ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Lago

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 23 ... 40  Siguiente
AutorMensaje
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 7:39 pm

Termino de vestirme y mientras me subo los pantalones, veo que Heylel se pone tenso y dice que me apure...
Quizas haya notado algo...
-Ya, ya estoy, ya te puedes dar la vuelta.
-¿Para que coges las tonfas? ¿acaso me vas a pegar?
- dije burlon.

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 7:47 pm

Silvanus terminó de vestirse y miró burlón a su compañero, que había llegado a escuchar el crujido y se había puesto tenso. Sin embargo, pese a haber sido intuídas, las bestias no retrocedieron. Estaban cada vez más hambrientas y no sentían miedo. Observaron a los dos jóvenes desde los arbustos.

La primera de ellas saltó

Era el mismo ser que había pisado la rama, joven y fuerte, y plantó cara a los dos jóvenes con un gruñido gutural y la saliva blanca goteando de su mandíbula entreabierta. Poco a poco, a su espalda dos cabezas más se dejaron entrever, amenazantes pero más calmas que la primera, y algo decía a ambos que no eran las únicas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 7:50 pm

Ignro el comentario de Silvanus y me pongo a mirar hacia todas partes, pero no hace falta que busque demasiado, pues una bestia del tamaño de un perro grande salta frente a nosotros. Menudo lio...

Me pongo algo más tenso y miro a la criatura con fijeza mientras nos gruñe. Al parecer no viene solo... Que lata.

-¡Apúrate, venga! - Grito al piscis sin perder de vista al animal. Por el momento parece estar buscando ángulo de ataque así que espero a que dé el primer paso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 7:59 pm

Heylel me grita. Iba a reprochárselo cuando vi a aquel ser horrible dirigiéndose hacia nosotros con cara de pocos amigos.
-AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHH!!! corre Heylel que nos come!!!!! QUE NOS COMEEEEE!!!
Saqué a Altheda y retrocedía unos 20 pasos por detrás de Heylel.
-Corre imbécil!! yo no voy a esperar por tí, que para eso eres mas rápido.

Estaba aterrorizado... no podía decir ni tan siquiera Acuaerum...


_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 8:14 pm



El grito de Silvanus enfureció a la bestia, que gruñó y pasó a ignorar al aether para lanzarse sobre el piscis, abriendo sus fauces con intención de morderlo mientras soltaba un incómodo chillido agudo.

Este ataque marcó el comienzo de la batalla. En apenas unos segundos, cuatro bestias más comenzaban a rodear a ambos jóvenes, gruñendo y caminando lentas, atentas a ellos, creando un cerco a su alrededor, asediándolos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 8:20 pm

En cuanto la bestia salta me preparo para dedicarle un derechazo con la tonfa, per rápidamente compruebo que no va a por mí, sino a por Silvanus.

- ¡Déjate de gilipolleces y espabila! -Comento con cierta rabia. No voy a dejar que un puñado de bestias amorfas me eliminen de buenas a primeras.

Me centro en las que van saliendo. Al parecer era un grupo de cinco animales y yo estaba con el miedica ese en pleno incordio. Joder...

Levanto mi tonfa derecha en diagonal para protegerme pecho y rostro mientras la izquierda quedaba a la altura del abdomen. Piso con fuerza y me apoyo mayoritariamente sobre las puntas de los pies para ganar movilidad. Abro las alas. Si a aquellos bichos se les ocurría saltar juntos, lanzaría un Aethes pillándolas en pleno salto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inger

avatar

Edad : 24
Mensajes : 1308

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 8:28 pm

Tras atravesar, con cuidado, la parte del bosque que conectaba con el lago, llegué a mi destino. Aún oculta detrás de unos árboles, observé la extensión. Silvanus Kettleburn y Heylel estaban ahí. A su alrededor, unas bestias, que, supuse, habían sido las causantes del ruido, gruñían.

Una de ellas se abalanzó sobre el piscis, tal vez motivada por los gritos que este pegaba o porque lo vieron más "débil" que al aether. Al tiempo que esa se lanzaba contra Kettleburn, el resto de las bestias comenzaron a rodear a ambos chicos, con lentitud.

Fruncí el ceño y desenfundé mi espada. Con la mano libre, conjuré un Âchnam y apunté a la cabeza de la bestia que iba a atacar al piscis. Con un poco de suerte, la bestia dejaría de prestar atención a Kettleburn y se centraría en buscar a la persona que había atacado. En caso de que se acercase hasta mi "escondite", sólo tendría que alejarme del lugar.

FdR. Me cuesta horrores no, lo siguiente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 8:33 pm

La bestia centró su atención en mí después de que gritase, por lo que pasó olímpicamente de Heylel y se dirigió contra mí a toda velocidad.
Estaba paralizado de miedo:
-Ac-Ac--Acua... una pequeña bola de magia brotó de mis manos, pero desapareció enseguida... no podía.
por lo que retrocedí aún más, viéndole a los ojos: paralizado...


_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 8:47 pm



Pese al ataque de la bestia, o tal vez precisamente por él, Silvanus no hizo nada más que balbucear y retroceder acobardado. No obstante, la ofensiva de la bestia fue cortada por un Âchnam que la golpeó en la cabeza, aturdiéndola por unos momentos. Sacudió la cabeza gruñendo y se volvió al lugar de origen del conjuro, pero no vio nada. De todas formas, echo a correr hacia el sitio, dejando al tembloroso Silvanus a salvo por el momento.

Heylel había adoptado una postura de combate y observaba a los animales alerta, preparado para la ofensiva de los cada vez más cercanos seres, que estaban a poco más de cuatro metros de él. Mientras dos de ellos se acercaban, uno por delante y otro por la derecha, sin miedo, una tercera bestia se impulsó con fuerza hacia él desde la izquierda.

La cuarta parecía más interesada por el piscis y emprendió su camino hacia Silvanus, gruñendo y relamiéndose.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 8:57 pm

Observo a los animales acercarse mientras me rodean hasta que uno de ellos salta para atacarme al fin. A pesar de que solamente es uno de ellos, decido lazan un Aethes al frente para ganar unos segundos frente a los tres enemigos y, de paso, dañar al que había saldo en plena faena.

Recojo un poco el brazo derecho y giro ligeramente la cadera para quedar algo ladeado hacia los dos enemigos que no habían saltado. El siguiente que salte se llevará un buen gancho de derecha.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inger

avatar

Edad : 24
Mensajes : 1308

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 9:13 pm

El Âchnam golpeó a la bestia en la cabeza, provocando que, tal y como había pensado, se olvidase de Silvanus y se acercase hasta la zona de los árboles. Al ver cómo se acercaba, retrocedí un poco y me desplacé hacia la izquierda, alejándome de la bestia mientras trataba de mantenerme escondida en todo momento. No quería que la bestia me viese y, dado que aún no era de noche, deduje que la bestia podría verme si no andaba con cuidado. Si esperaba a que se hiciese de noche sin que la bestia me localizase, podría, en el mejor de los casos, tener alguna especie de ventaja. Por la noche mis hechizos se potenciaban y, además, las bestias dejaban, en teoría, de ver.

Agazapada, y sosteniendo la espada con fuerza, volví a conjurar un Âchnam y apunté a una de sus patas traseras. Quería dañarle las extremidades para que le costase más caminar (o para que dejase de caminar). Si no podía andar, sería más fácil vencerla.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 9:20 pm

por suerte para mi, un Âchnam salió de la nada, haciendo que ese asqueroso ser se olvidase de mí y se diriguiese hacia el lugar de origen de tal hechizo. Era un hechizo de los caeruleus... el unico caeruleus que conocía era ... Aren... Aren me había salvado la vida...
-Me quiere...- musité- ME QUIERE!!- grité.
-Acuerum, Acuaerum!! chillé. Dos bolas de Agua se crearon e hice que se uniesen en una mayor, y la lancé con todas mis fuerzas contra el una nueva bestia que se acercaba a mí.
-MUERE ASQUEROSO!!
Aren me quiere... pensé
Corrí detrás del Acuaerum con Altheda en mi mano para rematar al bicho en cuanto el Acuaerum le hubiese dado.


A todo esto, Tristán, que estaba en el hombro de Heylel, voló hacia mí, metiéndose en mi bolsa y temblando cual rata.

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 10:44 pm



Heylel logró que la bestia que lo atacaba cayera al suelo sobre su lomo un metro atrás soltando un quejido con un Aethes . Las otras dos, sin embargo, pudieron encajar mejor la ráfaga pegándose al suelo y, en cuanto hubo cesado, sin importarles demasiado el haber sido atacadas, saltaron cada una hacia un lado y luego se impulsaron a por las piernas del aether mientras gruñían ferozmente. Se notaba en este movimiento que estaban acostumbradas a luchar en grupo, pues se complementaban muy bien.
La bestia que había sido tirada al suelo se levanto aturdida y sacudió la cabeza, preparándose de nuevo para atacar.

Inger atacó de nuevo a la bestia tras haber cambiado su posición para seguir oculta y ganar algo de tiempo y ventaja. Dado que el animal corría hacia ella, tuvo poco tiempo para maniobrar y el conjuro, si bien no impactó de lleno, fue suficiente para que se detuviese en seco. Parecía que su presa se había movido.
Gruñendo y con los incisivos visibles, alzó la cabeza e inspiró profundamente varias veces, olisqueando, y produciendo un sonido ronco con cada toma de aire.
Comenzó a avanzar de nuevo, esta vez con más cautela, zigzagueando a la espera de cualquier movimiento.

Silvanus fue salvado de su primer atacante y, aunque otro animal más se unió al asedio tras el cambio de presa del primero, su cambio de humor pareció hacerlo reaccionar.
Invocó dos acuaerum hacia la bestia, que se acercaba con buen paso, y esta logró esquivar el primero, pero el segundo le impactó en el costado, haciéndola trastabillar y sacudir la cabeza, alzando la vista hacia el piscis a tiempo de verlo acercarse peligrosamente armado.
Tomó impulso con las patas traseras e, ignorando el arma del chico, se lanzó hacia él con las fauces abiertas, directamente al vientre.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 10:58 pm

La primera bestia ha caído hacia atrás con el aethes con lo que me siento conforme por el momento, pero ahora las otras dos me atacan a la vez. Sonrío con incomodidad. ¿Pies a mí?

Aleteo un poco para elevarme unos metros y evitar que las bestias me muerdan de lleno. Aprovechando el impulso me alejo de las bestias unos metros hacia atrás para bajar hacia ellas con intención de golpear la nuca de una con mi tonfa derecha.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inger

avatar

Edad : 24
Mensajes : 1308

MensajeTema: Re: Lago   Dom Sep 04, 2011 11:34 pm

La bestia recibió, en cierta medida, el impacto del Âchnam. Evidentemente, ese golpe no hizo que se tambalease ni que dejase de andar. A fin de cuentas, el golpe no le había dado de lleno y mi magia, al menos de día, no era especialmente poderosa. Sin embargo, el golpe que recibió provocó que la bestia se desplazase ahora con más precaución y cautela. Observé cómo inhalaba y olisqueaba el aire. La bestia probablemente se guiaría por el olfato a partir de ahora. La noche había caído y, si mi deducción era cierta, no podía ver. No podía ver al igual que Silvanus y Heylel. Bufé. La noche sólo me favorecía a mí, que era la única que podía ver, por lo que los otros dos más que probablemente tendrían problemas. Si quería ayudarles, tendría que acabar pronto con aquella bestia.

Fruncí el ceño. No tenía intención de matarla. O al menos no de momento. Por tanto, lo mejor que podía hacer para que ni nos matase, ni para que yo la matase, era dejarla inmóvil, inconsciente o algo parecido. Pensé en seguir con una "ofensiva" similar a la que había estado llevando hasta ahora. A fin de cuentas, mis conjuros se potenciaban por la noche, por lo que, tal vez con un poco de suerte, lograse inutilizar alguna de sus patas para que dejase de moverse. Sin embargo, también tenía que tener en cuenta que tenía que terminar rápido con ella. Y atacar sólo a base de Âchnam sería lento; muy lento.

Suspiré y me quedé quieta, esperando a que la bestia se acercase. Si lo hacía (y si no también), le lanzaría un Âchnam a una de sus patas traseras. Y en caso de que se acercase, aprovecharía que era de noche (y que, por lógica, ella no podía verme) para deslizarme para atacar con la espada a la pierna en la que, en el hipotético caso de que mi puntería no me fallase, mi Âchnam habría sacudido (o, en caso que fuese imposible, a su otra pata trasera).

FdR. e__e Bestia copiona de estrategias.
¿Se nota que no tenía nada más pensado xD?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: Lago   Lun Sep 05, 2011 12:04 am

Estaba eufórico, completamente cargado de energía. Me sentía invencible, puesto que sabia que entre los matorrales, estaba Aren, que me evitaria todo mal posible.
La bestia se acercaba corriendo hacia mi y yo hacia ella.

Cuando nuestros cuerpos se encontraron, mi mano armada buscó su abdomen. Sabía que nada podría pasarme.

Tristán bufó en la bolsa al sentir el griterío de fuera, por lo que sacó la cabeza un instante para, simplemente volar lejos de allí.

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Lago   Lun Sep 05, 2011 12:39 am



La estrategia de esquiva de Heylel dio resultado. Logró alejarse lo suficiente para evitar los mordiscos de ambos animales y, tras ponerse a salvo, optó por un ataque directo a la que estaba más adelantada. El animal se retorció y recibió el golpe en un lateral de la cabeza, lo que le hizo dar un brusco movimiento con el cuello que la dejó desorientada, aunque pronto clavó sus blancos ojos en el aether, cuya visibilidad se había visto reducida.
Aún así pudo apreciar una sombra a su derecha.
El animal al que acababa de golpear, recobrado del impacto, se lanzó a morder su muslo. Los otros dos habían desaparecido de su campo visual.

Inger se quedó quieta, oculta, esperando un nuevo ataque. La bestia se quedó unos segundos más olfateando intensamente, pero finalmente adoptó de pronto una actitud agresiva. Parecía haber encontrado el origen del olor.
Rápidamente, impulsándose con las patas traseras, corrió hacia el lugar en el que se hallaba la caeruleus, todavía a varios metros. El âchnam no logró golpearla en la pata trasera, pues ahora estaba de frente, pero sí que acertó en la delantera izquierda. Tras recibir este golpe el animal saltó hacia la derecha y, encarándose con el lugar del que había notado venir el olor, comenzó a gruñir amenazadoramente.
Por suerte para Inger, la juventud de ese ejemplar lo hacía tan impulsivo que sus ataques le acertaban prácticamente en todas las ocasiones. Sin embargo, parecía que la bestia aprendía poco a poco, y era, tal vez, la más energética, fuerte y ágil del grupo.

Silvanus, ignorando la ofensiva de su adversario, atacó a la bestia en pleno salto con su arma. El animal no pudo esquivar el ataque por encontrarse sin punto de apoyo, pero el piscis no tuvo mejor suerte. Ambos cuerpos se encontraron.
Las fauces de la bestia se cerraron en la cintura del chico, bajo las costillas, y él enseguida notó cómo la sangre comenzaba a manar y llegaba el dolor. Sin embargo, su ataque fue eficaz y Altheda penetró en la carne de la bestia que, tras convulsionarse varias veces, soltó la carne del piscis para proferir una especie de aullido de dolor y, tras tambalearse, se dejó caer en el suelo, sangrante, quedando sus ojos entrecerrados.
El muchacho, sintiendo aún el dolor en su cintura, pudo comprobar que por suerte la herida no era muy profunda y no alcanzaba músculos ni órganos.

El resto de las bestias, por un instante, pareció distraerse con el chillido agonizante de su compañera, dando, quizás, una oportunidad de ataque.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Lago   Lun Sep 05, 2011 12:48 am

Tras golpear a la bestia con la tonfa me alejo más de lo previsto del grupito de enemigos, sin embargo, parece que la criatura no se ha tomado bien mi ofensiva y vuelve para atacarme.

Rápidamente, ya con los pies en el suelo debido al fin de mi planeo, bajo la tonfa izquierda y la coloco en psición defensiva para encajarla en la boca del gigantesco roedor que viene a morder mi muslo y preparo la derecha para asestar un topetazo directo a su cráneo, un poco más arriba de su hocico.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inger

avatar

Edad : 24
Mensajes : 1308

MensajeTema: Re: Lago   Lun Sep 05, 2011 1:07 am

El âchnam no alcanzó ninguna de las patas traseras de la bestia, sino que golpeó una de sus patas delanteras. La bestia, nada más recibir el golpe, se desplazó hacia la derecha, por lo que no pude golpearle con la espada.

Fruncí el ceño, y aferré con fuerza el mango de la espada. Ahora mismo la bestia estaba a escasos metros de dónde yo me encontraba. Teniendo en cuenta la velocidad y agilidad que parecía tener, tenía que atacar yo antes sino quería recibir una buena ofensiva de su parte. Me preparé para conjurar un âchnam. Lo que intentaría hacer seguro que era una estupidez enorme, pero, ahora que estábamos frente a frente y que no podía seguir jugando al escondite, no se me ocurría nada mejor. Mi "genial idea" consistía en conjurar un âchnam, el cual lanzaría a la cara de la bestia. Aprovechando el probable retroceso que la bestia realizaría, me lanzaría, como una temeraria o algo peor, contra la bestia, e intentaría que el filo de mi espada atravesase parte de su carne (preferiblemente una pierna).

Tras dejar escapar un débil suspiro, me dispuse a llevar a cabo el "genial plan" cuando, de pronto, la bestia pareció distraerse. Pensé que esa pequeña distracción no duraría más que unos segundos, por lo que, con rapidez, me dispuse a llevar a cabo lo que había pensado. Conjuré el âchnam, que dirigí hacia su cara, y, antes de comprobar si había acertado o no, me lancé contra la bestia. Evidentemente, si intentaba atacarme, yo me defendería, pero mi "objetivo" era poder atacarle, no defenderme. Con mucha, mucha, mucha, mucha suerte, a lo mejor no me pasaba nada. Si no... si no ya me arrepentiría después.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: Lago   Lun Sep 05, 2011 1:41 am

Sentí el frío en mi vientre... me lo agarré con fuerza y me caí de rodillas al suelo: dolía.
Me acerqué al moribundo animal y, recomponiéndome (pues Aren estaba viendo y no podía dar una imagen de flojucho) le propiné una tremabunda, supina y soberana patada a la bestia, mandándola al lago de golpe.
-Lo ha visto, señor? Lo ha visto?!! dije cogiendo a Altheda del suelo.
-Bien- dije poniendome a Altheda en la boca, manchándomela de sangre de ese ser...- terminemos lo que empezamos
-Acuaerum!
dije apuntando contra los que acosaban a Heylel.

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narrador

avatar

Mensajes : 1332

MensajeTema: Re: Lago   Lun Sep 05, 2011 2:14 am



Ante la defensa de Heylel, el animal no dudó en cerrar las fauces en torno a la tonfa que el chico le ponía tan a mano, rasgando parte de su brazo con sus enormes fauces. Gracias a esto, la bestia recibió el golpe de derechas que el aether dirigió a su cabeza haciéndolo aflojar su mandíbula y saltar hacia atrás mientras trataba de superar el aturdimient del golpe moviendo la cabeza.

En cuanto la criatura que vigilaba los movimientos de Inger quiso darse cuenta, un âchnam dio de lleno en su cabeza haciéndola retroceder un par de pasos. Acto seguido, la caeruleus enarboló su arma y la dirigió hacia el animal en un corte vertical. Ante tal desconcierto, el animal no hizo más que saltar y morder lo primero que tuvo a mano: la muñeca izquierda de la chica. Inger consiguió cortar el muslo derecho de la bestia al mismo tiempo que recibía un duro mordisco por parte de su adversario que, ante el dolor del corte recibido, tuvo que retraer su pata trasera al tiempo que soltaba a la chica.

Los dos animales que habían permanecido a la retaguardia del aether se disponían a saltar en un nuevo ataque cntra este pero, en ese momento, un pletórico Silvanus envió un aquaerum contra la criatura de la izquierda, haciendo que ambas volviesen su atención hacia él.

Las cuatro bestias no tardarían en dar lugar a nuevos y rabiosos ataques hacias sus adversarios, sin embargo, un largo y agudo alarido cortó el silencio de la noche haciendo que todas las bestias dirigiesen su vista al norte. Los cuatro animales parecieron frenar e seco y olvidarse de sus adversarios para comenzar a rugir en respuesta a la misteriosa llamada.

Con una última mirada a sus adversarios, heridos y aun hambrientos, los animales se retiraron con rápidos movimientos y escaparon entre las sombras.

*Las bestias han escapado*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Lago   Lun Sep 05, 2011 2:28 am

La verdad es que fue un gusto poder atizarle a aquel bicho, sobre todo después de haberme hecho sangre en el brazo. Pero en ese momento todos los animalitos empezaron a largarse una vez un ¿auyido? retumba por el palacio. La verdad es que es algo escalofriante.

Después de que los animalejos se pierdan entre las smbras parece que al fin se ha acabado la pelea. Al menos de momento. Ahora sabems que la bestia era un cúmulo de bestias... Jope.

Me di la vuelta, guardé las tonfas, me sacudí los pantalones y busqué a Silvanus.

-¿Todo entero? ... Bueno, sin contar la oreja, ya sabes -. Me permito bromear después de la tensión de la batalla.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silvio
Moderador
avatar

Edad : 24
Mensajes : 1991

MensajeTema: Re: Lago   Lun Sep 05, 2011 2:37 am

Escuché de repente un profundo aullido que me heló el alma. De repente todas las bichas esas se escaparon.
-Mierda... ahora que empezaba lo bueno...- digo quitándome a Altheda de la boca.
Ante el comentario de la gallina esa, arqueo las cajas y levanto el labio, y sin mediar palabra me zambullo en el lago para sacar el cadaver del bicho y echárselo en las narices.

Lo saco y se lo hecho a los pies:
-Y bien, Pollo? digo con aires de superioridad- ahora lo cargas hasta el castillo por bocas.
-Yo voy a buscar a Aren, que está aí detras, ¿vale? Llevatelo al palacio, quiero saber como se llaman...

Me pongo a buscar a Aren entre los matorrales, pero allí slo esta la inepta de Inger...
-Hola... dame mi collar... y vete.

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inger

avatar

Edad : 24
Mensajes : 1308

MensajeTema: Re: Lago   Lun Sep 05, 2011 2:53 am

Dejé escapar un quejido al notar los dientes de la bestia en mi mano izquierda. Antes de que yo pudiese retroceder, la bestia se alejó de mí. Al menos, a cambio del dolor en la muñeca, había logrado cortarle el muslo derecho. Tratando de olvidarme del dolor de mi muñeca, miré a la bestia, desafiante, y me preparé para volver a atacar cuando, de pronto, un extraño ruido resonó en el bosque. Fruncí el ceño, confusa, y, sin apartar la mirada de la bestia, me pregunté de dónde vendría ese ruido. La bestia, por su parte, pareció reconocer algo en ese sonido que yo, evidentemente, no pude reconocer y, antes de que pudiese hacer algo para impedirlo, huyó.

Escruté el camino que seguía durante unos segundos, aún agarrando la espada y apretando la mandíbula, hasta que escuché una voz detrás mía. El piscis. Silvanus Kettleburn. El piscis que había salvado y que demostraba cómo agradecía esos actos. Con lentitud, me giré, con el ceño fruncido y con una irónica sonrisa dibujada en la cara.

Le había salvado porque era un completo inútil. Le había escuchado el otro día en el río donde, el muy hipocrita, había jurado que había cambiado. Ja. Ni él se lo pudo haber creído durante más de dos segundos. Y si se lo había creído durante más tiempo, tal vez ahora esa ilusión se estuviese rompiendo. Porque estaba claro que era un inútil desconsiderado, que no sólo no agradecía que le hubiese salvado, sino que me echaba. A mí. A la persona que la había salvado de las garras de la bestia porque él había sido incapaz de hacer algo más aparte de tiritar del miedo.

— Gilipollas...

Dejé escapar una leve risa irónica y solté la espada. Con mi mano derecha, que no había sido dañada, rebusqué en uno de mis bolsillos y saqué el dichoso collar que me había dado y que, evidentemente, no había aceptado. Aquel día en el río había pensado que sería una pena romperlo. En el lago, con la muñeca herida por haberle echado una mano, pensé que, tal vez, la perdida no hubiese sido demasiado grande. Con fuerza, arrojé el collar a la cara del piscis, esperando darle, claro.

Luego le miré con asco. Mucho, mucho asco.

— Toma tu collar, inútil. Y no te preocupes, no tengo pensado quedarme mucho más tiempo aquí. Sólo quiero ver cómo está Heylel. Tal vez él pueda agradecerme que te haya salvado, porque está claro que tú no puedes, ¿no? — Recogí mi espada del suelo, y le miré de reojo —. Un consejo antes de mandarte a la mierda de forma definitiva: si ves que una bestia te va a matar, no esperes a que alguien aparezca para salvarte. Tuviste suerte de que mi âchnam alcanzase a la bestia a tiempo. De haber sido por ti, ahora mismo seguro que no te quedaban ni los dedos de los pies.

Y dicho eso, comencé a caminar en busca de Heylel.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Lago   Lun Sep 05, 2011 3:09 am

En cuanto Silvanus saca al bichejo del lago y se jacta, yo abro los brazos y las alas. Las bestias solo me habían hecho unos cortes poco apreciables en el brazo izquierdo.

- Cuando vuelvas a meterte dentro las tripas, háblame -. Le comento, jactancioso.

entonces suena con tono más borde y, quizá debido al fervor de la batalla, no estoy de humor para algo así. Recjo las alas y cruzo los brazos.

- Llévatelo tú si te da la gana. Yo no voy a cargar con esa inutilidad de carne. Si quieres saber su nombre, lo preguntas -. Le digo con el ceño fruncido. Ha dicho que Aren está entre los matorrales. ¿Cómo? si aquello era cierto prefería largarme antes de que saliese... Aunque dudaba que el líder de Caligo estuviese tant tiempo agazapado entre hierbajos con su personalidad.

Me puse a caminar en dirección contraria a donde silvanus buscaba. si era cierto lo de Aren, yo me largaba. Pero al poco tiempo escuché la voz crispada de Inger y me di la vuelta.

Ninguno parecía con ganas de tonterías después de aquella pelea.

- Todo bien, Inger. ¿Tú qué tal? - Le pregunto con seriedad a la caeruleus.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Lago   

Volver arriba Ir abajo
 
Lago
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 6 de 40.Ir a la página : Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 23 ... 40  Siguiente
 Temas similares
-
» caligula y las naves del lago nemi.
» Pez mecánico del lago Évreux
» LA NINFA DEL LAGO
» Lago Nahuel Huapi - Bariloche - Arg.
» Lago Posadas. Poema

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Palacio de Brontë :: Exteriores del Palacio-
Cambiar a: