seguro, se minimizan los riesgos y accidentes. El serrín comienza a flotar en el aire, llenándolo todo de cálido aroma a madera.


Como he dicho, yo me encargo de los dos primeros. Pero antes de cederle la sierra, le pregunto cuál ha sido mi técnica. Su respuesta acierta en casi todos los detalles, y los más versátiles se los revelo yo, para que tenga todos los trucos. Finalmente, le cedo mi puesto y la herramienta, para dedicarme a contemplar cómo lo hace y vigilar que todo vaya bien. Pero al poco de empezar, me veo en la obligación de corregirle la postura. Con suavidad, me coloco a su espalda.

- Ten cuidado. Por tu ropa, tienes que ponerte así-. Con firmeza pero suavidad, coloco mi mano en su cadera y la echo hacia atrás. Le costará un poco más serrar, pero así la tela de su vestido no interferirá. Aseguro la posición de su hombro y brazo con mi otra mano, ayudándola a hacer la primera marca del primero de sus tablones.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lluvia

avatar

Edad : 21
Mensajes : 465

MensajeTema: Re: Prado.   Lun Jun 03, 2013 6:45 pm

Lluvia observó con atención los movimientos de Fier, desde una distancia prudente. La sierra seguía causándole un cierto pavor, pero parecía que la aether no tenía problemas para cortar. Lluvia se preguntó si a ella le costaría demasiado controlar la herramienta. Imaginaba que sí, pero esperaba que la sierra no le cortase. Tragó saliva. Aquello le ilusionaba a la par que le asustaba. ¿Y si estropeaba la madera? ¿Y si se cortaba? ¿Y si cortaba a Fier? El marco no era algo que mereciese ningún corte ni desperdicio. Realmente, no era más que un pequeño capricho.

Cuando Fier le tendió la sierra, Lluvia se esforzó para que sus manos no temblasen y luego se acercó a las rocas, donde las tablas que ella debía cortar la esperaban. El pequeño tembleque que recorría sus dedos se hizo más patente cuando estuvo frente a los tablones, así que agarró con fuerza la sierra y colocó la otra mano, la izquierda, en la madera, ejerciendo tanta presión como podía. Antes de comenzar a cortar, cambió su posición de acuerdo a lo que Fier le explicó y luego, ayudada por la aether, hizo la primera marca.

Tal vez fuese por la ayuda de Fier o tal vez por suerte, pero el primer corte no le quedó mal del todo. Le costó un poco hacerlo, pero lo hizo y, a su juicio, no quedó demasiado mal. Los siguientes, por el contrario, se le antojaron más toscos: había avanzado entrecortadamente, aumentando y disminuyendo tanto la fuerza como la velocidad del corte, levantando pequeños filos a su paso. El serrín flotaba en el aire, impregnándolo todo con el aroma de la madera, y haciendo que arrugase la nariz y entrecerrase los ojos, húmedos. No le gustaba el serrín.

Cuando terminó con las tablas, parpadeó un par de veces, quitándose las lágrimas de los ojos, tosió y observó su obra. La segunda tabla, tal vez por haber sido la segunda, había quedado mejor cortada que la primera, pero aún así no podía compararse a lo que había hecho Fier. Lluvia volvió a suspirar. No estaba del todo decepcionada, pero tampoco satisfecha del todo.

—Esto ya está... —murmuró, mirando a la aether de reojo. Esbozó una sonrisa cansada. Le dolía el brazo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fier

avatar

Edad : 26
Mensajes : 453

MensajeTema: Re: Prado.   Lun Jun 03, 2013 7:01 pm

Tras ayudarle en el inicio, y asegurarme de que tiene el truco cogido, me retiro de detrás de ella y la dejo trabajar. No me cruzo de brazos por si acaso tuviera que intervenir. Finalmente, no es necesario. Aunque ha calculado mal la fuerza y las velocidades, no lo ha hecho mal, y corta con éxito sus dos tablones. El serrín parece molestarla, pero prefiero no apartarlo aleteando porque si no, demasiadas facilidades serían para una muchacha que quiere aprender a trabajar la madera.

En silencio, contemplo junto a ella su obra, asintiendo. Está bastante bien para ser su primera vez, yo rompí bastantes trozos de madera al principio. Aunque claro, yo tenía diez añitos por aquel entonces. Asiento también a sus palabras, y con suavidad tomo la sierra de su mano. Mientras hablo, recojo los cuatro tablones que hemos cortado y uno a uno corto un triangulito de los extremos contrarios a los que ya hemos trabajado. Así, los cuatro estarían listos con los ocho extremos en total.


- Lo que sigue es más calmado, no te preocupes. Ahora que tenemos la base preparada, toca lijar para que no haya astillas, y todos se complementen. Podemos hacerlo sentadas y charlando, si quieres. Tengo dos lijas, así que nos podemos repartir el trabajo. Lo primero es trabajar estos cortes, para alisarlos, y luego podrás decidir cómo quieres que sea: más o menos redondeado, con o sin adornos... Cada poco tendremos que comprobar que no haya mucha diferencia, para que cuando nos dispongamos a clavar, no haya huecos.-. Termino de cortar los triangulitos, cojo los cuatro, y los aparto a un lado junto con los trozos desechados tras haber cortado los tablones seleccionados. Sonrío, quitándome el cinturón de trabajar, y sacando las dos lijas. Tienen la misma granulación, así que dejo que escoja cuál quiere.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lluvia

avatar

Edad : 21
Mensajes : 465

MensajeTema: Re: Prado.   Lun Jun 03, 2013 7:14 pm

Cuando Fier cogió la sierra, Lluvia murmuró un gracias, estiró los brazos, y luego movió los hombros, intentando aliviarlos. Luego observó a la aether y escuchó sus palabras, esperando alguna instrucción más. Por lo que decía, lo más complicado parecía estar hecho. Eso la alivió: la experiencia no había resultado tan divertida como la había imaginado.

Cogió una de las lijas que Fier le tendió y observó la madera, pensativa. Pese a que tenía algunas ideas sobre el diseño, no había pensado cómo combinarían todas ellas, ni tenía muy claro qué era exactamente lo que quería. Sabía que no quería algo muy ostentoso, pero tampoco quería un marco extremadamente soso, aburrido. Tras unos segundos, decidió que quería que tuviese los bordes ligeramente redondeados y que no era necesario que tuviese ningún adorno. Con esa idea en mente, comenzó a lijar las tablas que ella misma había cortado, alisándolas. De vez en cuando, miraba a Fier de reojo, sólo para comprobar que lo que hacía ella no distaba demasiado de lo que hacía su compañera.

Cuando terminó, pasó los dedos por la madera, apenas rozándola con las yemas de los dedos, y sonrió. Tenían mejor aspecto que antes.

—He pensado que bastaría con que tuviese los bordes redondeados... —murmuró, mirando a Fier—. Siempre que no sea muy complicado. No me gustaría entretenerla por algo tan... trivial.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fier

avatar

Edad : 26
Mensajes : 453

MensajeTema: Re: Prado.   Lun Jun 03, 2013 7:31 pm

Toma una de las lijas, con lo que yo me apropio de la que queda. Dejando el cinturón sobre la roca, me subo a ella y me siento cruzando las piernas a lo indio. Mis dos tablones son los que parece que me tocan para lijar. Me habría ofrecido a lijar los otros, ya que están más duros al estar más estriados, pero es Lluvia la que elige. Con paciencia pero pulso firme, comienzo a lijar. Una vez tengo los dos primeros extremos -de dos tablones diferentes, por supuesto-, cada poco me detengo a comprobar que encajan. También la ayudo a ella a hacer lo mismo, para que no haya mucho error. Aprende rápido, o eso parece.

Aprecio con la yema de los dedos el buen trabajo que hemos hecho, mientras la miro y casi río suavísimamente ante lo que dice.

- Tranquila, muchacha. Precisamente vamos a necesitar más de una hora, porque lijar es el proceso más largo. Por suerte, también es de lo más simple si se hace con cuidado. Me parece genial que quieras los bordes redondeados, pero no me trates de usted, ya te dije cuando nos conocimos que no es necesario-. La tranquilizo, encogiéndome de hombros. Coloco la madera entre mis piernas porque tengo seguridad en mí misma, y en que no se me va a escurrir la lija ni me voy a lijar la piel; con la lija sobre la primera línea esquinada a lijar. Con lentitud para que me vea cómo lo hago, procedo a debastar-.Se llama desbastar a quitar lo más problemático con rapidez y poco cuidado. Una vez tengas más o menos el redondeo que quieres, puedes pararte a hacerlo más lentamente y perfeccionarlo. ¿Vas a querer algún adorno? También he traído herramientas para ello, pero te lo pregunto antes de terminar de lijar para que dejemos suficiente madera para el trabajo más fino. No sé hacer maravillas, pero te puedo crear motivos florales y vegetales, u ondulaciones. Y podemos practicar en esos trozos de madera una vez que terminemos esto. Pero ya te digo: sin prisa. Tenemos tiempo de sobra.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lluvia

avatar

Edad : 21
Mensajes : 465

MensajeTema: Re: Prado.   Lun Jun 03, 2013 7:52 pm

Lluvia se sonrojó levemente. ¡Había olvidado por completo que Fier le había pedido que no la tratase de usted! Recordaba el día que se conocieron, pero no que la chica le hubiese pedido aquello, y ahora se sentía avergonzada.

—Lo... Lo siento. No volverá a pasar —murmuró. Fier no era la única persona que le había pedido que la tutease. Si no recordaba mal, todos los compañeros con los que se había encontrado le habían pedido que no los tratase de usted. La excepción estaba en su maestro, pero su maestro no era un compañero. Lluvia pensó que, tal vez, debería comenzar a tratar a todo el mundo de "tú": aunque sabía que le costaría despojarse del trato de cortesía, parecía que todos los guerreros querían que los tratase así.

—No voy a querer ningún adorno —afirmó, en voz baja, con la vista clavada en sus dos tablones de madera y la lija en las manos. De reojo, miró a la aether y sonrió tímidamente—. Con los bordes redondeados bastará, aunque agradezco su... Tu ofrecimiento.

Ensanchó la sonrisa, y se sentó en el suelo, entre las flores, al lado de sus dos tablones de madera. Cogió el primero de ellos, apoyó una esquina en el suelo y, imitando a Fier, comenzó a desbastar la madera.

fdr. roleo pausado ~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fier

avatar

Edad : 26
Mensajes : 453

MensajeTema: Re: Prado.   Mar Jun 04, 2013 7:44 pm

Parece que la hago sentir un poco incómoda cuando le recuerdo que deseo que me trate de tú a tú, al disculparse me hace sentir levemente incómoda y culpable. Con una sonrisa, niego suavemente con la cabeza encogiéndome de hombros, quitándole importancia. Realmente no me importa tanto, y de hecho he aprendido bastante de ella por eso mismo, pero creo que no es necesario, simplemente.

Luego, cuando afirma que no querrá adorno, me resulta un poco sorprendente. Hubiese apostado a que sí querría uno, y no sé a ciencia cierta si lo está rechazando por exceso de educación o exactamente por qué. Sin embargo, continúo debastando con maña, apreciando y abrazando el ligero silencio que se cierne. No es un silencio total, es un silencio delicioso. El olor de la madera y el ruido levísimo de las lijas me mantiene centrada en la tarea. Más o menos. Porque sigo creyendo que está declinando el ofrecimiento por mero saber estar. Y quiero que tenga el mejor marco posible. Al cabo de cierto tiempo, me es imposible mantener el silencio.


- Si te cansas en algún momento de lijar, coge el lápiz y un trozo de los otros tablones, y dibuja algo, lo que sea. Si quieres.-. No sé si lo hará o no. En el fondo tampoco es que me preocupe tantísimo, pero en el caso de que se decida, puedo intentar mostrarle que no es tan difícil ni trabajoso el hacerle un detallito. Mientras tanto, continúo con mi trabajo, me queda poco.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lluvia

avatar

Edad : 21
Mensajes : 465

MensajeTema: Re: Prado.   Mar Jun 04, 2013 7:53 pm

Lluvia negó con la cabeza. ¿Dibujar? ¿Ella? Ni de broma. Dibujar no se le daba bien y le resultaba frustrante: cada vez que intentaba hacer algo acababa enfadándose porque lo que tenía en mente no se asemejaba en nada a lo que había en el papel. Y si no podía dibujar algo en un papel, mucho menos en una tabla de madera, donde seguro que era más complicado plasmar algo.

—No, no. Prefiero seguir lijando. —Miró a Fier por encima del hombro y sonrió—. Cuanto antes acabe, mejor.

Realmente estaba algo cansada de lijar, pero sabía una cosa: si paraba ahora, después no sería capaz de continuar con aquello.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Prado.   

Volver arriba Ir abajo
 
Prado.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 4 de 25.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 14 ... 25  Siguiente
 Temas similares
-
» 'Mujeres de Roma' seducen el Paseo del Prado
» El Prado adquiere la ‘Madonna de la granada’
» María de Prado Herranz, poetisa a los 94 años
» PROPUESTA DE SEPTIEMBRE - El Edward Cullen más fiel.
» XP3D (2011)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Palacio de Brontë :: Exteriores del Palacio-
Cambiar a: