ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 El arte de la elegancia

Ir abajo 
AutorMensaje
Massen Dew
Moderador
avatar

Edad : 20
Mensajes : 2708

MensajeTema: El arte de la elegancia   Mar Abr 28, 2015 2:09 pm

Bueno, el texto movido aquí es mío, pero por lo demás, podría decirse que esto está sin estrenar XD Por eso, os traigo una pequeña obra, inspirada en la fiebre de fics absurdos de hace unos días. Espero que sepáis apreciarla~~



Incluso aquel que, carcomido por la ponzoña de la envidia, quisiera pretender que los rubios cabellos quedaban escondidos entre la multitud, tendría que admitir, aunque solo fuera para sí mismo, que la elegancia indudable de aquellos brillos de oro atraía hasta la menos apreciativa de las miradas. La pequeña que se movía entre las masas, sola entre la gente, podía parecer insignificante a quien así se convenciera de que lo era, pero de hecho, su esencia única dejaba huella allí por donde iba. Y, pese a que todas las miradas se clavaban en ella, la suya no tenía tiempo para ninguno de ellos. Los preciosos, profundos zafiros que eran sus ojos, se mantenían fijos en la figura que, en el escenario, completaba la imagen de ella con otra no menos elevada, y con una voz capaz de volver aquel entorno mágico.
Elektra soñaba con llegar a ser ella. Soñaba con alcanzar aquel sueño grácil que la perseguía allá donde iba, con situarse en su lugar, con que fuera su cabellera rubia y no la negra y rizada de ella la que se alzase sobre todos, y su voz dulce como la de un ruiseñor la que tiñera el aire con la quintaesencia de la música. Y, pese a todo, sabía que su sueño era imposible, una quimera. Sabía que, si intentaba alcanzarlo, aquel sueño que siempre había atesorado, aquella oportunidad de llegar a ser la cantante número uno de Mithos, se le escurriría entre los dedos, dejando tras de sí, únicamente, la angustia del deseo no realizado.

¿O acaso se equivocaba?

Por un momento, le pareció que, envuelto en toda aquella fragancia elevada, el aire vibraba en torno a ella. Lo que la joven Elektra no sabía era que aquello mismo que ella había sentido lo habían sentido todos los demás, que la miraban entonces, incluso, con más fijeza. Y es que... ¡ella la estaba mirando! ¿Era acaso posible? Las pestañas de Elektra, auténtico hilo de oro, bajaron y subieron con inverosímil encanto al descubrir que su ídolo, su modelo, la estrella que iluminaba su sueño, la gran cantante Dalia, tenía los ojos fijos en ellos y una sugerente sonrisa en los labios. Y de pronto se sintió volar, y el brillo de su gracia se volvió casi cegador.
¿Podía, acaso, volverse la situación más perfecta? Perfección era lo que definía a ambas jóvenes, en apariencia tan diferentes y en realidad, como acababan de descubrir al cruzarse sus miradas, unidas sin remedio por el hilo del destino. Cuando la mano de Dalia se tendió hacia ella, invitándola a subir al escenario, Elektra supo que lo natural, la única opción posible para ella, era tomar aquella delicada mano con la no menos delicada propia y acompañarla a aquel cielo que se abría, solo para ellas dos, por encima de todos los normales. No se sintió en absoluto extrañada por la forma en que todo el auditorio perdía el aliento, ni tampoco tuvo la menor duda sobre cómo proceder cuando su compañera, quizás ya su hermana, su otra mitad, le tendió un micrófono para que la acompañara en su concierto.
Era posible que Dalia tuviera una carrera en solitario única, especial, por encima de la de cualquier otro artista. Pero en el mismo momento en que Elektra se unió a su melodía, nadie, absolutamente nadie en todo el mundo, pudo albergar ya la menor duda de que la auténtica perfección, la auténtica elegancia hecha arte, necesitaba de ambas para hacerse real. Y así, el sueño inalcanzable se convirtió en la maravilla de la naturaleza, el éxtasis hecho música, y el gozo más pleno llenó aquel afortunado auditorio, que había tenido, en exclusiva, la oportunidad de presenciar un milagro.



El ship (en spoiler para quien no quiera spoiler):
 

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Madame

avatar

Mensajes : 242

MensajeTema: Re: El arte de la elegancia   Mar Abr 28, 2015 9:59 pm

*clap clap clap*

siempre fue el ship de mi corazón, desde la primera vez que sus ojos se cruzaron...
espero que haya una segunda parte, tanto real como fic-ticia eve

XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
El arte de la elegancia
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Mundo materno vs paterno y arte
» café arte antofagasta chile
» Arte y belleza en movimiento
» (6-11) EL ARTE EN VERSO - El cantar del Mío Cid -
» Obras de Arte UCV. Universidad Central de Venezuela.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Foro :: Off Topic :: Fics, AUs y maravillas de vuestra imaginación-
Cambiar a: