ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Habitación del pasillo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3 ... 15 ... 30  Siguiente
AutorMensaje
Nagorr
Jefe de Raza
avatar

Edad : 53
Mensajes : 408

MensajeTema: Habitación del pasillo   Mar Abr 03, 2012 12:33 am

No es una ni otra, sino cualquiera. Todo tipo de habitaciones se encuentran en los pasillos: cuartos de las escobas, habitaciones del servicio, almacenes...

_________________
~~Brum Brum Brum~~
~~Nagorr Brumm~~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alehyss

avatar

Edad : 26
Mensajes : 3075

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Miér Abr 04, 2012 2:35 am

FdR- Lo estreno~~

Entro en una habitación con la horrible sensación de que a estas alturas Lyam sabe dónde estoy, más que nada porque toda la ventaja que pude sacarle la he perdido al hablar con aquel extraño.

Estoy a oscuras. No enciendo los ojos y tanteo la pared.. Parece un cuarto individual y vacío; quizás sea una habitación para invitados o algo así. Me siento sobre una cama simple y me cruzo de brazos. Por si llega a aparecer, debo preparar mis defensas psicológicas.

*se queda XD*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lloyd

avatar

Edad : 26
Mensajes : 2032

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Miér Abr 04, 2012 2:53 am

Entró en la habitación preguntándose si se encontraría con la chrysos o con alguien diferente. La verdad, no tenía ningunas ganas de toparse con alguien que no fuese Lester en aquellos momentos. No quería pasarse toda la noche dando vueltas por el Palacio para, al final, no encontrarla. Aquello sería, sin duda alguna, absurdo en todos los sentidos...

Nada más entrar en el cuarto, estrechó los ojos (no supo muy bien por qué). Permaneció unos segundos a oscuras, en silencio, y después decidió encender ligeramente los ojos (sólo lo suficiente para poder ver bien el sitio). Al hacerlo, se encontró con que la habitación resultó ser una especie de dormitorio (que no había visto antes) y con Alehyss, que estaba sentada en la cama, cruzada de brazos.

El chrysos frunció ligeramente el ceño y la observó en silencio durante unos segundos. Luego dio un par de pasos, acercándose así a ella, y la miró.

—Hola... — casi gruñó. Luego chasqueó la lengua y tomó aire. Hablaría con un tono de voz normal... —. Quiero saber qué demonios te pasa conmigo. Y quiero saberlo ahora. No me importa perseguirte y parecer un maldito acosador psicópata o algo así... Así que... Responde...

Volvió a chasquear la lengua. No entendía muy bien la mezcla de tonos y actitudes que había usado al hablar...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alehyss

avatar

Edad : 26
Mensajes : 3075

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Miér Abr 04, 2012 2:57 am

Frunzo el ceño. Casi escucho el rechinar de mis dientes. De golpe, ilumino completamente todo mi cuerpo, dando la mayor intensidad que puedo alcanzar a la luz que emito. Frunzo el ceño.

- Qué obsesión con pedir respuestas. Parece que tuvieras derecho a hacerlo.

Me aparto un mechón de pelo con desgana.

- Lo único que me pasa es que estoy incómoda contigo. Creo que lo que hicimos no debió pasar, y ya sabes cómo somos las mujeres -añado con cierta sorna.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lloyd

avatar

Edad : 26
Mensajes : 2032

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Miér Abr 04, 2012 3:07 am

Frunció el ceño cuando la chrysos decidió iluminar todo su cuerpo. Escuchó en silencio su primer comentario, sin poder evitar torcer una sonrisa. ¿No tenía ningún tipo de derecho? ¿Ninguno? ¿En serio?

—¿No tengo ningún tipo de derecho a saber por qué demonios de pronto tu actitud conmigo cambia? ¿En serio? — Chasqueó la lengua —. Estupendo entonces...

Desvió la vista y cruzó los brazos. Cuando la chica volvió a hablar, la miró de reojo y escuchó lo que decía sin aportar ningún comentario. Volvió a fruncir el ceño y la observó en silencio durante unos segundos.

—Si no querías que pasase, sólo tenías que haberlo dicho... — murmuró. Volvió a chasquear la lengua —. No me hubiese molestado... O al menos no más que tu actitud ahora mismo... — Desvió la vista. Resopló —. Y ahora estás incómoda... Estupendo... — añadió, más para sí que para ella, con un deje irónico en la voz.

FdR. cambia de humor con una rapidez... xDU
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alehyss

avatar

Edad : 26
Mensajes : 3075

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Miér Abr 04, 2012 3:24 am

Me apena, en cierto modo, verlo así. Él no tiene la culpa de lo que ha pasado. Fui yo la que permitió que aquello pasara, aún a sabiendas de que no era buena idea. Y fui yo la que luego decidió cortar toda relación agradable con Lyam para que no se repitiese.

Me relajo un poco, y también la luz que emito se vuelve más suave. Me pongo en pie. Lo miro.

- Realmente no es tu culpa -le digo serena, clavando mis ojos en él-. Simplemente no quiero involucrarme con nadie, de ninguna forma.

No es del todo mentira, pero tampoco es cierto. De alguna forma, lo que Jager me hizo impide que confíe en las relaciones, pero yo no quiero una relación romántica con el chrysos, Mithos me libre. Pero si le digo que soy espía y no puedo mezclarme en estos asuntos no creo que nadie saque beneficios. Él, como mucho.

- Amistad no es lo que he venido a buscar, ni nada similar. Y menos aún si conlleva tonteos adolescentes.

Sonrío irónica. Suspiro.

- Así que quisiera que ambos olvidáramos lo sucedido, ¿de acuerdo? Podemos vernos, podemos hablar, pero nada ha sucedido entre nosotros nunca. Y nada sucederá en el futuro.

Lo miro fijamente a los ojos, con intensidad, y aunque sonrío se puede notar claramente que no hay atisbo de broma en mis palabras.

- Pero más allá de eso, podemos llevarnos bien, si te parece. Incluso estoy dispuesta a disculparme en exclusiva por haberme comportado de una forma tan agresiva.

Espero su respuesta. Estoy deseando irme de este lugar tras zanjar este tema. Una vez solucionado, habré arreglado uno de los problemas que tuercen mis planes aquí. Al fin y al cabo, yo debería dedicarme en cuerpo y alma a mi misión, y no al sexo. Ni de lejos al sexo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lloyd

avatar

Edad : 26
Mensajes : 2032

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Miér Abr 04, 2012 5:08 am

Observó cómo la chica se ponía en pie, percatándose de cómo suavizaba la luz que emitía. Permaneció estático, con la vista clavada en los ojos de la chrysos, atento a sus palabras. No murmuró nada durante el discurso de la chica, ni tampoco desvió la mirada durante su transcurso. Simplemente, se dedicó a escuchar lo que ella decía. En alguna ocasión asintió, dando a entender que estaba de acuerdo con lo que la chica decía. A fin de cuentas, lo estaba. Ella tenía razón. Toda la razón del mundo. Él tampoco había ido al Palacio a buscar amistad, ni nada parecido. De hecho, amistades y otro tipo de relaciones era algo que debía evitar, porque ese no era su objetivo. Porque no era profesional. Porque lo distraía de lo que había ido a hacer, tal y como había comprobado en ocasiones anteriores. Y es que, por mucho que intentase negarlo, en sus anteriores misiones había sido poco profesional y en todas ellas había acabado haciendo lo mismo: había terminado implicándose demasiado. Y esa especie de apego que había llegado a, de alguna forma, sentir, había hecho que perdiese objetividad. Y al perderla, se había encontrado negando la posibilidad de que alguien pudiese estar implicado en algún asunto x, a pesar de que no había descubierto ninguna prueba que negase la implicación de dicha persona.

Tal vez por eso, cuando la chica terminó de hablar, sonrió y asintió. O tal vez lo hizo porque la chica acababa de recordarle, con aquel comentario, que él debía centrarse en el motivo por el que había acudido a Palacio. En el motivo por el que, en aquellos momentos, la gente se refería a él como Lyam.

—Discúlpate si quieres — respondió con sequedad, alejándose de las ideas que cruzaban su mente en aquellos momentos —. Lo dejo a tu elección. No te guardaré rencor si no lo haces. Y, por supuesto, no tengo problemas en hacer como que nada ha sucedido. — añadió. Esbozó una corta sonrisa y, tras despedirse de ella, observó cómo la chica abandonaba el cuarto. Cuando se fue, cerró los ojos, volviendo a sus anteriores divagaciones.

No era que realmente hubiese olvidado los motivos que lo habían arrastrado a usar un nombre falso, ni que hubiese olvidado el motivo por el que estaba en Palacio. Era que, simplemente, se había relajado demasiado (al igual que tantas otras veces). El comentario de la chica sólo había hecho que aquellos motivos ocupasen, de nuevo, su mente.
Por suerte, su falta de atención durante aquellos meses tenía solución, ¿no? Al menos, su misión no había hecho más que empezar. Y no estaba solo. O al menos algo así le habían dicho, ¿no?

Suspiró y abrió los ojos. Comenzó a caminar. Fuese como fuese, lo mejor sería terminar las investigaciones abiertas y centrarse en las siguientes.

*se va*
Fdr. algo hizo click en su cabeza xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Servicio

avatar

Mensajes : 69

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Sáb Abr 20, 2013 10:34 pm

El boro oscuro corrió hacia una de las habitaciones entreabiertas del pasillo y se introdujo en el fondo de esta con premura. Una vez estuvo dentro buscó escapar hacia el lugar más alejado de la puerta hasta situarse bajo la pequeña ventana de la pared del fondo.

Allí se quedó el extraño boro, mirando a los lados algo nervioso, para luego ver como el hombre al que acababa de sorber se acercaba hacia él. Esperó en ese lugar hasta que el aether estuvo muy cerca y se quedó de nuevo mirándole, con el papel que le había sacado del bolsillo pegado a uno de sus ojos más cercanos a los tentáculos.

En cuanto el chico fue a echar la mano a su posesión, el boro empezó a hincharse y, cuando parecía que los ojos se le iban a salir de sus cuencas, estalló con el sonido de una pompa para luego desvanecerse. Acto seguido la estancia quedó completamente oscura.

*Adiós boro*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Sáb Abr 20, 2013 10:41 pm

Entro corriendo en la habitación, muy nervioso y bastante molesto. ¿Qué demonios hace ese boro y por qué? Creo que deberían reeducarlo o algo.

Acalorado y respirando con fuerza -más por los nervios que por la pequeña carrera- acorralo al boro bajo la pequeña ventana y lo miro con el ceño muy fruncido, reprochando su comportamiento.

¿Se puede saber qué haces? Dame eso, por favor. Eso no es algo que tengas que limpiar. Eres un boro malo —Le digo, señalándole con el dedo, pero cuando voy a agacharme para coger el retrato, el boro empieza a hincharse como si mi mano le diese alergia me aparto, asustado, temiendo lo peor.

Lo peor ocurre, el boro estalla de repente, pero lo hace con un sonidito muy suave. Mi cara no puede ser más extraña. ¿Qué demonios pasa? ¿Eso es normal en un boro? En serio, estoy realmente extrañado...

Pero para mejorar la situación, de pronto todo se oscurece, como si una densa nube hubiese cubierto el palacio y no se ve absolutamente nada.

¿Hola? ¿Es de alguien este boro? —Pregunto, con la voz algo temblorosa. Me giro para ver donde está la puerta, pero no veo ni un resquicio de luz así que pierdo un poco la noción de mi postura. ¿No había delante de mí una ventana? Esto empieza a asustarme...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Sáb Abr 20, 2013 10:59 pm

Se escuchó un sonido de puerta chirriando hasta cerrarse con un golpe más abrupto de lo normal y después, sumergidos en las sombras, el sonido de fuertes y serenos pasos retumbaron sin que el aether pudiese distinguir nada en la absoluta negrura que había invadido la estancia.

Qué valiente, Heylel Tuldvin, imponiendo respeto a una bestia tan feroz como un boro acongojado... —La voz sonó tras el aether, divertida e irónica, con un tono suave y bastante intranquilizador. Podía ver con claridad lo patoso que resultaba el aether moviéndose sin sentido de la vista, sentir el desconcierto en sus gestos.

Una vez aquellos pasos se acercaron bastante al aether, la luz pareció volver de forma gradual y ténue a la habitación, descubriendo a un líder caeruleus con sonrisa ladina y cabeza alta, con una mano apoyada en su cintura. La habitación quedó en penumbra, alumbrando solo el pequeño hueco en el que estaban ambos hombres.

¿Cómo te encuentras, Heylel? Hace tiempo que no hablamos... —Indicó, zalamero, mirándose las uñas por un momento para luego centrarse en el aether. —Según me han dicho, no te has marchado de Brontë como algunos de tus compañeros. Parece el perro guardián del palacio. Siempre por aquí y por allá cuidando de los chicos —Comentó, divertido.

Comenzó a caminar cerca del aether, moviéndose a un lado y a otro, acercándose y alejándose de él.

Me preguntaba sí, tras mi ausencia, había ocurrido algo por Brontë o si tenías algo interesante que decirme... —Se plantó frente a él y le dedicó una sonrisa para luego alejarse un par de pasos. Heylel Tuldvin y su afán por controlar a los guerreros junto con su amplia debilidad y su terror infame resultaban una mezcla explosiva a la hora de las preguntas.

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Sáb Abr 20, 2013 11:14 pm

Escucho los pasos acercándose y se me hiela el alma. Me giro rápidamente, llevando las manos a las tonfas y aguantando la respiración. Recuerdo el día de la muerte de Adela y la desaparición de Silvanus y todo mi cuerpo se crispa.

Los pasos se detienen muy cerca y me mantengo en silencio, muy centrado, casi paralizado por la tensión hasta que escucho una voz más oscura que la habitación donde me encuentro y toda la tensión se convierte en congoja. Noto como mis ojos empezan a diferenciar formas lentamente y mi corazón palpita con fuerza mientras el sudor se me escurre por la espalda. Lo único que puedo pensar es "No... No... No. No. No. NO..." Pero, sí, irremediable y horriblemente, sí. La figura del líder caeruleus se dibuja frente a mí como una pesadilla en una noche mal dormida. Siento las piernas nerviosas y algo más débiles y, en lugar de sostener con fuerza las tonfas, simplemente me quedo apoyado en ellas.

Lo observo en silencio, con los ojos muy abiertos y la garganta seca. ¿Por qué me hace estas cosas? ¿Por qué no puede hacer las cosas como las personas normales? ¿Por qué es un hombre tan horrible?

En cuanto pregunta cómo me encuentro doy un respingo y miro hacia otro lado para disponerme a hablar. Odio estas situaciones porque significa que sabe algo o que intuye algo conmigo y, por mucho que esté equivocado y que yo no sepa de qué se trata, no creo que haya forma de eludir su juicio.

N-No... Yo... He estado bien, señor... Creo que no ha pasado nada raro ni importante entre los guerreros, yo no... No hay nada que pueda interesarle... Creo —Digo, mirando hacia otro lado y tratando de no titubear demasiado. Si me llamase a hablar con él, aunque me resultase un fastidio, al menos tendría la cabeza en su sitio y no sentiría esta angustia...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Sáb Abr 20, 2013 11:30 pm

El líder caeruleus sonrió a la respuesta de Heylel, le encantaba sentir como el aether comenzaba a tiritar como un polluelo cuando lo abordaba de esa forma. Le resultaba mucho más confiable. Acercó una butaca de la habitación y se sentó en ella con una pierna cruzada sobre la otra, observando al aether.

Heylel, nos conocemos, yo sé que podríamos ser buenos amigos pero... Solo si puedo confiar en lo que me dices —Comentó con cierta dejadez y un tono que bien dejaba ver que el significado de "buenos amigos" para con un guerrero era la forma de definir el grado de conformidad que tenía con ellos. —Es cierto que, hasta ahora, has sido muy esclarecedor y franco, Heylel, por eso no me gustaría que eso cambiase... —Indicó cruzando los dedos con los codos apoyados en los reposa brazos de la butaca.

Resulta que el otro día, estaba dando mi paseo habitual antes de mi almuerzo, ya sabes, horarios caeruleus, y resulta que me encontré con que caminabas a hurtadillas alejándote del lago y me preguntaba... No sé, quizás algo se te perdió por ese lugar... Ya sabes —El líder amplio su sonrisa tras sus dedos cruzados y mantuvo la mirada fija en el aether mientras movía ligeramente la pierna que tenía en alto. —Puedes intentar no decirme las cosas que suceden durante el día, pero la noche es mía y si algo sucede ten por seguro que estaré al tanto. Ya sabes cómo funciona... —Sacó entonces de su pecho el papel que el boro había quitado a Heylel y lo observó un momento para luego mirar al aether con una sonrisa maleficente.

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Sáb Abr 20, 2013 11:56 pm

Trago saliva en cuanto sonríe y comenta que "nos conocemos". Lamentablemente es más cierto de lo que me gustaría, por mucho que intente alejarme de su existencia. Como pensaba no le estoy diciendo lo que quiere oír.

Pero, señor, de verdad que no... —Sin embargo, menciona que me ha visto andar a hurtadillas por el lago y, aunque de entrada me resulta extraño, al final caigo en la cuenta de a qué se refiere y abro más los ojos, sorprendido. Eso está totalmente fuera de lugar, ¿por qué habría de querer saber algo así? Es decir, no pensaría que estaba haciendo algo extraño o... Porque tampoco es que quiera inmiscuir a nadie en esta conversación. Mi tono es entre suplicante e indignado.

Señor, de verdad, aunque pareciese que hacía algo extraño no pasaba nada. Simplemente paseaba por el lago y escuché voces pero, al ver que eran conocidas, me fui. Ni siquiera decían nada peligroso, no era nadie —aseguré, moviendo las manos para enfatizar mi situación de apuro. No quiero mencionar aquello, no quiero porque el líder caeruleus se interesa por cosas de ese calibre para cohibir a las personas y no soy... No quiero traicionar a gente que ni siquiera sabía que los estaba observando... Niego con la cabeza, frustrado y nervioso.

Se lo juro, de verdad, es cierto que no debí entrometerme en las cosas de los demás, pero juro que no fue nada extraño... —Indico con gesto diligente y desesperado. Mantengo las alas muy plegadas y siento frío en la boca del estómago y las manos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Dom Abr 21, 2013 12:10 am

El líder caeruelus sonrió todavía más ante el tono y la respuesta del aether. Su nerviosismo y su forma de sacar importancia al asunto le resultaban muy interesantes. Posiblemente no fuese nada importante, pero aquel "nadie" había sonado a lo que él llamaba "daños colaterales".

Primeramente te diré, querido Heylel, que quien decide qué es lo que me resulta o no importante o "extraño" soy yo y que si te pregunto qué demonios hacías en el lago, moviéndote de un lado al otro como un ratoncillo al acecho de un banquete es porque quiero saber qué estaba llamando tu atención en ese momento. Todo —Indicó con un tono más oscuro en su última palabra, subiendo las cejas y restringiendo la sonrisa, volviendo su rostro más oscuro.

Al momento la sonrisa volvió a acompañar su rostros y movió de un lado al otro el retrato que el hombre llevaba.

Dime, Heylel, ¿de qué tienes miedo? ¿Tienes miedo de fallar a tus seres queridos? ¿O simplemente tienes miedo a quedar mal con la gente? —Tras observar el retrato un momento se quedó observando la imagen que mostraba, fijándose en la aether lisiada y sonriendo para sí. Luego desplegó la hoja al completo con cuidado. Llevaba tanto tiempo plegada que prácticamente se había fundido en una. Observó la imagen en conjunto y leyó la redacción de detrás. —Que bonito... —Volvió a plegar el papel como estaba y apoyó una de sus esquinas en su mejilla mientras lo sostenía.

Eres un tipo muy curioso. Inocente... No, más bien diría iluso. Deberías haber aprendido ya que no se puede salir bien parado con todos, Heylel y deberías seleccionar bien con quién tiene que ser así —Apoyó la mano sobre el reposabrazos y la imagen bajo ella, indicando que todavía la retendría un tiempo como suya. —¿Temes el desprecio, Heylel? —Lo miró a los ojos intensamente y estos brillaron durante un momento. En la cabeza del muchacho comenzaron a sonar voces que conocía bien junto a imágenes difusas de las personas a las que pertenecían.

"Eres un desgraciado"

"Ya sabía que no podías ser decente con esa cara de bobo"

"¿Cómo has podido, Heylel? Confiaba en ti..."

El brillo violeta de los ojos del líder se detuvo y este amplio su ladina sonrisa. Aquella magia le resultaba deliciosa. Complicada, sí, pero el uso de las ilusiones era demasiado tentador.

Dime, Heylel, ¿de verdad no viste nada?

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Dom Abr 21, 2013 12:31 am

Bajo la vista, frustrado e impotente cuando reprocha de nuevo. Lo sabía, lo sabía, lo sabía. No iba a dejar pasar nada, nada por muy insustancial que fuese para él y eso puede con mi entereza. Siento una rabia y angustia indescriptibles y aprieto los ojos. Su "todo" es muy desagradable y verle ahí sentado, frente a mí, me hace sentir como si estuviese en un paredón.

Pero de verdad, se lo juro... No era nada, solo dos guerreros hablando... Nada... —Digo, mordiéndome el labio inferior y apretando la garganta. La presión está haciendo que las lágrimas se me agolpen en los ojos, pero de momento puedo controlarlas. Respiro con cierta dificultad debido al nudo de mi estómago. No quiero, no quiero hablarle de ellos. Porque si le hablo de ellos él hará algo horrible seguro y será culpa mía. Y si no lo hago... Si no lo hago será doloroso, será humillante, será aterrador... Será traicionar a personas que no tienen nada que ver con esto e inmiscuirlos con este hombre por mi cobardía. Aprieto los puños y tenso las alas. Y mientras debato conmigo mismo, escucho sus palabras y abro los ojos de golpe, sintiendo otro golpe en el pecho.

"¿Tienes miedo de fallar a tus seres queridos? ¿O simplemente tienes miedo a quedar mal con la gente?"

Sus palabras me acuchillan, como suelen hacer, y siento el sudor resbalar por mi frente. Intento verle a la cara un momento, pero en seguida huyo de él. Si fuese un poco más fuerte podría no dar esta imagen tan patética... Pienso en los chicos, pienso en mí, en las cosas que hago y he hecho. Me muerdo el labio inferior. Simplemente quiero llevarme bien con todos, no quiero juzgar o alejarme de las personas...

Sigue hablando, pero no quiero escucharle, porque todo lo que sale de su boca es puro veneno que me corta la respiración cada vez más. Pero vuelve a preguntar y, en cuanto lo miro a la cara, siento un escalofrío que me hace escuchar y ver a algunos de los chicos. Alehyss mirándome con cara de rencor y dándome la espalda, Lyam reprochándome con desprecio, Massen juzgándome...

Se me hiela la sangre y me atenaza el miedo a aquellas palabras tan vívidas en mi mente. Ellos no han dicho eso nunca, ¿no? Siento que estoy de nuevo junto al líder, con los ojos muy abiertos y respirando fuertemente.

Por favor... —Susurro con los ojos llorosos. Pero el líder, implacable, vuelve a preguntar y se me escapa un quejido agudo con una respiración forzada. Me llevo una mano a la garganta y bajo la cabeza.

Solo estaban allí. No era nada importante. Solo dos guerreros... Solo eran dos personas juntas... —Digo, aterrado, apenas sin voz y sin mirarle a los ojos. Las lágrimas se agolpan, empezando a resbalar por mi cara. No lo soporto, quiero irme, quiero escapar lejos de este hombre. Quiero marcharme lo más lejos posible. Me siento patético, me siento despreciable y arrastrado y todavía temo por mí, por mis alas, por su reacción y por todo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Dom Abr 21, 2013 1:20 am

Indignación y frustración se plasmaban perfectamente en el tono de voz alzado y a la defensiva, el asustado aether. Heylel era un tipo que oponía resistencia, pero el líder sabía cuáles eran las cosas que temía y que lo hacían flaquear de forma estrepitosa. A pesar de sus negativas, sus piernas y alas temblorosas delataban su situación.

En cuanto fue víctima de las visiones se vino abajo y el líder entornó los ojos presenciando su paranoia. Continuaba negándose a responder, pero el líder sabía que estaba a punto de caramelo.
Se mostraba tan patético y asustadizo que le resultaba divertido observarle tan frágil. El líder caeruleus no comprendía como, siendo un tipo tan flojo, era capaz de ser extravertido y paternal con todos aquellos que conocía. Sin duda su mujer era mucho más valora que él y seguramente por ellos él la amaba e idolatraba de forma tan asfixiante, sintiéndose dependiente y protegido bajo sus faldas. Además, la minusvalía de la mujer servía de argumento para que el aether se sintiese protector y necesitado por ello. Pobre Heylel. Tan patético, tan insignificante, tan débil. El líder reconocía que era un buen hombre, pero su cobardía lo volvía egoísta y rastrero y eso resultaba encantador.

Se levantó de su asiento y caminó despacio hacia el aether, agachándose levemente para sostener su cara, pues se había compungido tanto que casi descansaba de rodillas sobre el suelo.

Heylel —Susurró con voz melosa y suave —¿Tienes miedo Heylel? ¿Por qué continúas tan afligido con algo así de insignificante? Sabes que puede ser sencillo, Heylel, más sencillo que todo esto... —Capturó sus ojos de nuevo con el resplandor violeta de los propios y lo embargó en un remolino mental que volvía a mostrar a aquellos que tomaba como amigos juzgándole y desconfiando de sus actos, llamándole rastrero y traidor.

"Todo este tiempo haciéndome creer que eras buena persona"

"¿Y te atreviste a hablarme a mí de fidelidad?"

"Que innobles actos para un hombre como tú, Heylel"

"Ni siquiera nos conoces, desgraciado"

"¿Qué demonios has hecho al respecto? Ni siquiera te importó que me secuestrasen"

Mientras las imágenes se sucedían el líder sostenía casi con dulzura al aether mientras susurraba palabras que llegaban a él también a través de su mente.

"¿Temes a esto, Heylel? ¿Temes que todos te den la espalda por fallarles? No pienses en ello Heylel, sabes que hay cosas mucho peores que esa panda de guerreros que a penas conoces..."

Las imágenes cambiaron y, en lugar de los guerreros, quien se plantó en su mente fue Gabrielle en imágenes dispares. Primero sonreía como en un recuerdo agradable, luego las imágenes que se sucedían eran de guerra y violencia, sangre. Ella caía y gritaba con la espalda ensangrentada mientras el fragor de la batalla continuaba a su alrededor.

"Heylel, hay cosas mucho más peligrosas que el desprecio de unos cuantos..."

La imagen mostraba a una dama de cabello blanco y piel pálida sobre un cama mientras acariciaba a un Heylel que parecía maravillado y extasiado por una especia de hipnosis. Las imágenes que se sobrevivieron mostraban como el aether se acostaba con la mujer con una pasión que él mismo desconocía y como ella sonreía de forma horripilante. Tras unos segundos, volvió a cambiar.

Ahora la imagen mostraba a un Heylel tranquilo en Brontë y, acto seguido, a una panda de hombres armados abordando la tranquilidad de la casa de su esposa y atacándola. Ella intentaba luchar todo lo bien que recordaba, pero ellos eran demasiados y la golpeaban hasta llevarla arrastras hasta el dormitorio. Se escuchaban los gritos, los golpes, los objetos rompiéndose.

"¡No, alto! ¡Parad! ¡Heylel! ¡Heylel, ayúdame! ¡¿Dónde estás, Heylel?! ¡¡Ayúdame!!"

Los gritos de la mujer eran desesperados mientras el conjunto de hombres continuaban golpeándole y arrancándole la ropa sobre el dormitorio del aether.

"Tienes cosas más importantes que proteger, Heylel"

Los gritos empeoraban y cada vez eran más desesperados. En cada imagen difuminada los hombres abusaban de la aether mientras continuaban humillándola, golpeándola y forzándola con todo tipo de atrocidades. Luego la imagen cambió de nuevo y la aether era llevada en brazos por el líder caeruleus que daba la espalda a Heylel mientras ella miraba con gesto defraudado y rabioso sobre el hombro de su portador.

"No me has ayudado cuando más te necesitaba, Heylel. Olvídame."

Tras eso se sucedieron imágenes similares a las del aether con la mujer de blanco, sin embargo ahora era Gabrielle la que retozaba en un lecho con el líder caeruleus y su gesto se mostraba complacido mientras sonreía de forma soberbia entre risas tanto de ella como del hombre.

"Haber soportado tanto tiempo algo así como marido..."

Las burlas se sucedían por parte de la mujer mientras as escenas de cama circulaban por la mente del muchacho.

El líder mantuvo al chico a raya hasta límites que el mismo no supo valorar. A pesar de que había comenzado como una forma de presión ahora se había convertido en un experimento sobre hasta qué punto era capa de soportar todo aquello el emplumado.

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Dom Abr 21, 2013 1:44 am

El tanto y las palabras del líder caeruleus, al contrario de relajarme, me hacen sentir mucho peor, como si aquella llamada a la tentación fuese demasiado para mis fuerza. Trato de apretar los ojos y apartarme, pero su gesto es tan sutil que acabo de nuevo mirándole a los ojos y dejándome devorar por aquellas imágenes.

Ahora Hewina es la que me desprecia afirmando que he sido un mentiroso y Rick e Inger, a quienes consideraba buenos amigos me juzgan y desprecian mientras se abrazan.

No, no. Todo eso no es así, por favor... No —Intento decir mientras veo como se suceden unos a otros. Ahora Fier y Cierzo también se abrazan y me miran con rencor reprochando que no tengo nada que ver con ellos y incluso Silvanus está con ellos diciendo que no me importa lo que le pase ni su desaparición. Siento un fuerte golpe en el pecho, una angustia, un terror que me sobrepasan.

No, Silvanus... ¡He intentado hacer algo! ¡Claro que me importa! —Grito, desesperado, tratando de desasirme de todo eso. Todos me rodean, apartado de mí, mirándome con desaprovación y rencor. Todos echándome en cara mi mal comportamiento con ellos, todos desconfiando de mí, odiándome y sintiéndose defraudados y traicionados.

Basta, por favor, no. No soy esa clase de hombre... —Pido, falto de fuerzas, notando como las lágrimas brotan pro mis ojos ya sin poder frenarlas.

Pero escucho al líder caeruleus de nuevo y abro mucho los ojos esperando ver qué ocurre.

La mujer de blanco. Ella me acaricia y me atrae consigo. Es mujer también aterradora, ella me guía, me absorbe y cuando me doy cuenta la estoy poseyendo con fuerza animal, disfrutando de ella como si fuese el mejor trozo de carne del mundo, sintiéndome pletórico e insensible y es francamente insoportable.

¡No, detente! ¡Por favor! ¡Yo nunca haría eso! Eso no... ¡¡Yo amo a Gabrielle!! ¡¡Ella es la única!! —Grito con desesperación y frustración ante esos momentos. Quiero cerrar los ojos y despertarme de esta pesadilla, pero no puedo hacer nada. Las imágense siguen sucediéndose y ahora, mientras yo estoy tranquilamente en Brontë, Gabrielle es brutalmente atacada en casa.

¡NO, GABRIELLE! ¡DEJADLA! ¡APARTAOS DE ELLA! —Sus gritos me parecen insoportables y las imágenes todavía más. Quiero sacarla de ahí, ¡salvarla! ¡Alejarla de esa panda de malnacidos que le están haciendo todo eso! Pero no puedo hacer nada. Ni interponerme, ni taparme los oídos ni cerrar los ojos. Simplemente la veo ahí, sufriendo, siendo arruinada por ese conjunto de hombres malnacidos y desgarrándome con los horripilantes gritos.

¡POR FAVOR, PARAD! ¡¡GABRIELLE! ¡¡NO, GABRIELLE!! ¡AMOR MIO, NO! ¡NO, DEJADLA! ¡¡POR FAVOR, ALTO!! —Mis lágrimas se desbordan y mis ojos se opacan por la cantidad de agua que deben soportar. No puedo, soy incapaz de soportarlo. Esto es insufrible e inhumano. —¡PARA, POR FAVOR! —Suplico hundido en lágrimas y temblores de impotencia. y entonces las imágenes se detienen y se continúan con otras en las que Gabrielle se abraza a líder Caruleus. Abro mucho los ojos, ahogados en los ríos de lágrimas que bañan mi cara y pecho y escucho sus horribles palabras.

No... ¡No! ¡GABRIELLE, NO! ¡YO TE QUIERO! ¡TE ADORO! ¡NO! ¡¡¡NOOO!!! —Ella ríe de forma horrible, gime, disfruta con el hombre más despreciable e inhumano del mundo mientras se burda de todo el tiempo que ha desperdiciado conmigo. La cabeza me estalla, voy a entrar en shock. No no no no no no no no no no no. Quiero desaparecer, quiero irme, quiero morir si es necesario, pero que se detenga, ¡que se detenga!

¡PARA! ¡PARA, POR FAVOR! —Siento como si hubiese estallado un espejo en micabeza y me derrumbo a los pies del líder caeruleus, agarrándome a sus botas con desesperación. —FIER Y CIERZO ESTABAN JUNTOS EN EL LAGO, ESTABAN ALLÍ PORQUE SON AMANTES. SOLO ERA ESO, POR FAVOR, ¡PARA! CUALQUIER COSA... NO ME IMPORTA. HEWINA HA ESTADO INTENTANDO SABER ALGO SOBRE EL INCIDENTE CON SILVANUS Y ALEHYSS Y LYAM SE HAN MARCHADO ESTA TEMPORADA. NO HA PASADO NADA, ¡NADA! DE VERDAD, NADA QUE PUEDA OFRECERTE —Grito con desesperación, bañando las botas del hombre que tengo frente a mí, desesperado, humillado, arrastrado cual gusano sin soportar una palabra más.

Pero detente, por favor... Te suplico que pares con todo esto... Sabes que no soy nada, no puedo serlo. Por favor, detente porque no puedo soportarlo más... —Si algo de humanidad quedaba en el corazón de aquel hombre entonces escucharía mis penosas súplicas. Asumiría lo gusano que soy y se marcharía con la cabeza bien alta. Pero no soy capaz de soportarlo. Lo siento por mis amigos, lo siento por ellos y por todos. Lo siento por Gabrielle por tener que soportar a un marido tan insignificante como yo... Pero no puedo soportarlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aren Darvenwish
Jefe de Raza
avatar

Mensajes : 1035

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Dom Abr 21, 2013 1:54 am

El líder caeruleus se fue irguiendo a medida que el aether comenzaba a sufrir de nuevo el daño de las ilusiones y lo observó con frialdad y una mueca que escondía una sonrisa en un rostro serio y sombrío.

Se mantuvo firme y estático mientras el muchacho gritó, lloró, se desesperó y suplicó como una rata besándole los pies. Sin un mínimo gesto de humanidad ni una mera intención de mostrar inquietud o reparo por lo que estaba viendo. No tenía nada personal en contra del aether, pero su fondo sucio y rastrero era algo digno de admirar si se le conocía. Sin duda Gabrielle debía conocer con quién se acostaba y defenderlo. Seguramente el llevar sobre los hombros la carga de venir a Brontë le venía demasiado grande a un insecto como él. Sin duda no había maldad en sus acciones, pero eso no quitaba que su subconsciente lo traicionase para mostrar a su oscuro gusano interior.

Una vez el aether se silenció y quedó llorando sobre sus pies el líder se mantuvo todavía un rato en silencio. Luego extendió una de sus manos para acariciar sus alas y hablar con gran seriedad.

Eres un tipo bastante rastrero, Heylel. No es culpa tuya. Sabes que haces bien siéndome fiel porque si yo no estoy de tu parte cualquiera podría aniquilarte de formas más horrendas que las mías. Ya nos veremos.

El líder dio un paso atrás, dejó caer el papel plegado con el retrato de ambos casados y se dirigió a la puerta para cerrarla a su salida.

*Se va*

_________________
Unending
Unchanging
Repeating these habitual urges
No seperating
No talking
No stopping, only equal pounding
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heylel

avatar

Edad : 27
Mensajes : 1008

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Dom Abr 21, 2013 1:59 am

Lloro. Lloro profundamente intentando olvidar todo lo que se ha pasado por mi cabeza y, todavía temblando sobre el suelo, doy un respingo en cuanto siento su mano sobre mis alas, más compungido si cabe, recordando el día en que me había partido una de ellas con apenas un movimiento. Temblando bajo sus manos.

No quiero escuchar sus palabras. O quizá ya no puedo. Mi cabeza va a estallar, es un maremoto de desesperación y malestar constante que ya no puede asimilar más información negativa.

En cuanto siento caer el retrato extiendo la mano rápidamente para cogerlo y abrazarlo contra mi pecho mientras me acuno sobre mi rodillas.

Escucho como se va y siento como el silencio me aborda, únicamente roto por mis sollozos y mis ligeros vaivenes. Tiemblo, lloro, me acuno, tiemblo, lloro...

Me quedo allí hasta que consigo calmarme y, en cuanto esto pasa, salgo apresurado hacia algún lugar donde no encontrarme con nadie.

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Vie Jun 07, 2013 12:54 pm

Zacharyas entoró en la primera habitación que vio, resultando ser esta un armario donde se guardaban montones de toallas. Depositó a Stalon en un montón uniforme que bien podría hacerle de colchón y tiró la ropa manchada de sangre al suelo. Luego se sentó, abatido.
Comenzó a temblar. Lo que había pasado lo asustaba. No lo entendía. Era tan nuevo para él como terrorífico.Todas las sensaciones que se le habían escapado de las manos la noche anterior estaban en su interior, y podían volver a surgir en cualquier momento. Podía hacer daño a alguien, como la había herido a ella.
Aquel monstruo era él. Así era en realidad. Y el pardillo que temblaba solo era la máscara que utilizaba para camuflarse.

Zacharyas se tumbó en el frío suelo, sintiendo la baja temperatura contra su piel. Se acurrucó, como si con ello fuese a conseguir calor o protección, y se quedó allí, de espaldas a Stalon, asustado.

*se queda*

FdR- Yo entiendo que la primera vez es algo muy traumante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 26
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Vie Jun 07, 2013 1:15 pm

Mi sueño se hacía más ligero por momentos. Sentía moverse el suelo, cambiar la altura, desplazarme. No sabía si estaba soñando o era real. Sentí un tacto suave y muy blandito bajo mi cuerpo y solté un suspiro, tragando saliva y revolviéndome muy levemente.

Poco a poco, otras sensaciones de mi cuerpo se hacían presentes. Sentía la cabeza un poco embotada y mi cuerpo emanaba un calor pegajoso. Pero, sobre todo, sentía el labio inferior hinchado y dolorido, superponiéndose casi superior.

Cerré el puño en torno a aquella superficie suave y sentí temblar los párpados. Sintiendo que mi conciencia volvía cada vez con mayor fuerza, pero aún desorientada, me esforcé en abrir los ojos, apenas una rendija. La poca luz me permitió distinguir la silueta de una cabeza frente a mí. Esbocé una sonrisa, que dado el estado de mi labio fue una mueca un tanto extraña.

Alargué una mano lentamente y la hundí en aquel pelo abultado tan fácilmente reconocible. La pequeña rendija de mis párpados volvió a cerrarse, y solté aire con fuerza por la nariz.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Vie Jun 07, 2013 1:21 pm

Cuando notó aquella sensación en su cabello, inesperada, Zacharyas se sobresaltó, temblando ligeramente por un instante. En respuesta, sin más, plegó más su cuerpo, como si quisiera fundirse consigo mismo y desaparecer. Incluso él mismo se veía como un niño asustado y arrepentido, pero era normal. Acababa de hacer todo aquello que siempre le habían dicho que estaba mal. Había herido a alguien, y era alguien que apreciaba. Había entendido, con los años, que la gente se pusiera triste con ciertas cosas que a él le parecían bellas, pero si su padre muriese Zacharyas se pondría triste. Y lo mismo pasaba con Stalon. La había herido al estar fuera de sí, y aquello le parecía horrible. Porque había sido él, con su propio cuerpo, el que había buscado aquel daño.
Y más también.

Por suerte, no había llegado a ese más.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 26
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Vie Jun 07, 2013 1:38 pm

Se movió un poco, y sentí que la cabeza se alejaba de mi mano. En respuesta, agarré la punta de un mechón y tiré de él levemente, como una pequeña queja. Entonces retiré la mano y me di la vuelta, con un nuevo suspiro.

Estiré los brazos por encima de la cabeza y las piernas en dirección contraria y agarré con fuerza aquella superficie blandita y suave y arqueé la espalda, tensando mucho el cuerpo, estirándome con un largo y agudo gemido. Luego dejé el cuerpo muerto un momento, soltando mucho aire de golpe, antes de llevarme un pequeño puño al ojo y frotármelo, mientras hacía grandes esfuerzos por abrir el otro ojo. Bostecé sonoramente.

Por fin, con gran esfuerzo, me arrastré hasta el borde y me dejé caer, aterrizando en el suelo con un golpe sordo. Solté un suave quejido, aún atontada, y me froté el costado, dolorida. A continuación me arrastré hacia la silueta negra, agarrándome a su brazo y tirando del resto de mi cuerpo. Allí sentada, dirigí la vista a él, aunque poco veía con aquella oscuridad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Vie Jun 07, 2013 2:14 pm

Zacharyas oía a su espalda cómo la chica se movía. Sorprendentemente, parecía haber dormido bien, pero eso no calmaba la sensación de culpabilidad del caeruleus. Cuando la oyó caer, se abrazó las rodillas, flexionadas contra el pecho.
Notó que ella tocaba su brazo.

El caeruleus sentía la lengua pastosa y la garganta seca. Creía que si hablaba no le saldría la voz, por lo que no se daba decidido a hacerlo. Al final, sin embargo, se aventuró.

-Siento lo de... –dijo, con una especie de gallo. Calló. Parecía reacio a decir la última palabra, como si al decirlo lo volviese real de nuevo- ... ayer –murmuró al fin.

Ya había matado a un hombre. ¿Qué le hubiera impedido matar también a la parvus?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 26
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Vie Jun 07, 2013 2:22 pm

Posé suavemente los labios en su brazo, ignorando la hinchazón y el dolor, y le di un suave beso. Tiré de mi cuerpo para acercarme un poco más.

-¿Por qué? -pregunté, con voz algo adormilada pero auténtica curiosidad.

Tiré de su brazo y, cuando alcancé su mano, repasé cada dedo. Luego, me puse aquella mano enorme sobre la cara y besé suavemente la palma. Con cada bocanada de aire, sentía cómo mi propio aliento me calentaba la cara. Separé la mano y volví a bostezar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   

Volver arriba Ir abajo
 
Habitación del pasillo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 30.Ir a la página : 1, 2, 3 ... 15 ... 30  Siguiente
 Temas similares
-
» BELLEDONNE, HABITACIÓN 16, de Anke De Vries
» EL CHICO QUE SE ESCABULLE POR LA VENTADA DE MI HABITACIÓN
» enana habitación para un gran equipo
» Felicidadeeeees, JUNE!!
» AYUDA ACONDICIONAMIENTO ACUSTICO.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Palacio de Brontë :: Interiores del Palacio-
Cambiar a: