ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Ayudando en la limpieza

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 16, 2015 2:13 am

Mi nuevo objetivo crujió al impacto con mi hechizo. Tomé precauciones a la hora de asegurar que no volviera a moverse más. Después, pese a la espera, no hubo nuevos animales dispuestos a exponerse. Tras un momento de espera, la puerta se cerró de nuevo, y procedí con la segunda parte del plan.

Lo que acababa de ver demostraba que de verdad estaban hambrientos, y si me quedaba alguna duda, su reacción al primer trozo de hígado terminó de resolverla. No pude evitar fruncir el ceño al contar cuatro de ellos. Cinco era el número que se me había dado, pero al parecer no era exacto. Y aquel, tan pequeño... ¿Estarían criando? Eso suponía un problema.

Esperé un momento más antes de atacar. Si se enfrentaban entre sí por un trozo de carne en lugar de repartírselo (como, por otra parte, era lógico en criaturas hambrientas y depredadoras que se dejaban llevar por sus instintos), tal vez consiguiera deshacerme de más de ellos sin necesidad de usar mis propios medios. Si veía, sin embargo, que arrastraban el trozo más allá de mi campo de visión, atacaría de nuevo, tan rápido como fuera posible. Esperar, además, me daba la oportunidad de localizar algún otro sujeto que se hubiera quedado atrás en la caza, por otra parte.

Visto el ritmo de mi exterminio, no tenía prisa. Quedaban todavía varios filetes para cebo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Lun Ene 19, 2015 2:53 pm



Cierzo contempló estoico cómo la más joven de las cuatro bestias moría y después las tres restantes se chillaban y gruñían, calibrando a sus congéneres, en una lucha psicológica por el trozo de comida. No obstante, una de ellas no tardó en salir vencedora y lo devoró, dando fin de aquella forma al enfrentamiento.

Y entonces no se retiraron. El mayor de los tres escorpiones se volvió hacia el haz de luz que todavía venía del hueco de la puerta: era el que había obtenido el alimento, y sus dimensiones, si bien no excedían demasiado las de los otros, llegaban a ser notablemente mayores, así como el tamaño de las púas de su lomo.

Una especie de borboteo surgió de él, de alguna parte de su cuerpo. Después un chillido agudo. Y entonces el más grande de los tres animales embistió hacia la puerta, no tardando en ser seguido por los otros dos.
Parecía que habían deducido dónde podían hallar más comida, o quizás, simplemente, la desesperación los había llevado a hacer algo como aquello.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 12:58 pm

Al parecer, tenían una idea mejor que matarse entre ellas. Una lástima. No esperé a que reaccionaran para marcar mi opinión sobre su idea. Después de todo, el mercader había dicho que eran rápidos, así que mejor prevenir.

Lancé el ntendbit que tenía entre las manos contra la bestia más grande, la que pretendía acercarse por delante. Después lancé un aethes para hacerlas retroceder a las tres. Si aquello no era suficiente para mantenerlas a raya, recurriría a mi compañero, ordenándole rápidamente que cerrara la puerta. La impaciencia de los bichos no me convenía, y no pensaba tolerarla.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 1:34 pm



Cierzo reaccionó antes de que las bestias los alcanzasen, atacando enseguida. El primero de sus tiros alcanzó al que iba en cabeza, cuya coraza crujió, pero no se rompió. pese a todo, el que parecía haberse alzado como líder no retrocedió.
Tras el segundo de los ataques, aquella vez un aether, las tres fueron alcanzadas, aunque de forma más parcial, y el guerrero pudo ver saltar algunas esquirlas de la protección del más grande, que ya había recibido dos de las ofensivas. Pero, pese a todo, tuvo que ordenar a su acompañante que cerrase la puerta, pues las criaturas parecían no querer detenerse.
El hombre reaccionó nervioso. Cuando la puerta se cerró, pudieron notar el temblor de la embestida golpeándola, debido a que los animales no habían detenido su marcha.

Parecían haberse puesto nerviosos, a aquellas alturas. La puerta era resistente, pero se movía: los escorpiones estaban golpeándola desde dentro.

Dulan parecía algo nervioso de nuevo y se alejaba de la puerta, con cierto temor en la mirada.

-Esto no había pasado hasta ahora... Parece que se han dado cuenta de que iremos a por ellos de todas formas... -murmuraba, sin dejar claro si se dirigía a Cierzo o si hablaba solo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 2:40 pm

No parecían muy dispuestos a retroceder. De hecho, más bien, se habían envalentonado. No estaba seguro de poder controlar a tres al mismo tiempo si salían del almacén. Por el momento, me mantuve serio y calmo. Al menos había conseguido cerrar la puerta.

Pedí a mi acompañante que se alejara, exigiendo que guardara silencio con un gesto. Tomé el paquete de carne y lo alejé también de la puerta. No quería que el olor los alterara más de lo recomendable. Después, yo mismo me alejé y me mantuve en guardia, con un ntendbit en las manos.

Probablemente estaba tentando demasiado la situación. Por el momento, esperaría a ver si se calmaban. Esperaba que no tuvieran la fuerza suficiente para arrancar la puerta, pero tampoco podía contar mucho con ello. Si salían, tendría que atacar. Si dejaban de golpear, buscaría retomar mi estrategia.

Me volví hacia el comerciante.

-Vaya al lateral del almacén y golpee la ventana para llamar su atención -pedí en un murmullo-. No insista demasiado, no sea que se lancen a por usted. Que se distraigan, que se sientan rodeados.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 2:56 pm



Desde fuera podían escucharse los enfurecidos chillidos de las bestias, que embestían una y otra vez la puerta, sin parecer ir a calmarse. Además, con cada golpe esta se movía un poco. Quizás habían encontrado en ella un punto débil que derribar.
De momento no parecían tener intenciones de calmarse.

Cuando Cierzo pidió al mercader que hiciese aquello, este lo miró algo acobardado, retrocediendo un paso y dirigiendo una breve mirada temerosa a la puerta.

-Está... ¿Está seguro de que funcionará? -le preguntó.

Sin embargo, hizo lo que le pedían, rodeando un poco la construcción para acceder a una de las ventanas del lateral.
No había mucha gente en la calle, pero algunos se habían ido juntando, tres o cuatro, y miraban el espectáculo curiosos, sin saber bien qué sucedía.

Al primer golpe no pasó nada, pero al cabo de algunos los sonidos del interior parecieron cesar un poco. Durante algunos sengundos llegó a sentirse silencio.
Y entonces, sin previo aviso, la madera se quebró en un punto y de ella surgió el aguijón de uno de los tres animales.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 3:17 pm

Era evidente ya que la puerta no aguantaría los embistes. Y, aunque en principio parecía que los sonidos de la ventana habían hecho algo por detenerlos, ver aparecer uno de los aguijones fue la señal evidente de que solo quedaba atacar e intentar contenerlos. Era, pues, hora de ponerse en marcha.

Había pensado en lanzarme yo mismo hacia la puerta para derribarla, pero no parecía una buena opción si ellos iban con los aguijones por delante. No tenía más tiempo de hacer experimentos, así que procedí con medidas drásticas.

En respuesta al aguijón que asomaba, lancé mi ntendbit hacia la puerta, con intención de tirarla. Si iba a caer, que lo hiciera encima de las bestias, y no en mi dirección. Probaría a hacer caer la puerta y, en cuanto hubiera caído, lanzaría el paquete completo de hígado dentro del almacén. Era, a fin de cuentas, lo que buscaban con más ansia, que yo supiera.

De mi velocidad y eficacia dependería después que fuese capaz de contenerlos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 3:37 pm



Cuando la puerta cayó, Cierzo pudo escuchar los chillidos de dos de las bestias, que habían quedado temporalmente aplastadas por la pesada madera y, sorprendidas, se revolvían bajo aquella, tratando de quitársela de encima.
Solo uno de los escorpiones estaba lejos de la puerta, uno de los pequeños, y fue aquel el que persiguió el hígado con entusiasmo, siguiendo el olor, cuando Cierzo lo tiró dentro.

El primero de los escorpiones terminó por librarse de la madera y, en su caso, viendo la salida al fin libre, considerando a Cierzo como un obstáculo poco importante, se lanzó hacia la puerta con un chillido agresivo.
Varias zonas de la parte delantera de su caparazón estaban resquebrajadas, y algunas en carne viva, seguramente debido a la suma de los ataques del guerrero y tanto a los embistes a la puerta como al hecho de que esta hubiese caído sobre él.

El otro, más aturdido, todavía tardó algo más en librarse de la puerta, pero al hacerlo siguió a su compañero, varios metros por detrás.

La gente de la calle, mientras tanto, no pudo reprimir una ovación y, aunque con cierto temor, se mantuvo observando el espectáculo que Cierzo ofrecía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 3:52 pm

Qué bien, había conseguido público. Me preguntaba si además de cumplir con mi trabajo tendría luego que pasar la gorra entre los presentes. Solo esperaba que se ahorraran los aplausos cuando acabara con aquel estropicio. O, mejor, que se fueran a sus casas antes de que hubiera algo que lamentar.

El cebo sirvió de distracción para uno de los bichos, pero los otros dos seguían buscando la salida. Me preocupaba que más se fueran congregando, ya que el número no era, desde luego, el que se me había dicho en principio, y podría haber más.

Por el momento, concentré mis esfuerzos en el más adelantado, que se desplazaba hacia la salida a gran velocidad. Estaba evidentemente herido, así que busqué rematarlo con un nuevo ntendbit. Si uno no era suficiente, continuaría golpeándolo hasta que cayera.

Un compañero lo seguía, algo más perdido, por detrás. Ese sería mi siguiente objetivo, pues debía mantenerlo a raya. Procuré avanzar un poco hacia la construcción, manteniéndome siempre fuera del alcance de los bichos. Si yo avanzaba y los hostigaba, tendrían que retroceder y podría controlarlos mejor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 7:28 pm



Era evidente que Cierzo ganaba terreno. El ataque al enemigo mayor fue suficiente para traspasar la concha, ya medio cedida, y la carne blanda fue fácil de atravesar. Dio algunos pasos más mientras sus movimientos se ralentizaban, pero ya estaba muerto para entonces.
Cayó sin haber alcanzado su objetivo, el cuerpo de Cierzo, mientras la sangre formaba un charco pegajoso en el suelo.

Aquellas acciones habían arrancado una ovación al público, que había crecido en un par de personas, y alguno de ellos llegó a comenzar un aplauso que no prendió, quedando solo en un par de palmadas aisladas al aire.

No terminó allí. Viéndose solo, el segundo de los escorpiones hizo amago de retroceder, pero sucumbió de la misma forma a los hechizos de Cierzo. No era el primero que recibía y su cuerpo, también maltrecho, no aguantó bien más impactos.
Entonces quedaba solo uno al que derrotar. El que estaba dentro había terminado de devorar ya el hígado por completo para darse cuenta, tarde, de que no había nadie para apoyarlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 8:29 pm

Suponía un auténtico engorro verme rodeado de semejante montón de curiosos. ¿En serio en aquel pueblo nadie tenía nada mejor que hacer que quedarse mirando a los demás? Mithos, el populacho en su máximo esplendor, desde luego.

En cualquier caso, con quien yo debía descargarme era con mis pequeñas bestias. Las dos que venían hacia mí cayeron, así que avancé hacia la puerta para impedir el paso de ninguna otra. Un ntendbit. Luego otro. Si tenía la misma resistencia que sus congéneres, dos serían suficientes. En caso contrario, existiría.

Y después vendría lo peor, claro. Porque, independientemente de cómo sentase la luz a las telas, habría que limpiar todo aquello y asegurarse de haberlos exterminado a todos, o mi trabajo no serviría de nada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 8:51 pm



Dejando los dos escorpiones en el suelo, ya inmóviles, Cierzo fue a por el que parecía ser el último de ellos. En un par de ataques, aquel corría la misma suerte que el resto. Y el guerrero, aunque algo cansado ya del esfuerzo de haber conjurado tantos hechizos, pudo comprobar que en el silencio no parecían distinguirse más crujidos.

Si se volvía, vería a las personas que lo contemplaban con cierta emoción, sorprendidos por lo que habían visto. Algunos parecían dudar sobre si acercarse o no hacerlo. No obstante, entre ellos no se hallaba el hombre que lo había contratado que, desde que lo había mandado a golpear la ventana, en uno de los laterales de la construcción, no había regresado.
Quizás, en medio de la lucha, Cierzo no se había dado cuenta de aquello, o simplemente había pensado que el hombre se habría puesto a cubierto entre el público, pero no era así.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 9:12 pm

Para cuando fui a hablar de nuevo con mi contratante, me encontré con que había desaparecido. Levanté de nuevo la puerta, aunque fuera un gesto absurdo, e ignorando a la multitud, di la vuelta a la construcción para buscarlo en la ventana, si era allí donde seguía. No lo encontré por ninguna parte.

Finalmente, decidí volver ante la puerta antes de que la gente se dispersara del todo. Los miré por primera vez, con el mismo gesto serio que había mostrado desde el principio.

-¿Alguien ha visto a Stanley Dulan? -pregunté, buscándolo entre la multitud. Aquello todavía no se había acabado, desde luego.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 9:32 pm

Cuando Cierzo buscó al hombre, no dio con él. No había señales que delatasen su presencia en aquel lugar. Parecía haber desaparecido mientras él luchaba, sin duda. Aunque había llegado a golpear la ventana cuando Cierzo se lo había pedido.

Cuando volvió a la entrada y preguntó, la gente lo miró extrañada. Algunos negaron, mirándose entre sí. Sin embargo, un niño pequeño, de unos ocho años, se adelantó, mirando a Cierzo con una sonrisa.

-Es usted muy fuerte, señor -le dijo-. Ha ganado a esos monstruos muy bien. Si busca al otro señor, se fue por allí -le dijo, señalando un callejón cercano.

No se encontraba demasiado lejos. Era un lugar estrecho y, antes de llegar al fondo giraba a la derecha, de modo que desde la entrada no podía verse si había algo más allá.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 11:10 pm

La gente no parecía muy enterada de por quién preguntaba. Fue un niño el que se me acercó y me dio una respuesta. Le puse una mano en el pelo y se lo revolví un poco, antes de volver la vista hacia en callejón que señalaba. ¿Qué demonios...?

-Gracias, chico -dije al pequeño.

Me dirigí al callejón con un nuevo ntendbit entre las manos. No veía el motivo por el cual el mercader podía haber ido a ningún sitio en un momento como aquel, pero su desaparición, voluntaria o no, no me daba buena espina.

Avancé con cautela, con oído atento y alerta, preguntándome qué estaba pasando exactamente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 11:32 pm

El niño respondió con una sonrisa al gesto de Cierzo, frotándose la nariz con el puño un momento, agradecido. Luego el guerrero se dirigió hacia el callejón que el niño le había indicado. Lo hizo con calma, agudizando el oído. Gracias a que no era una calle muy transitada, ni esa ni las colindantes, no había muchos sonidos superponiéndose, lo que le permitía prestar una mayor atención con menos esfuerzo. Y aquello, en parte, no ayudaba, porque no se escuchaba nada sospechoso.

Cuando dobló la esquina fue lo primero que vio: Dulan estaba en el suelo, inmóvil, boca abajo, y bajo él un charco de sangre. Su respiración, algo débil, se mantenía. Desde su posición no se veía qué causaba la herida, por lo que, por fuerza, debía de encontrarse en la parte delantera del cuerpo, que estaba en contacto con el suelo.

No había nadie más allí, ni rastro de que lo hubiese habido. En aquel callejón no había nadie más que ellos dos y, probablemente, tampoco nadie que hubiese podido ver el suceso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Jue Ene 22, 2015 11:39 pm

Al encontrarme semejante escena, no puedo sino fruncir el ceño. Así que no tenía enemigos, ¿eh? Sí, eso veía. Aquello era lo último que me faltaba.

-Mierda.

Busqué alrededor, pero no encontré nada ni a nadie, así que me acerqué directamente a él. Seguía vivo, pero su estado era delicado. Traté de darle la vuelta con sumo cuidado. Quería comprobar la herida, y a ser posible el arma.

Saqué el reclamo y lo hice sonar. Dudaba que nadie acudiera al sonido, pero si alguien lo hacía, sería de ayuda. Siempre y cuando no fuera el mismo que había pasado por aquí antes.

-Dulan. ¿Puede hablar?

Aunque tampoco le convenía mucho. Debía sacarlo de allí y tratar aquella herida cuanto antes.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 12:26 am

Cuando Cierzo dio la vuelta al hombre, se encontró con la herida: lo habían apuñalado en el vientre, en el estómago. Aquello era lo que resultaba malo, pues se trataba de una herida profunda, y bueno, pues la ubicación no era tan peligrosa como otras, al mismo tiempo. De todas formas, lo preferible era actuar con rapidez para impedir que el sangrado continuase, pues el arma había sido extraída en el momento del ataque.

Cuando Cierzo tocó el reclamo nadie acudió. Sin embargo no pasaron ni dos segundos antes de que alguien alzase la voz. Era el mismo niño que le había indicado que fuese al callejón, que gritaba desde la calle del almacén.

-¡¡SEÑOR!! ¡¡VENGA!! ¡¡RÁPIDO!! ¡¡AQUÍ HAY...!!

Enseguida profirió un grito que el guerrero pudo interpretar como de dolor y dejó de llamarlo. Si Cierzo se daba prisa podría alcanzar la zona en cuestión de segundos, pero cargando con Dulan le sería imposible. Debía decidir qué hacer, y rápido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 12:31 am

Dado que no había arma, no podía hacer más que apretar la herida para frenar el sangrado. No contaba con buenos medios para ello, pero apreté sobre la misma un trozo de tela para que contuviese un tanto la hemorragia. Dulan no respondía, lo cual no me hacía la menor gracia.

Y entonces oí los gritos. Con un gruñido, me vi obligado a asegurar la herida y dejar allí al mercader. Lo cual, me decía, era un error, pues acabaría muerto antes de que pudiera hacer nada si cada vez que me daba la vuelta aparecía un herido, y no podía encargarme de todos.

Con un nuevo ntendbit entre las manos, me dirigí en dirección a la voz, tratando de actuar tan deprisa como me era posible.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 12:50 am

Cierzo se aseguró de reducir velozmente el sangrado antes de echarse a correr en dirección al grito, desandando el callejón, dejando a Dulan inconsciente en el suelo. Cuando salió a la calle vio que algunas personas se arremolinaban en torno al niño que, tendido, se retorcía con una mano puesta en la cara, que sangraba abuntantemente. Sollozaba, pero al oír llegar a Cierzo alzó la vista con el ojo que tenía al descubierto.

-Se... ¡Señor...! -gimió. Por la cantidad de sangrado, aunque la mano no permitiese que se viese, la herida parecía importante-. ¡Fue por allí, señor! -chilló, señalando una calle que torcía a la derecha-. Un hombre encapuchado...

En el suelo, cerca del niño, había un pequeño cofre abierto, tirado de cualquier manera. Se veía a primera vista que estaba vacío, pero Cierzo podía tener la absoluta certeza de que aquello no estaba allí antes, cuando él había acudido junto a Dulan.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 1:14 am

Casi resultó un alivio ver que se trataba únicamente de daño facial. Y era irónico, teniendo en cuenta lo que suponía aquello. Me arrodillé junto al chico y le aparté la mano de la cara para ver la herida. Algo me decía que se iba a quedar sin ojo.

Con voz autoritaria, puse en marcha a los curiosos, al tiempo que ponía un trozo de tela sobre la herida para limpiarla y frenar el sangrado.

-Hay un hombre herido de gravedad en aquel callejón, girando a la derecha, y necesita atención médica inmediata. Que alguien busque un médico para él y otro para el chico -. Acostumbrado a dar órdenes, esperaba que mi tono ayudara a actuar a los presentes de forma eficiente.

Cogí el cofre vacío y me puse en pie.

-Chico, hazme saber cómo encontrarte cuando te hayan atendido. Soy visitante de Stanley Dulan. De la tienda de telas. Recuérdalo.

Y eché a correr en la dirección que me había indicado, al tiempo que guardaba el cofre y preparaba un ntendbit. Aunque algo me decía que me llevaba demasiada ventaja.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 2:05 am

Cuando Cierzo sostuvo al chico pudo notar que temblaba pero, pese a todo, se mantenía serio, indicándole la dirección. Y cuando apartó la mano, arrancándole un escalofrío y un gemido, vio que, efectivamente, el globo ocular estaba destrozado y sangraba en abundancia.
Aquel ojo no volvería a ver.

Los presentes, algo revueltos, reaccionaron en cuanto Cierzo lo ordenó, atropellándose primero, pero, finalmente, poniéndose en marcha, separándose en diferentes grupos. El jaleo que empezaba a formarse hacía que más gente llegase a la calle, pero Cierzo ignoró aquel hecho, teniendo un objetivo más claro en aquel momento.

-Lo recordaré, señor... -murmuró el niño, con voz más débil, esbozando una sonrisa que pareció más una especie de mueca-. Pero vaya, por favor...

Tras hacerse con el cofre, la única pista que Cierzo tenía además de las palabras del niño, puso rumbo a la dirección que él le había indicado. Se encontró con una calle larga, sin demasiados desvíos, por la que caminaban simples transeúntes, que lo miraron extrañados.

Una chica, sin embargo, alzó las cejas al verlo llegar. Parecía sorprendida incluso antes de haberlo visto.

-A la izquierda -le indicó, en un gesto veloz-. También corría. Escapaba.

Cierzo no tenía muchas más opciones que seguir las indicaciones, pues era obvio que en la calle principal no estaba aquel al que perseguía y ni conocía la ciudad ni tenía otra forma de encontrar a alguien que no había visto.

Aquello resultó ser un grupo de callejones laberínticos con un único sentido. Y entonces, al torcer la última de las esquinas, cuando aquello ya parecía una broma de aquella mujer, una confusión o una pérdida de tiempo, Cierzo halló a alguien.

Spoiler:
 

Se trataba de un hombre de complexión media que trataba de deshacerse en aquel momento de la capa que vestía, y envolvía en ella la larga daga que portaba. Pero al verlo dejó de hacerlo, crispándose y mirando a Cierzo.
Enseguida alzó la vista al tejado más cercano.

-¡¡Te lo he traído como pediste!! ¡¡Ahora sácame de aquí, venga!! -gritó, pegándose a la pared sin soltar el arma.

La figura que se alzaba en uno de los balcones había pasado desapercibida, y lo hubiese seguido haciendo, hasta el momento en el que el hombre se dirigió hacia ella. La capucha que llevaba solo permitió que se viese la sonrisa.

Llevaba tres bolas de color óxido en la mano derecha, en los huecos entre los dedos, pero las guardo en un gesto ágil.

Spoiler:
 

-Lo siento -respondió, dándose la vuelta-. Ya te han visto y pueden identificarte. No puedo hacer nada por un inútil como tú.

Sin que nadie pudiese reaccionar a tiempo, el encapuchado corrió por la pared, trepando por ella como si se tratase de suelo llano, perdiéndose tras el tejado.

Quedaba solo, entonces, Cierzo, frente al otro hombre, que portaba únicamente una daga ensangrentada y lo miraba con desconfianza.

-Márchate -lo amenazó, asiendo con fuerza su arma-. Nadie más tiene porque salir herido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 2:18 am

Tras dejar al chico, y gracias a la indicación de una perpleja desconocida, pude continuar mi camino por una serie de calles tortuosas que parecían no ir a llevarme a ningún sitio. Ya empezaba a desesperar cuando vi que la calle torcía de nuevo y me llevaba ante el que, claramente, era mi objetivo. Mi primera acción fue enviarle un ntendbit a las manos para hacerle soltar su arma.

Sin embargo, sus palabras me hicieron alzar la vista un momento. Fruncí el ceño. Otro más. Alguien que, por lo que se podía deducir, tenía bastante más control de la situación. Invoqué un nuevo ntendbit, aunque no había mucho que pudiera hacer. Casi temí por la muerte del primero ante las palabras del encapuchado, pero pude comprobar cómo este último se limitaba a desaparecer.

Apreté los dientes. Tampoco había mucho que pudiera hacer en una situación como aquella. Me encaré, pues, con el que quedaba.

-Alguien más saldrá herido -le aseguré, antes de lanzar el hechizo que tenía entre las manos de nuevo contra él, en aquella ocasión contra su estómago.

Necesitaba tumbarlo. Necesitaba llevármelo conmigo. Había pensado en interrogar al chico, a Dulan incluso, si todo salía bien, pero era evidente que aquel hombre tenía información mucho más interesante que proporcionarme. Debía tumbarlo y obligarlo a acompañarme.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 2:49 am



El hombre, sorprendido, evitó que el primer ataque de Cierzo lo desarmase, pero sí impactó en su hombro, haciéndolo retroceder con un quejido. Y, cuando el otro extraño se hubo marchado y Cierzo se pronunció, el que quedaba frunció el ceño, preparándose para recibirlo.

La primera vez lo había tomado por sorpresa, pero aquella segunda lo esquivó con facilidad. A continuación, sin perder un segundo tras haberse desplazado, se lanzó hacia el aether con la daga por delante, buscando con ella su cuerpo.

Era veloz. Y, pese a la inseguridad que había mostrado al principio del combate, su mirada no titubeaba. La sangre de su arma demostraba, al fin y al cabo, que había sido capaz de usarla contra personas.

-¡Aparta y no te desgarraré! -bramó, amenazante, sin flaquear en su avance a por el cuerpo del guerrero-. ¡Esto no tiene nada que ver conmigo! ¡Ayúdame a buscar a ese hombre y te recompensaré! ¡Él es el culpable!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 3:04 am

El avance de mi oponente no me preocupaba en absoluto. Podía esquivar mis ataques, pero yo le cerraba el paso, y ante mí se alzaban mis continuos escudos. Por más que me amenazara, no podía acercarse sin recibir un nuevo golpe.

-¿Culpable de qué? -exigí saber con un gruñido-. ¿De que haya a pocas calles de aquí un niño tuerto y un hombre moribundo? Si quieres castigo para tu compañero, pide ayuda a Brontë, donde sirvo, y colabora para que se dé con él. Pero responde también por tus propios actos. Será con tu consentimiento o por mi voluntad.

Si insistía en acercarse, soltaría el ntendbit de nuevo contra él. Me aseguraría de hacerlo cuando estuviera lo suficientemente cerca como para no esquivarlo, pero lo suficientemente lejos como para no alcanzarme con su arma. Si necesitaba acorralarlo más, daría uso a un aethes. En cualquier caso, no debía escapar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   

Volver arriba Ir abajo
 
Ayudando en la limpieza
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» Ayudando en la limpieza
» Limpieza de monedas de plata
» limpieza de monedas romanas
» Limpieza de vellon
» Limpieza con portaminas grafito.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Lumen :: Misiones-
Cambiar a: