ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Ayudando en la limpieza

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 3:21 am



El hombre palideció un poco al ver la serenidad con la que Cierzo respondía, y su avance flaqueó cuando vio que no cedía. Fue alcanzado por el ataque, incapaz de evitarlo por la distancia, y contraatacó con un aquaerum que voló con puntería envidiable hacia la cabeza de Cierzo, mientras se sujetaba el vientre, tosiendo.

-No tengo ninguna intención de acompañarte -gruñó, como única respuesta verbal a las palabras que el guerrero le había dedicado.

Lo siguiente a aquello fue un nairea. Cierzo pudo ver cómo, enseguida, un banco de niebla comenzaba a inundar el callejón entorpeciendo su vista, esperándose. Y en medio de la niebla la figura enemiga era solo una sombra difuminada en medio de todo lo demás.

Si perdía de vista un solo instante al enemigo, era muy probable que huyese. Y en medio de aquella blancura resultaría mucho más complicado apuntar correctamente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 3:25 am

Mi ataque dio en el blanco. Por supuesto, aquello no era más que un farol, un intento por hacerme huir. Había visto su expresión al ver que yo no cedía, y eso solo significaba que bajo ningún momento debía ceder. Traté de agacharme, raudo, para esquivar un ataque que iba directo a mi cara.

-Tu intención no es necesaria -gruñí.

No quise dar tiempo a que el nairea se extendiera, pues era evidente que solo podía perjudicarme. Dispuesto a deshacerlo, envié un aethes hacia la sombra que era mi oponente, de forma que podía, a un tiempo, deshacer su hechizo y arrinconarlo más. Lo siguiente debía ser un nuevo ntendbit, por supuesto. Era un hechizo contundente, uno de mis movimientos favoritos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 4:00 am



Cierzo logró evitar el hechizo, que sintió pasando sobre su cabeza, despeinándolo, arrancándole algún pelo, pero sin mayores consecuencias. Y, aunque pronto se vio envuelto en la niebla, pudo reaccionar a tiempo, pese al cansancio que empezaba a hacerlo sentirse pesado.

Su aethes arrancó un gruñido al piscis y, sin poder evitarlo, Cierzo pudo sentir cómo al mismo tiempo el arma que aquel había tenido en las manos se hundía en su brazo izquierdo, algo por debajo del hombro.
Probablemente había sido un tiro al pecho desviado por su propio hechizo.

Con la visibilidad aumentada, tras haber despejado la niebla, pudo comprobar que lo había alcanzado en cara, brazos y torso, provocándole cortes de distinta profundidad. Y con el ntendbit lo aturdió un poco más, al alcanzarlo en el costado, en zona blanda.

Cierzo no podía mover con libertad el brazo izquierdo y su enemigo jadeaba, como él. Lo vio invocar, pese a todo, dos aquaerums, que buscaron su cuerpo a la vez, apuntando uno a las rodillas y el otro a la cabeza.

-Aún puedes irte -le gruñó-. No quiero problemas con Brontë. Aprovecha eso...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 4:07 am

Apreté los dientes al sentir el filo hundirse en mi brazo. Necesito aguantar. No estoy en peor estado que mi enemigo, y cuento con poder con él. Con los ojos entrecerrados, lo evalué, tratando de ignorar el dolor de mi brazo y de mantener el aire en el cuerpo.

-Ya tienes problemas con Brontë -le espeté, agresivo-. Y te los has creado por ti mismo.

No temía su amenaza. Sabía cómo reaccionar a ella. Si lanzaba los hechizos, debía agacharme rápidamente, al tiempo que invocaba un baadha. Podía ser una barrera infranqueable, y pensaba serlo. Y también podía seguir desgastándolo. Podía ahogarlo con un hoö'le y aprovechar la distracción del hechizo para lanzarle un nuevo ntendbit. Si aguantaba el combate y conseguía reducirlo, podría poner en orden todo lo demás.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 1:43 pm



Cuando Cierzo obró, ágil, agachándose, notó que el movimiento repentino hacía que el arma que todavía estaba alojada en su brazo lo cortase un poco más. El dolor agudo se hacía más extraño cuando venía directamente del interior del cuerpo. De todoso modos, valiéndose de la otra pudo conjurar la barrera sin problemas, y esta soportó el golpe dirigido abajo, mientras el de la cabeza lo rebasaba sin tocarlo.

De todos modos, aprovechando la nueva posición de Cierzo, más incómoda, su enemigo pronto lanzaba dos hechizos más, asediándolo, buscando que no pudiese evitarlos dada su postura. Ambos iban dirigidos a la parte central de su cuerpo, uno detrás del otro.

Cuando el guerrero utilizó su hoö'le el piscis se llevó las manos al cuello, extrañado, haciendo enseguida varios intentos por respirar. Y aquel breve instante sirvió para lo que Cierzo había querido. En el breve momento de distracción, no pudo reaccionar al ntendbit a tiempo, y aunque la precisión de Cierzo no era mucha, el movimiento que hizo su enemigo en el último momento para evitarlo fue casi negativo. Lo alcanzó plenamente en el pecho, tirándolo de espaldas. Pero estaba consciente y no tardaría en levantarse.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 3:05 pm

Dado que no contaba con que mi barrera fuera capaz de soportar tal asedio, decidí aprovechar la posición en cuclillas para pegarme contra la pared, haciéndome a un lado para esquivar los hechizos. El puñal en mi brazo era un auténtico engorro, pero suponía mantener desarmado a mi enemigo, además de que mantenía más sangre dentro del cuerpo que si lo extraía.

Hacerme a un lado no era algo que me hiciera mucha gracia, pero contaba, por suerte, con mi ntendbit, que lo había empujado hacia el fondo del callejón. Me apresuré a aprovechar el momento que mi enemigo necesitara para recuperarse para seguir hostigándolo con mis hechizos, uno tras otro. Los dirigía al centro de su cuerpo, en parte porque eso suponía apuntar a zonas delicadas y en parte porque resultaba más fácil apuntar si así lo hacía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 3:15 pm



Cierzo logró evitar el segundo de los hechizos, pero el primero lo alcanzó en el costado, potente, pero nada que no pudiese soportar, dejándolo con un desagradable dolor de costillas que quedaba algo eclipsado por el del brazo.
No obstante, pese a los golpes y el cansancio cada vez más patente, supo aprovechar bien la oportunidad, y en cuanto su enemigo cayó al suelo logró alcanzarlo con más ataques, impidiéndole de aquel modo levantarse.

Al principio el piscis hizo sus esfuerzos, arrastrándose torpemente por el suelo, llegando a apoyar las manos y hacer forma para tratar de erguirse, pero al final no pudo con la gran capacidad mágica de Cierzo y terminó por envolverse la cabeza con las manos y encoger el cuerpo en un intento por paliar el dolor que causaba cada ataque en según qué zonas.

Jadeaba, entre quejidos, envuelto en su propio cuerpo, formando un bulto tembloroso y herido que parecía, en aquel momento, más un niño que un hombre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 3:38 pm

Me sentía francamente cansado, pero la esperanza de poder acomodarme pronto me hacía seguir adelante. A medida que veía a mi adversario encogerse sobre sí mismo, iba avanzando hacia él, disminuyendo su espacio. Por el camino, corté otra tira de mi capa, ya rasgada de tanto hacerla paños, para usarla contra él. Quizás debería empezar a plantearme ir a misiones con elementos útiles: sogas, vendas... Ciertas cosas no estaban de más, y solían tener utilidad. Y siempre era más agradable eso que romper la ropa cada vez que necesitaba algo.

Cuando lo tuve suficientemente cerca, apreté los dientes y extraje por fin el puñal de mi brazo, tratando de mantenerme firme pese a la cada vez más evidente pérdida de sangre. Coloqué el filo contra su cuello al tiempo que buscaba sus manos para inmovilizarlas a su espalda.

-A los dos nos sería más útil mantenerte con vida, ¿no te parece? -gruñí con voz amenazante-. Pero estoy dispuesto a rajarte la garganta si prefieres no colaborar.

Lo primero era atarle las manos con fuerza. Después, le vendaría los ojos y lo haría avanzar unos pasos para desorientarlo un poco. Sería entonces cuando, por fin, tomara un tercero jirón de mi capa para hacerme un torniquete en el brazo. Después, por supuesto, tendría que llevármelo conmigo. Mantendría el filo de su arma en contacto con su piel, tan solo para asegurarle que seguía teniendo en cuenta la posibilidad de usarla.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 3:52 pm



La derrota quedó patente con aquello. Cierzo no encontró más impedimento para amenazar al hombre que un par de gestos que intentaban zafarse de él, pero en cuanto arrancó el arma de su brazo, empeorando un poco la herida y el sangrado, y la usó para asegurarle que no tendría reparos en imitar sus acciones con Dulan o el niño, dejó de forcejear. De aquella forma, el guerrero de Brontë pudo atarlo y vendarle los ojos.
Tras asegurar sus propia herida, entonces, inició el camino de vuelta.

Tardó bastante en guiar al hombre de vuelta por aquellos enrevesados callejones y, al salir a la calle principal en la que una mujer le había indicado la dirección, pudo comprobar cómo los transeúntes lo miraban curiosos. Algunos parecieron ir a hablarle, otros llegaron a detenerse, paro nadie interfirió.

Seguramente ni Dulan ni el niño estarían ya donde los había dejado, aunque sí era posible que alguna autoridad hubiese intervenido. Cierzo, herido y con un maleante capturado, debía decidir entonces qué haría.
No conocía la ciudad, de modo que, por sí mismo, le resultaría difícil ir a algún lugar en el que no hubiese estado ya.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 4:26 pm

Una vez hube asegurado a mi cautivo, ambos emprendimos la marcha. Los callejones eran enrevesados, desde luego, pero por fin conseguí guiarlo hacia la calle principal, donde aquella desconocida me había dado indicaciones. Continué mi camino ignorando a la gente hacia el almacén, esperando encontrar allí a alguien que me pusiera al día de cómo iban las cosas con Dulan y el muchacho.

Evidentemente, ellos ya no estarían allí, pero quizás hubiera alguien con quien pudiera hablar en aquel lugar para poner las cosas en orden. En caso contrario, me dirigiría de vuelta a la tienda de Dulan. Dudaba que nadie hubiera informado a su familia de lo ocurrido, y en cualquier caso, allí podría encontrar información respecto a las autoridades y médicos de la ciudad.

Prefería, por supuesto, limitarme a la primera opción. No quería pasearme con un tipo vendado y maniatado por toda la ciudad, si podía evitarlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 4:40 pm

Cierzo caminó un buen rato por las calles que había recorrido a la carrera hacía menos de una hora. Evidentemente, el paso era mucho más lento, y le tomó unos buenos diez minutos regresar al punto de partida. Cuando lo hizo, dio con mucha más gente de la que había dejado que, curiosa, observaba en dirección al almacén, cercado con unas vallas. Varios hombres, aparentemente soldados, tiraban de uno de los escorpiones muertos, sacándolos de la construcción, mientras otro comprobaba que la dirección era la correcta desde fuera, dando voces.
Fue este último el que vio a Cierzo en un barrido de mirada, y les indicó entonces que parasen para, apurado, sorteando a los curiosos, acercarse al aether y realizar el saludo militar habitual de Lumen, con gesto marcial.

-Saludos, señor. Soy el agente Jimson. Debe de ser usted miembro de Brontë, ¿no es así? ¿Es ese el hombre al que buscamos por los dos ataques, señor?-. El tono que usaba era igual que su postura. En un momento determinado se fijó en la herida de Cierzo-. Permítame hacerme cargo, señor. Usted está herido. Debería ir a que le vean eso, si me lo permite. Parece profundo.

Una mujer, mientras tanto, esperaba unos metros por detrás. Cierzo pudo fijarse en que era una de las que había estado junto a él y el resto de curiosos cuando había dado con el chico herido en el suelo. Parecía tener algo que decirle, pero esperaba su turno en un educado segundo plano.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 5:28 pm

Cuando, tras una larga caminata, me encontré de vuelta frente al almacén, había una buena cantidad de gente agolpada y unos agentes se hacían cargo del estropicio. Mejor, porque eso no entraba dentro de mis tareas. Avancé entre la gente hasta llegar a uno de los agentes, que también se me acercaba. Sintiéndome algo más seguro de que tenía a mi preso controlado, guardé el cuchillo y afiancé el agarre del cautivo.

Correspondí al saludo del agente con una reverencia.

-Soy Cierzo Cogo, en efecto, guerrero y servidor de Brontë -me presenté a mi vez-. No se preocupe por mis heridas, agente. No son graves y no son lo más urgente que nos ocupa en este momento. No sé hasta qué punto están informados de por qué estoy aquí. El comerciante Stanley Dulan contrató mis servicios para que me deshiciera de los escorpiones que habían invadido su almacén. Un asunto un poco extraño, como puede ver... Parece haber una relación entre la invasión de escorpiones y los ataques. Me gustaría entrevistarme con las víctimas, si es posible. Y llevar a mi preso de vuelta a Brontë, si no está envuelto en otros asuntos que conciernan al estado de Lumen. Querría tomar el caso en mis manos, ya que me he visto envuelto directamente en él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 5:38 pm

El agente escuchó lo que Cierzo le decía dedicando algunas miradas de reojo al piscis, de vez en cuando, aunque sin interrumpirlo. No fue hasta que el guerrero terminó su monólogo que asintió un par de veces con firmeza.

-El señor Dulan y Ädik, el joven herido, están siendo tratados ahora mismo en un hospital cercano. Ambos estarán siendo intervenidos ahora mismo, imagino, pero supongo que en cuanto estén en un estado más adecuado lo recibirán sin problemas. No en vano es usted su salvador. Por otro lado...-. Echó un nuevo vistazo al piscis, pensativo-. Antes de que se lleve este hombre a ningún sitio, tendremos que interrogarlo. A fin de cuentas, ha atacado a dos de nuestros ciudadanos. Valoramos mucho lo que ha hecho atrapándolo, pero también tenemos que hacer nuestro trabajo. Aunque, por supuesto, si desea interrogarlo o si Brontë diese la orden directamente cuando hayamos terminado con él, no habría ningún problema para que fuese trasladado allí -le explicó serio-. Pero deje que nos encarguemos primero de revisar sus antecedentes. Estará en buenas manos, se lo prometo, y usted podrá ocuparse de sus propios asuntos. En un día o dos ya deberíamos tener la respuesta definitiva y puede, mientras tanto, enviar una carta urgente a Brontë para que haga la petición formal.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 5:48 pm

La respuesta del agente fue más que satisfactoria. Por mi parte, tendría que interrogar también a Dulan y al chico. Al primero, por ser la víctima principal. Del segundo esperaba ver qué le había llamado la atención para llamarme mientras atendía a Dulan, y si sabía algo del cofre.

Asentí.

-Puede llevárselo por ahora -accedí, cediéndole al preso-. Si Brontë accede a tomar este asunto en sus manos, volveré a por él con el permiso oficial. Dígame adónde debo dirigirme cuando eso suceda. Me gustaría saber también dónde está el hospital en que se está tratando a los heridos. Quizá puedan hacer algo por mí también. Me gustaría saber también dónde puedo encontrar un mensajero suficientemente rápido.

Cuando obtuviera respuesta del palacio, podría pedir información acerca del interrogatorio que se le había hecho al hombre y hacer mi propio interrogatorio. Mientras tanto, tenía asuntos de los que ocuparme.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 6:05 pm

El soldado saludó, firme, y dio a Cierzo toda la información que le pedía, con eficiencia. Luego, una vez hubo terminado con aquello, se disculpó, diciéndole que tenía que seguir trabajando en la limpieza del escenario de la trifulca, terminando de recoger las pruebas y de sacar a los animal muertos y, tras darle un contacto para poder acudir a él, se marchó.
Otro de los guardias, que parecía de menor rango, fue a hacerse cargo del piscis, que escoltó con un compañero más, llevándoselo.

Fue entonces cuando se aproximó la mujer, una claritas que no alcanzaba los treinta, que saludó a Cierzo con una reverencia, en primer lugar.

-Siento molestarlo, señor guerrero. Simplemente vengo de parte de Ädik, el chico al que ese malnacido atacó. El me pidió que lo esperase y me dijo que tenía muchas ganas de conocerlo así que, aunque usted ya se lo había dicho, que le recordase que debía ir a verlo por lo menos una vez antes de regresar a su casa. No puedo decirle más, pues no lo conozco, pero no pude negarle el favor-. Esbozó una sonrisa y le dedicó una breve reverencia-. Tenga un buen día, señor. Y cúrese esa herida.

[...]

Cuando Cierzo llegó al hospital en el que se alojaban los dos heridos pudo enterarse de que ambos estaban todavía siendo tratados. Sin embargo, al ver su herida, los enfermeros pronto insistieron en atenderlo, dándole algún analgésico y aplicando magia en la herida, rematando con algunos puntos en la capa exterior. En general, el resultado fue bueno, y Cierzo pudo aprovechar el tiempo para descansar, comer e ir a enviar la carta a Brontë.

Cuando regresó al hospital ya anochecía. Allí le informaron de varias cosas: Dulan seguía dormido, aunque más estable que a su llegada, y seguramente no despertase hasta el día siguiente; también le indicaron que su familia había ido a verlo, y que estaban en la habitación. Por otro lado, supo que el muchacho había despertado ya de la intervención, y que se encontraba en condiciones de recibirlo si lo deseaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 6:18 pm

Tras poner en orden todo lo relacionado con el criminal, llamó mi atención una mujer que, por lo visto, me esperaba. Escuché lo que me decía y asentí. Que el chico quisiera verme podía ser un simple capricho infantil, pero también una señal de que pensaba colaborar conmigo. Hice una pequeña inclinación de cabeza.

-Gracias por el mensaje. Iré a ver al chico, puede estar segura. Que pase una buena tarde -me despedí.

El hospital fue mi siguiente destino, y aunque no pude hablar con los heridos, sí tuve la oportunidad de asearme un poco y dejar que trataran mis heridas. Después de eso, me sentía mucho más cómodo. Dado que mis conocidos seguían sin poder recibirme, y pese a que hubiera preferido hacerlo después de hablar con ellos, aproveché para ponerme en contacto con Brontë y descansar un poco.

En mi siguiente intento por ver a los afectados se me informó de que los familiares de Dulan lo esperaban, el comerciante dormía y el chico estaba dispuesto a recibirme. Dado que, probablemente, las autoridades se habían ocupado de los familiares de Dulan, me dirigí a la habitación del chico para entrevistarme con él primero.

-Buenas noches, Ädik -saludé, tomando asiento junto a su cama-. ¿Cómo te encuentras?

No había salido muy bien parado de aquel incidente, desde luego.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 6:32 pm

El muchacho estaba en la cama cuando Cierzo entró en la habitación, alumbrado por una luz suave. Una gran venda cubría su ojo izquierdo, y aunque estaba recostado se irguió un poco al verlo, esbozando una sonrisa. Aunque, pese a todo, parecía agotado. La palidez no se notaba debido a su raza.

-¡Ha venido! -exclamó, aunque la voz sonaba algo más débil de lo que sus intenciones denotaban-. Me alegra mucho que cogiese al malo al final, señor... Ya se veía que era usted muy fuerte. Es como un guerrero de esos de las historias, que acaba con los malos, ¿verdad?

Cuando Cierzo preguntó, sin embargo, Ädik se llevó la mano a la cara un momento, bajando la vista. Se cubrió el ojo, aparentemente pensativo, y pronto miraba de nuevo al guerrero de Brontë, frunciendo el ceño.

-Me han dicho que no podré ver, así que estoy un poco triste. Pero estoy seguro de que un parche es chulo, así que...-. Se encogió de hombros, esbozando una leve sonrisa-. Me han curado bien y casi no me duele ahora. Seguro que pronto ya ni me duele nada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 6:53 pm

El entusiasmo del chico resultaba casi abrumador. Dejé que se expresara lo que quisiera, aunque no tardé en ver que estaba evidentemente agotado. Yo, pese al descanso, también tenía ganas de echarme un rato. Llegué a esbozar una pequeña sonrisa.

-Bueno, chico, no soy ningún héroe -traté de calmarlo-. Cumplo órdenes y hago mi trabajo, eso es todo. Creo que esta vez ha salido bien, de todas formas, dentro de lo que cabe. Recuéstate, Ädik. Necesitas descansar.

Evidentemente, al chico no le era indiferente su situación. Asentí, serio.

-Tienes que dejar que cure del todo, o te causará más problemas -le advertí-. Has tenido suerte, ¿sabes? Has perdido algo de vista, pero no dejarás de ver del todo. Pero ese mismo golpe podría haberte matado. De esto saldrás en condiciones. No dejes que te afecte una pequeña debilidad, chico. Significa que saliste con vida.

Parecía bastante optimista respecto a su situación. Desde luego, eso le vendría bien en un momento así, aunque también le habría venido bien que la experiencia le inculcara un poco más de sangre fría y cautela.

-Necesito que ahora me ayudes. ¿Qué pasó, Ädik? ¿Qué hizo que me llamaras? -rebusqué entre mis pertenencias y saqué el cofre vacío-. ¿Reconoces esto?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 7:19 pm

A las palabras de Cierzo, Ádik terminó por tumbarse, con gesto algo dolorido, aunque no dejó de escuchar las palabras que el guerrero le dirigía, sin perder atención a ninguna de ellas pese a su estado.

-Yo me alegro de haber salido con vida también -reconoció-. Pero... ¡Pero no podía dejar que se escapase! Tenía que ayudar a que usted capturase al malo, señor!

El niño arqueó la ceja libre, extrañado, cuando Cierzo reclamó su ayuda, asintiendo vagamente, siguiendo sus movimientos con el ojo sano. Cuando vio la caja calló un instante, pensativo, pero pronto asintió con fuerza.

-Cuando usted se fue, la gente comenzó a alejarse, al poco tiempo... Y entonces me quedé casi solo con la gente que pasaba. Quería ver que volvía con el malo, así que lo esperé, y entonces lo vi: el hombre al que usted debía apresar estaba en ese lugar lleno de escorpiones muertos con esta caja en las manos. Y entonces la abrió y se guardo algo. Cuando grité salió corriendo, tiró la caja, me atacó y huyó... Es todo lo que vi.

Lo miró, como esperando alguna otra pregunta o la confirmación de que aquello estaba bien como estaba. De pronto su gesto cambió de nuevo, volviéndose algo sorprendido.

-¡Ah! ¡Todavía no me ha dicho su nombre, señor! -le dijo entonces, dibujando una sonrisa algo más animada que las anteriores.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 7:37 pm

Fruncí el ceño, atendiendo a su explicación. No tenía mucho sentido. Pronto tuve que tratar distintas ideas. Alguien había metido los escorpiones en el almacén, y alguien había sacado un cofre del mismo. El contenido del cofre lo tenía bastante claro. Me preguntaba si los escorpiones estaban allí para guardar aquel cofre. Lo que era casi seguro era que a Dulan se lo habían llevado para sacarme a mí de allí y recuperarlo. O conseguirlo. Quizás con ayuda de Dulan consiguiera una conclusión más clara.

-¿El hombre entró en el almacén? -pregunté, para asegurarme-. ¿Viste lo que se guardó? El color, la forma...

No me apetecía mucho dar alas a un niño, ni mucho menos alardear por alardear, pero era evidente que el pequeño esperaba un gran protagonista para su idílica aventura, y a mí me correspondía proporcionárselo. Por una vez, podía concederle eso.

-Soy Cierzo Cogo, heredero de la saga de los Aërd de Ventus y guerrero en el ejército de Brontë -recité, serio, sabiendo que eso lo satisfaría-. ¿Y tú, chico? Solo he podido oír tu nombre por terceros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 7:50 pm

Ädik asintió a la pregunta de Cierzo, con bastante convencimiento.

-Bueno, a ver... -matizó luego, dubitativo-. Yo lo vi salir, pero no entrar... Pero era el mismo hombre, eso no lo dude. Y lo que sacó no lo vi bien, pero eran varias cosas... ¡Y le cabían en la mano! Eran como marrones o así... Pero no sé qué eran. Porque entonces me atacó y me daba más miedo el cuchillo -confesó, con un estremecimiento-. Se los metió en el bolsillo, creo.

Aunque solo tenía un ojo a la vista, la expresión ilusionada del muchacho al escuchar la presentación de Cierzo fue evidente. Si ya lo miraba con un brillo especial, aquel pasó a aumentar.
Cuando fue su turno, se frotó la nariz con el puño, orgulloso.

-Yo soy Ädik Salim, el nieto de una comerciante -le dijo, estrechándole la mano con torpeza, pese a su evidente entusiasmo por hacerlo bien.

Cierzo pudo quedarse algo más, pero al cabo de un tiempo una enfermera le indicó que el niño podía descansar, por lo que ambos tuvieron que despedirse, aunque Ädik tampoco parecía tener muchas ganas de decir adiós al gran guerrero.
Cierzo pudo entonces, puesto que ya era tarde, aprovechar para descansar.

[...]

No fue hasta el mediodía siguiente que le indicaron, por fin, que Stanley Dulan estaba en condiciones de recibirlo. Estaba tumbado en la cama, ojeroso, pero vivo, cosa que podía haberse llegado a dudar en el momento de habérselo encontrado, y solo.


Nota- Cierzo puede haber aprovechado la mañana para lo que prefiera dentro de lo lógico. Consultas por privado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 8:07 pm

Tal y como pensaba, la descripción del chico iba en la dirección de aquellas bolas de óxido. Correspondí a su presentación con un buen apretón de manos. Iba a preguntarle dónde estaba aquella abuela suya que, por cómo hablaba, debía tenerlo a su cargo, pero no hubo tiempo. Cuando la enfermera vino a buscarme no era para ir a ver a Dulan, sino para dejar descansar al chico. Y aunque era un engorro tener que esperar para visitar al comerciante, no puse ninguna pega.

-Descansa bien, chico -me despedí-. Tendrás mucho de qué hablar cuando estés recuperado.

Pude entonces descansar por fin, ya algo más relajado. A la mañana siguiente me dediqué a explorar la zona en torno a lo ocurrido, en busca de algún detalle que se me hubiera pasado por alto o algún recuerdo que hubiera quedado sepultado por el frenético avance de los acontecimientos. Encontré una ventana rota, una pista que solo complicaba más las cosas. Aunque quizás el piscis la había usado para entrar. Lo que le quitaba sentido a que se decidiera a salir por la puerta grande.

A mediodía, recibí la noticia de que Dulan estaba disponible para verme, y tras comer algo, me dirigí a visitarlo. Lo encontré en un estado deplorable, pero vivo, a fin de cuentas. Tomé asiento junto a él.

-Buenas tardes, señor Dulan -saludé-. Lamento que los acontecimientos se torcieran de esta forma. ¿Cómo se encuentra?

Era evidente que no muy bien.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 8:53 pm

Como había sucedido la noche anterior, Cierzo se dirigió a visitar al herido, aunque aquella vez era Stanley Dulan, y no Ädik. El hombre reaccionó a su presencia alzando la vista primero, y luego la mano, haciendo un amago de sonrisa que no le salió muy lograda.
Carraspeó un poco antes de hablar.

-Bien, gracias, señor Cogo... Me han dicho que sin su ayuda no hubiese salido con vida, de modo que... muchas gracias -recitó con cansancio y la voz algo ronca, haciendo pausas a ratos debido al dolor-. ¿Y usted? La enfermera me ha dicho que salió herido... Me apena tanto... Espero que ya se encuentre lo más recuperado posible. Siento que las cosas se torciesen de ese modo. Cuando me atacó no tuve ni tiempo de gritar...

El hombre, con esfuerzo, trató de incorporarse un poco y extendió la mano hacia el vaso de agua que ocupaba una mesilla cerca de él, aunque era evidente que encontraba ciertas dificultades para alcanzarlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cierzo

avatar

Edad : 26
Mensajes : 859

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 9:02 pm

Era evidente que no podía permitirme alargar mucho la conversación. Dulan estaba algo mejor de lo que su herida indicaba, cierto, pero su estado era lamentable de todas formas. Antes de hablar, le acerqué el vaso de agua que intentaba alcanzar.

-No se preocupe por mí -rechacé-. No fue grave en absoluto. Como ve, ya estoy perfectamente. Lamento profundamente que usted y el chico hayan salido peor parados. Los civiles no deberían verse envueltos en situaciones así.

Necesitaba ahorrar tiempo, ya que él estaba demasiado cansado, por más que hubieran dicho que podía recibirme. Busqué la forma.

-Intentaré molestarlo lo menos posible, señor Dulan -dije al fin-. Estoy intentando llevar a cabo una investigación respecto a todo lo sucedido, y tengo la firme sospecha de que está muy relacionado con la invasión de su almacén -. Saqué el cofre del bolsillo-. Dígame, ¿había visto esto antes alguna vez? Alguien lo sacó de su almacén y se llevó el contenido: tres bolas de color óxido. ¿Eran suyas?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   Vie Ene 23, 2015 9:35 pm

Toda la situación marchaba perfectamente, obviando el deplorable estado del hombre, hasta que Cierzo mostró el cofre vacío, momento en el que Dulan echó a toser, atragantado. Aquello solo aumentó el dolor de sus recientes heridas, de modo que el guerrero tuvo que esperar un buen rato antes de que el convalenciente recuperase la compostura por completo.
Miró a Cierzo de reojo. Parecía debatirse entre hablar y no hacerlo. Pero, finalmente, lo hizo.

-Verá, señor... El negocio no iba muy bien, ¿sabe? Mi hija quiere casarse y quería darle una buena boda... Además, compré varias telas de lujo que no triunfaron, y no tenía forma de recuperar la inversión... Ya no sabía cómo iba a salir de aquel pozo cuando me ofrecieron un trato...-. Carraspeó y señaló en dirección a su abrigo, colocado en una silla-. Mire en el bolsillo interior... -le dijo a Cierzo-. Dentro encontrará una cuarta bola... como las que vio en manos de ese hombre...

Espera a que Cierzo lo coja para seguir hablando, aprovechando el silencio para reposar un poco. Luego carraspea y prosigue con dificultad.

-No sé quiénes son... Solo me ofrecieron dinero y acepté a almacenar sus artículos entre mis telas. Pero le aseguro que no es nada legal... Aunque nunca he fisgoneado en sus cosas, por si acaso-. Suspiró, cansado-. Esa puede quedársela para investigar, si así lo quiere, claro. Me matarán de todos modos cuando sepan que me han robado las otras... No tiene usted... ¿No tiene una forma de proteger a mi familia... por favor?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Ayudando en la limpieza   

Volver arriba Ir abajo
 
Ayudando en la limpieza
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» Ayudando en la limpieza
» Limpieza de monedas de plata
» limpieza de monedas romanas
» Limpieza de vellon
» Limpieza con portaminas grafito.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Lumen :: Misiones-
Cambiar a: