ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Mazmorras

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 17 ... 29  Siguiente
AutorMensaje
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Mazmorras   Sáb Jul 28, 2012 3:20 am

La mujer no pareció satisfecha con la reacción del líder y, a sus quejas, este no hizo más que mirarla con serenidad.

Tú has comenzado el duelo y, como bien te he dicho, no has conseguido nada —Indicó manteniendo su posición. En cuanto la mujer se levantó, el líder se recolocó en sus ropas y aseguró su pantalón para dar por zanjado el encuentro. —De todos modos, no tengo tiempo para jugar contigo ahora —Indicó, apartando a la mujer con la mano sobre su hombro para abrirse paso por las oscuras mazmorras.

La muchacha siguió hablando, rabiosa y enfurecida, pero el líder mantuvo su serenidad y seriedad.

No tengo nada que demostraste. Ya te has inclinado, en cuanto aprendas a callar podrás acabar con tu castigo —Y desapareció entre las sombras empleando, concierta desgana, el conjuro que lo alejaba de las molestias más inmediatas. Nuevamente su cabeza le había jugado una mala pasada haciendo que dejase los juegos a un lado para centrarse en lo importante. Debía poner sus escritos en orden definitivamente pues la próxima reunión que se llevase a cabo, sería la definitiva en Brontë.

*Desaparece*

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cassandra

avatar

Edad : 29
Mensajes : 320

MensajeTema: Re: Mazmorras   Sáb Jul 28, 2012 3:30 am

Todo aquello hizo que la Capitana se frustrase, se enfadase y comenzase a destrozar todo a patadas, dandn golpes por doquier y maldiciendo a toda la casta de los Oscuros.
Sacó a Korvas, que el pobre, sufrió su ira, ya que fue golpeado contra el duro metal y la inerte madera con el fin de desahogar su desesperación. Estaba segura que camelar al líder para deshacerse de su marca sería lo correcto, pero al final, se dio por vencida y con ganas de cometer un asesinato, abandonó las mazmorras, no sin antes vestirse la blusa y ajustarse el sombrero hasta las orejas, hundido con fuerza en el cráneo y con una cara que espantaría a la mismísima muerte.

Ahora se iria a dormir para olvidarse del mundo, pobre del que se encontrase con ella próximamente.

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerald

avatar

Edad : 28
Mensajes : 1317

MensajeTema: Re: Mazmorras   Dom Abr 28, 2013 6:34 pm

Tras haber estado estos días visitando algunas partes del palacio descubro que no está mal para dar un paseo largo, a fin de cuentas. El terreno a su alrededor lo salva, ya que está alejado de cualquier lugar y no tiene problemas de tierras. Algo bueno tenía que tener ser un palacio perdido en medio de la nada.

Todavía no he conocido a nadie, simplemente me limito a moverme por el palacio evitando a la gente para no perder el tiempo en saludos mientras no tengo bien estudiado el terreno. Bueno, sinceramente, lo único que pasa es que de momento no me apetece soportar a nadie mientras investigo Brontë.

Bajando unas curiosas escaleras oscuras que, si no me he fijado mal, se repiten en diferentes puntos concretos y discretos de distintas partes del palacio, llego a un lugar maravilloso: las mazmorras. En cuanto pongo un pie en la piedra desgastada de ese amplio y frío sótano y observo las celdas y los grilletes se me ilumina la cara con una media sonrisa. Sin duda, este siempre es mi lugar favorito. Me dedico a pasear entre las celdas, fijándome en lo que hay en su interior, comprobando si todas están abiertas o cerradas, e incluso caminando entre las más próximas con los brazos abiertos para ir tocando los barrotes verticales. Veo un rata dentro de una de ellas -ya tardaban en aparecer- y me agarro a las rejas para observarla ahí dentro.

Las ratas no se ofenden en las mazmorras, ¿eh? —Bromeo hablándole a la alimaña sin esperar siquiera que me haga caso. Suelto una risilla y me alejo de la celda para continuar mi oscuro paseo. De momento la leve luz que entra por las escasos huecos -que no ventanas- al exterior es suficientemente acogedor.

*Pasea*

Fue un tranquilo y divertido paseo por las mazmorras, pero hasta lo más divertido llega a aburrir en tan pleno silencio. Después de una larga caminata salgo por otras de las escaleras que conducen a los pisos superiores.

*Se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jun

avatar

Edad : 19
Mensajes : 1350

MensajeTema: Re: Mazmorras   Jue Mayo 23, 2013 10:58 pm

Sin saber bien cómo he llegado a un sitio terrorífico: las mazmorras.
Aburrido entre las paredes de este lugar y sin tener a nadie para entretenerme, al fin y al cabo ellos son guerreros y molestarlos es mala idea, me dediqué a explorar algunas estancias poco interesantes y, al ver unas escaleras que bajaban, llegué aquí. No sé cómo hago para no hacer más que meterme en sitios oscuros...
Las celdas de puertas chirriantes y barrotes oxidados, las piedras húmedas y frías, el olor a cerrado... Todo me recuerda a una historia de fantasmas. ¿Cuántos guerreros habrán pasado aquí sus miserias? Aunque parece que no se hayan usado en mucho tiempo...

Miro a mi alrededor. Todo sería mucho mejor si supiera salir de aquí, pero en algún momento entre girar a la derecha, ¿o era a la izquierda...?, perdí el norte, como se suele decir. Aunque lo que realmente perdí es la salida.
Intentaré encontrarla de algún modo. No parece que la gente venga por aquí a menudo, así que más me vale aplicarme. Además... No puedo gritar pidiendo ayuda.

*se queda vagando perdidito*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fier

avatar

Edad : 26
Mensajes : 453

MensajeTema: Re: Mazmorras   Jue Mayo 23, 2013 11:53 pm

No he estado especialmente activa hoy. De hecho, creo que desde que vine a palacio, ha sido de los días más basura que he tenido. No he podido concentrarme estudiando, y no tenía especial gana de ver a nadie. He hecho en el dormitorio un poco de papiroflexia, he comido, he existido. Nada más. Inspiro hondo el olor de los pasillos más hondos del castillo. La verdad es que he salido por salir, ya no suelo albergar esperanzas de encontrarme con nadie, y menos por esta zona. No he estado nunca, pero se parece al camino que hay que seguir para ir al sótano.

Mirando a mi alrededor, está claro que esta es la parte del castillo menos... Agradable. Supongo. Sobre todo si estás al otro lado de las rejas, y no por la zona de paso, como es mi caso. Una figura hace que contenga el aliento, nada más verla de lejos. No me detengo en mi paso, pero sí que me ralentizo. Es bajita, menudita, y lo extraño es que el pelo es blanco y viste ropas que se confunden en la penumbra de las mazmorras.

- Buenas noches-. Saludo suavemente, una vez estoy más o menos a su altura. Con una cortés mirada que muestra el interés justo, descubro que no es una ella, es un él, y por lo que parece aún es niño. Me detengo pues, a unos dos pasos de distancia. La curiosidad me llama a saber qué hace por aquí, pero la cortesía me hace callar, y me limito a mirarle interesada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jun

avatar

Edad : 19
Mensajes : 1350

MensajeTema: Re: Mazmorras   Vie Mayo 24, 2013 12:52 am

Una voz suena a mi espalda y me sobresalto. No parece una voz mala, pero algo que se encuentre a estas horas en este lugar tan tenebroso por fuerza tiene que ser peligroso. unque, bien pensado, si se pensase lo mismo de mí...
Me vuelvo con expresión insegura y me encuentro con una aether muy bonita. Me ruborizo ligeramente, tanto por bonita como porque ya van dos veces que quedo en evidencia ante una mujer en medio de un sitio oscuro.

Hago un gesto con la cabeza a modo de saludo. Seguro que es una guerrera, como Massen Dew. Me apresuro, nervioso, a señalar mi garganta y negar varias veces. Luego hurgo en un bolsillo y saco mi pizarra y una tiza blanca.
No es muy grande, no caben muchas palabras, pero es práctica.

"Me he perdido", escribo. Se lo muestro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fier

avatar

Edad : 26
Mensajes : 453

MensajeTema: Re: Mazmorras   Vie Mayo 24, 2013 1:11 am

Una vez se gira y me mira, se ruboriza y parece ponerse nervioso, lo que me deja un poco perpleja. Será la juventud que corre rauda por sus venas. Saluda, e inmediatamente se señala la garganta y niega con la cabeza. No puede hablar, por su claro lenguaje corporal, y eso me deja un poco chocada. ¿Un chiquillo mudo, que no parece muy capaz al menos físicamente de ser un guerrero, en las mazmorras? ¿Qué ha pasado? ¿Por qué está aquí? ¿Tengo que preocuparme por algo?

Sin embargo, mantengo la calma y tranquilidad al verle sacar una tablita y tiza. Es obvio que procede a escribir, así que espero a que me muestre lo que garabatea. Cuando la gira para que lea yo, no puedo evitar dejar escapar una pequeña, pequeña carcajada de alivio.


- Oh, ya veo-. Murmuro, más suave que antes. Con una pequeña reverencia de cabeza, procedo a presentarme.- Mi nombre es Fier Galatea, encantada, y si quieres, puedo ser quien te saque de aquí.

Me gustaría añadir algo más, pero por pura precaución, no lo hago. Además, tampoco sé si el muchacho está interesado en saber o no que creo que estamos muy, muy debajo de la sala común.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jun

avatar

Edad : 19
Mensajes : 1350

MensajeTema: Re: Mazmorras   Vie Mayo 24, 2013 1:17 am

Se presenta como Fier Galatea y mi salvadora. Sonrío. ¿Cómo no hacerlo? Los guerreros de aquí seguramente serán fieros, pero por ahora, por lo que llevo visto, también son unas personas muy amables. No concuerda mucho con la imagen que tenía de un guerrero, pero me agrada. Más difícil sería tratar con personas rudas y agresivas, o tan formales que se limitasen a ayudarme sin darme siguiera su nombre.
Asiento, agradecido, a su propuesta de sacarme de las mazmorras. No me parece que esté eligiendo los mejores sitios ni las mejores horas para pasear.

Luego borro lo escrito con el puño y escribo de nuevo, velozmente. Vuelvo la pequeña pizarra para mostrársela.

"Soy Jun. Encantado."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fier

avatar

Edad : 26
Mensajes : 453

MensajeTema: Re: Mazmorras   Vie Mayo 24, 2013 1:44 am

Sonríe, y ese gesto ya me vale lo suficiente como para saber que he sido aceptada, o al menos mi ayuda lo ha sido. Sonrío suavemente para él, mientras asiente, y luego le contemplo escribir. Me fijo en que realmente escribe rápido, así que al menos es letrado y leído como persona. Y que se valga de esa habilidad es a la vez bueno y malo. Supongo que no debería hacerlo, puesto que yo no soy persona alguna capacitada lo suficiente como para pronunciar palabra sobre otras personas, pero... Creo que es mejor ahorrarle malentendidos o problemas al chico. Que creo que es nuevo.

- Bien, Jun. Bienvenido, porque si mal no deduzco, acabas de llegar. Vayámonos, hay sitios más bonitos que ver del castillo.- Bien, vale, eso es un buen comienzo. Le tiendo la mano, señalando con el brazo contrario el camino que me ha llevado hasta él. No me importa interrumpir la exploración de los bajos fondos de palacio para "rescatarlo", en absoluto. La acepta, tímidamente, y me recuerdo a mí misma que debo ser gentil. Con suavidad, cierro la mía y comienzo el camino de vuelta-. Si me permites la indiscreción, es muy hábil por tu parte comunicarte con la pizarra, pero... A veces, no siempre, ocurre que algún que otro guerrero no sabe leer. La verdad, no he conocido muchos casos, pero quería avisarte de que te podrías encontrar a alguien que no te comprendiese, nada más. Supongo que estarás acostumbrado y que mi advertencia ha sido un poco obvia... Pero bueno. Mejor prevenir que curar.

Al final me he embrollado un poco, pero se lo he dicho todo con relativa naturalidad. Me siento un poco satisfecha de mí misma, y por tanto, un poco más cálida que antes, cuando vagaba pensando en mi "mal" día. No trato de llenar el silencio a continuación, puesto que imagino que él ya ha tenido suficientes de ese tipo de conversaciones.

*Marchan juntitos de la mano*

FdR: Que conste que acabáis de presenciar el rescate de Jun más rápido, eficaz y eficiente de la historia u^u tanto, que no les ha dado tiempo a los monstruos a salir de detrás de bambalinas (?) XDDDDDDDDDDDDD

FdR2: Yo creo que estos dos van a ser MAIPS, porque Fier adora el silencio, escribir, y el color blanco u.u
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Mazmorras   Lun Jun 10, 2013 12:57 am

Zacharyas se encontraba en las mazmorras. Le gustaba aquel lugar, oscuro, húmedo y, para muchos, incómodo. Sin embargo, aquella noche no sabía si estaba allí por placer o para ocultarse. Tras los acontecimientos recientes sucedidos con Stalon, Zacharyas no estaba seguro de querer encontrarse con ella. No pronto, al menos.

Paseaba entre las celdas, observando cada una de ellas con sumo interés, apreciando sus diferencias con respecto al resto, imaginando la historia individual de cada una. Al menos una de ellas, porque al caeruleus le gustaba pensar que cada una de aquellas pequeñas estancias tenía cientos de historias distintas.

Al llegar a una de ellas, una más oscura, se sentó en un rincón. Allí nadie lo hallaría, sin duda.
Las paredes parecían tener arañazos. Quizás alguien allí hubiese tenido tantas ganas de huir que no le hubiese importado dejarse las uñas y los dedos sangrantes en aquellas rocas.

Se ruborizó. Negó varias veces, para sí. Se concentró en pensar en aquel hombre desdichado, encerrado entre paredes. Seguramente el miedo había terminado por hacer de él un hombre mucho más triste.

Nadie le había hecho sentir nunca tanto placer físico.

Aquel hombre... ¿Habría muerto allí?

Zacharyas nunca hubiese imaginado que a su cuerpo pudiesen gustarle ese tipo de cosas.

Tal vez había muerto torturado. Quizás era un espía y le fueron cortando los dedos, haciéndolo gritar de dolor, hasta que cantó.

Se levantó y dio un par de pasos. No era capaz de concentrarse. Ni siquiera allí, bajo tierra.

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Mazmorras   Vie Jun 14, 2013 10:52 am

Zacharyas descendió a las mazmorras, aún cargando con la joven a la espalda. Una vez allí, buscó un rincón atractivo en el que encajarse y sentó su largo cuerpo en él. Con cuidado, colocó a la parvus sobre sí, de forma que su cuerpo le sirviese de colchón, amoldándose como pudo, y sus capas de improvisada capa, dando algo más de mullidez a su huesuda figura.

La lenta respiración del caeruleus trató de fundirse con la de la dormida, y con el silencio, tratanto de perturbar lo menos que pudiera su sueño. Paciente, alzó el rostro, observando las humedades del techo, las formas de las rocas, sus colores, como estudiándolos. Tenía la sensación de que algo había pasado, ya fuese más o menos grave, por el aspecto de la chica al haberla encontrado. Y a Zacharyas no le importaba esperar a que se despertase con calma, paciente, simplemente pensando.

*se queda*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Mazmorras   Vie Jun 14, 2013 2:06 pm

Apreté una mano en forma de puño y la relajé de nuevo. Me revolví y me di la vuelta. Había rocas. Había muchas rocas por todas partes y el suelo empezaba a moverse. comencé a temblar. Las montañas se rompían y se deshacían en trocitos, amenazando con caer sobre nosotros. Mi respiración se volvió más superficial. Una enorme roca cayó sin remedio. Lo miré antes de que quedara sepultado, y su cara era una mezcla de muchas caras. Caras que no debían quedar sepultadas bajo las rocas.

Tensé mucho el cuerpo y abrí los ojos al máximo de golpe.

-¡NO!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Mazmorras   Vie Jun 14, 2013 2:48 pm

El reposo de Zacharyas, inmóvil hasta ese momento, se vio perturbado por el repentino movimiento de Stalon, que comenzó a revolverse entre sus ropas. El caeruleus la observó. ¿Sería una pesadilla? Si era así, le gustaría verla... Hurgar en los miedos de las demás personas que se activaban mientras dormían... Era algo inusual para él, pues las pesadillas pocas veces acudían a él, siendo muchas veces sueños los que para otros eran sombras.

Con un grito, la parvus despertó de aquel mal sueño. El caeruleus, preocupado, la observó en aquella oscuridad, tratando de calmarla.

-Solo ha sido un sueño -dijo con su voz seca, rasposa, poniendo una de sus largas y pálidas manos sobre el hombro de ella, tratando de calmarla-. Tranquila.



Aunque su voz, como casi siempre, era áspera, su tono se esforzaba por parecer preocupado, casi dulce, a su manera.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Mazmorras   Vie Jun 14, 2013 3:10 pm

Solté un suave gemido y me llevé las manos a la cabeza, como si me pesara mucho de golpe. Jadeando y sudorosa, me apoyé en la pared.

Una pared blandita, caliente y que hablaba.

-El chiquillo -murmuré, como queriendo explicarme a mí misma la situación.

Quise levantarme, correr, saltar, como siempre, pero no lo hice. Con aire enfermizo y cierta debilidad, me quedé allí quieta, temblando.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Mazmorras   Vie Jun 14, 2013 3:39 pm

La parvus pareció despejarse un poco al fin, descubriendo que se encontraba sobre Zacharyas, y no en el lugar que pudiese haber creído estar hacía unos instantes. El caeruleus, al verla temblar de aquel modo, no pudo más que sentirse culpable. Con toda la dulzura que su torpe cuerpo podía tener, la atrajo hacia sí, acariciando su pelo con sus largos dedos de hueso.

-¿Estás bien? -preguntó con preocupación. Carraspeó. Otra pregunta tenía en mente que no tardó en surgir, morbosa y macabra-. ¿Qué soñaste?


Los ojos del caeruleus la examinaron curiosos y expectantes, pero al mismo tiempo mantenían aquella preocupación que se ocupaba de que todo estuviese bien.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Mazmorras   Vie Jun 14, 2013 3:45 pm

Enterré el rostro en sus ropas, cubriéndome la cabeza con ambas manos, hecha un ovillo. Negué con fuertes movimientos de cabeza a su primera pregunta, cerrando los ojos con fuerza. A la segunda, me encogí aún más y solté un quejido desesperado.

Quería irme muy lejos, pero no podía. Tragué saliva. No podía llorar porque había dicho que no. Me agarré el pelo, tirando con fuerza, y me mordí el labio. Noté reabrirse la herida ya casi curada con un dolor agudo, pero no le di importancia.

-No hablo más -declaré, con voz ronca y extraña en una especie de gruñido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Mazmorras   Vie Jun 14, 2013 4:09 pm

Zacharyas comenzaba a estar realmente extrañado. Si bien era cierto que muchas veces no entendía a la parvus, nunca la había visto como en aquel momento, pero hacer más preguntas, pensaba, solo la molestaría. Buscó mentalmente alguna alternativa a aquello, abrazándola torpemente mientras, tratando de darle ánimos.

Al notar cómo se tiraba del pelo, Zacharuas tomó su mano con delicadeza, envolviéndola con la propia, más del doble de la de Stalon. La apretó con cuidado, en forma de gesto cariñoso, y esbozó una triste sonrisa. Si la forzase a soltar su cabello, seguramente solo conseguiría lo contrario. Con la otra mano la atrajo más hacia sí, envolviendo un poco más su cuerpo.

Abrazándola de aquel modo, el caeruleus se sentía como una armadura que protegía a Stalon del exterior. De su cabeza, fuera lo que fuera que tuviese allí dentro, sin embargo... no sabía cómo protegerla.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Mazmorras   Vie Jun 14, 2013 4:14 pm

Noté una mano sobre la mía y, con un suspiro de impaciencia, solté el pelo, tanto con esa como con la otra, y escondí las manos con cierto aire impertinente. Me sentí mover cuando el chiquillo se revolvió, tapándome.

Tras un momento de vacilación, saqué de nuevo las manos y tomé una de sus capas, envolviéndome con ella por completo, de la cabeza a los pies. Ni siquiera dejé un huequito para respirar. No me apetecía nada respirar. Tomé una gran bocanada de aire y cerré la boca, taponando también las vías nasales.

FdR.: Pues ahora me enfado y no respiro

FdR.2: Roleo pausado
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Mazmorras   Dom Jun 16, 2013 12:54 am

Zacharyas se alegró de lograr que la parvus dejase de tirarse del pelo. Al fin y al cabo, aunque le agradaba la idea de ver el cuero cabelludo sangrante tras arrancarse todos los folículos, no quería que ella se hiciese daño. Quizás, pensó, haría aquello a alguno de los enemigos de Brönte al que pudiese torturar por el motivo que fuese. Estaba seguro de que lo disfrutaría.

Ella se arrebujó entre las ropas del caeruleus, entre las diversas capas que tenía, y escuchó cómo tomaba aire, como si fuese a sumergirse bajo el agua. No pudo sino esbozar una ancha y macabra sonrisa.

-A ver quién aguanta más -murmuró con voz ronca, tomando aire también.

Aquello no era necesariamente justo, pensó Zacharyas. De todos modos, tapó su nariz con un dedo y contuvo el aire dentro, utilizando el otro brazo para mantener el cuerpo de la chica pegado al suyo, tratando de aportarle algo de seguridad, esperando que todo aquello sirviese de algo.

Pasaron algún tiempo en silencio tras acabar aquella especie de juego. Ella no parecía muy animada y él no se sentía con capacidad para lograr que lo estuviese, por lo que reinó principalmente fue el silencio. Silencio que, en algún momento, finalizó cuando ambos acordaron, sin palabras, dejar aquel lugar.

*se van*


Última edición por Zacharyas el Mar Jul 09, 2013 2:47 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerald

avatar

Edad : 28
Mensajes : 1317

MensajeTema: Re: Mazmorras   Sáb Jun 29, 2013 7:00 pm

Entrenar al aire libre a estas horas es hoy de locos y hacerlo en la sala de entrenamiento genera un agobio muy poco productivo. Por eso un lugar fresco y amplio como son las mazmorras me proporciona un buen lugar donde pasar gran parte del día entrenando.

No me apetece demasiado hacer ejercicio propiamente físico ya que sudo por cada uno de los poros de mi cuerpo. Aun así, sin la camisa y con el pelo bien empapado y peinado hacia atrás me tomo un tiempo para hacer abdominales y flexiones. Las partes de mi cuerpo en contacto con la fría piedra parecen gritarme "¡Gracias, querido y amado Gerald, nuestro amo!" con lo que repetir los ejercicios de mantenimiento no se vuelve un trabajo tan tedioso. Arriba, abajo, flexionando el tronco, relajándolo, haciendo fuerza con los brazos para apartarme del suelo, acercarme y olfatear la humedad...

Tras el tiempo que me tomo para no dejar que mis músculos se atrofien sin ejercicio, decido coger ya mi arma.
Desenvaino como me viene en gana -como siempre- y hago un par de gestos con la katana antes de hacer nada serio. La agarro con la mano izquierda, en lo más bajo de su empuñadura, y roto la mano hacia la izquierda al tiempo que muevo mi brazo arriba y abajo, haciendo que los giros y los movimientos ascendentes y descendentes coincidan y sean armónicos para sortear las partes de mi cuerpo que puedan quedar cerca del filo pero manteniendo un movimiento fluido y continuado. Es algo que me gusta hacer porque es un juego de críos y muy útil para alardear con las señoritas.
Cambio a mi mano derecha continuando los movimientos con esta hasta que, llegado un momento, utilizo ambas manos para mover la espada de forma diferente, haciendo que su filo genere una especie de hélice en remolino. Sinceramente, este movimiento no sirve para demasiado en batalla contra un enemigo frontal, pero impresiona y está muy bien para aflojar y entrenar el movimiento de muñecas. Si de algo puedo jactarme es de mi soltura con muñecas y dedos.

Giro sobre mí mismo, manteniendo el movimiento del arma, pero moviendo ahora mis brazos a izquierda y derecha de mi cuerpo, para que mi arma rote conmigo. La paso de mi frente a mi espalda y vuelvo a traerla hacia el frente. Muevo los pies con soltura sin perder la concentración en mis manos. Esto me ayuda a moverme fluidamente y sin pensar durante el combate. No puedo evitar sonreír cuando hago este tipo de ejercicios porque son muy entretenidos y parezco un malabarista ambulante.
Doy por finalizado mi baile particular cuando agarro la empuñadura de nuevo con la derecha secamente. Entonces todo mi cuerpo parece relajarse y muevo la mano que empuña la espalda como si fuese un arco de violonchelo, de forma que mi cuerpo sea el propio instrumento, para luego imitar que envaino en el lado izquierdo de mi cuerpo. Podría dedicarme a la danza artística con esto.

Ahora que ya me he divertido un poco debería ponerme un poco serio. Recuerdo los sacrificados entrenamiento de percepción de la estancia y su consecuente dolor de piernas. Creo que me vendrá bien repasarlos para no dejar tan suelta mi parte despreocupada.

Abro las piernas lo máximo que puedo de forma que mi cadera quede trabada en el aire como si acabase de subir a una montura. Cojo mi katana por el mango con la izquierda y, con cuidado, la agarro con la derecha con el filo. Debe ser un toque sutil si no quiero rebanarme un dedo. Estiro los brazos para dejar el arma en horizontal frente a mí. Esto complica un poco el ejercicio ya que cuanto más tiempo pase, más me dolerá el cuerpo y más tenderé a apretar las manos con posibilidad de rebanarme los dedos. Debo evitar que eso ocurra.

Cierro los ojos y respiro profundamente. Lo mejor de este ejercicio es que su verdadera finalidad es conseguir relajarse y concentrarse en lo que pasa alrededor de uno. Que cabrones eran en la academia de Caligo, ahora que lo pienso. "Si no podéis ver en la oscuridad, aprended a moveros en ella o aquí seréis unos inútiles" Bah, bah, bah... Sonrío para mí. Reconozco que me gustan estos métodos masoquistas. Bueno, ahora debo centrarme.

Me cuesta bastante tiempo concentrarme lo suficiente. Noto como las gotas de sudor me resbalan por la cara, el pecho y la espalda a medida que el tiempo pasa. Pero estoy tranquilo. Al rato puedo escuchar a una que otra rata corretear a mi alrededor, llego a darme cuenta de en qué sentido sopla el aire en la mazmorra, pero todavía no aprecio el momento en el que cambia. Escucho dos goteras cerca y poco a poco, entre sentidos y recuerdo de la estancia, voy reconstruyéndola a mi alrededor como me han enseñado en la academia.

...

Cuando llevo un buen rato -nunca se me ha dado bien calcular el tiempo, pero sé que llevo mucho- empiezo a notar como mis piernas y brazos se tensan por el esfuerzo. Debo impedirlo, sobre todo en los brazos y esto me genera una tensión a mayores que me dificulta el ejercicio. Tomo aire profundamente, es momento de controlarse y relajarse todo lo posible.

Como truco especial de la casa, intento despejarme un rato encendiendo los ojos cuando localizo una rata en algún lugar de los alrededores o cuando escucho caer una gota cerca. Los enfoco con la rapidez y presteza que me queda dentro de este ejercicio. Es entretenido. Sin embargo, decido dejarlo al cabo de un pequeño rato y continuar con el ejercicio en sí. Ahora, cuando mi cuerpo comienza a cansarse, es cuando viene la verdadera dificultad.

Cuando estoy lo suficientemente extenuado como para notar como el sable me va arañando la piel y como las piernas me van cediendo hacia el suelo, decido acabar con el ejercicio y envainar la espada.
Suspiro, aliviado y satisfecho por el ejercicio. Ahora una ducha, una buena cena y a descansar.

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Mazmorras   Miér Jul 17, 2013 1:21 am

Aquel lugar no dejaba de gustar a Zacharyas por muchas veces que fuese. No solo porque imaginaba los aullidos de las almas en pena que una vez quizás hubieran estado allí, privadas de libertad, sino también porque era un lugar tranquilo. Recientemente, por mucho que se sintiese culpable con ello, el caeruleus se sentía irritado. Las constantes y efusivas frases del flamma animándolo a hacer cosas antinaturales para él, la ambigua parvus...

Suspiró, irritado, acariciando el barrote oxidado de una de las celdas. Allí encerrado no tendría tantos problemas. No tendría que tomar decisiones, seguro. No de aquellas que tanto le costaban, al menos.

*se queda pensativo*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Mazmorras   Miér Jul 17, 2013 1:36 am

El líder caeruleus estaba demasiado hastiado de nuevo. La vida en el palacio de Brontë podía llegar a ser entretenida entre los misterios, los chismes y los guerrerillos que pensaban que su vida valía de algo, pero cuando llevaba en él demasiado tiempo comenzaba a aburrirse demasiado, sobre todo cuando cerraba alguna de sus preocupaciones, como era el secuestro de Silvanus. Si bien todavía había muchas lagunas respecto al suceso y Alexander no había vuelto a aparecer, el chico estaba a salvo y habían descubierto una importante banda organizada que hacía alusión a "los designios de Mithos". Curioso cuanto menos, pero no lo suficiente como para tirar del hilo por ahora y, si no podía hacer nada, mejor emplear parte de la noche en relajarse.

Las doncellas no acababan de complacerle como quería y sabía por qué era aquello. No tenía culpables, no tenía presas ni perros a los que poder gobernar con mano firme y eso pesaba en su entusiasmo con el látigo. Por eso decidió desquitarse bajando a las mazmorras. Un lugar amplio donde moverse a su gusto, solitario y cerrado, con la suficiente acústica como para que el chasquido acariciase sus tímpanos.

Bajo las escaleras con apremio, hacia una de las solitarias zonas de las mazmorras y se estancó a la profundidad de estas que vio conveniente. La oscuridad y humedad lo reconfortaba pues él podía apreciar el lugar con todo detalle a sabiendas que la mayoría de los que pudieran molestarle simplemente escucharían golpes en la negrura y, como mucho, leves chispas contra la piedra.
Se puso los guantes con elegancia, echó mano al cinto y agarró con la mano apuesta la cola del látigo, pasándose el fino chasqueador por la lengua para luego repasarlo con dos dedos como si tratase de colocar cada una de sus finas hebras en su lugar.

Hizo volar el látigo hasta generar un primer chasquido sordo en el suelo, sintiendo la fuerza, la contundencia, ese chasquido que parecía traer consigo un recuerdo de dolor, de respeto. Sonrió al tiempo que dejaba escapar el aire, complacido de tal descarga.
Luego comenzó a moverlo con más fluidez, golpeó las tres puertas enrejadas que había frente a él, cerrándolas de un seco golpe; el suelo, las paredes... hizo que el cuero serpentease a su alrededor, siguiendo sus movimientos, sobrevolando su cabellera. Lo hizo silbar y sisear en torno a sí mientras se movía a un lado a otro, mientras giraba sobre sí mismo y buscaba complicados juegos de muñeca que diesen sentido a los encaracolados movimientos del látigo, como una danza fluida, rítmica elegante, con una pauta de tango marcado por los fuertes golpes del látigo acompañado a las veces con las botas de su portador.

En uno de sus movimientos alzó su mano libre e hizo pasar el látigo por esta antes de asestar un latigazo lateral, de modo que sus ojos brillaron en violeta y el látigo prendió en llamas del mismo tono una vez golpeó el suelo. Al momento se extinguieron y el líder Darvenwish no hizo sino reírse sutilmente para luego continuar.

Llevado ya un rato hechizado por la sensación de aquella macabra danza, se detuvo con un movimiento que siguiese la corriente de los anteriores, sin más gestos bruscos de los necesarios, y se llevó el mango hasta la cara, acariciando su mejilla con el mismo, con mimo, con pasión. Sonrió con cierta dulzura, sin perder la perversidad habitual de su gesto. Tomó aire y simplemente continuó con su juego de chasquear.

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Mazmorras   Miér Jul 17, 2013 1:45 am

Un sonido, como un chasquido, llamó la atención de Zacharyas, que dejó de pronto sus preocupaciones a un lado. Le recordaba a cómo sonaba un cinturón al golpear algo, aunque no exactamente igual. Durante un instante fantaseó con que, quizás, alguien había sido torturado de aquel modo en las mazmorras y su fantasma regresaba cada noche para repetir aquel tormento que había tenido en vida.
Pronto, sin embargo, el pálido fue consciente de que aquel sonido no estaba en su cabeza, así que se aventuró entre los pasillos, siguiendo su procedencia, hasta dar con una imagen que le resultó tremendamente atrayente.

Aren Darvenwish, el magnánimo líder de su raza, golpeaba magistral el suelo con un increíble látigo que Zacharyas, repentinamente, deseó sentir en su piel.
Carraspeó, inconscientemente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Mazmorras   Miér Jul 17, 2013 1:57 am

Su fantástica y reconfortante enajenación con el cuero no se detuvo a pesar de que el líder descubrió, al rato de permanecer en las mazmorras, que no estaba solo. Consciente de que era observado acentuó su ímpetu, tratando de perfeccionar los movimientos y hacerlos más certeros para, finalmente y tras escuchar un leve carraspeo casi eclipsado por el chasquido del cuero, detener sus movimientos y quedar con la mano que sostenía el látigo apuntando al suelo de nuevo, con el cuero ya destenso a sus pies. Miró por encima de su hombro en un primer momento y corroboró que su observador podía verlo a la perfección, pues se trataba del caeruleus que había visto con la pequeña parvus hacía un tiempo.

Se dio la vuelta al fin y se quedó mirando a Zacharyas, altivo.

¿Qué te parece, muchacho? —Preguntó inicialmente, dejando tras de sí una pausa dramática. Levantó la mano armada y agarró con la otra parte del látigo, tensando ligeramente una parte frente a sí —La mayoría de las personas no aprecia este instrumento. Sin embargo, a mí me parece de lo más hermoso —Comentó, casi perdido de nuevo en sus sensaciones —Tan suave, tan fluctuante... Como una serpiente guiada por una hipnótica melodía que la hace danzar. Algo artístico, magnético. Y al mismo tiempo un arma, tan dura y seca, y abrasiva, como el recuerdo de la marca a fuego en el ganado... —Divagó, sin perder de vista el brillante látigo. Luego volvió al chico y lo señaló con el mango —¿Entiendes lo que te digo? —Preguntó con calma.

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Mazmorras   Miér Jul 17, 2013 2:07 am

Zacharyas lo contempló, sin saber a ciencia cierta si el tiempo había pasado despacio o rápido. Simplemente disfrutaba de aquellos artísticos movimientos que cortaban el aire y estallaban en la piedra ansiando en su interior ser merecedor de sufrirlos en su carne. Y más aún por tratarse Él del causante, el gran líder, Aren Darvenwish, al que desde pequeño recordaba como una figura a temer y respetar. No conocía de él más de lo que se hablaba, pero una parte de su interior disfrutaba al contemplar sus ojos fríos y seguros.

Aunque los golpes cesaron, el caeruleus creyó que también podría disfrutar de la conversación, aunque hallarse ante aquella persona lo hacía sentirse pequeño y frágil.

-Es increíble... -dijo con tono ensoñado, respondiendo primero a su pregunta. Luego escuchó con marcial atención cada una de aquellas palabras que Él pronunciaba, deleitándose con la imagen que se dibujaba en su mente con la exquisita descripción del líder. Terminó asintiendo de nuevo, sintiéndose bullir, extraño-. Es un arma hermosa. La espada, por ejemplo, resulta más benévola, pues solo secciona. El cuero de un látigo, sin embargo, marca y escuece, y tarda mucho más en olvidarse...

Observaba embelesado el objeto de su atracción mientras hablaba, casi olvidándose a veces de mirar también al líder.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mazmorras   

Volver arriba Ir abajo
 
Mazmorras
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 5 de 29.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 17 ... 29  Siguiente
 Temas similares
-
» ** PRIMERAS OPINIONES SOBRE AMOS Y MAZMORRAS III Y IV**
» Dark Chronicle, un videojuego peculiar
» Saga Amos y Mazmorras de Lena Valenti
» Mazmorras

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Palacio de Brontë :: Interiores del Palacio-
Cambiar a: