ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Sala de reuniones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Sala de reuniones   Sáb Jul 02, 2011 7:02 pm

ESTA SALA SE MANTIENE SIEMPRE CERRADA. SOLO ACCEDEN A ELLA LOS LÍDERES Y PERSONAL AUTORIZADO.

(Cualquier post ajeno de algún integrante del palacio que vaya sin autorización será borrado)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jill
Jefe de Raza
avatar

Edad : 22
Mensajes : 115

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 8:32 pm

Conjuré el hechizo en voz baja para que nadie lo escuchase; era un hechizo que sólo los dueños del palacio podían saber.
Entré en la sala, y ya sin hacer aún nada, tragué saliva. Había estado toda la semana esperando por este momento. Al fin empezaría el movimiento en el castillo.

La sala ya estaba preparada para la reunión, ya que los días anteriores tiré todo lo inútil y dejé a los boros toda una noche encerrados para que pudieran limpiar el polvo con precisión.

La sala era bastante amplia. Una gran mesa de mármol circular estaba colocada con precisión en el centro de la sala, y siete similares sillas, conjuntadas con la mesa, la rodeaban. Además, a los lados había estanterías empotradas a las paredes. Todas ellas contenían libros que hablaban del mundo y algunas incluso contenía información confidencial.

Al ver que todo estaba perfectamente listo, volví a tragar saliva y conjuré un hechizo.

- ¡Atención a todos los jefes! ¡Reunión en la Sala de reuniones! Por favor, venid lo más pronto posible - el hechizo que había conjurado permitía que mi voz se escuchase por todo el palacio, también por sus propiedades exteriores; de esa forma me aseguraba de que ningún jefe se escabulliese.

Me senté en la silla que estaba de frente a la puerta de la sala y me limité a esperar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cynara
Jefe de Raza
avatar

Edad : 25
Mensajes : 181

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 8:36 pm

Escuché la voz de Jill avisándonos a todos los jefes de que acudiésemos a la sala de reuniones. Yo estaba paseando por los pasillos, por lo que pude llegar rápido.

Cuando entré observé como había sido la primera en llegar, y como Jill esperaba sentada en una silla colocada en frente de una gran mesa redonda de mármol.

- Vaya... ¿Siempre soy la primera? - Comenté con tono chistoso, ya que también había sido la segunda jefa en llegar al palacio -después de Jill-.

Me acerqué a la mesa y me senté en la silla colocada a la derecha de Jill, la pobre parecía nerviosa y además resultaría un poco frío sentarse en un asiento distante a ella.

Me limité a esperar junto a ella en silencio, ya que no era muy dada a las conversaciones conmigo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://elmundodemithos.activoforo.com
Nagorr
Jefe de Raza
avatar

Edad : 53
Mensajes : 408

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 8:45 pm

En cuanto escucho la voz de la joven Jillian resonar, dejo lo que estoy haciendo y acudo a la sala de reuniones, a la que no me cuesta llegar, pues ya he estado allí con anterioridad. Nada más entrar, descubro que alguien ha llegado antes que yo. La joven jefa Flanma.

- Buenas, señorrritas -. Sonrío mirándolas-. Nagorr prrresente. Veo que no ha llegado nadie más...

Miro a mi alrededor. Esta sala también es como la recordaba. Me trae recuerdos, pero... No es momento de ponerse melancólico. Y a la gente no suele parecerle tierno ver llorar a un Parvus.


Última edición por Nagorr el Sáb Jul 16, 2011 9:07 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 8:51 pm

La voz de la joven Jillian despertó al Líder Caeruleus de sus ensoñaciones mientras se encontraba paseando en el jardín junto a su siervo. en cuanto escuchó la orden de reunión, no tardó un instante en ponerse en dirección al lugar.

Tras encontrar la sala de reuniones, llamó a la puerta con los nudillos y se adentró comprovando que nuevamente eran las dos jovencitas a las que primero encontraba.

- Comienzo a discernir a la gente puntual- Comentó con ironía.- Espero poder comenzar rápidamente esta reunión. Y acabarla con mayor celeridad.- Se situó entonces detrás de una de las sillas de márcol a la espera de la llegada de los otros.

Al fijarse un poco más en la sala, distinguió entre los muebles a un pequeño conocido y, llevándose un mano al pecho, habló.

- ¡Burdo enano del subsuelo! ¡¿Desde qué infiernos has sido enviado a este lugar?!- Gritó, dirigiéndose al líder Parvus.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blues
Jefe de Raza
avatar

Edad : 36
Mensajes : 734

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 8:58 pm

Tras escuchar la voz de una de las jefas, me dirigí hacia la sala de reuniones. Había estado explorando el castillo hacía un par de días, pero, aún así, tuve algunos problemas para encontrar la sala.
Cuando llegué, comprobé que cuatro de los siete jefes que éramos habían llegado. Dos de ellos era mujeres; una de ellas era rubia, y la otra pelirroja. Ya estaban sentadas. Los otros dos jefes, por su parte, eran hombres. Uno de ellos era bajito, y el otro, que era mucho más alto, tenía unas orejas puntiagudas. Por su estatura, deduje que el primero era el lider Parvus, mientras que el segundo debía ser el lider de Claritas o de Caeruleus. Este último se había acercado, entre molestos gritos, al parvus.
La mesa estaba colocada en el centro de la sala, y a su alrededor estaban situadas las siete sillas. Miré de soslayo las estanterias que estaban en la sala, y luego volví mi vista hacia los presentes. Avancé hasta el centro de la estancia y, antes de sentarme, murmuré:

— Blues Splash, lider piscis.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Timber
Jefe de Raza
avatar

Edad : 31
Mensajes : 102

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 9:08 pm

Escuché la voz de una chica, la cual nos avisó a todos los jefes que debíamos apresurarnos a la Sala de Reuniones. Abrí la puerta y distinguí a cinco jefes diferentes, a pesar de conocer solamente a dos de ellos: Aren y Nagorr.
Había dos chicas sentadas juntas. Una de ella tenía aspecto juvenil e inocente, mientras que la otra, de cabellos rojizos, era realmente atractiva. Giré un poco la cabeza, y había un jefe encapuchado, el cual también estaba sentado.

- Vaya... Soy el penúltimo... - susurré cansado, había estado entrenando todo el día y la llamada a los jefes se había realizado mientras me estaba bañando.

- Yo soy Timber, el jefe Aether - saludé animando el tono para que su primera impresión no fuese la de un chico desanimado y cabizbajo.

Saludé con una sonrisa y un gesto de mano a Nagorr y con un golpecito en la espalda a Aren. Sin detenerme, me senté en una de las sillas libres, más específicamente la que estaba al lado de la pelirroja atractiva.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Svend

avatar

Edad : 36
Mensajes : 169

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 9:21 pm

Cuando escucho la voz de una de las lideres que nos indica que vayamos a la sala de reuniones, me apresuro por llegar cuanto antes. Desgraciadamente, no he investigado demasiado el castillo, así que tardo bastante en llegar. Tras abrir la puerta descubro que soy el último en llegar. Con la excepción de Aren, que está hablando con el más que probable lider de parvus, no conozco a ninguno de los presentes. Aren y el lider Parvus están de pie, mientras que el resto están sentados. Dos chicas, una rubia y otra pelirroja, estan al lado. Al otro lado de la chica rubia, un joven, con el pelo corto y negro, observa la mesa, sin prestar atención a los demás presentes. Por su parte, al lado de la pelirroja se encuentra un hombre que tiene el pelo verde. De su espalda brotan dos alas, por lo que deduzco que es el lider de Aether.

— Lamento el retraso — digo, mientras cierro la puerta —. Soy Svend Rybner, lider de Claritas.

Tras la presentación, me siento al lado del chico de pelo negro y corto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jill
Jefe de Raza
avatar

Edad : 22
Mensajes : 115

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 9:39 pm

Observé como entraban jefe por jefe y fui saludándolos a todos con una sonrisa cordial. Me levanté y carraspeé agachando la cabeza y cerrando los ojos.

- Buenas noches - mi cara se reincorporó -. Antes de empezar, me gustaría que os conocierais todos los jefes.

Hice un gesto a los dos jefes que estaban de pie, haciendo que se sentasen Aren, al lado de Svend, y Nagorr, al lado de Timber -y de Aren-.

- Empezaré presentándome a mí misma - dije como introducción a las presentaciones posteriores -. Mi nombre es Jillian Campbell, jefe Chrysos.

Miré a mis dos lados -primero al derecho, después al izquierdo-.

- A mi lado podéis ver a Cynara Ethrial, jefe Flamma, y a Blues Splash, jefe Piscis - añadí señalando cortésmente a cada una de ellas a su debido momento.

- La mayoría conoceréis a Nagorr Brumm, jefe Parvus - comenté ofreciéndole una sonrisa al simpático enano.

- Aquí tenéis al jefe Aether, Timber Bright - afirmé sin necesidad de dirigir mi mano a ningún lugar.

Después, mi mirada se desvió a los dos últimos presente que no habían sido presentados.

- Y estos son Aren Darvenwish's, jefe Caeruleus, y Svend Rybner, jefe Claritas - presenté a estos dos como ultimátum de la presentación.

Les dediqué a todos una reverencia y me senté.

- Algunos de vosotros os conocéis, y puede que esteis impacientes por conversar, pero debemos comenzar, así que, si nadie tiene nada que decir, empezaremos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nagorr
Jefe de Raza
avatar

Edad : 53
Mensajes : 408

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 9:39 pm

Dejo de prestar atención al resto de los jefes en cuanto escucho una familiar voz dirigiéndose a mí a grito pelado. Aren, el jefe Caruleus, me observa. Hago lo propio.

Frunzo el ceño.

- ¡¡Estirrrrado blancuchoo!! ¡¡¿Qué prrretendes obserrrvándome desde esas alturrras?!! ¡No soy una dama parrra calzarrr tacones de señorrra, así que baja cuando te dirrrijas a mí! ¡Y un rrrespeto a tus mayorrrres si no quierrrres que hable muy serrriamente con tu madrrre! Pobrreee mujerrr... Menudo bala perrrdida le ha salido...

Callo unos segundos. Entonces, sin poder evitarlo, como un niño, dibujo una amplia sonrisa en mis labios. Ni siquiera mi tupida barba logra ocultarla.

- ¡¡AJAJAJAJAJA!! ¡¡Mi vampirrrro!! ¡Te he echado de menos! Todo es muy aburrrido sin larrrrgirrruchos perrrvertidos a mí lado. ¡Perrro no se lo digas a mis chicos AJAJAJAJAJA! Ellos se crrreeeen grrraciosos con sus chistes sobrrre picos y palas.

Me apresuro a abrazar al líder Caruleus, aunque la posición que con ello consigo no es muy afortunada. Luego, calmándome, tomo asiento en mi lugar, él hace lo propio a mi lado y ambos vemos como Jillian, la lider Chrysos, nos va nombrando uno a uno, presentándonos entre nosotros, antes de comenzar la reunión definitivamente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Timber
Jefe de Raza
avatar

Edad : 31
Mensajes : 102

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 10:04 pm

Poco después de que la líder Chrysos se levantase, ya todos estábamos sentados.
Comenzó a presentarnos de uno en uno, y mi cara, cada vez que mencionaba un nombre, se dirigía inconscientemente hacia la persona a la que se hacía alusión.

Tras habernos presentado, o más bien citado, a todos, adelantó que la "reunión" estaba a punto de empezar como "reunión" propiamente dicha.
Traté de aprenderme el nombre de todos en el momento, pero aún tardaría unos días en saberlos a la perfección.

Mi mirada se quedó fija en Cynara, la jefa Flamma.

- "Vaya, así que es ella..." - Pensé mientras mi mirada trataba de desnudarla.

Después de estar observándola un rato volví mi mirada hacia... ¿Jillian? Y me limité a esperar a que la "charla" diera comienzo, esperando que no fuera un tostón.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 10:10 pm

Tras los primeros gritos de los líderes Caeruleus y Parvus, una silencio intenso se apodera de la sala para romperse en enormes carcajadas por parte de ambos. Aren Darvenwish se lleva una mano a la boca para poder reír a carajdas como su compañero térreo, siempre siendo sus risas más bajas que el tono del enano.

- ¡Pequeño férreo! ¡Brivón concentrado! ¡Tanto tiempo sin tu adorable humor! ¡Yo también te he echado de menos! No sabes lo largo que se hace un atardecer sin tus risas- En cuanto el pequeño se acerca a Aren, este se agacha para poder abrazarlo con gran entusiasmo y verdadera alegría. Algo ciertamente extraño en el extravagante líder.
Aprovechando la situación, le susurra- No he podido contártelo antes, pero ya verás que sorpresa final....-

Después vuelve a su asiento y agadece a la joven Jillian sus presentaciones. Antes de pronunciarse, observs a Timber mirando absorventemente a Cynara y chasquea la lengua para hacerle mirar hacia a él. Manteniendo su habitual sonrisa maleficiente, gira un poco la cabeza para presentar sus quejas sin necesidad de hablar.

- Sí, sí, una maravilla vernos a todos reunidos aquí. Ahora, mejor comenzar con apremio.- Comenta el líder oscuro cruzando una pierna sobre la otra y colocando sus manos entrelazadas sobre la más alta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cynara
Jefe de Raza
avatar

Edad : 25
Mensajes : 181

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 10:24 pm

La pequeña Jill se levantó de su asiento y tras realizar una mirada por toda la mesa, comenzó a presentarnos a cada uno de nosotros. Cuando me señaló a mi traté de mantener una compostura seria y a la vez de presencia agradable -al menos eso intentaba-.
Cuando terminó de hablar, no pude evitar mirar por la vista periférica al jefe Aether observándome con cara de... ¿curiosidad?
Fuese lo que fuese, traté de evitarlo en todo momento alzando la cabeza ligeramente hacia arriba.

Mi mirada pasaba y escaneaba a cada uno de los presentes, hasta que se paró en Aren, el cual desde el principio me había resultado de lo más curioso y misterioso.
Alcé una mano y lo saludé con una sonrisa en mi cara.

Mi mirada continuó analizando a la gente, y se detuvo en un jefe que en la vida había visto. Al parecer era el jefe Claritas.
También se detuvo en Blues Splash. Su nombre es muy conocido, aunque no lo parezca, en nuestro castillo; sinceramente no sé si para bien o para mal.
Por último, se paró en la joven Jill, a la cual también le dediqué una leve sonrisa. Aunque no lo parecía, le guardaba mucho respeto ya que, siendo la más joven, no ejercía nada mal la labor de jefe.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://elmundodemithos.activoforo.com
Blues
Jefe de Raza
avatar

Edad : 36
Mensajes : 734

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 10:51 pm

Escuché con atención las palabras de Jillian Campbell. A pesar de su aparente juventud, parecía que hablaba con seguridad. Conforme iba presentando a los jefes, dirigía mi vista hacia ellos. La primera a la que presentó fue a la chica pelirroja: Cynara Ethrial. Estaba sentada frente a mí. A su lado se encontraba Timber Bright. Por sus alas, deduje que era el jefe de Aether antes de que la jefa Chrysos lo explicase. Al lado de este se encontraba el jefe Parvus, Nagorr Brumm, que había estado gritando con Aren Darvenwish's segundos antes de la presentación. Este último, que era el lider de Caeruleus, se había sentado al lado de su aparente amigo. A mi lado, y al lado del Caeruleus, se encontraba el jefe de Claritas: Svend Rybner. El Claritas jugueteaba con sus dedos en la mesa, haciendo formas sin sentido que denotaban su impaciencia. Contemplé los trazos invisibles que realizaba durante unos segundos, y luego alcé la vista.
Mi mirada se encontró con la de Cynara Ethrial. La observé durante unos instantes. Luego bajé la vista, y la clavé, de nuevo, en la mesa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Svend

avatar

Edad : 36
Mensajes : 169

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 11:16 pm

Observo a los presentes a medida que Jill, la joven lider Chrysos, los presenta. Mientras los observo, dibujo formas en la mesa. A mi lado se sientan Blues, jefe de Piscis, y Aren. Frente a mí se encuentra Timber, jefe de Aether, y, al lado de este, Cynara, la jefa de Flamma, y Nagorr, jefe de Parvus. La aparente amistad entre el Parvus y el Caeruleus se transformó en un hecho hace unos segundos. Me pregunto qué tendrán en común para tener esa relación, pues, aparentemente, ambos jefes parecen muy distintos.

Miro de reojo a Blues, que está observando las formas que dibujo con los dedos. Tiene el pelo muy corto y oscuro, y los ojos grandes y azules. Su rostro tiene pintarrajeada una expresión de indiferencia, como si la reunión no le importase demasiado. Alza la vista, y nos miramos durante unos segundos. Luego desvía la mirada y yo clavo mi vista en Jill.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jill
Jefe de Raza
avatar

Edad : 22
Mensajes : 115

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Sáb Jul 16, 2011 11:35 pm

Todos los jefes que estaban presentes realizaron pequeños gestos o comentarios tras mi anuncio que abriría esta “asamblea”. Volví a carraspear, colocando el puño derecho al lado de mi boca. Esta vez no me levanté, sino que me mantuve en el asiento. Empecé tomando una bocanada de aire.

- Tenemos un gran problema – asentí con gran seriedad -. Hemos descubierto una fuente de energía maligna muy poderosa localizada en algunos puntos de Fulmen.

- Nosotros hemos sido elegidos de entre todos los jefes para llevar a cabo esta importante misión - aclaré para que conocieran mejor la razón por la que estaban aquí.

Mi mirada se fue deteniendo en cada uno de ellos antes de continuaron con la explicación.

- No estamos muy seguros de a qué se debe esa extraña energía - enuncié manteniendo el tono utilizado con anterioridad -. Todos los soldados que han sido enviados para investigar el lugar han fallecido – comenté con tristeza en la cara -. Aún así tenemos varias teorías que podrían ser el origen de todo esto.

Volví a observarlos a todos, pero esta vez en conjunto, no de uno en uno.

- La primera es la existencia de una posible secta o de un grupo de renegados de la sociedad cuyo objetivo es la búsqueda de “algo” que desconocemos. Si fiera esa opción se trataría de gente superpoderosa, y eso significaría tener que derrotarlos, sea como sea. Una segunda opción es el nacimiento, renacimiento o liberación de un ser poderosísimo que acabe con todos aquéllos que osen molestarlo – la exposición aún no había acabado, y sentí que esos dos primeros planteamientos que al principio me sonaban tan factibles, ahora me sonaban a cuentos de viejas, lo cual hizo que volviera a carraspear.

- Otra de las opciones, es la reaparición de la magia arcana. Sí, la magia que según los libros sagrados de Mithos poseían los dioses del antiguo Maethus (Mithos en el pasado) con el que castigaban a los malhechores y demonios. La misma magia que muchos aseguran que mantiene hoy en día a Ventus en el aire. La misma magia que logró destruir un continente entero, el cual no nombraré por razones… éticas – mis palabras se habían afianzado a la explicación que conté con interés.

- Tenemos más teorías, pero no creo que sea conveniente seguir comentándolas, ya que sólo son teorías – añadí con destensando un poco los músculos de la cara.

- Os preguntaréis por qué os he llamado, en vez de comunicároslo a vuestro palacio – dije resolviendo futuras preguntas -. Pues veréis, este castillo será un punto de encuentro de muchos guerreros. Podrán dormir, comer y entrenar aquí absolutamente gratis.

Mis ojos se centraron en la mesa de mármol gris.

- Eso nos servirá para dos cosas. La primera, la próxima generación de luchadores será probablemente más fuerte, ya que pocos serán capaces de rechazar una residencia-escuela de artes belicistas. La segunda, podremos utilizar a algunos de esos habitantes, sólo los que se ofrezcan, para ayudarnos a nuestro cometido – expliqué con un tono más severo, mostrando mi preocupación por toda la gente que podría morir en este proyecto.

- Al principio no conseguiremos gran cosa, pero con el tiempo el Palacio de Brontë irá ganando fama como colegio, y eso hará que venga más y más gente – aseguré casi al cien por cien ligeramente más animada.

- Nuestro cometido será organizar, dirigir y si es necesario entrenar a los residentes – añadí finalmente -. ¿alguna pregunta?

Por última vez volví a revisar una por una la cara de todos los jefes. Esperaba que estuvieran de acuerdo conmigo -y con el resto de jefes Chrysos que colaboraron- en que esto sería una buena idea.

FdR: Debido a ciertas circunstancias el post obligatorio se detiene por ahora, así que no hace falta que posteeis hasta mañana n.n Gracias por todo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cynara
Jefe de Raza
avatar

Edad : 25
Mensajes : 181

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Lun Jul 18, 2011 9:58 pm

La explicación de Jill comenzó tras un breve silencio -por parte de ella-. Empezó comentando que teníamos un gran problema, que una concentración de poder maligno había aparecido en Fulmen y que, según ella y el resto de directores Chrysos, iría para peor.
En resumidas cuentas, nos llamó a todos los jefes para funcionar como jefes del palacio y para "entrenar" a gente que ingresase, la cual podría ayudarnos en nuestro cometido.

Me llamó la atención que en toda la reunión Jill nos estuvo mirando con seriedad y a veces casi nos examinaba con mucha detención; se le veía bastante preocupada.

Mi reacción ante la "noticia" no fue externa. El simple hecho de que todos los jefes debamos reunirnos en un mismo lugar ya suponía un asunto de gravedad, por lo que anteriormente ya me había hecho un poco a la idea.

Finalmente, tras exponer varias teorías y comentarios, llegó la parte final, la más relajada: "La hora de las preguntas".
No tenía ninguna duda... Y cualquier pregunta que pudiese hacer resultaría estúpida, por lo que decidí callarme y observar a los demás.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://elmundodemithos.activoforo.com
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Miér Jul 20, 2011 10:06 pm

El líder de los oscuros escuchó las palabras de Jillian con interés y, entre las posibles teorías que daba, echó una mirada a Nagorr para leer en sus ojos cómo se estaba tomando él las noticias.
A pesar de sonar importantes, la información difusa que daba la jovencita le sonaba demasiado a pitorreo. Alzó las cejas y tomó aire, recostándose un par de veces en su respectiva silla.

En cuanto la líder Chrysos terminó su discurso, pidió la palabra mediantes un carraspeo.

-Si se me permite la impresión, tengo un par de preguntas que me gustaría exponer ahora que nos encontramos reunidos -. Tomó aire con suavidad y se colocó el pelo con un sutíl gesto de cabeza. -Hablais de una extraña energía maligna que se ha detectado, ¿pero no se logra discernir a un grupo de maleantes de una bestia milenaria? Si fuera la segunda opción, apostaría a que esa criatura estaría deborando los pueblos próximos en estos momentos.
>>También decíis que, al parecer, es algo altamente magnánimo en fuerza, sin embargo, ¿quién ha hecho esas mediciones? ¿Acaso algún pueblo más que Flumen a dectectado tal presencia? Pues todos parecemos agenos a la situación. Y no me considero vacuo en lo que a magia se refiere... Otra cosa interesante es el hecho de que mueran todo los soldados allí enviados...Tengo entendido que Aether cubre gran parte de los cielos de Flumen, si tan poderosa es esa fuente... -Dirigió sus ojos al líder alado -. ¿Es que habeis tenido turbulencias en las alturas? ¿No contamos con vigías de su parte? Porque sería altamente curioso que algo de semejante calibre no afecte a las islas situadas en la región.


El líder hizo una pausa para que sus acompañantes asimilasen todas sus dudas y luego prosiguió con un tono incrédulo.
-La magia arcana, por favor... Hace siglos que se desconoce ese tipo de prácticas y dudo mucho que, si se tratase de un grupo de renegados, contasen con gente tan poderosa como para elaborarla, porque sino podremos despedirnos todos y esperar la muerte en nuestros países... -Miró de nuevo a Timber, esta vez alzando una ceja.- A menos que les ayuden los compañeros Aether, claro...jajaja... -Su risa fue a penas audible, pero lo suficiente como para que todos notasen que no veía esa posibilidad como factible en absoluto.

Volvió a recostarse en su silla y entrelazó las manos, apoyándolas en su rodilla más elevada.

-Me ha parecido muy divertida, no obstante, esta..."solución". Traer guerreros moribundos de todas partes que busquen vivienda, comida y armas gratis para emplearlos en nuestra batalla... -Comenzó a gesticular exageradamente-. ¡Por supuesto, tiremos nuestros ejércitos al traste, quememos nuestras escuelas de esgrima! ¡Es más, yo mismo me retiraré y disolveré el legendario ejército de los Darvenwish, nacidos para la batalla desde tiempos inmemoriales! -. Después de plantear sus expectativas sobre aquella empresa, volvió a relajarse en su asiento y, finalmente, añadió, sin sonrisa en su rostro:

-No me opondré a este increible projecto, ¡sálvenme los dioses! No he sido el enviado de Caligo para ofrecer tal impresión, tsk. Pero tampoco puedo dejar patente que no me parezca una pérdida de tiempo -. Una vez rematado el discurso, guardó solemne silencio y poco a poco recuperó la pérfida sonrisa.


Última edición por Aren Darvenwish’s el Lun Dic 26, 2011 10:34 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Timber
Jefe de Raza
avatar

Edad : 31
Mensajes : 102

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Miér Jul 20, 2011 11:48 pm

Escuché con atención e interés a las palabras que la pequeña líder Chrysos nos ofreció. Resultaba muy encantador que una "niña" funcionase como jefa. Al acabar su discurso pude notar ciertos errores, o quizás información dudosa. Iba a realizar varias preguntas, pero Aren se me había adelantado. Comenzó a sacarle fallos a todo lo que la joven Jillian dijo; además de sugerir quizás el ocultamiento de datos por parte de Aether.
Las palabras de Aren se vieron reflejadas en la líder como un gran fallo. Su cara expresaba auto-decepción.

- Cierto es que los Aether no hemos percibido ninguna presencia maligna o fuera de lo habitual - comenté como respuesta al discurso de Jill y a la vez del jefe caeruleus -. Pero opino que no debemos obviar ninguna de esas opciones.

Fijé mi mirada en Aren.

- Según lo que se acaba de decir, todo va a seguir el transcurso normal y habitual que ha seguido hasta ahora; ésto se convertirá en otra escuela, sólo que más "profesional", ¿no? - Pregunté girando mi mirada hacia la chica rubia.

- A lo mejor tiene más datos, señorita Jillian - sugería casi confiado al cien por cien de que mis palabras decían la verdad -. No queremos vagos resúmenes; queremos todo, absolutamente todo lo que se conozca de este "caso".

Esperaba que eso fuese una oportunidad para Jill para no dar una imagen tan floja. Si es que en el fondo, soy un tipo de lo más encantador.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nagorr
Jefe de Raza
avatar

Edad : 53
Mensajes : 408

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Vie Jul 22, 2011 2:34 pm

Escucho lo que la joven Jillian nos cuenta sin mover mi expresión facial ni un ápice. Mi poblado ceño fruncido deja entrever una seria mirada verdosa que ni siquiera parpadea. Pese a todo, logro escuchar los murmullos del jefe Caruleus de vez en cuando.
En cuanto la Chrysos termina de hablar, espero pacientemende a que Aren y Timber hagan las observaciones pertinentes. Una vez hay silencio de nuevo, antes de que nadie se atreva a abrir la boca, mi ronca voz surge.

- A verr... Calmémonos prrimero. Es cierrrto que -. Dirijo una fugaz mirada a Jillian- la inforrmación no es demasiado suculenta y, tal vez, rrreunir a siete jefes sin contarrr con datos más prrecisos haya sido... -. Cabeceo varias veces, negando- prrrrecipitado. Perrro ya sabemos lo que opino de... Da igual...

Tomo aire, abandonando la conversación que he comenzado conmigo mismo sin quererlo, y alzo mi rostro de nuevo, mirando a Aren esta vez.

- Amigo... Tus incisivas obserrrvaciones son cierrrtas, perrrro yo intentarrrré ayudarrr a la joven Jillian parrra defenderrrla de tan buen orrradorr -. Sonrío-. Yo no llamarría a esto "Escuela". Podemos tomarrrlo, simplemente, como la inaugurrración de un nuevo órrrgano de defensa interrrnacional, que ya errra horrra... Un "ejérrrcito librrre". No apoyarrrrá ni se enfrrrentarrrá a ninguna de las rrrazas porrque estarrá forrrmado porrr todas.

Alzo la cabeza algo más y dibujo una sonrisa de tiburón tras mi barba.

- Perrrro que solo se unan los dispuestos a lucharrr. En tiempos de guerrrra la gente que se adiestrrra lo hace parrra darrr torrrtas, y sino se queda en casa. ¡¡Nagorr Brumm solo estarrrá dispuesto a adiestrrrar a los guerrrerros!!

Relajo lentamente mi postura, y bajo mi tono de voz.

- Y lo siento, perrro es mi posturra.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blues
Jefe de Raza
avatar

Edad : 36
Mensajes : 734

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Dom Jul 24, 2011 8:13 pm

Escuché con atención las diferentes suposiciones que la lider Chrysos nos ofreció, con la vista clavada en la mesa. Luego alcé la vista y clavé mi mirada en el jefe Caeruleus, que respondió con ironía al discurso de Jillian. Mi opinión coincidía con casi todo lo que había dicho el jefe de Caligo. Cuando Aren terminó de hablar, el lider Aether y el lider Parvus respondieron a las duras criticas que el Caeruleus había dedicado al discurso anterior. Tras escuchar las palabras de los lideres, carraspeé y miré a Aren de reojo.

— Si bien estoy de acuerdo en la mayoría de los puntos que has tratado — dije, con un tono monocorde—, me parece que la diferencia entre tu ejercito y el que, al parecer, se pretende formar aquí reside en que este será... más completo, por decirlo de alguna forma. No en vano, los miembros que vengan a entrenar aquí recibirán lecciones que probablemente no hayan visto en las escuelas de sus países. — Clavé mi vista en el lider Parvus —. Y tal y como dice el jefe de Humus, esta especie de ejercito tendrá una misión más internacional...

Dejé escapar un ligero suspiro, y luego desvié mi vista a la lider Chrysos y comencé a hablar, manteniendo el tono uniforme que había utilizado hacia unos segundos.

— Sin embargo, es cierto que el discurso de la joven Jillian presenta algunas lagunas... ¿En serio no hay más información? ¿Es eso todo lo que se sabe del "caso"? — Ladeé ligeramente la cabeza hacia la derecha —. ¿No se sabe por qué han fallecido los soldados? ¿Fallecieron al volver de la exploración? ¿O se desconoce el paradero de sus cuerpos? En este caso, ¿cómo se sabe que han fallecido?

Me recomodé en mi asiento, y esperé las respuestas de la jefa de Fulmen.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jill
Jefe de Raza
avatar

Edad : 22
Mensajes : 115

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Dom Jul 24, 2011 11:19 pm

Las quejas parecían brotar de todos lados, destacando al jefe Aren. Algunos intentaban camuflar mis errores, a pesar de darme cuenta de lo estúpido que todo había quedado. También aparecieron algunas peticiones que buscaban información más completa.

Agaché la cabeza avergonzada.

- Lo siento mucho, pensé que quizás con un resumen lograría convencerles a todos – disculpé con la cabeza gacha-. Está claro que les he subestimado como líderes, y yo debería de ser la última en hacerlo.

Le dirigí una mirada de arrepentimiento a cada uno de los presentes, pero tampoco podía aparentar ser débil, así que volví a ponerme serie y tras carraspear repetí todo, pero intentando ser mucho más detallada.

- Como comenté anteriormente, hemos detectado una gran presencia de energía maligna en ciertos puntos de Fulmen, más exactamente en lugares no habitados y de difícil acceso, a pesar de que nuestros hombres estaban preparados para superar cualquier obstáculo – reinicié, dándole más énfasis a mis palabras.

Me dirigí a una de las estanterías de las cuales saqué varios planos y mapas. Volví a dirigirme a la mesa y extendí todas esas hojas con imágenes sobre la mesa, de forma ordenada para que todas se pudiesen ver.

- Como podéis comprobar en estos mapas y planos de Fulmen y algunas de sus ciudades esa energía ha aparecido mayoritariamente en las Colinas Revoltosas, llegando casi a rodear por completo la Chimenea de Zeus – comenté señalando todos los puntos.

Volví a las estanterías de las cuales saqué un rollo que había colocado en mi llegada. Lo dejé caer abriéndose así y al ver que al caer al suelo para que se desenrollase. La lista tenía cinco metros de largo.

- Esta es la lista de muertos o desaparecidos, ya que nunca regresaron – extendí el pergamino para que pudieran comprobar el diminuto tamaño de la letra y el número de nombres por columna que constaba.

Volví a colocarme en mi puesto inicial, eso sí, manteniéndome de pie.

- Todas las teorías que he expuesto anteriormente han sido confeccionadas por el grupo de jefes Chrysos, ya que la energía percibida es totalmente desconocida. Eso nos llevó a que probablemente pertenezca a seres cuya existencia haya sido ignorada durante todo este tiempo; o personas con un poder tan inmenso que, mediante la mezcla de magias, estén obteniendo poco a poco otra total o parcialmente diferente – añadí complementando las teorías que había recitado en el “discurso anterior”-. Por supuesto, esta última deducción incluiría el renacimiento de la magia arcana, ya que ningún ser existente que se conozca tiene la habilidad o capacidad de manejarla; por lo que la presentamos como magia “desconocida”.

No pude evitar tratar de responder a algunas de las preguntas expuestas de forma que pareciesen ya incluidas dentro de la exposición.

- Sea lo que sea que produzca esta presencia desconocida, creemos que trata de mantenerse oculta y evitar… el contacto con la gente – ofrecí como respuesta de forma indirecta -. Creemos que hemos podido detectar su existencia por un fallo suyo: “la liberación de tan inmenso poder”.

Señalé con el dedo índice de la mano derecha a los documentos que yacían sobre la mesa de mármol.

- En algunas de las gráficas realizadas por nuestros expertos se comprueba que el nivel de magia va disminuyendo con el tiempo, y si os fijáis con mayor detalle podréis comprobar que va disminuyendo gradualmente, lo que significa que están utilizando un conjuro para encerrar ese poder mágica y no permitir que pueda ser detectado a partir de cierto punto – alegué cada vez más enfática -. Lo que no sabrá nuestro enemigo es que los castillos constamos de los mejores radares de fuentes enérgicas que existan, ya que la anunciación de su existencia podría repercutir en casos como en este, por ejemplo.

Volví a agachar la cabeza y mis ojos se entristecieron.

- Todos los agentes que enviamos han muerto, por lo que no conocemos ninguna realidad. Cierto es que sólo nos estamos basando es hipótesis, pero sabemos que algo muy malo está ocurriendo y que no podemos limitarnos a que ese mal se disperse por todo Mithos, ¡tenemos que actuar antes que ellos! Por muy peligroso que pueda resultar… - dije recuperando otra vez el porte serio y a la vez enfático.

No le ví mucha importancia a las teorías, realmente sólo una de ella sería cierta y, en caso de que lo fuese, no podríamos averiguarlo hasta presenciarlo en persona, por lo que volver a hacer hincapié en ese teme sería prácticamente inútil.

- Respecto a la función y actuación del Palacio Brönte como zona de paso y de formación para los transeúntes, creo y creemos –el grupo de jefes Chrysos- que es la mejor idea para organizar un ejército mixto, al fin y al cabo, contamos con armamento de todo tipo y por ahora prácticamente ilimitado; a parte de instalaciones especializadas y un mantenimiento básico de la persona, algo que mucho no pueden rechazar – comenté tratando de aclarar algunas de las dudas propuestas -. Esto no va a hacer que todo el mundo dependa de este ejército, simplemente será un ejército especializado en este caso; dejemos los problemas oficiales para el ejército oficial, la armada oficial y numerosos mercenarios del gobierno.

Una vez más, miré a todos de reojo, tratando de buscar una mirada al fin contenta, o haber mejorado de cierto modo la de “otros”.

- Espero haber aclarado la mayoría de vuestras dudas… En caso de tener más sigo estando aquí y esto se puede alargar todo lo que queráis – dije como ultimátum de mi segundo “testimonio”.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nagorr
Jefe de Raza
avatar

Edad : 53
Mensajes : 408

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Dom Jul 24, 2011 11:48 pm

Guardo silencio mientras Blues habla. Sin embargo, no puedo evitar esbozar una sonrisa cuando trata al inexistente ejército que se pretende formar como "más completo" en comparación con el Caruleus, pues no en vano son famosos, sino por otras cosas, por sus artes bélicas. No obstante, al no tener un ejército real en el que apoyarnos, no puedo siquiera hacer algún comentario socarrón, dejando esa parte a mi amigo Aren, pues no sé qué poder alcanzará el que, esperemos, será creado aquí.

Jillian, aparentemente avergonzada, es la que habla entonces, aportando más datos y haciendo la información algo más minuciosa.

Sonrío y carraspeo.

- Me parrece bien que este asunto sea extrrraoficial hasta que se sepa más, perrro en cuanto el asunto esté algo más aclarrrado, cuenta con la ayuda de los ejérrrcitos de Humus. Porrr ahorrra, sin embarrrgo, parrece que hay que conseguirrr inforrrmación-. Observo los puntos señalados en los mapas con seriedad-. Mmm... Rrrealmente existe un prroblema, aunque no se sepa cual. Puede que esto rrresulte algo "espontáneo", perrro hay un famoso dicho Parrrrvus que dice: no se sabe si la mina es de carrrbón hasta que tienes tizne en la barrba. Yo crrreo que si la solución es irrr hasta allí y averrriguarr qué pasa, eso es lo que se harrrá. Tomando las prrrecauciones necesarrrías, eso porrr supuesto, perrro... Yo me ofrrrezco voluntarrrrío a guiarrr a esos "fuerrrtes guerrrerros" mientrrrás esté en mi mano. Hay algo que has dicho que es muy cierrrto.

Los miro a todos, uno a uno, antes de volver a atrás.

- Las siete rrrazas debemos estarrr unidas parra prrotegerr Mithos. Porrr una vez, las diferrrencias deben quedarrr atrrás parra prrreserrvarr el bien común-. Me rasco la barba, pensativo, de pronto, recordando los numerosos conflictos que ha habido entre razas a lo largo de la historia.-. Comporrrtarrrse como rrazas madurrras y colaborrar... Tal vez el ejérrrcito mixto este sea una buena idea, al fin y al cabo AJAJJAJAJAJA.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Lun Jul 25, 2011 12:10 am

Tras las respuestas de los otro jefes, el jefe Caeruleus solo tuvo a bien realizar muecas o susurros en respuesta, ya que no tenía gana alguna de romper su silencio.

En cuanto la joven líder de Chrysos, abochornada por las quejas recibidas, comenzó de nuevo, el líder oscuro observó con amplio divertimento como la primera iniciada se daba con un canto en los dientes por tratar de tomar por lo alto aquello que los reunía. Sería un aviso para lo demás, esperaba. Un inmesa satisfacción se apoderó de él en cuanto la joven se vio obligada a repetir su discurso y este volvía a escuchar las mismas sandeces.

A pesar de que aquel nuevo discurso le producía risa, se limitó de nuevo a susurrar.

- "lugares no habitados y de difícil acceso" ... Sí, preparadísimos... Psss... Menudo grupo de... Hay que ver... -Entre los diferentes susurros e interrumpiendo a la joven en su discurso, comentó con una décima aguda:- Desaparecido no es lo mismo que muertos.

Tras llamar la atención en ese instante, dejó que la joven recuperase el hilo de su discurso y prosiguió sus silenciosas quejas.
-Grupo de jefes Crhysos... pues munos zoqu... la verdad es que me result-... pff... -Pero entre los quejidos que pronunciaba, apenas audibles para los que le rodeaban, pero lo suficiente molestos para la muchacha, en cuanto escuchó uno de sus comentarios no pudo evitar una carcajada.

"Creemos que hemos podido detectar su existencia por un fallo suyo." -Mencionó Jillian.

-¡JA! -Rió abiertamente el caeruleus, llegando a la cumbre de lo que escuchaba. -No se si pensar que es demasiado estúpido o que los estúpidos... En fin, no estamos aquí para generar mayores problemas de estado -. Sonrió con increddulidad.

Después volvió a guardar silencio y escuchó los datos sobre la disminución de la magia.
- Hechizo de ocultamiento... Sí, por supuesto... Por una bestia... O por un grupo antiestatal... por favor... -A cada susurro que daba el líder resultaba más incrédulo y divertido, sin perder el cinismo de aquel que no consiente estupideces.

Tras seguir con sus susurros escuchó de nuevo las observaciones sobre el palacio de bronte y se remitió a pensamientos:
-"Que hermoso, que bonito, iremos a morir todos juntitos (8 )" -Canturreó mentalmente al escuchar a la niña. Cuantos pensamientos se le pasaron al líder en cuanto encontró aquellos ojos débiles y abochornados. Se humedeció la comisura izquierda con su bífida lengua y finalmente modificó un poco su sonrisa al escuchar las palabras de su apreciado parvus.

-Oh, suena realmente interesante eso de olisquear los problemas y pasar un buen rato haciendo descubirmientos -A pesar de la poca seriedad de sus palabras, su tono era bastante serio. Finalmente asintió ante la sonrisa de Nagorr y miró a Jillian con aprovación.

-¡Hermoso, perfecto, pletórico! Ya me ha quedado completamente claro. Creo que si surge algo más ya se podrá tratar a parte en otro momento -. No era cierto. Deseaba acabar con aquel paripé. El ansioso líder no soportaba más el olor de la sala y la carga de todas las sensaciones que le producía el lugar. No iba a estar de acuerdo, pero haría lo más interesante y divertido que se le permitiese. Si había que quedarse en aquel mugriento palacio enseñando a vagabundos, entonces mejor empezar cuanto antes.


Última edición por Aren Darvenwish’s el Lun Dic 26, 2011 10:39 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jill
Jefe de Raza
avatar

Edad : 22
Mensajes : 115

MensajeTema: Re: Sala de reuniones   Miér Jul 27, 2011 10:31 pm

Sonreí al escuchar mensajes más positivos referentes a mi explicación, a pesar de que tampoco habían eliminado todo el mal en sus caras.

- Supongo que esto parecerá al principio bastante estúpido, pero ya veréis que todo mejorará con el paso del tiempo - aseguré con una leve sonrisa tratando de animar un poco el tenso ambiente que, por lo menos, yo sentía.

Miré a todos una última vez y me incliné.

- Muchas gracias a todos ustedes por su atención - agradecí cerrando los ojos mientras me inclinaba.

Apilé poco a poco los mapas y demás documentos que yacían sobre la mesa con esmero cuidado de que no sufrieran ningún deterioramiento. Tras haber hecho de ellos un montón, los guardé de donde los había sacado, colocándolos perfectamente en la estantería.

Volví a colocarme en mi sitio de pie, dirigiendo de nuevo unas palabras para los presentes; unas palabras que avisaban de la finalización de esa misma reunión y que les permitía abandonar la sala.

- Ya comprendereis el objetivo de esto con el tiempo - comenté bajando levemente la voz -. Podeis marcharos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sala de reuniones   

Volver arriba Ir abajo
 
Sala de reuniones
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» ¿Como calculais la posicion de vustros altavoces en la sala?
» Relacion cajas/sala...pegada...
» AYUDA CON GRÁFICA DE MI SALA
» CAJAS POCO EXIGENTES CON LA SALA
» Dimensiones de una sala

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Palacio de Brontë :: Interiores del Palacio-
Cambiar a: