ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Sala de entrenamiento

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 19 ... 36  Siguiente
AutorMensaje
Anna

avatar

Edad : 24
Mensajes : 576

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Lun Ago 18, 2014 1:40 am

Asiento con algo más de ánimo, incluso con entusiasmo.

-Te estaría muy agradecida. Aunque espero que no sea por compromiso, o que no sientas la obligacion. No quisiera causar problemas a los guerreros activos.

Durante un momento tenso la sonrisa, y estoy a punto de hablar, llegando a despegar ínfimamente los labios, tomando una pequeña inspiración muy brebe, pero no llego a añadir nada más a mis palabras.
Cambio, entonces, radicalmente de tema.

-Por cierto, también soy costurera. Fera Twinkle, la líder chrysos, me ha encargado que fabrique armaduras de cuero para todo aquel guerrero que las quiera o necesite, de modo que estaría encantada de confeccionarte una si así lo deseas. También puedes correr la voz, si lo ves oportuno.

La miro, inmóvil, atenta, con las manos sobre el regazo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inger

avatar

Edad : 24
Mensajes : 1308

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Lun Ago 18, 2014 1:51 am

Negué con la cabeza.

—No te preocupes. Si me ofrezco, es porque quiero.

Y realmente me apetecía. Pasaba mucho tiempo sola, y me apetecía estar más "acompañada". Con una compañera de entrenamiento, seguro que no me aburría tanto como hasta ahora, e incluso, tal vez, con un poco de suerte, podía llegar a hacer una auténtica amiga. Porque dudaba que pudiese surgir algún tipo de amistad entre Alehyss y yo, mal que me pesase.

Sus siguientes palabras me sorprendieron. Una costurera... No imaginaba encontrarme a alguien así entre los guerreros de Brontë.

Le sonreí.

—Eso sería genial. —Ensanché la sonrisa—. Seguro que me vendría muy bien.

Seguro que a todos los guerreros de Palacio les venía bien, así que correría la voz. Aunque, bueno, tampoco tenía mucha gente a la que decírselo; últimamente casi no hablaba con nadie. Pero si volvía a encontrarme con Corbin, se lo diría.

Tras un rato, ambas abandonamos la sala de entrenamiento, hablando de los futuros entrenamientos y las armaduras de la chrysos.

*se van*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frikka

avatar

Edad : 23
Mensajes : 1354

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Miér Ago 20, 2014 9:44 pm

Tengo puesta una de las armaduras que tienen aquí, la que más se me ajusta, aunque sigue quedándome un poco grande, y llevo el shinai fuertemente agarrado entre las manos. El men me hace sentirme embotada, y cada bocanada de aire es tan caliente que respirar se hace realmente difícil, pero está bien para deshacerse de la frustración de todas formas.

Cada golpe va precedido de un grito de amenaza, y me muevo veloz, golpeando sin miedo, con furia, el muñeco que hay anclado frente a mí. Hubiese preferido tener un oponente, claro, pero mejor que no se me vea en una situación de mala hostia como esta. Necesito echarlo. Me vendrá bien.

Con el paso del tiempo, los golpes, que empezaron siendo bruscos y agresivos, se van haciendo más relajados. Lo que diría mi padre si me hubiese visto tensar así los brazos no tendría nombre... Pero ya está.
Ya estoy más tranquila.

Al escuchar el primer pitido de mis pulmones, me detengo, jadeante, y me arrodillo en el suelo para deshacerme de la armadura. Aprovecho el propio paño para limpiarme el sudor de la cara y luego estiro un poco, relajando los músculos.

-Maldito Fenris... -mascullo para mí, guardando las cosas.

Tengo hambre. Eso estaría bien. Pero primero un baño...

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Mar Ago 26, 2014 9:41 pm

El primero de una serie de poderosos entrenamientos daba comienzo. ¡Y ya sin Lyo me sentía como un poderoso guerrero que iba a la guerra a mostrar su nobleza! Y no como una madre en casa... Bueno, que las mujeres podían ir a a guerra, claro, que Brontë demostraba que hombres y mujeres... Y claro, la guerra no era algo bueno, y quedarse en casa, sin embargo, siendo padre...

¡DEMONIOS! ¡QUE SERÍA PROFESOR!

-Bienvenido a la sala de entrenamiento, Adain -dije, dejándole pasar antes de cerrar la puerta-. En este lugar vivirás. En este lugar dormirás. Comerás. Lucharás y llorarás. ¡Sobre todo sudarás! Estas paredes serán el origen de todos tus miedos y todas tus alegrías. ¡Aquí te volverás el guerrero más poderoso...! después de mí -terminé, jucoso-. Contamos con armas y material, y hay un hechizo que impide que nos matemos unos a otros, además de otro que reconstruye el material roto de la sala. ¿Qué te parece? -pregunté, con orgullo.

Dejé a Värdjas a un lado. Un mandoble no era necesario de momento. Él no parecía portar un arma, y tenía que averiguar sus capacidades primero.
Me crucé de brazos frente al aether.

-Dijiste que se te daba bien volar, ¿no? ¿Y qué más? -inquiricé.

Aquello era solo el comienzo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Adain

avatar

Edad : 26
Mensajes : 509

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Mar Ago 26, 2014 10:02 pm

Había conseguido encontrar a Rick con relativa facilidad. Menos mal que no me hizo quedar con él directamente en la sala de entrenamientos. Había conseguido recuperar mis cosas así que me puse un pantalón y una camisa ligeros. No tenía ni idea de qué iba a pasar así que estaba algo nervioso pero al menos quería estar cómodo. Cuando Rick abrió la puerta mis nervios ante lo desconocido se volvieron curiosidad. Era una habitación inmensa. Rick me dejó entrar primero.

-Vaya...Este sitio es inmenso...

Cuando empezó a hablar me giré para mirarle, parecía que tenía claro cómo iba a ser la cosa. Bueno, lo importante es que sepa de qué va la cosa y al menos da esa sensación. La sala parecía preparada par todo y me gustaba lo de tener un seguro que evitara que me muriese por un espadazo. Miré de reojo el espadón que mi compañero estaba posando en el suelo.

-Pues...A parte de volar supongo que se podría decir que soy bastante rápido.-Me rasqué la cabeza.-¡Oh! Tengo bastante habilidad con las manos. Se me dan bien trucos de monedas y así. Pero no creo que sea muy útil en batalla sacarle una carta de la oreja al enemigo.

Sonreí nervioso. Rick estaba de brazos cruzados y parecía decidido, sólo esperaba que no se desesperara demasiado conmigo. El que nace inútil...Ya nos lo decía madre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Mar Ago 26, 2014 10:14 pm

Me froté la barbilla, pensativo, cuando se pronuncizó. Quizás lo que decía le pareciese inútil, ¡pero yo solo veía ventajas en ello! No era el primer guerrero veloz, al fin y al cabo, y estaba seguro de que no sería el último.
Tras un momento de cavilamiento, le expuse mis ideas.

-Bueno... ¿Cómo crees que te manejarías con dagas y puñales? Son armas cortas y pueden moverse velozmente, y si eres hábil con las manos quizás se adaptasen a ti -. Saqué pecho y esbocé una enorme sonrisa-. ¡O una espada, por supuesto! Una espada nunca decepciona, y mantiene tus brazos a salvo de ser perdidos.

Me crucé de brazos. Parecía demasiado simple, ¿no? Pero era cosa de probar y elegir. Aquello era un heroico trabajo que, al dar resultados, gustaba a todos. Aunque no imaginaba al noble Adain con un hacha, de todos modos.

-¿Y de puntería? Quizás prefieras un arco -propuse, mirándolo con curiosidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Adain

avatar

Edad : 26
Mensajes : 509

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Mar Ago 26, 2014 10:40 pm

Me puse una mano sobre la boca, pensativo, sopesando las opciones que Rick me daba.

-No tendría problema para llevar escondidos unos puñales y sacarlos rápidamente. Pero no me convence lo de tener que acercarme tanto, le tengo cariño a mis brazos. Podría lanzarlos desde arriba pero...Bajar a recuperarlos con las manos vacías tampoco me parece una opción válida. Mmm. No me parece una locura lo de la espada. -Miré a mi entrenador y luego al espadón. Solté una carcajada. -Pero espero empezar con algo más ligero.

Con sólo echar un vistazo al lugar se podía ver que no habría problema para encontrar un arma apropiada para mí, pero tampoco pensaba ni quería precipitarme.

-No es por presumir pero tengo una puntería bastante buena.-La verdad es que sí era por presumir un poco. Para un par de cosas que se me daban bien...-Todo sería practicar con el arco pero...-Señalé hacia atrás con el pulgar y sonreí mirándole.-No creo que me resultara fácil ni cómodo llevar el carcaj.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Mar Ago 26, 2014 10:53 pm

Desde luego, todo tenía sus partes buenas y sus partes malas. La vida era así de compleja. Mi padre siempre había dicho, por ejemplo, que de joven lo perseguían las faldas como locas. Y claro, entre tanta mujer, siempre había alguna menos grata que, por desventura o alcohol, terminaba cayendo dentro del saco. ¿Y acaso aquello no era algo malo entre tanta cosa buena? Aunque, ahora que volvía a pensar en ello, tiempo después... Quizás hasta resultaba un poco innoble decir aquello.
Vaya decepción, padre...

-Yo no soy un experto arquerista -confesé, mirando los arcos situados en un rincón-. ¿Y una lanza? -se me ocurrió de pronto. Más bien, recordé la charla con Lyam-. Las hay ligeras, alcanzan lejos, pueden lanzarse en caso de necesidad y hay unas con una hoja en la punta... ¿No te suenan? Llevo días sin que me salga el nombre de esas... Negi... -. Chasqueé los dedos, pero no salió nada de mi cabeza-. ¡Como sea! -. Apreté el puño, con una sonrisa triunfal-. ¡Podemos probarlas todas y decidir! Que para eso estamos aquí.

Me acerqué a las armas y comencé a repasarlas con la mirada, una a una. La verdad era que todas ellas pedían ser utilizadas con habilidad por poderosos y atractivos guerreros como nosotros. Hacía falta que alguien dibujase escenas de lucha de Brontë, para mostrar nuestro poder al mundo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Adain

avatar

Edad : 26
Mensajes : 509

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Mar Ago 26, 2014 11:11 pm

Escuchaba todo lo que me decía atentamente, sopesando lo bueno y lo malo de cada arma. Espera, ¿hay lanzas sin hojas en la punta? No tenía tiempo de comprobarlo ahora, pero lo revisaría luego.

Cuanto más hablaba Rick más cosas parecía saber hacer. Era algo bueno, por su puesto, pero estaba empezando a sentirme más y más inútil. Me erguí y dejé de pensar esas cosas. Ni si quiera hemos empezado, es pronto para decir cosas así. Seguí a Rick por la hilera de armas.

-Sí, creo que lo mejor sería ir viendo en qué destaco. ¿Por dónde empezamos? -Supongo que descarte todas estas antes de empezar. Vi una larga hilera de mazas y bates de hierro que pesarían lo mismo o incluso más que yo. Aunque igual prefiere asegurarse antes de que no son apropiadas...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Mar Ago 26, 2014 11:32 pm

Bueno, puesto que hablando uno no fortalecía ni tonificaba sus músculos, tuve que terminar por darle la razón. Al final cogí dos espadas normales, y le tendí a él una, la más ligera. Las había estado usando con Corbin, una vez, y eran buenas armas para un principiante. Pero a él había que animarlo, claro. ¡Y animar era mi especialidad!

-¡Prueba con esto! Las espadas son las armas de los héroes. ¡Matan dragones en un abrir y cerrar de ojos!, si quieres matarlos. Y, por supuesto, dan al hombre un porte mucho más poderoso -. Posé con la espada, poniéndome muy serio un par de segundos. Luego volví a sonreír, relajando la posición-. De hombre a hombre, ¿no he sido más atractivo por un instante?

Puse mi mano sobre la suya, corrigiendo un poco la postura, haciendo que la sujetase bien. Luego asentí, conforme.

-Lo más importante es no tener miedo -. ¡Y saber usarla! Pero animar, ¡animar!-. Las armas son como las mujeres. Si las sabes manejar, no hay forma de que te hagan daño -comenté, con una sonrisa.

Un instante después estaba mirando a mi espalda. Tuve la sensación de que Lea estaba allí, por un instante. ¿Cómo osaba decir aquellas cosas? Mithos...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Adain

avatar

Edad : 26
Mensajes : 509

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Mar Ago 26, 2014 11:49 pm

Cogí la espada con firmeza. No era tanto por fingir seguridad como por que no se me cayera.

-Con poder defenderme si me ataca un dragón me vale, no me hace falta matarlo. -Nunca me había gustado demasiado lo relacionado con las guerras y las batallas pero tendría que hacerme a la idea. Miré a Rick torciendo el gesto mientras corregía mi postura. -S-sí...Has... Parecido muy...¿Caballeroso? Escuché todo lo que me decía con atención y me coloqué en posición con firmeza.

-Está bien...No tengo miedo.-Cogí aire y lo eché por la boca. A veces parecía que hablaba en broma pero lo decía convencido como si fueran sabias palabras. Era...entrañable.-Bueno...¿Empezamos?-Total, ha dicho que aquí no me puedo matar. Sólo espero que tampoco duela...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Miér Ago 27, 2014 12:23 am

Me crucé de brazos, sonriente. ¡Aquella era la mejor respuesta que podía haberme dado, desde luego!

-La violencia no es la solución noble, por supuesto. Luchamos por la paz, no por la guerra. Llevo aquí tres años y todavía no he tenido que matar a nadie -. Aunque sí he visto cómo gente moría, por desgracia. Y yo mismo he podido haberlo hecho alguna vez...-. Créeme cuando te digo que lo peor que he hecho ha sido cortarle el brazo a un malvado, y por una causa noble e inevitable. Pero el arma es para defender, no para atacar -. Me llevé el pulgar al pecho, muy serio-. Yo soy un protector. Ayudaré a todos aquellos que no puedan valerse por sí mismos, y los protegeré de los que deseen herirlos por maldad. Para eso tengo mi espada -expliqué, heroico, alzando la que llevaba en la mano, aunque no fuese Värdjas.

Su arrojo hizo que mis ojos brillasen con el fuego de la sabiduría y la nobleza, y asentí convencido. ¡Ya era mi aprendiz, sin duda! Y yo su maestro. Debía protegerlo y enseñarle para que no se saliese del buen camino.

-¡Empecemos! Veamos cómo te mueves.

Me puse frente a él con la espada en la derecha. Nos separaban un par de metros, pero estaba seguro que desde aquella distancia podría alcanzarlo. No obstante, mi misión no era humillarlo, sino guiarlo, por lo que solo lancé un tajo vertical que buscaba partirlo en dos, pero lento y controlado, esperando que se apartase a tiempo, y poder apartar el arma si no lo hacía.
Aunque no jugaría por mucho tiempo. El principio era suave, ¡LUEGO LE MOSTRARÍA LAS TÉCNICAS DEFINITIVAS!
Aquel día me sentía extrañamente animado...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Adain

avatar

Edad : 26
Mensajes : 509

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Miér Ago 27, 2014 12:51 am

Cada vez estaba más animado. Además parecía que eso le aclaraba las ideas, aunque ya empezaba a asumir que su forma de ser era extravagante fuera cual fuera la situación. Apreté con fuerza la espada. Sin alas me siento desprotegido...Bueno, iremos poco a poco.

Rick lanzó su ataque. Estábamos lejos pero no por ello iba a fallar, eso lo tenía claro. Está atacando despacio para que me de tiempo a reaccionar. El ataque era vertical pero no quería arriesgarme a que con su fuerza partiera mi espada al intentar parar el golpe y acabara con la suya incrustada en mi cráneo. En vez de eso esperé y me aparté de un salto hacia la derecha. Tenía que haber saltado a la izquierda, así es más difícil que ataque con la derecha, pensé después, y lancé un golpe horizontal muy torpe girando sobre mí mismo, intentando alcanzarle.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Miér Ago 27, 2014 1:30 am

¡Reaccionó! ¡Sí! Era un buen profesor. Aquello era un alivio. Con el paso del tiempo, con mis fracasos, me había ido desmoralizando, pero poco a poco recobraba mi estima, y aquello ayudaba.

Sonreí cuando esquivó, y me preparé para lanzar un ataque horizontal, pero él ya se había lanzado. Todo un guerrero atrevido. ¡Si lo llevaba en la sangre!
Detuve su espada con la mía, e hice girar la muñeca para enredar ambos filos, despejando así su defensa. A veces, si se hacía bien, incluso llegaba a desarmarse al rival, pero mi intención no era tan violenta. Solo quería apartar su arma para poder lanzar una estocada, de nuevo controlada, pero algo más rápida, a su vientre, como si fuese a perforarle las tripas de lado a lado.
Como Browen, claro. Maldito Browen.

Lo observaba en todo momento, risueño. Enfrentarse a alguien nuevo siempre estimulizaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Adain

avatar

Edad : 26
Mensajes : 509

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Miér Ago 27, 2014 1:48 am

No esperaba darle pero la facilidad con la que paró el golpe era demasiado. Tenía que lanzarme con más fuerza, total iba a pararlo igual, pero al menos que le costara un poco. Aunque fuera muy poco.

Enredó las dos espadas así que agarré con fuerza la mía antes de que se me escapase de las manos. No creo que hiciera nada si me quedase desarmado pero tampoco era cuestión de cometer errores si podía evitarlo. Cuando lanzó el siguiente ataque estaba demasiado cerca como para apartarme.
Me incliné hacia delante echando hacia atrás la cintura, la espada me pasó por debajo pero al menos no se me clavó. Estaba en tensión, en equilibrio, no podía moverme sin caer sobre el filo. Agité el brazo con la espada hacia su cara, desesperado, y me retorcí procurando alejarme de la punta. Qué ridículo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Miér Ago 27, 2014 1:54 am

Su reacción fue rápida. Retiré el arma enseguida, viendo que se encontraba en problemas, dejando ir una risa suave y noble.

-Tienes unos buenos reflejos, desde luego. No te preocupes, que no planeo hacerte daño. Al fin y al cabo, soy tu maestro ahora -. Retrocedí un par de pasos, dándole espacio. Dejaría que atacase una vez, que al final el que tenía que probar el arma era él, ¿no?-. Decías que eres de una familia noble de Ventus, pero que estabas también relacionado con Ignis, ¿no? -inquiricé, preparando la defensa, pero relajando el ambiente-. ¿Conoces a la familia Goco? El hijo es Cierzo Goco.

Lo miré, curioso, expectante. Tenía que soltarse. Las primeras veces era difícil, pero luego iba saliendo solo. El cuerpo sabía qué hacer.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Adain

avatar

Edad : 26
Mensajes : 509

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Miér Ago 27, 2014 2:10 am

Me erguí y cogí aire. Por suerte estaba frenándose, aunque eso no dejaba de fastidiarme. Con un poco de suerte esto haga que me motive más. Aunque...Siempre puedo picarle un poco a ver qué hace...

-¿Maestro? -Le sonreí. Podría haberme reído pero no quería ser cruel, sólo chincharle un poco.-Sí, supongo que me has enseñado el camino a un par de sitios del castillo.

Se había separado para que atacase yo así que pensé mi movimiento.

-¿Goco?-La aristocracia de Ventus era muy pequeña, claro que sabía quienes eran, pero no les conocía. Por aquel entonces en Ventus haber tenido una espada así en la mano habría significado un viajecito para empeñarla y poder comprar comida. Eso obviamente no podía decirlo. -La verdad es que no tengo el placer. Digamos que mis andanzas en actos públicos con otras familias nobles empezaron cuando nos mudamos a Ignis.-Técnicamente no era mentira, sólo era media verdad. -¿Por qué lo preguntas?

Aproveché el momento en que iba a responder para correr hacia su derecha, directo a la mano de la espada. Salté a la izquierda en el último momento y ataqué por ahí, un golpe rápido e impreciso, esperando sólo que de verdad pensase que iba a atacarle por el otro lado.


Última edición por Adain el Miér Ago 27, 2014 2:34 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Miér Ago 27, 2014 2:31 am

Alcé las cejas, curioso, cuando me llamó.

-¿Ah? ¡Por supuesto! Y te mostraré más lugares si quieres.

Pero pronto aquella duda estuvo de más. La conversación sobre Goco dio más de sí, aunque no demasiado. Al final resultó no saber quién era ni nada semejante. Yo simplemente negué, quitándole importancia al tema. Tampoco era posible que todas las personas del mundo se conociesen, aunque entre las grandes familias fuese más común.

-Es un compañero de aquí, de Brontë, un noble de...-comencé, pero enseguida se puso en marcha.

Desde luego, era un chico listo. Engañar al oponente era algo innoble, claro, pero aquello seguía haciéndolo inteligente. Ya le explicaría más adelante la importancia de la transparencia y las buenas acciones. De todas formas, solo estaba viendo cómo se movía.

Me sonreí cuando vi el ataque tan claro. Y quizás me relajé por ser él nuevo, porque al instante siguiente se había movido, veloz, para atacar por el lado contrario. Me aparté de un salto, y pese a todo pude notar cómo la camiseta se rasgaba un poco en el costado izquierdo. Había bajado mucho la guardia y se había aprovechado de ello.
Solo pude soltar una carcajada.

-¡Muy bien! Diría que apuntas maneras -comencé, abalanzándome abruptamente, golpeando su espada con la mía hacia abajo, queriendo apartarla e impedir que se cubriese, con intención de apoyar la punta de la mía a la altura de su ombligo, inofensivo, pero letal de haber sido un combate real-. Me has sorprendido -admití-. Eres francamente rápido.

Una gran habilidad, desde luego. Yo nunca lo había sido especialmente, pero lo suplía con otras cualidades, en mi opinión.


Última edición por Rick el Miér Ago 27, 2014 3:01 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Adain

avatar

Edad : 26
Mensajes : 509

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Miér Ago 27, 2014 2:59 am

Noté la espada rozar mi camisa, podría haberme matado en ese mismo momento de no ser un entrenamiento. Me aparté de su ataque como pude; o estaba subiendo el ritmo o me estaba cansando.

Mi idea de cabrearle no parecía haber surtido efecto, había pasado bastante de lo que le dcía y lo que es peor, le había distraído. Yo no me sé frenar, espero que no se distraiga si llego a dar un buen golpe. Aun así creo que le he hecho un corte en la camiseta. No me esperaba que fuese a quedarse abobado contestando, después de todo estaba en guardia. Espero no haberle hecho nada a él.

Estaba muy cerca pero no me aparté. Quería probar a acercarme más, él siempre se alejaba para atacarme así que esperaba pillarle con las defensas bajas. Giré y me puse a su izquierda, empecé a subir la espada para ponerla a la altura de su cuello antes de que reaccionara aunque no sabía qué hacer en el caso de que él reaccionara.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Miér Ago 27, 2014 3:25 am

Lo miré, atento. Había decidido no alejarse aquella vez. ¿Una nueva y noble estrategia? ¿Quizás se había quedado pensando en las musarañas? ¿Qué era una musaraña? Lo que sí me gustaba era el mousse de chocolate que preparaba la cocinera cuando yo era pequeño. Siempre lo recordaba. Por mucho que lo tomase en Brontë, no era lo mismo. Tenía una textura como mucho menos esponjosa. No era tan... mousse.
¡Mithos! ¡No estaba a lo que estaba!

Cuando se movió retrocedí un paso, alzando la guardia, siguiendo con la mirada sus movimientos, preparado para una emboscada. Y nada más ver cómo acercaba su filo a mí, reaccioné con más fuerza que la vez anterior: poco a poco dejaba de ser un juego. No quería que creyese que era un maestro cualquiera.
Interpuse la espada entre mi cuello y la suya, apoyando la hoja contra su filo, deslizándola velozmente desde su punta hacia el mango, presionando hacia el arma de Adain para evitar que la aproximase más. Una vez mi filo llegase a su guarda, me bastaría con doblar la muñeca hacia adelante, estirarla, para inclinar la espada hacia él y superar la guarda, amenazando a su brazo. Llegaría a posar el filo sobre el antebrazo si era necesario, pero nunca a cortar.

Él sería veloz. Yo era fuerte.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Adain

avatar

Edad : 26
Mensajes : 509

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Miér Ago 27, 2014 5:27 am

Aun pareciendo distraído paraba mis golpes. Quería pensar que al menos estaba siendo molesto ya que no era peligroso. ¿O aparentaba estar distraído para provocarme? Obviamente con mi último ataque no fue menos y bloqueó mi espada.

No estaba haciendo fuerza, eso lo tenía claro. De hacer toda la fuerza de la que podría ser capaz tendría los músculos de los brazos tensos y a penas estaba esforzándose. Poco a poco hizo más presión con la espada, bajando hasta la guarda. Seguí haciendo fuerza y entonces lo entendí. No iba a ganar a Rick en fuerza pero me podía ser útil usarla en su contra.

Agarré con fuerza la empuñadura y me preparé. Es una locura pero igual funciona. Me moví a mi derecha dejando nuestro cruce de espadas a la izquierda. Rick cada vez hacía más fuerza y se acercaba con la espada a mi la empuñadura de la mía. Ahora o nunca.

Iba a dejar de resistir el avance de la espada de Rick. Si todo salía bien la inercia haría que estampara su arma contra el suelo y entonces yo podría atacarle a la muñeca y posar en ella mi filo; después de todo, yo era más rápido. Aunque también más torpe... Me pregunto cómo lo evitará, de hacerme a mí algo así supondría perder la mano. Dejé de hacer fuerza con mi espada, liberándola del choque con la de mi adversario y esperando que todo saliera bien.


Última edición por Adain el Miér Ago 27, 2014 11:45 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Miér Ago 27, 2014 11:10 pm

Adain se resistía un poco a mi presión, como todo un caballero. Por supuesto, no quise humillarlo de golpe, apartando mi espada con toda mi fuerza. Lo que él no sabía era que yo, estando acostumbrado a un arma que llegaba a pesar veinte kilos, encontraba aquel trocito de metal como una pluma manejable y ligera; demasiado ligera, llegaba a pensar a veces. Era como si fuese de aire.

De pronto, Adain dejó de hacer fuerza, y esbocé una sonrisa. Mi espada descendió, deteniéndose al momento, un poco más abajo de lo que había deseado. No me moví, sin embargo, y enseguida vi cómo depositaba su filo sobre mi mano, amenazante. Bueno, no tanto.
Recuperé la compostura, relajándome, bajando los brazos. Giré la muñeca, haciendo una floritura con el arma.

-Eso ha sido muy inteligente -comento, apoyándome la espada en el hombro-. Ten cuidado, sin embargo. Alguien que detiene veinte kilos con una mano no tiene problema con... -. Observé el arma un momento-. ¿Dos kilos?

Ladeé la cabeza un poco y roté algo los hombros hacia atrás. En todo caso, lo peor sería que se me escapase de lo poco que pesaba. Por aquello debía tener un cuidado extra.

-¡Venga! -animé, y me lancé de nuevo.

Estuvimos entrenando un rato más. Poco a poco aumentaba el ritmo. No me molestaba dejarlo darme a veces, si su maniobra era buena, pero no quería que un principiante como él creyese que todo estaba hecho, por lo que poco a poco se lo ponía más difícil.
Finalmente, tras un buen rato, me detuve, risueño.

-¿Cómo la ves entonces? -inquiricé, frotándome la mejilla con el dorso de la mano-. Creo que por hoy es suficiente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Adain

avatar

Edad : 26
Mensajes : 509

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Jue Ago 28, 2014 12:22 am

Después de aquel pequeño acierto me sentía mejor, pero no pude pararme a pensar en ello o en cuanto pesaría la espada porque en seguida Rick se me lanzó encima otra vez. Estuvimos un rato más entrenando, subiendo poco a poco el ritmo. Claramente seguía conteniéndose pero cada vez menos. Alguna vez le di algún toque pero no tenía claro si porque estaba distraído o porque se dejaba. Como él mismo había dicho no le resultaba un esfuerza jugar con ese trocito de metal pero a mí me empezaba a afectar. Ya empezaba a notar pinchazos en el brazo de la espada y no quería cometer un error por el cansancio que pudiera significarme un corte. Aun así seguí atacando y esquivando golpes (no sabía pararlos con la espada) y no me quejé en ningún momento, estaba decidido a mejorar aunque acabase agotado.

Cuando Rick dijo que paráramos me eché el pelo hacia atrás con la mano izquierda, en la derecha aún tenía la espada, y me quedé así un momento, pensando. Es el primer entrenamiento pero creo que algo he aprendido...

-Sí, yo creo que también... ¿Para ser el primer día no ha estado mal, no? -Comparado con Rick parecía que me había caído en un balde de agua, él apenas sudaba. Algún día seré un buen contrincante, ya verás.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Jue Ago 28, 2014 12:51 am

Me había gustado todo aquello. Apenas conocía al aether, pero era un buen tipo, desde luego. No iba a caer de nuevo en la trampa de un Gerald, pero creía tener buen ojo para las buenas personas. Me recordaba muy vagamente a Heylel, aunque quizás fuese el leve parecido físico, o algo semejante.

-No ha estado nada mal -corroboricé, asintiendo, frotándome la frente con el puño, satisfecho-. Si le pones este ánimo a todo serás temible enseguida.

Fui a llevar la espada a su sitio, limpiándola un poco antes, envainándola, y luego a recoger la mía propia. Värdjas... Ya la probaría más adelante.

-¿Cómo te ves con la espada? -inquiricé entonces, volviéndome hacia él con los brazos en jarras-. Quizás prefieras probar otra cosa para la próxima-. O yo mismo. Me sentía con muchas ganas de probar cosas nuevas-. ¡Pero ahora lo primero es un buen baño, ¿no crees?!

Los baños de hombres servían para estrechar lazos tanto como los entrenamientos. ¡Era como una especie de ritual, o algo así! Algo que solo los guerreros de verdad entendían. Y hacía tanto que no me surgía una posibilidad como aquella...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Adain

avatar

Edad : 26
Mensajes : 509

MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   Jue Ago 28, 2014 1:18 am

Jé, temible dice... Con ser capaz de evitar que me maten me vale por el momento. Hice como él y limpié la espada y la coloqué en su sitio.

-La verdad es que no me esperaba que fuera a ser así, creo que me gusta. -Sonreí. -No digo que no quiera aprender a manejar otras armas, pero no me molestaría centrarme ahora al principio con las espadas...Pero poco a poco. -Reí.

Me cogí del pecho de la camisa y lo agité. Al haber parado de movernos empezaba a notar el calor del ejercicio.

-Un baño sería perfecto, la verdad. -No recordaba la última vez que me había dado un baño en condiciones.

Rick parecía emocionado con el asunto pero no le di mucha importancia, de vez en cuando se quedaba en las nubes y al volver a tierra era como si le hubiera pasado algo genial. Ambos salimos en dirección al baño, Rick guiaba, por su puesto, y dejamos la sala de entrenamientos atrás. Si sigo con este ritmo igual en un par de semanas empezaré a mejorar en algo... Bueno, ahora me vale con intentar recordar el camino a los baños para otra vez.

*Se van*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sala de entrenamiento   

Volver arriba Ir abajo
 
Sala de entrenamiento
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 36.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 19 ... 36  Siguiente
 Temas similares
-
» Sala de entrenamiento
» ¿Como calculais la posicion de vustros altavoces en la sala?
» Relacion cajas/sala...pegada...
» AYUDA CON GRÁFICA DE MI SALA
» CAJAS POCO EXIGENTES CON LA SALA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Palacio de Brontë :: Interiores del Palacio-
Cambiar a: