ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Habitación del pasillo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 15 ... 26, 27, 28, 29, 30  Siguiente
AutorMensaje
Anna

avatar

Edad : 23
Mensajes : 576

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Mayo 07, 2015 5:43 pm

Alguien llama a la puerta. Alzo la vista del papel y un poco las cejas, curiosa. Hoy no espero a nadie. De todas formas, me acerco, esbozando ya una sonrisa, y la abro con suavidad, encontrándome enseguida con un rostro conocido. Aunque no demasiado común.
Lino no hace amago de moverse, sin embargo, y permanece tumbado sobre un pequeño cojín que le confeccioné hace poco.

-Señor Dehnel -saludo primero, pero enseguida esbozo una sonrisa divertida, arrepentida de alguna forma-. Es decir, Rick -me corrijo, asintiéndome a mí misma-. Era ese el nombre, ¿no?-. Me acomodo las gafas con un gesto breve y abro un poco más la puerta, revelándome por completo-. ¿Necesitabas algo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Mayo 07, 2015 5:54 pm

La chica no tardó en abrirme. Estaba allí, entonces. Nada más verla hice una reverencia, un saludo. No en vano iba a pedir un favor. E iba a corregirla cuando me llamó señor Dehnel, pero no fue necesario. Le devolví la sonrisa cuando lo hizo ella misma. Desde luego, resultaba simpática. Una buena chica con la que codearse. ¡Aunque aquello no significaba que otros no lo fuesen!

-Ah, bueno... Mentiría si no dijese que así es -comencé, sintiéndome repentinamente incómodo. ¿Con qué derecho iba a buscar a aquella dama a la que apenas había visto un par de veces para exigir que trabajase para mí? Ella se había ofrecido gentilmente en su momento, pero...-. Lo cierto es que recordé aquello que me habías comentado de las corazas que fabricabas y... ¿Sigues haciéndolo?-. Mal-. Disculpa, no estoy haciendo las cosas bien. ¿Estabas ocupada? Puedo volver en otro momento, si te viene mal ahora.

Demonios, ¡Dehnel! Traté de no parecer tan agobiado como empezaba a estarlo por dentro. Quizás era buena idea que le explicase que tenía dinero para pagar, por si se creía que era un aprovechado. No me había planteado bien la petición, desde luego.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anna

avatar

Edad : 23
Mensajes : 576

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Mayo 07, 2015 6:17 pm

Lo escucho con atención cuando comienza a hablar, y no tardo en dedicarle una sonrisa tranquila junto con un asentimiento cuando menciona lo de las corazas. Me echo a un lado, permitiéndole el paso si así lo quiere.

-Sí, es cierto que he bajado mi ritmo con respecto al principio -le explico-. Pero sigo dedicándome a eso. La oferta sigue en pie, sin problema-. Niego entonces, con suavidad-. No estaba haciendo nada concreto. Si tienes un momento puedo tomarte las medidas ahora. No tardaré nada. Luego me basaré en ellas para hacer la base y te llamaré cuando la tenga para los retoques-. Lo miro, interrogante, risueña-. ¿Está bien así?

Lino, desde el interior, aún tumbado, mira hacia la puerta, con gesto curioso e inseguro a partes iguales.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Mayo 07, 2015 6:40 pm

La respuesta me calmó un poco. Al menos no daba la sensación de que la molestaba enormemente con aquello. Parecía que no había intervenido de forma desagradable, o no le había atrubi... at...buido... ninguna labor que no fuese la suya. A fin de cuentas, la que me lo había recordado había sido Lea (que estaba muy atractiva vestida con su propia coraza, que le daba, si cabía, un aspecto más fiero), y Lea no era de las que te decían algo por meterse contigo.

-¿Entonces es posible ahora?-. Asentí con energía-. Por supuesto, así no te molesto demasiado. ¿Y cuándo debería pagarte? ¿Ahora o al final? -inquiricé, entrando en el cuarto. Fue entonces cuando me fijé en el pequeño animal que descansaba sobre un cojín, que me arrancó una sonrisa-. Vaya, qué pequeño más curioso-. Me acerqué un poco, despacio, mirándolo con una sonrisa tranquila-. ¿Cómo se llama?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anna

avatar

Edad : 23
Mensajes : 576

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Mayo 07, 2015 7:20 pm

Cuando pasa hago lo propio, cerrando la puerta a mi espalda y volviéndome hacia que se mueve por la habitación. No tarda en fijarse en Lino, y camino hasta ponerme a su altura, alternando la vista entre ambos con una sonrisa educada. El polluelo, por su parte, se mantiene pegado al cojín, mirando al hombre con los ojos muy abiertos, inmóvil y sin emitir ningún sonido.

-Sin problema. En un momento lo tengo todo listo, descuida. No estorbas en absoluto...-. Niego enseguida, entonces, casi con apuro, cuando habla de pagar, moviendo las manos ante la cara con las palmas vueltas hacia él para reforzar la negativa-. ¿Pagar? No, para nada. De esto se hace cargo Brontë. Basta con que le des un buen uso- le aclaro. Me adelanto entonces, acercándome un poco más que él a Lino, interponiéndome de alguna forma, aunque sin llegar a hacerlo-. Se llama Lino -le explico-. Es un poco tímido, la verdad. No se lo tengas en cuenta.

Lino duda un momento, pero termina por relajarse un poco y hacer amago de levantarse para acercarse un poco a mis pies, buscando protección.

-Quizás lo consiento demasiado... -termino reflexionando en voz alta, tensando un poco la sonrisa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Mayo 07, 2015 7:35 pm

Alcé las cejas, volviéndome hacia ella, algo extrañado. ¿Nada? ¿Nada de nada? ¿Brontë se hacía cargo de todo? Pero, de todos modos...

-¿Y tú? -le pregunté-. Quiero decir... Usas tu tiempo en ello. ¿No quieres nada? No puedo permitir que trabajes para mí sin darte nada a cambio...

Demonios. Aquello era de muy mala educación. ¿Dónde estaba la nobleza en no pagar por su trabajo? ¿O acaso Brontë se lo pagaba de alguna forma? Quizás aquellas preguntas etuviesen fuera de lugar. A fin de cuentas era asutno suyo, pero de todas formas...

Lino. Lino no era mal nombre. Sonaba suave.
Dirigí una mirada y una sonrisa al cachorro... Parecía un cachorro, al menos.

-No pasa nada. No lo molestaré mucho, entonces. Ya me las he visto antes con animales temerosos, y lo mejor es dejarlos a su aire.

Lis no era un animal, pero no era cuestión de ponerme a revelar allí los secretos de la chica planta. Pero, desde luego, a difícil y asustadiza le ganaban todos.

-Bueno... ¿Qué hago entonces? -inquiricé, mirando a mi alrededor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anna

avatar

Edad : 23
Mensajes : 576

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Mayo 07, 2015 8:26 pm

Ladeo suavemente la cabeza, mirándolo, acercándome ya a la mesa en la que tengo la bolsa de tela en la que guardo mis cosas. Me encojo de hombros, con suavidad.

-Ofrecí eso a Brontë a mi llegada. Es algo que puedo hacer y no veo por qué no hacerlo. Podría decirse que lo hago por el mismo motivo por el te enfrentas a peligros o vamos a misiones, de alguna forma -termino zanjando con tono suave y una sonrisa que denota satisfacción por lo dicho.

Abro la bolsa y busco un momento, volviendo la vista de nuevo hacia él con una sonrisa cuando habla sobre Lino. Ladeo la cabeza con suavidad, mirándolo con una curiosidad divertida.

-¿Sabes mucho sobre animales? -inquiero, tomando la libreta, un carboncillo y la cinta métrica, volviéndome hacia él por completo, ya-. Pues si puedes quitarte la camisa me encargaré de tomarte las medidas en un momento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Mayo 07, 2015 8:47 pm

La verdad era que escucharla decir aquello de aquella forma la hacía sonar muy heroica. No era, como ella decía, que yo debiese pagarle o no. ¡Lo hacía de forma desinteresada! ¡Por el bien de sus compañeros! ¡Era por el bien de Brontë! Lo cierto es que una coraza servía de defensa. Y, si lo pensaba bien, que Lea tuviese una, por ejemplo, no le daba solo una belleza salvaje, sino que, además, resultaba útil: quizás llegase a salvarla de alguna mala herida.
Esperaba que nadie quisiese herirla...
Entonces, en resumen, gracias a aquella compañera, Anna, los guerreros estaríamos más a salvo. Y el hecho de que lo hiciese sin pedir nada a cambio era lo verdaderamente valioso: solo quería el bien para los demás.

-Eres una persona magnífica... -comprendí entonces, diciéndolo, sin darme cuenta, en voz alta.

Otros muchos podrían aprenderlo. Si más gente fuese como ella el mundo sería un lugar mejor. Vaya pena que...

-Bueno, no diría que sé mucho. La que sabe mucho es Lea... Yo aprendo lo que puedo, y es cierto que tengo un bismonte desde hace años, y ya en casa tenía animales-. Aunque no los cuidaba yo-. Pero sé lo suficiente como para saber eso -zanjé, contento.

Su petición resultó lógica. Enseguida me quitaba la camisa y la dejaba sobre una silla. Me volví hacia ella entonces, risueño.

-Adelante, haz lo que desees -me ofrecí, con tono bromista.

Lo que desease hasta cierto punto, bueno.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anna

avatar

Edad : 23
Mensajes : 576

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Mayo 07, 2015 9:41 pm

Llego a ruborizarme y reír, con cierto apuro, pero divertida, a su comentario.

-Bueno no exageraría tanto -llego a comentar, ultimando los detalles antes de acercarme definitivamente, con todo listo para comenzar con el trabajo.

Mantengo la sonrisa en lo que habla de Lea y se quita la camisa, haciendo algún breve aporte, y no puedo evitar, sin embargo, detener mi mirada en alguna de las numerosas marcas que adornan su cuerpo. Incluso cuando empiezo a tomar medidas de sus hombros o del largo del torso no puedo evitar centrarme en lo que parecen latigazos, en la quemadura del brazo o en los pequeños cortes que van salpicando la piel.
Llego a camuflar el agobio en sonrisa y a alzar los ojos hacia los de él, en lo que anoto alguna cifra.

-Se ve que has luchado mucho -comento, con una sonrisa suave, algo tensa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rick

avatar

Edad : 27
Mensajes : 2598

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Mayo 07, 2015 9:50 pm

Dejé que midiese lo que desease mientras le daba conversación, aunque no parecía ser una chica muy habladora mientras trabajaba. Aquello era normal, por otra parte. Estaba trabajando, a fin de cuentas. No quería distraerla. Quizás mi poderoso cuerpo la distraía...
Y pronto, cuando la encontré mirando la quemadura de mi hombro, pude darme cuenta de que no iba muy desencaminado. A muchas mujeres les gustaba ver las marcas de la batalla en un hombre. No quería seducirla, claro, pero no perdía nada por explicarle alguna aventura en lo que estábamos allí.

-Bueno, llevo aquí mucho tiempo. No es que sea un héroe o algo parecido, pero sí es cierto que me he enfrentado ya a numerosas dificultades. Esta, precisamente, es de mi última visita a Ignis, a finales del año pasado. Tuve que ir al mismísimo volcán de Iracunda, y allí me encontré con...

*fin de escena*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Lun Jul 13, 2015 2:47 pm

La llegada se le había hecho extraña. Habían encontrado a algún conocido entre el servicio, y habían sido llevados a una de las habitaciones libres que había en los pasillos. Las bienvenidas y los reencuentros se pospondrían para más tarde. Aunque a Zacharyas no le importaba tardar algo más en ver a las personas que vivían en Brontë. Sí sentía, sin embargo, una curiosidad por los que hubiesen podido haber muerto, o quizás haber resultado heridos o mutilados. Como aquel chico piscis al que recordaba vagamente.

La habitación no era muy grande y seguía el patrón de casi todas las otras que había visto en el palacio, lo que la hacía al mismo tiempo familiar y lejana.
Dejó a Julia sobre la cama, para que se quedase tumbada sobre ella y pudiese verlo todo con sus ojos oscuros y curiosos. Y él se volvió hacia Ayne con una sonrisa satisfecha, aunque algo cansada. El viaje había sido tan largo que incuso él estaba algo cansado.

-Hemos vuelto -murmuró, con voz seca.


Última edición por Zacharyas el Lun Jul 13, 2015 4:24 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Lun Jul 13, 2015 4:23 pm

Después de que les enseñaran la habitación, se habían quedado solos otra vez. La chica de rizos se había ido a buscar algo. Ayne dejó los bultos de cualquier manera y miró alrededor, prestando especial atención al techo. Los techos de los gigantes siempre eran altos, pero los de Brontë lo eran más que los de otros sitios, y a Ayne le gustaban. Además, los adornos solían llamar su atención.

Comenzó a dar una vuelta por la sala, con una mano pegada a la pared o, si no podía ser, a los muebles que se pusieran en su camino. Sonreía. Sabía que no debía irse por ahí, pero de verdad tenía ganas. Claro que no tenía gracia. No así. Miró a Julia. Había que enseñárselo todo. Acabó por acercarse a ella y subir a la cama. Se acercó a la niña a gatas y le tocó la nariz con un dedo. Al final, acabó por sentarse, aunque estaba evidentemente inquieta.

-Hay que hacer mucho.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Lun Jul 13, 2015 4:36 pm

Tras su momento de reflexión, Zacharyas volvió a estar pendiente de Ayne, que se mostraba evidentemente inquieta. Ella era así, a fin de cuentas, aunque durante los últimos meses parecía contar con menos energía de la acostumbrada, y el viaje la habia hecho parecer más fatigada. A ambos.

Asintió a lo que ella dijo, firme, contento.

-Hay que enseñárselo todo, y a todos- enumeró-. Y también tenemos que ver qué ha pasado-. Carraspeó, pensativo. "E ir de misión", pensaba, pero todavía acababan de llegar-. Y escribir al abuelo.

Muchas cosas que hacer. Demasiadas. Aunque Zacharyas no sentía agobio por aquel tipo de cosas. Se sentía menos impaciente, porque ya habían llegado. Tenían tiempo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ayne Stalon

avatar

Edad : 25
Mensajes : 1316

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Lun Jul 13, 2015 5:24 pm

Sí. Todo. Había mucho que hacer, demasiado. Pero Ayne no se sentía abrumada, sino impaciente por empezar. Le pasó a Julia una mano por la cara y la niña cerró un momento los ojos, para volverlos a abrir en cuanto tuvo oportunidad. La habitación no estaba demasiado iluminada, y aunque se notaba que ella estaba más a gusto por la noche, se estaba acostumbrado a que la oscuridad total no era tan fácil de encontrar. Tampoco parecía tener dificultades para adaptarse a ello.

-Vamos a ver a todos -canturreó.

Iba a añadir algo más, pero un movimiento junto a la puerta la hizo alzar la cabeza. La chica de rizos había vuelto, y traía una cuna de ruedas. Ayne sonrió.

-La camita -señaló, bajando de un salto de la cama para tirar ella y meterla en la habitación.

La chica de rizos hablaba, pero Ayne no escuchó lo que decía. En un momento había vuelto junto a Julia, la cogía y la alzaba. Sin embargo, cuando intentó meterla en la cuna se encontró con que era demasiado alta para ella. Miró al chiquillo, con una mezcla de sorpresa y disgusto en los ojos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zacharyas

avatar

Edad : 29
Mensajes : 1289

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Lun Jul 13, 2015 5:49 pm

Al cabo de un rato volvió la chrysos que los había llevado hasta la habitación, y Zacharyas alzó las cejas de forma casi imperceptible al verla. Llevaba consigo una cuna, una comodidad que Brontë les facilitaba, pero pronto se hizo patente que tendrían un problema con respecto a la misma.
El caeruleus miró primero a Ayne, y luego a la chrysos, pensativo.

-¿No las hay más pequeñas? -le preguntó, con voz rasposa.

La muchacha enseguida explicó que no, con cierto apuro. No se habían plantead aquella posibilidad, y no estaban preparados para ello.

Zacharyas guardó silencio varios segundos, mientras pensaba. Finalmente miró a Ayne, esbozando una nueva sonrisa, perturbadora.

-Podríamos cortarle las patas para que esté más cerca del suelo. O ir al pueblo a...-. Carraspeó -comprar.

Pero aquel no era el momento para hacerlo, y Zacharyas era mucho más alto que ella, de modo que se encargó él mismo de acomodar a la niña en la cuna. Quizás solo ella pudiese alimentarla, de alguna forma, pero aquello le daba a él otros deberes, y se sentía más útil de aquel modo.

*fin de escena*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anna

avatar

Edad : 23
Mensajes : 576

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Ago 06, 2015 5:08 pm

Llevo trabajando buena parte de la mañana en una de las corazas de cuero. A medida que el tiempo ha ido pasando he tenido que administrarme mejor, y no he podido seguir tan intensamente con mi trabajo de costura. Eso ha hecho que tenga pedidos atrasados, y no es algo que me agrade, por lo que hoy he tratado de adelantar trabajo.

La mano se mueve con soltura, acomodando cada costura, uniendo los trozos de cuero entre sí, con firmeza, dando forma al objeto final. Ya he corregido algunas partes en las que el cuero no estaba ajustado de la forma correcta, en relación a las medidas que tengo, aunque no podré darla por completada hasta que su futuro dueño se la haya probado. De todos modos, eso no me impide trabajar en ella por ahora. He realizado varios encargos, ya, y aunque llegué sabiendo muy poco de corazas y armaduras, la experiencia y la investigación se han sumado para ayudarme a saber cómo proceder.

Afanada, no parezco consciente de que el tiempo pasa. Llevo el pelo recogido para que no me caiga sobre el rostro e interrumpa mi concentración, y examino cada pieza a unir a través de los cristales que me permiten ver correctamente. En ningún momento me detengo a descansar, pero tampoco parece que haga falta. Solo paro cuando he decidido no seguir con la tarea. Entonces levanto la vista de la coraza, sin terminar, y la dirijo a la ventana.

-Hace buen día para dar un paseo -comento.

Lino, que duerme en una cesta forrada con tela colorida entreabre los ojos al oírme hablar, aunque no hace amago de moverse hasta que ve que empiezo a recoger las cosas. Entonces se despereza poco a poco, estando listo para salir a tiempo.
Cuando he acabado de poner orden, entonces, salgo del cuarto con él.

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anna

avatar

Edad : 23
Mensajes : 576

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Mar Sep 01, 2015 2:03 pm

Pese a que Charlie vino desde la ciudad y pese a la vuelta de los guerreros de Ignis, que alteró el palacio varios días, yo no olvidé lo que Amya me había dicho, y en cuanto supe que no era necesaria para ayudar y me aseguré de que me llamarían si lo fuese me puse manos a la obra.

Ya tenia las medidas de Amya apuntadas, como ella misma me había dicho, y aunque siempre era mejor trabajar con modelo que sin el ya había trabajado para ella antes, de modo que me guié por los datos, la memoria y la intuición. Comencé, como siempre, por dar forma a las piezas con ayuda de maniquíes. Las dejaba algún tiempo en ellos, hasta que no regresaban a la original. Luego uní el cuero ya curtido que me facilitaba la gente del servicio a las placas ce metal que ayudaban a proteger las zonas mas vulnerables. Eran finas y flexibles, y no harían nada en casos extremos, pero de ser mas rígidas impedirían el movimiento. Usaba tachuelas, también metálicas, para ensamblar ambas partes.
Para unir cada parte de la armadura con las demás usaba aguja e hilo especiales. La aguja era más gruesa, como lo era el hilo: grueso y tan resistente que parecía más una fina cuerda. Era necesario que fuese de aquel modo, pues un hilo más fino se rompería enseguida debido a la resistencia que podía llegar a ejercer el cuero en una situación extrema.
Hacía siempre varias pasadas de hilo, tres normalmente, y todas ellas individuales, para que si uno de los hilos se rompía quedasen los otros dos. Aquella vez, sin embargo, lo hice una cuarta, con las puntadas prietas y juntas, para asegurarme de que el encargo no fallase, y en algunas zonas que la rotura era más probable debido al mayor número de pliegues o a que fuese una pieza clave del movimiento, como los hombros, usaba también alguna de aquellas tachuelas metálicas, con ayuda de un martillo apropiado para aquello, que aseguraban finalmente el conjunto. Resultaba, de alguna forma, más fiera que las otras que había hecho.

Una vez tuve la base finalizada me dediqué a limar las desigualdades: en el cuello, para que formase la forma exacta, semicircular por detrás y en pequeño pico por delante; en las mangas, que aquella vez le hice hasta la mitad del bíceps, para evitar que rozase contra el brazo; en la parte inferior, por donde pasaba el cuerpo y en cualquier pieza que pudiese mostrar alguna imperfección que me hubiese pasado inadvertida.

A aquella no le hice dibujos, ni le añadí detalles ornamentales de ningún tipo. Esperaba que una coraza sobria fuese adecuada para cumplir con lo que me habían solicitado.

Trabajé hasta que me sentí satisfecha del resultado, y entonces trabajé un poco más, buscando errores que arreglar. Cuando, finalmente, me di por satisfecha, limpié tanto la coraza como el lugar de trabajo y la cubrí con una tela para evitar que el polvo cayese sobre ella.
Esperaría a que viniesen a buscarla.

*fin de escena*

FdR- Narrado en pasado porque pasó "en pasado".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anna

avatar

Edad : 23
Mensajes : 576

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Sep 03, 2015 2:33 pm

Llevo tiempo trabajando en el diseño de la coraza que dije a Adain que crearía para él, pero trabajar con aethers sigue siendo un reto para mí. Conté con su presencia algunas veces, y pude tomar las medidas e su cuerpo, así como investigar a fondo el funcionamiento de este; de las alas, concretamente. Hice varias pruebas, también, pero siempre me parecían aparatosas, molestas, o inapropiadas. Pero ahora trabajo en un nuevo proyecto. Ya he hecho un prototipo simple, y me parece que terminará siendo la mejor opción.

El cuero está tratado como en todos los casos, pero las piezas son diferentes. En lugar de ceñirse a la espalda con cordeles situados en vertical he hecho un tipo de cierre diferente. La coraza se divide en dos partes: la primera es una especie de corsé, y esa sí se ciñe al cuerpo como cualquier otra, rodeándolo por completo, hasta la altura de las axilas; la segunda pieza, que va unida a la primera por la parte delantera de los hombros, tiene un hueco en el centro, por el que el usuario pasará la cabeza al colocársela, y en la parte trasera, que corresponde a la zona de las alas, he cortado el cuero de manera que no pase por encima de estas, sino que rodee el nacimiento de las mismas. Finalmente, con unos broches de cuero, se ciñe a unos enganches situados en la parte superior del corsé. El método parece funcionar. El único problema al respecto que encuentro de momento es que, además de no proteger las alas, queda un pequeño hueco en torno a las mismas, pero de haber ceñido más la coraza a las alas sería imposible que estas se moviesen con naturalidad.

Trabajo en imitar el prototipo, con las correcciones pertinentes que hice tras probarlo. Es más trabajosa que las otras corazas, pero si funciona también sentiré un orgullo especial por esta.

Cuando la termino, la contemplo. He trabajado mucho en esta, pero le busco imperfecciones de todas formas. Finalmente, hago un pequeño grabado en la parte inferior, como suelo hacer con las de los guerreros: dibujo unas pequeñas alas, sencillas, casi invisibles para el que no mira; ocupan menos que la palma de mi mano.

Suspiro y coloco la coraza en un maniquí, junto a la de Amya, cubriéndola también con una tela. Luego me estiro y me vuelvo hacia Lino, que juega con algunos trozos de cuero inservibles.

Estoy agotada. He compaginado la visita de Charlie con el trabajo. Se marcha mañana, antes de media mañana, de modo que no trabajaré más por hoy. Creo que iré a comer al pueblo.

*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aloe

avatar

Edad : 23
Mensajes : 112

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Jue Sep 17, 2015 3:09 pm

Ya ha dejado al bismonte en los establos, descansando y ahora tiene que encargarse de guardar las cosas y dar explicaciones.

Lleva ya un rato doblando las mantas que han llegado para preparar el invierno, después tendrá que organizar los recambios de armas en la sala de entrenamiento. Desde que empezó, la voz de Douglas no ha dejado de martillear su cabeza. Todavía no entiende por qué tuvieron que cambiarla de grupo de limpieza y por qué él era el coordinador.

... eso como te dije y no puedes desaparecer toda la noche y volver tan tarde por culpa de unos recados. Aquí hay mucho que hacer y si falta un par de manos, se descoloca toda la organización. ¿Me estás escuchando, Aloe? Porque no sueles brillar por tus actitudes —Douglas es uno de esos hombres a los que hay que asentir claramente, piensa ella. Les gusta tener todo bajo su control, tengan o no razón. Pero hoy no le apetece bajar la cabeza porque ya le ha explicado lo sucedido y no está de humor para escuchar más charlas del hombre que siempre viene a ayudarla a agarrar las cajas desde atrás. Porque se ha dado cuenta.

Al final acaba de doblar las sábanas y se dispone a irse a seguir con su trabajo atrasado, pero el chrysos le impide el paso, empeñado en que asienta a su perorata y compense sus errores.
Ella lo mira un momento, inexpresiva, y acaba por acercarse a él hasta frotarse contra su pecho. No es mucho más alto que ella, pero lo suficiente para que lo mire desde abajo con los ojos clavados como un gato mendigante. Parece que rebaja algo el tono y hace algún comentario educado, pero no se aparta del roce de su pecho ni mueve la pierna que está siendo envuelta por las de ella. Se acerca a su oído y nota como él ya está prestando atención antes incluso de que susurre.

Ebrain aitchbrëa — Y el hombre da un grito de molestia, apartándola. Ahora ya puede volver a lo suyo. No le disgusta el contacto de Douglas, como el de cualquier otro, pero hoy no era un buen día para hablar demasiado.
*se va*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Johan

avatar

Edad : 23
Mensajes : 356

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Miér Sep 30, 2015 11:45 pm

Johan arrastra el muñeco por los pasillos, atrayendo miradas extrañas, pero solo saluda a los que miran muy tranquilo y sigue con la labor que tiene entre manos. Termina por colarse en una habitación cualquiera, una que encuentra vacía, y cierra la puerta tras de sí. No es que tenga una motivación especial para esconderse, realmente, aunque le gusta entrenar en solitario. Quizás eso ayuda a sus mentiras: cuanto menos sepa la gente, más fácil es colarlas.

La habitación es un dormitorio. No parece que nadie lo esté usando. Deja el muñeco entre la cama y una pared y lo rodea, mirándolo con curiosidad, como si fuese un enemigo petrificado, y no una simple figura de madera.

De todos modos, tampoco es que haya mucho que ver. No tiene más lados de los que tiene, por lo que Johan enseguida no tiene más que hacer que ponerse a trabajar. Salta un poco en el sitio, primero, y afloja los brazo sacudiéndolos con suavidad. Le pega un poco, sin fuerza, con las manos y los piernas, como en un juego. Y luego e prepara para entrenar lo que realmente quiere hacer.

Ha oído hablar de una forma de agarrar al rival que impide que se escape. Sabe que eso depende de la fuerza, pero también de saber hacerlo. Hay, por ejemplo, gran cantidad de llaves que permiten inutilizar a un rival. Y eso no se basa en fuerza, sin en controlar los puntos concretos del cuerpo que han de bloquearse. Él quiere hacer algo como eso, pero con todo el cuerpo.

Estudia el muñeco, su figura y sus formas. Es articulable, y es le permite compararlo con su propio cuerpo. Él sabe cómo funciona su cuerpo, y el muñeco, su enemigo, o su objeto de estudio, no va a ser diferente en ese caso. Y así va localizando los puntos, primero con la vista y luego con las manos.
Lo rodea con los brazos, como en un abrazo desde atrás, en diferentes zonas, e imagina que el rival hiciese fuerza y se debatiese por soltarse. Las articulaciones son puntos clave. Aunque uno no tenga fuerza para tirar o empujar, a veces la rotación sigue siendo posible, y entonces puede liberarse de un agarre complejo y, en apariencia, muy firme.

Una vez lo ha estudiado todo lo a fondo que considera necesario, Johan pasa a la práctica. O bueno, a toda la práctica que puede hacer con un objeto inerte como lo es un muñeco de entrenamiento. Lo agarra de diferentes forma, intentando atenazarlo para evitar, en el caso de una persona real, que escape. Nunca agarra sin más, siempre intenta capturar, abarcar los codos o el cuello, o tensar mucho alguna zona frágil que desalentaría a cualquiera que quisiese debatirse contra el captor. Al final se trata más de un trabajo de reconocimiento e investigación que de algo físico.Pero no lo considera menos importante. De hecho, lo considera más importante. Muchos se esfuerzan por mejorar sus músculos, pero Johan cree que al final la importancia se encuentra en el conocimiento de los cuerpos. Incluso el cuerpo más poderoso en apariencia tiene puntos débiles que hasta un niño podría atacar saliendo victorioso.

Investiga tantos agarres como puede, y no todos en el torso ni por detrás: atenaza las piernas y los brazos, o se aferra al muñeco con todo el cuerpo, como un mono que se agarra. Incluso la cabeza sería una opción, aunque ese rival no es bueno para probarlo.
Busca siempre la firmeza en cada agarre. Sus manos, sus brazos, sus piernas, no titubean. Ni aunque hieran. Uno tiene que saber cómo evitar herir, pero no debe titubear. Todo eso son cosas que Johan sabe.

Le queda una noche larga por delante, aunque seguramente no la aproveche toda. Pero así Johan se quita de la cabeza cosas en las que no quiere pensar.

*fin de escena*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anna

avatar

Edad : 23
Mensajes : 576

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Sáb Oct 03, 2015 4:49 pm

El trabajo sigue, y últimamente me siento algo agobiada, como si tuviese demasiado que hacer. Ahora mismo me dedico a la coraza de Ayne, ya que ha vuelto de Caligo. Estoy acostumbrada a trabajar dentro de unas medidas, y hacer algo notablemente más pequeño es un poco complejo al principio, pero termina por ser lo mismo de siempre.
He tenido que pedir un maniquí especial a los del servicio, pero no lo tenían, así que he utilizado uno para niños y luego he tenido que dar forma por mi cuenta. Lo he recubierto con tela hasta darle más o menos las curvas que tengo anotadas, pero como no es tan preciso tendré que dar los últimos arreglos sobre ella. Pero de momento procedo con las formas, armando el primer prototipo para asegurarme de que las piezas encajan apropiadamente.
Trabajo en silencio, concentrada, abstraída.

*se queda currando*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
PNJ
PNJ


Mensajes : 204

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Sáb Oct 03, 2015 10:30 pm

Amya llama a la puerta antes de entrar, pero no espera respuesta antes de hacerlo. Es difícil decir si su comportamiento se debe a que conoce su autoridad o al nerviosismo que siempre parece intentar controlar, sin demasiado éxito. Lleva la coraza en la mano, junto con un sobre cerrado y lacrado, y carraspea un momento antes de hablar.

-Buenas noches -empieza, con voz que suena demasiado suave, con una nota de timidez. Trata de corregirlo-. Traigo... los resultados de tu evaluación. Realizados personalmente por la señorita Twinkle. Aquí los tienes.

La feúcha niña extiende el sobre hacia Anna, y cuando ella lo coge acomoda sobre su brazo la coraza que lleva colgada. La mira mientras espera a que ella lea el informe.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anna

avatar

Edad : 23
Mensajes : 576

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Sáb Oct 03, 2015 10:52 pm

Tardo en darme cuenta de que ha entrado, aunque Lino, tumbado en su cojín, ya la mira sin pestañear. Detengo mi trabajo y vuelvo la cabeza, algo curiosa, aunque seria. Pero sonrío nada más verla. La saludo con una inclinación de cabeza y me giro enseguida, para estar de frente a ella.

-Buenas noches -respondo, con tono educado, dedicando un vistazo breve a la armadura que lleva en los brazos.

Ella va directa al grano. Recupero una expresión seria, concentrada, y recibo el sobre con la derecha. Enseguida lo abro y miro a Amya.

-Con permiso -le digo, antes de acomodarme las gafas y comenzar la lectura.

Lino pía y se acomoda de nuevo, sin levantarse. Lo leo todo, con el semblante completamente serio, atenta. Cuando termino la miro otra vez. Y entonces se me escapa una sonrisa.

-Muchas gracias -le digo, con emoción evidentemente contenida en la mirada-. Dígale a la señora Twinkle que agradezco mucho esta oportunidad, y que seguiré trabajando en ello sin descuidar el resto de mis tareas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
PNJ
PNJ


Mensajes : 204

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Sáb Oct 03, 2015 10:57 pm

Amya permanece en silencio hasta que Anna termina. Extiende entonces la mano para recuperar el sobre, y extiende, como en un intercambio, la coraza hacia la chica.

-Señorita -corrige, enrojeciendo al hacerlo. Carraspea, tratando de recuperar una entereza que no le sobra-. La señorita Twinkle quiere que pruebe los nuevos materiales en esta armadura. También quiere que yo sea su modelo para la confección de las nuevas protectoras. Y... -Trata de sacar pecho y estirar la espalda, algo incómoda, como si acabase de darse cuenta de su error-. Además, yo estaré encargada de administrar los materiales, que podrás solicitarme personalmente o a través del servicio de palacio. Ellos ya tienen instrucciones -. Es evidente que se le hace difícil no encogerse-. ¿Alguna pregunta?

Amya espera la respuesta, tiesa como un palo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anna

avatar

Edad : 23
Mensajes : 576

MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   Sáb Oct 03, 2015 11:51 pm

Le devuelvo el sobre alzando las cejas, cuando me lo pide, y recojo la coraza, que miro un momento antes de volver a prestar atención a la chica, que comienza a hablar de nuevo. Lo primero que hace es señalarme un error, y aunque mi expresión cambia poco llego a ruborizarme y asiento enseguida, deprisa. No tardo en relajarme y escucharla con atención, sería. Aunque al final de su monólogo he recuperado una sonrisa suave.

-De acuerdo, eh...-. Hago una pausa, parpadeando algo más rápido, y me acomodo las gafas, mirando a los lados, como si buscase algo, aunque con gesto abstraído. Es solo un instante-. Creo que lo mejor son unos protectores para los brazos -digo, tocando mi muñeca y ascendiendo en un roce hasta el codo, aunque parece que hable sola. La miro, asintiendo con firmeza-. Todo claro. Podré hacerme cargo. La buscaré en cuanto tenga el diseño listo y haya acabado con esta -informo, moviendo la coraza con un breve gesto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Habitación del pasillo   

Volver arriba Ir abajo
 
Habitación del pasillo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 27 de 30.Ir a la página : Precedente  1 ... 15 ... 26, 27, 28, 29, 30  Siguiente
 Temas similares
-
» BELLEDONNE, HABITACIÓN 16, de Anke De Vries
» EL CHICO QUE SE ESCABULLE POR LA VENTADA DE MI HABITACIÓN
» enana habitación para un gran equipo
» Felicidadeeeees, JUNE!!
» AYUDA ACONDICIONAMIENTO ACUSTICO.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: El Mundo de Mithos :: Palacio de Brontë :: Interiores del Palacio-
Cambiar a: