ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 El amuleto

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: El amuleto    Miér Oct 02, 2013 2:21 am

Cuando los tres guerreros, de mañana, llegaron al lugar donde se los había citado, se encontraron en lo alto de una hermosa colina, frente a la imponente puerta de un altivo muro. Una imponente puerta que, probablemente, habría sido mucho más imponente de no ser porque estaba abierta.

Más allá de la puerta se extendía un camino y un vasto paisaje. En cierto modo, podía considerarse que el terreno era parecido a Brontë, aunque a menor escala. Una considerable masa de árboles se extendía hacia la derecha, mientras que la izquierda del camino estaba ocupada por una vasta extensión de campo verde, con una brillante laguna como principal atracción visual. A lo lejos, al fondo, se percibía la silueta de una casa.

Dos mujeres vestidas de uniforme custodiaban la puerta, y ambas ejecutaron una reverencia perfectamente sincronizada al ver llegar a los guerreros.

-El maestro os da la bienvenida, guerreros de Brontë -dijo la de aspecto más joven-. Os espera en la villa.

Y, con un gesto de la mano, señaló la casa. Ambas mujeres iniciaron la marcha, guiando a los guerreros hacia allá.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Follow

avatar

Edad : 22
Mensajes : 611

MensajeTema: Re: El amuleto    Miér Oct 02, 2013 3:44 am

Una misión de búsqueda se había presentado ante el buscador. Junto a otros dos guerreros, había sido enviado a unas tierras de luz brillante con habitantes de piel tosca como la madera. Sin duda es una misión que podría conseguir yo solo, pues un ninja no necesita el apoyo de ningún compañero y menos si se trata de la caeruleus vaga y el piscis de las cicatrices. Aunque todavía no sé si el piscis es o no poderoso tras ser víctima de su secuestro.

Durante el viaje no digo palabra si no es estrictamente necesario y cuando llegamos a un camino extenso similar al del palacio del que venimos, me dedico a mirar con detalle a mi alrededor. Tengo la máscara puesta todo el rato, hay demasiada gente, demasiados posibles enemigos. Soy un ninja y debo permanecer oculto.

Al llegar a unas puertas, unas mujeres nos indican que el anciano nos espera dentro y, sin esperar a la opinión de mis compañeros, me adentro con paso firme, atento a cualquier tipo de ataque sorpresa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frikka

avatar

Edad : 22
Mensajes : 1354

MensajeTema: Re: El amuleto    Miér Oct 02, 2013 6:39 pm

Para que no se dijera que no me esforzaba, que era una vaga y todas esas cosas, me apunté a la primera misión que vi aparecer en el tablón, que resultó ser esta. Algún día tendré que informar a mis padres de dónde estoy, no soy una estúpida niña inmadura, y para entonces quiero tener a mis espaldas un buen historial.

Mis compañeros son dos piscis a los que ya he tenido el placer de conocer. El rarito que busca no sé qué y el otro rarito de las cicatrices. El segundo, Katty, es algo más simpático que el primero, así que me pego a él durante el viaje para darle conversación. Sí que es cierto que alguna vez me acerco a Buscador para hacerle algún comentario socarrón y así, pero no quiero juntarme con gente como él. Aún se me va a pegar su descerebradez y me voy a poner a saltar de un árbol a otro como si fuese un mono.

En cuanto llegamos a la casa esa, unas mujeres nos indican que hemos de pasar. Saco pecho, altanera, y hago un gesto a Silvanus para que me siga.

-Venga, vamos dentro.

Buscador se nos adelanta, enhiesto como si le hubiesen metido un palo en el culo.

-Tienes suerte de que te cuidemos nosotros las espaldas -le digo, apurando el paso para ponerme a su lado, señalándome con el pulgar-, porque pasas el primero sin lanzar un palo antes para ver si es una trampa.

Río para mí. Pero qué puto raro es...

Bueno... Y a ver qué nos encontramos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: El amuleto    Vie Oct 04, 2013 1:41 pm

No los conozco casi nada, por lo que mantengo una actuación silenciosa y me mantengo casi siempre en un segundo plano.
Me dedico a observar a Follow cuando este no mira. Sin embargo, estar al lado de Frikka me hace sentir más seguro o, por lo menos, crear una atmósfera con ella que no es tan fría como con el misterioso joven.

Al ver cómo Frikka le pica, le tiro disimuladamente de la manga.- No... deberías enfadarle.- Apunto con algo de intranquilidad.- Llevémonos bien, ¿vale?- Río algo nervioso.

De nuevo, sigo sin arma, por lo que en esta misión debo confiar completamente en mis habilidades mágicas. Por suerte, es un campo que he desarrollado bastante bien a lo largo de tiempo gracias a la estancia en el palacio, por lo que crujo los dedos y a continuación, dejo caer las manos relajadamente hacia ambos lados de mi cuerpo para comenzar a mover los dedos como si estuviese tocando un piano invisible. Al llegar a palacio me gustaría practicar algo más esta técnica del nairea. Por ahora, no es más que un proyecto.
Libero por la punta de las yemas ligeros cúmulos de niebla, no para ocultarnos ni mucho menos, sino para ir calentando o, más bien, por aburrimiento.

Sigo al resto en silencio. ¿Quién nos esperará dentro?

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: El amuleto    Vie Oct 04, 2013 4:17 pm

Cuando los guerreros traspasaron las puertas, estas se cerraron a sus espaldas por sí mismas, emitiendo un grave sonido al juntarse del todo. El muro quedaba, pues, cerrado. Las dos mujeres que los guiaban no hicieron el menor gesto al respecto, como si ni siquiera hubieran notado el cambio.

Avanzaron por el camino con paso firme, pero sin llegar a correr. Atravesaron el camino, dejando a los lados filas de árboles y arbustos, además de cuidados jardines perfectamente decorados. Por último, subieron unas grandes escaleras de piedra, bordeadas por dos robustas barandillas, antes de llegar a la puerta de entrada.

La mayor de las mujeres abrió la puerta y los invitó a pasar a un hall suntuosamente decorado, con una moqueta roja que cubría todo el suelo, perfectamente limpio, y daba paso a unas escaleras dobles que subían hacia dos lados diferentes de la casa. Entre ambas escaleras había un pasillo que se perdía en la oscuridad. Coronando el centro de las escaleras había un enorme retrato de un claritas de mediana edad elegantemente vestido.

La mujer joven los guió por las escaleras de la derecha hasta el piso superior, y avanzó por el pasillo, guiándolos hasta una enorme puerta. Tras llamar y esperar una respuesta del interior, abrió y dejó paso a los guerreros.

Dentro de la habitación estaba el hombre al que representaba el retrato de la entrada, de aspecto enjuto y ojos de ratón, semiocultos tras unas llamativas gafas. Tenía el pelo gris por la edad y una calva incipiente. Debía de rondar los cuarenta y cinco años.

Cuando los vio entrar, se levantó atropelladamente, desordenando al hacerlo algunos de los papeles que tenía delante y manchándolos de tinta. Tras un rápido y nervioso intento de recolocarlos, acabó por dejarlos a un lado y se acercó a los chicos.

-Oh... ¡Qué desastre! ¡¡Qué desastre!! -murmuraba para sí, limpiándose las manos con un pañuelo que ya estaba lleno de manchas negruzcas-. Menos mal que habéis venido -. Le tendió a Follow una mano temblorosa-. Soy Kostas Hadziel. ¡Qué bien que hayáis podido venir tan rápido! Es terrible, ¡terrible, os digo!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frikka

avatar

Edad : 22
Mensajes : 1354

MensajeTema: Re: El amuleto    Vie Oct 04, 2013 11:16 pm

Relajo mi actitud con Buscador por un rato, pero solo porque Katty me lo pide. No es que me compadezca, ni nada similar, pero no quiero causar malestar al principio. Y así será más inesperado cuando diga algo ingenioso criticando lo jodidamente rarito que es. No hay mal que por bien no vaya, o alguna mierda así...

Me vuelvo velozmente cuando las puertas se cierran solas, alerta. ¿Pero qué coño...?

- ¿Eso es normal? -inquiero, mirando a las mujeres, que no parecen darle importancia y siguen caminando, obligándonos moralmente a ir tras ellas.

Alzo las cejas, impresionada por todo el pijerío, cuando la vieja abre la puerta. La gente es más repipi que un unicornio de color arcoiris fusionado con Katty. Y en el centro ese cuadro...

-Qué hortera... -murmuro a mis compañeros, alejándome un poco de las tipas estas para que no me escuchen. Ante todo, discreta.

Finalmente, la más joven nos guía por una de las escaleras hasta lo que espero que sea nuestro destino. Por Mithos, me estoy meando... Espero que esto acabe pronto, porque...
¡Pero si es el hortera del cuadro! Aunque, bien visto, está desmejorado en persona...

El hortera comienza a hablar atropelladamente. Seguro que si lo toco está sudado y pegajoso. No tengo ningunas ganas de hacerlo, la verdad. Espero que no me tienda a mí la mano. Aunque si se la tiende a Katty...

Me llevo las manos a la nuca, despreocupada, flexionando los codos. Miro al hombre con los ojos entrecerrados. Me cansa su puto estrés.

-A ver, viej... señor Hadziel -digo entre dientes, avanzando para hacerme notar-. No hemos venido a perder el tiempo, así que relaja la raja y explica con claridad-. Miro a mis compañeros de reojo un instante-. Por favor -añado, por consideración a ellos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Follow

avatar

Edad : 22
Mensajes : 611

MensajeTema: Re: El amuleto    Sáb Oct 05, 2013 1:15 pm

Ignoro los comentarios de la caeruleus, además de vaga resultaba bastante molesta. Si ella tiene miedo de entrar a la casa que no venga con nosotros.

Me giro rápidamente al escuchar cómo se cierran las puertas, algo sobresaltado y sacando rápidamente el kunai, pero nadie más parece preocupado al respecto. Salvo la chica asustadiza. Retomo mi postura erguida y continúo caminando como si nada, pero sin perder de vista a ambas mujeres, de las que ahora me fío menos que antes.

Tras recorrer lo que parece un palacio sin prestar atención a los adornos más allá de si pueden resultar sospechosos o peligrosos, llegamos a las puertas de una habitación en la que nos encontramos al hombre que, al parecer, ha hecho la petición.

En cuanto se levanta y viene hacia nosotros descubro que es un hombre ruidoso y patoso, con lo que el hecho de que haya perdido algo deja de sorprenderme.

Me tiende la mano y lo miro fijamente, luego su mano. Acabo por cogérsela con mi propia mano, pero solo para girarla a un lado y otro y revisarla, ya que no tengo muy claro qué quiere que haga con ella. Miro a la caeruleus perezosa cuando le habla de una forma extraña, pero como creo que le ha pedido que nos explique el problema, me limito a mirar al hombre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: El amuleto    Sáb Oct 05, 2013 2:17 pm

Esta casa es impresionante. Soy incapaz de no fijar mi curiosa vista en todo aquello que me rodea. Es todo tan lujoso... me pregunto si el palacio de Aren será así más o menos... Me encantaría vivir en esta casa.

Sigo en última posición a los chicos. Sin embargo, cuando llegamos a junto aquel señor y veo que la caeruleus empieza a tratarle como si fuera su amigo del alma y después de la actuación de Follow con su saludo, decido tomar la voz cantante.

Me abalanzo sobre la chica para taparle los morros. No vaya a ser que suelte alguna grosería más y nos echen a todos. - Disculpe a Bibi.- Le digo al señor, con una sonrisa forzada, haciendo fuerza contra la boca de la chica.- Es que está un poco cansada y no sabe muy bien lo que dice ajaja.- Me río nervioso.
-¡Follow! Te está saludando. Sé cortés. -Le regaño.- Mi nombre es Silvanus Kettleburn y los tres venimos en representación del Palacio de Brontë. Su misión nos ha sido asignada y tenga por seguro que la cumpliremos o, por lo menos, haremos todo lo que esté en nuestras manos. ¿VERDAD QUE SÍ?- Les pregunto con retintín a mis dos compañeros. Entonces suelto a Frikka y suspiro.

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: El amuleto    Sáb Oct 05, 2013 8:59 pm

Cuando vio que Follow se dedicaba a examinar su mano, el hombre lo miró desconcertado, y acabó por retirarla. Visiblemente nervioso, se la frotó con el sucio pañuelo para limpiarse el sudor.

Miró a Frikka con gran atención y un aspecto de estudio, como si estuviera poniendo todos sus esfuerzos en comprender lo que la caeruleus intentaba decirle. Pronto, Silvanus le tapó la boca a la chica y aseguró sus buenas intenciones. El hombre le dedicó una sonrisa de gratitud.

Tratando de apoyarse en las palabras de piscis para relajarse, carraspeó y se llevó una temblorosa mano a la cara para subirse las gafas.

-Sí, esto... Bien -farfulló para sí. Volvió a carraspear-. Veréis, yo... yo me dedico al estudio de la magia. Hago investigaciones y, eh... llevo a cabo experimentos -. Miró alrededor, como si temiera que alguien apareciese en cualquier momento. Carraspeó una vez más-. Últimamente he... centrado mi tiempo en el estudio de un valioso amuleto. Lo encontraron unos aldeanos no muy lejos de aquí y... hum... me lo trajeron para que lo examinara. La verdad es que tenía una pinta... eh... muy curiosa, pero -. Otro carraspeo- no reaccionaba a nada. Hasta... ah... ayer.

El hombre hizo una pausa para posar su mirada en cada uno de los chicos individualmente. Podía verse en sus ojos cierta expresión de ansiedad.

-Pues... el caso es que, cuando reaccionó, el... eh... objeto... se esfumó. Salió volando por la ventana. Sé que es difícil de creer, pero -. Carraspeó- eso fue lo que sucedió. Le salieron unas extrañas alas y echó a volar. Y... ahora... eh... está por aquí, en algún lugar de la casa... El problema es... hum... que no sabemos dónde. Y... querría pediros que... eh... que lo encontrarais y me lo trajerais.

Se pasó el paño por la cara para limpiarse el sudor, sin dejar de temblar ni un momento. Volvió a subirse las gafas, que le habían resbalado por la nariz, y carraspeó de nuevo antes de continuar.

-Podéis... eh... recorrer todo el espacio que queráis. Las habitaciones -. Otro carraspeo- cerradas no han sido abiertas desde que se escapó el objeto, así que... eh... no es posible que esté en ellas. Cualquier otro espacio está a vuestra entera... hum... disposición. Y tened cuidado con él... Es un poco... eh... peligroso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Follow

avatar

Edad : 22
Mensajes : 611

MensajeTema: Re: El amuleto    Sáb Oct 05, 2013 9:44 pm

Escucho al hombre cambiando mi gesto cada vez más hacia un ceño bastante fruncido que, aunque la máscara evitase que se viera, yo diría que podría sentirse. El hombre me irrita enormemente porque no es capaz de unir dos palabras de la misma frase sin tartamudear. Por un momento tengo ganas de agitarlo para que acabe su discurso.

Un objeto volador ha salido de su habitación y ronda la casa.

¿Cómo es? ¿Emana algo? ¿Hay forma de saber que estamos cerca? —Pregunto inicialmente, rápido y conciso. No sé qué puede ser, pero seguro que no es más sigiloso que yo. De todos modos, si no lo ha encontrado igual se ha ido a otra parte. Pero no sé a dónde se va un objeto. ¿Qué le depara el destino a un objeto? Un objeto perseguido por el buscador. Su destino tiene que ser llegar a mis manos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: El amuleto    Mar Oct 08, 2013 7:03 pm

Escucho con atención a las palabras de acalorado y nervioso hombre, todo sin quitarle el ojo de encima a estos dos.
-A ver, lo mejor es que nos dividamos.- Aclaro una vez expuesto el discurso del hombre. - Al fin y al cabo... pffff- digo encogiéndome de brazos.- No es más que un cacharro volador. - Sonrío contento.-No es una misión peligrosa en la que podamos perder la vida luchando contra monstruos.- Río. Echo ambas manos por los brazos de mis dos compañeros.- Somos tres. Acabaremos en la mitad de tiempo si cada uno revisa una parte de la mansión. Total, esa cosa está aquí dentro. Será fácil.- Concluyo sonriente, mientras me dirijo a la puerta.
Entonces me giro sobre mí mismo para pasar de tener una sonrisa amable a un rostro lo más amenazador posible, mientras los señalo a ambos con dos índices acusadores.- Y NO LA MONTÉIS.- Les regaño antes de que hagan nada. Parece que, como siempre, Silvanus Kettleburn tiene que estar pendiente de todo.

Ahora que lo pienso... dejar a estos dos sólo por la casa... Bah. Sigo creyendo que es la mejor opción.

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frikka

avatar

Edad : 22
Mensajes : 1354

MensajeTema: Re: El amuleto    Mar Oct 08, 2013 7:36 pm

No puedo evitar soltar un suspiro exasperado. Pero qué paliza de señor...

-Así que... eehm... un amuleto uummm... ¿No?- inquiero, tratando de que el tono burlón no se note demasiado. Es tan empanado que puede que ni se de cuenta. Río para mis adentros-. No te preocupes, señor Comosea. Su amuleto estará en nuestras manos en un abrir y cerrar de ojos.

Buscador empieza con sus rollos raros de ninja y Silvanus, mientras tanto, parece muy convencido de todo. Como si todo esté hecho ya. A ver, sí, joder... Estoy yo aquí, y tengo olfato para esas cosas. Además, por grande que sea este sitio... Aunque como sean tan imbéciles como para haber dejado algo abierto, ya pueden despedirse...

Me llevo ambas manos a la nuca, despreocupada, echando un vistazo alrededor. Pero vaya sitio más hortera... ¿A qué idiota puede gustarle un sitio como este?

-¿Peligroso un jodid... -. Carraspeo para disimular la palabrota antes de terminarla- amuleto mágico? ¿Lanza rayos, o algo así?

Me remango, contenta. Me llevo, entonces, una mano a cada teta, levantándolas, como si las acomodase. Libres...
Me señalo con el pulgar, sonriendo segura.

-Sea como sea, nos encargamos. No hemos venido aquí a hacer el panoli.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: El amuleto    Mar Oct 08, 2013 8:09 pm

El hombre dedicó una sonrisa tensa al optimista Silvanus y miró a Frikka con cierta impresión, entre turbado y confuso por su actitud y comentarios. Asintió, confirmando sus palabras.

-Eh... Sí, eso es. Un amuleto... hum... mágico.

En cuanto a Follow, se volvió hacia él negando con la cabeza. Dedicó también una mirada a Frikka cuando formuló su siguiente pregunta, similar a la del chico.

-El amuleto no... eh... había reaccionado hasta hace poco -. Carraspeó-. Sin embargo... hum... antes de su... ah... desaparición -. Otro carraspeo- sí pude apreciar su capacidad... eh... mágica. Es como... hum... digamos... eh... una miniatura del poder de... eh... de Mithos, sí -. Carraspeó una vez más-. Es capaz de realizar pequeños... eh... hechizos y... hum... parece tener... hum... voluntad -. Carraspeo- propia. Tened cuidado y... eh... sabed que estoy a vuestra... hum... disposición. Y también mis... eh... empleados.

Los observó, preguntándose si tendrían más preguntas o si se pondrían a trabajar directamente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: El amuleto    Miér Oct 09, 2013 2:06 pm

Después de escuchar las últimas palabras del señor, decido ponerme en marcha. - Chicos, me voy al piso de abajo. -Digo mientras corro en dirección a las escaleras.- Creo que será lo mejor. Investigaré un poco el pasillo que estaba en medio de ambas escaleras. Podéis acompañarme o inspeccionar los otros dos pasillos.- Dicho esto, bajo las escaleras por la barandilla, con una sonrisa.

Cuando llego abajo, decido comenzar a buscar, por lo que abro con fuerza y decisión la primera puerta.


FDR: e.eU No se muy bien qué hacer, malditos todos xDDDDD así que disculpadme si es muy corto. xDDD

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Follow

avatar

Edad : 22
Mensajes : 611

MensajeTema: Re: El amuleto    Miér Oct 09, 2013 2:15 pm

El hombre continúa tartamudeando como si no pudiese respirar a cada dos palabras. Cruzado de brazos, frunzo más el ceño por la impaciencia y la irritación  que siento por culpa de este viejo.

Explica que es una miniatura de Mithos con voluntad o vete tú a saber. Me llevo las manos a la cabeza, irritado.

¿Entonces es redondo? ¿Oscuro? —A pesar de que sigo sin tener ni idea de qué tengo que buscar, acabo por soltar un grito quejicoso al nota que ya no me queda paciencia.

Veo como el piscis se marcha al piso de abajo con lo que bufo y salgo también por la puerta para subirme a la barandilla y ver alrededor. Treparé por alguna columna para buscar por este piso y ver si hay alguno más hacia arriba.



FdR: Como no sé si hay más pisos se pasea enganchado al techo como por Brontë, vamos XD Si hay piso de arriba salta para allí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frikka

avatar

Edad : 22
Mensajes : 1354

MensajeTema: Re: El amuleto    Sáb Oct 12, 2013 10:33 am

Tengo unas putas ganas de darle una colleja que no puedo... Menos mal que soy una guerrera profesional y no lo voy a hacer, porque no es por falta de motivos. Trato de mantener una expresión lo más serena posible, aunque... Maldito tipo... Normal que el amuleto se haya largado. Por no estar con él ni un inútil minuto más, yo voy a hacer lo mismo. De todos modos, Silvanus y Buscador ya están aligerando. No voy a ser yo la imbécil que se quede a hacerle la terapia a este panoli.

-Que sí, que sí. Lo que sea -murmuro, forzándolo a acabar de hablar-. Tú no te preocupes que en nada tendrás tu amuleto y todo eso. Venga.

Alzo una mano, de despedida. Y también para que no se le ocurra hablar más. Luego, imitando lo que han hecho los otros dos, me doy la vuelta y me apresuro a salir por ella. Qué señor más jodidamente cargante. A este le dan cuerda...

Una vez fuera, pienso. Tras un instante, como Buscador se pone a hacer el mono, me decido a seguir a Silvanus. Sin embargo, una vez llegados al piso de abajo tomo las otras escaleras, las de la izquierda.

-A ver quién lo encuentra antes -le digo, con una sonrisa burlona, comenzando a subir los escalones.

Nada, nada. A meter las narices en el primer hueco que pille.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: El amuleto    Sáb Oct 12, 2013 5:54 pm

El claritas iba a responder, pero la repentina partida de Follow y Silvanus y las palabras de Frikka le hicieron cerrar la boca sin llegar a decir nada. Correspondió al gesto de la chica con uno vacilante propio y, cuando los tres se hubieron marchado, volvió a sus papeles con su aire nervioso.

Cada guerrero tomó su propio camino. Follow, encaramado en una columna, observó alrededor para ver adónde podía ir, y se encontró con que había un piso más antes de llegar al techo que cerraba la nave central. Al encaramarse al piso superior dio con un pasillo de estructura similar al que había abandonado.

Frente a él había una pared en la que se alternaban puertas y cuadros. A la derecha, el pasillo hacía una curva, conectando con el pasillo del lado contrario. A la izquierda, al fondo, había una puerta abierta que daba a unas escaleras que subían. La puerta que tenía delante era la única manifiestamente entreabierta, y de ella se colaba algo de luz natural hacia el pasillo.

Sus dos compañeros habían vuelto a bajar las escaleras principales, pero no tardaron en separarse también. Frikka ascendió las escaleras de la izquierda, dando al otro lado del pasillo del primer piso. Ante ella había una puerta que daba a una sala que ocupaba el espacio sobre las escaleras principales. A su derecha se extendía el pasillo, con otras dos puertas antes de la curva que unía con el pasillo del otro lado. Justo a su izquierda, una puerta abierta dejaba ver unas escaleras que subían.

Silvanus, por su parte, se quedó en el piso de entrada, y se abalanzó sobre la primera puerta que vio nada más bajar las escaleras. Parecía un poco dura, pero el entusiasmo del piscis le ayudó a abrirla. Pronto se vio invadido por una ola de calor y una luz intensa lo cegó. Cuando recuperó la vista, se encontró con que estaba en una habitación de paredes de cristal y llena de plantas de aspecto selvático. Una mariposa de color verde intenso se le posó en el brazo. Había dado con el invernadero.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Follow

avatar

Edad : 22
Mensajes : 611

MensajeTema: Re: El amuleto    Dom Oct 13, 2013 7:45 pm

Rápidamente llego al piso superior y, sacando el kunai con pasos sigilosos, miro a mi alrededor para tratar de encontrar algo extraño.

Me encuentro con un pasillo parecido al de abajo y, a medida que voy caminando, me fijo en los cuadros y en si las puertas están bien cerradas o hay algún ruido cerca de ellas.

Al llegar al fondo del pasillo echo un vistazo al que se pierde a mi derecha y luego me centro en la puerta arrimada. Acerco la oreja por un momento, abriendo las membranas para tratar de concentrarme. Finalmente le doy un pequeño empujón para que se vaya apartando y me deje ver lo que hay detrás. En caso de tener que dar la vuelta creo que este camino será el más corto por ahora.


Última edición por Follow el Lun Oct 14, 2013 6:46 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: El amuleto    Lun Oct 14, 2013 2:13 pm

Las pupilas se me estrechan en cuanto abro la puerta, ya que una ola de luz me baña en cuanto lo hago.
Pestañeo un par de veces para adaptarme al nuevo ambiente y noto algo en el brazo.
Lo miro y me doy cuenta de que es una mariposa. -¡Hala! Qué chula.- Digo acercando mi dedo a ella, pero enseguida echa a volar.

-Bien.- Digo poniendo los brazos en jarras, para luego pasarme un dedo por la nariz, sorbiendo. - Voy a dar una vuelta por aquí.- Digo en un susurro. Entonces echo a correr entre las flores y plantas, con la vista atenta a cualquier movimiento sospechoso u objeto interesante.
Sin embargo, no tengo pensado pasarme aquí mucho tiempo. En cuanto acabe de recorrer este sitio, me largaré al siguiente.

-Tristán.- Digo sacándomelo del pecho.- Busca tú también.- Así acabaremos mucho antes.
El tiempo es oro.

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frikka

avatar

Edad : 22
Mensajes : 1354

MensajeTema: Re: El amuleto    Lun Oct 14, 2013 5:20 pm

Me quedo dubitativa un par de segundos. Esto sí que es grande... Y eso es un problema porque entonces perderemos mucho más tiempo en este lugar tan arrogante. Por desgracia, por mucho que me disguste hacer las cosas como están establecidas por los demás, lo más cómodo en este caso es ir en alguna clase de orden. No conozco bien este lugar y si me pierdo quedaré en ridículo, así que...

Miro de reojo las escaleras que suben. Cualquiera diría que debería ir por ellas, pero Buscador ha subido y no me apetece encontrármelo ahora... Decido, pues, entrar en la habitación que hay ante mí, con las manos en los bolsillos y aspecto altanero. Estoy preparada para casi cualquier cosa. Además, dudo que un tipo pesado como ese tenga cosas peligrosas en cada uno de los cuartos de su pija casa. Especialmente en los abiertos. Que no me toque los huevos.

-A ver si acabamos pronto... -murmuro para mí, desganada, terminando de entrar y mirando a los lados para examinar la nueva estancia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: El amuleto    Lun Oct 14, 2013 10:58 pm

Follow echó un vistazo al pasillo en el que se encontraba, pero acabó por decidirse a curiosear por la puerta entreabierta. Primero apoyó en ella la oreja, y pudo distinguir una voz que murmuraba un discurso en voz tan baja que no se distinguía lo que decía. Finalmente, abrió la puerta, y se encontró con una habitación llena de juguetes y cachivaches de todos tipos y formas, y un niño claritas que, sentado a una mesa, jugaba con un batallón de soldaditos.

El niño, elegantemente vestido, rondaba los diez años de edad y tenía aspecto de no haber movido un dedo en su vida. Al ver asomarse a Follow, sorprendido, se levantó de un salto con los ojos muy abiertos y lo miró, atónito.

-¡Huala! -exclamó, estupefacto-. ¡Un guerrero de verdad! ¿Y tú qué haces aquí? Si me haces algo, se lo diré a mi padre.

Silvanus, por su parte, decidió echar un vistazo rápido al lugar en el que se encontraba, y se separó de Tristán para que este lo ayudase en su búsqueda. El pequeño dragón echó a volar entre las plantas, y Silvanus echó a andar en otra dirección, dispuesto a ahorrar tiempo con ayuda de su amigo.

El dragón no tardó en fijarse en una curiosa planta de hojas de color verde intenso y forma plana, adornadas con flores de tonos violáceos y rodeada de un curioso aroma. Se trataba de beladonna, que crecía en varias zonas de aquel jardín interior.

Silvanus no tuvo tanta suerte como su rojizo amiguito. Al cabo de un rato recorriendo el jardín, sintió de pronto un movimiento entre la vegetación, y vio pasar justo por delante de su nariz una afilada aguja. Para cuando quiso darse cuenta, había otra clavada en su brazo, que al instante enrojeció y se hinchó, provocándole un intenso dolor. Se trataba de una aguja de colpa, y otras tantas iban en su dirección.

Frikka, por su parte, se echó sobre la primera puerta que vio ante sí, que cedió sin mayor dificultad y sin hacer el menor ruido, dando acceso a una amplia y luminosa estancia. En ella se alternaban las estanterías, repletas de libros, con las mesas y sillas dispuestas para el estudio. Se encontraba ante una señora biblioteca.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: El amuleto    Mar Oct 15, 2013 1:09 pm

Se me hiela la sangre en cuanto oigo silbar al lado de mi oreja una especie de dardo, por lo que me detengo en seco.
Sin embargo, parece que mi reacción no es muy acertada pues, casi sin darme cuenta, noto un agudo dolor en mi brazo de golpe, como si alguien me hubiese clavado algo.

-¡AU!- Me quejo, dolorido y molesto. Veo de qué se trata y mi gesto pasa de ser de molesta a soberana preocupación.
Los libros de Charity Strauss... He visto esto antes... No puede ser que...

-¡TAAAAAH!- Cuando me quiero dar cuenta, estoy cubierto de pinchos por todos lados.- AAAAAAAAAAAAAH- Grito y salto mientras me los saco lo más rápido que puedo, mientras mis manos y brazos e incluso mi cara, comienzan a adquirir un tono rojizo.- CÓMO PIIICAAAA...- Sollozo mientras doy saltos en el sitio, intentando quitarme ya los últimos.
¡Es insoportable!
- ¡DUELE, DUELE, DUELEEEE!- Grito mientras los mofletes se me hinchan y enrojecen debido a la reacción de la planta. Mis dedos y brazos están hinchados y no puedo dejar de rascarme.

-AAAAAAAH.- Grito mientras huyo en dirección contraria, hacia la salida. No quiero volver a pisar este invernadero nunca más, por lo que pongo rumbo a la siguiente puerta. Y esta vez me fijaré en que ESTÉ ABIERTA.

Tristán, por su parte, parece relajado y ajeno a las desgracias de su desafortunado amo, por lo que se quedó por los alrededores un rato más. Una planta aromática y de bonitas flores llamó su atención, por lo que no dudó en mordisquear un par de hojas. No le gustaron mucho, sin embargo, las flores sí lo hicieron. Masticó un par de ellas y luego las escupió, para luego, contento, recoger unas cuantas más para el camino.

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frikka

avatar

Edad : 22
Mensajes : 1354

MensajeTema: Re: El amuleto    Mar Oct 15, 2013 4:08 pm

Dejo ir un silbido al entrar en la enorme estancia. Pero qué pijerío, por Mithos.

-¡Eco! -grito, direccionando mi voz hacia las estanterías, haciendo un embudo con mis manos para canalizarla mucho mejor.

Todo está demasiado silencioso. Me acerco a las mesas, rozándolas con las puntas de los dedos al pasar. Impecables, cómo no. Como las estanterías y como el resto. Recorro el lugar frustrada. Cojo un par de libros, abriéndolos para ojear su interior sin interés y, finalmente, escalo como puedo por los estantes de una de las estanterías, tratando de llegar a la cima para verlo todo desde allí.

Nada... Aquí no tiene pinta de haber una puta mierda. Me bajo de un salto de lo poco que he trepado y vuelvo a la puerta, saliendo y cerrándola a mi espalda.

-A tomar por culo -gruño, llevándome las manos a la nuca con un mohín-. A ver dónde coño me meto ahora...

Vuelvo a mirar las escaleras que suben de reojo, pero no quiero toparme con el rarito de arriba, así que termino yendo por el pasillo de la derecha. Comprobaré si la primera puerta está abierta y entraré. Y si no lo está, la siguiente. Tenemos tiempo, para bien o para mal.

Qué puto rollo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Follow

avatar

Edad : 22
Mensajes : 611

MensajeTema: Re: El amuleto    Mar Oct 15, 2013 10:26 pm

Al entrar me encuentro con un niño, con lo que aparto ligeramente el kunai, aunque no me fío. No es el primer niño que utiliza su corta edad para matarte por sorpresa. Lo miro impasible mientras se acerca y, cuando habla y parece quedarse quieto, miro a mi alrededor.

Doy un par de pasos, ignorando al chiquillo y me fijo en los alrededores. Con todas las cosas que hay aquí dentro, quién sabe si el amuleto está perdido entre todo esto. Me giro al niño para volver a mirarlo, con el kunai simplemente sostenido en una mano.

¿Tienes el amuleto del hombre intranquilo? —Le pregunto, serio. No tengo tiempo para los niños, pero no quiero pasarme horas aquí rebuscando.

Una cosa que salió volando. ¿Has visto algo? ... ¿Algo útil? —El añadido lo veo necesario ya que los niños suelen dar importancia a tonterías.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: El amuleto    Mar Oct 15, 2013 11:02 pm

A la respuesta de Follow, el niño frunció el ceño, pensativo, antes de hacer nada. Finalmente, se dio la vuelta, girando de vez en cuando la cabeza para asegurarse de conocer la posición de Follow. Tras rebuscar un rato en unas cajas, acabó por sacar un collar de aspecto reluciente. Parecía metálico, era de color blanco nacarado y bastante grande.

-Tengo este amuleto -respondió el niño-. Mi padre dice que ayuda a hacer mejor magia, pero yo ya tengo otros mejores. Te lo puedo dar si juegas conmigo. O si me enseñas a ser un guerrero.

El niño se lo quedó mirando con el amuleto bien visible y aspecto interrogante.

Silvanus, por su parte, salió corriendo rápidamente del invernadero con la carne hinchada y rojiza, sintiendo un enorme ardor por todo el cuerpo y terribles picores. Tristán, más tranquilo, se le unió en la entrada un poco más tarde. Ambos avanzaron por la misma pared y, al fondo de la sala, por detrás de la escalera, encontraron una segunda puerta. Sin embargo, cuando Silvanus giró el pomo para abrirla, se encontró con que estaba cerrada con llave.

Quedaban otras cuatro puertas en aquel piso: la de salida al jardín, otras dos en la pared opuesta, paralelas al invernadero y la puerta cerrada, y una central, situada en el espacio entre ambas escaleras. Además, siempre podía usar cualquiera de estas escaleras para subir al primer piso.

Frikka, tras explorar la biblioteca, aburrida del silencio y la calma del lugar, decidió salir de nuevo al pasillo, convencida de que no había nada que ver en la enorme sala. Se dirigió a la siguiente puerta, que se abrió con la misma suavidad que la anterior. Esta vez, la entrada daba lugar a una sala también luminosa y cuidadosamente decorada. Había un par de mesas en un lado, y en el opuesto, unas butacas de aspecto cómodo y una magnífica chimenea, que permanecía apagada. El lugar, por lo demás, estaba en silencio y vacío.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El amuleto    

Volver arriba Ir abajo
 
El amuleto
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 4.Ir a la página : 1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» ¿SERA ESTE UN AMULETO PARA LA RIQUEZA?
» Amuleto musulman
» Amuleto arabe antropomorfo
» Amuleto islamico
» Amuleto o talisman arabe

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Lumen :: Misiones-
Cambiar a: